LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY SANAR VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS SANACION VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES LENGUAJE

FRASES Y CITAS LENGUAJE

VER ARTÍCULOS LENGUAJE

Albert Einstein: La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente simples, y pueden, por regla general, expresarse en un lenguaje comprensible para todos.

Alejandro Jodorowsky: La belleza es el límite máximo al que podemos acceder a través del lenguaje. No podemos alcanzar la verdad, pero podemos aproximarnos a ella a través de la belleza.

Antonio Machado: El único lenguaje viviente es el lenguaje en el que pensamos y tenemos nuestro ser.

Bodhidharma: El verdadero camino es sublime no puede expresarse mediante el lenguaje.

Bodhidharma: Id más allá del lenguaje. Id más allá del pensamiento.

Buda: El silencio tiene su lenguaje: sabe hacerse entender.

Confucio: El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud.

Dante Alighieri: En la profundidad de tal pena la lengua se mueve en vano; el lenguaje de nuestra memoria y nuestros sentidos carece de un vocabulario propio para tal dolor.

Edith Sanchez: La verdadera amabilidad se refleja principalmente en el lenguaje corporal más que en los protocolos.. Y estas son algunas claves para detectar si es genuina o no.

Edith Sanchez: En verdad, la amabilidad es un lenguaje que todo el mundo entiende. Y no es un idioma que deba emplearse solamente en las reuniones sociales, sino, principalmente, en las circunstancias difíciles o con las personas toscas.

Edith Sanchez: La amabilidad es un lenguaje que todos entendemos y otorga una fuerza enorme a quien la posee. Cuando es auténtica, refleja más respeto por los demás.

Edwin Hubbel Chapin: Ningún lenguaje puede expresar el poder, la belleza y el heroísmo del amor de una madre.

Erich Fromm: No hay ninguna palabra en el lenguaje que se haya prostituido más que la palabra amor.

Federico Fellini: Hablar de sueños es como hablar de películas, ya que el cine utiliza el lenguaje de los sueños: años pueden pasar en segundos y se puede saltar en un lugar a otro.

George Santayana: El lenguaje es como el dinero, sin que los valores relativos específicas bien pueden existir y ser sensible, pero no se puede reducir a un denominador común.

Hipocrates: La principal virtud que puede tener el lenguaje es la claridad, y nada le resta tanto como el uso de palabras desconocidas.

Jack Kerouac: No temas o te avergüences por la dignidad de tu experiencia, lenguaje y conocimiento.

Jack Kerouac: Sal del fondo de tu ser, y con los ojos muy abiertos nada en el mar del lenguaje.

Jaime Luciano Balmes: El pueblo comprende más pronto el lenguaje de las pasiones que el de la razón.

Jose Marti: Las fronteras de nuestro espíritu son las de nuestro lenguaje.

Ludwig Wittgenstein: El sentido del mundo tiene que residir fuera de él y, por añadidura, fuera del lenguaje significativo.

Ludwig Wittgenstein: La filosofía es una lucha contra el embrujamiento de nuestra inteligencia mediante el uso del lenguaje.

Ludwig Wittgenstein: No nos damos cuenta de la prodigiosa diversidad de juegos de lenguaje cotidianos porque el revestimiento exterior de nuestro lenguaje hace que parezca todo igual.

Mahatma Gandhi: El lenguaje de la verdad es sencillo.

Martin Luther King: Un motín es el lenguaje de los no escuchados.

Nikolai Roerich: El lenguaje creador es ese idioma universal que el corazón sabe comprender.

Nisargadatta Maharaj: La mente moldea el lenguaje y el lenguaje moldea la mente. Ambos son herramientas, úselas pero no abuse de ellas.

Nisargadatta Maharaj: La mente moldea el lenguaje y el lenguaje moldea la mente. Ambos son herramientas: úsalas. pero no abuses de ellas.

Octavio Paz: No es poeta aquel que no ha sentido la tentación de destruir o crear otro lenguaje.

Octavio Paz: El periódico es hijo de la publicidad y ella lo devora: es un lenguaje que se usa y, al usarse, se gasta hasta que termina en el cesto de la basura.

Octavio Paz: El hombre es un ser que se ha creado así mismo creando un lenguaje. Por la palabra, el hombre es una metáfora de sí mismo.

Octavio Paz: El lenguaje se deteriora, pero la función de los poetas es revalorizar las palabras.

Octavio Paz: Yo creo que la actitud del creador frente al lenguaje debe ser la actitud del enamorado. Una actitud de fidelidad, y, al mismo tiempo, de falta de respeto al objeto amado. Veneración y transgresión.

Omraam Mikhael: Desde la más remota antigüedad, los hombres han buscado un lenguaje a la vez universal y sintético, y sus investigaciones les han llevado a descubrir imágenes, simbolos que expresan, al reducirlos a lo esencial, las realidades más ticas y complejas.

Omraam Mikhael: Con los simbolos se puede leer y descifrar el lenguaje de la naturaleza. Trabaja con los simbolos como el matemático trabaja con los números.

Omraam Mikhael: Es importante apoyarse en los simbolos, porque el simbolo es el lenguaje de la Naturaleza.

Omraam Mikhael: El lenguaje simbólico es la matemática de las ideas.

Osho: El momento en que entras en el mundo de las palabras, comienzas a caer fuera de lo que es. Cuanto más entras en el lenguaje, más lejos estas de la existencia.

Osho: Te topas con una flor y en el momento en que la ves y dejas de observar, el lenguaje salta a tu mente y dice: «Una hermosa rosa», y ya has destruido algo. Ahora ya no es ni hermosa ni rosa… porque ha aparecido una palabra.

Paul Valery: La poesía es la ambición de discurrir, que aspira a verse cargada de más sentidos y ungida de más música, que el lenguaje ordinario.

Rumi: El silencio es el lenguaje de Dios, todo lo demás es pobre traducción.

Seneca: El lenguaje de la verdad debe ser, sin duda alguna, simple y sin artificios.

Socrates: El mal uso del lenguaje induce el mal en el alma.

Thomas Carlyle: El sarcasmo es el lenguaje del diablo.

Walter Elias Disney: De todos nuestros inventos para la comunicación de masas, las películas siguen hablando el lenguaje más universal.

ARTICULO RELACIONADO

LA AMABILIDAD COMO LENGUAJE UNIVERSAL

EDITH SANCHEZ

LA AMABILIDAD

La amabilidad es un lenguaje que todo el mundo entiende.

La amabilidad genuina otorga una fuerza enorme a quien la posee. Va mucho más allá de las buenas maneras o los formalismos. Cuando es auténtica, refleja una verdadera consideración y respeto por los demás. También es prueba de un carácter cultivado y, sobre todo, es una llave que abre la mayoría de las puertas.

En verdad, la amabilidad es un lenguaje que todo el mundo entiende. Y no es un idioma que deba emplearse solamente en las reuniones sociales, sino, principalmente, en las circunstancias difíciles o con las personas toscas. Casi todos los seres humanos son permeables/vulnerables a la fuerza de una actitud afable.

A veces la amabilidad se confunde con la hipocresía. Con mostrar una falsa consideración hacia los demás o evitar el conflicto por la vía de callar o emplear eufemismos para todo. Esto no es amabilidad, sino cálculo y manipulación. La verdadera amabilidad se refleja principalmente en el lenguaje corporal más que en los protocolos.. Y estas son algunas claves para detectar si es genuina o no.

La amabilidad es el lenguaje que el sordo puede oír y el ciego puede ver”.

-Mark Twain-

EL CONTACTO VISUAL Y LA AMABILIDAD

El contacto visual es uno de esos aspectos en los que se refleja muy bien tanto la hostilidad como la amabilidad. Alguien que se rehúsa mirar a los ojos al otro expresa un germen de rechazo hacia este. Quien levanta el mentón, para mirar desde arriba o por encima del hombro, también refleja hostilidad.

En el lenguaje de la amabilidad la mirada es espontánea y cálida. Una persona amable mira a los ojos cuando el otro está hablando y dispersa la mirada cuando quien habla es él. Esa es la forma natural en la que los ojos se expresan durante una conversación normal, en la que las personas se sienten cómodas y en equidad.

LOS GESTOS DE ACEPTACIÓN

Cuando una persona es realmente amable respeta las opiniones de los demás. Sabe escucharlos y encontrar mérito en lo que dicen, aun cuando no coincida con ellos. Por eso es usual que muestre gestos de aprobación frente a su interlocutor como una forma de animar la conversación.

Asentir con la cabeza o inclinarla hacia el otro son expresiones que animan al interlocutor a seguir hablando. Facilitan su expresión y derrumban las barreras que puedan existir. También la sonrisa es un gesto de aprobación y aceptación. Todo ello hace que la atmósfera sea más relajada y que la conexión con las demás personas sea más real.

EL EQUILIBRIO EN LA CONVERSACIÓN

Aunque todos estamos capacitados para conversar, pocos son los que les sacan partido a este “arte”. Cuando la amabilidad está presente, de forma espontánea se comprende que en esa interacción debe existir un equilibrio. Que hay un momento para hablar y otro para escuchar. Es la única manera de establecer una comunicación de doble vía.

Monopolizar las conversaciones o hacer que giren en torno a un tema que no es de interés común es un factor que enrarece la comunicación. Lo ideal siempre es que todos puedan participar. Si no hay interés en imponerse o lucirse, esto sucede de manera natural, sin hacer ningún esfuerzo para que ocurra. lo que solo le interesa a uno de los involucrados.

LA ADULACIÓN NO ES SINÓNIMO DE AMABILIDAD

Hay personas que adoptan de manera constante el papel de “anfitrionas de la vida”, en cualquier lugar o momento en el que se encuentren. Hacen de la adulación una forma de relacionarse con los demás. Emplean palabras y actitudes aparentemente afectuosas con otros. Sin embargo, lo hacen en serie, de forma automática, como leyendo un libreto que poco se ajusta a lo que en realidad piensan.

La amabilidad no tiene nada que ver con la adulación. Reconocer con sinceridad los méritos o los logros del otro es una cosa y regalarle los oídos es otra. Ser amable es una cosa y ser zalamero, o figurante de simpatía, es otra distinta. La amabilidad, aunque se adapte a ciertos protocolos, si de algo no necesita, es de teatro.

Destacar que la amabilidad es uno de los rasgos que se evalúan, por ejemplo, en uno de los test de personalidad más conocidos. Hablamos del modelo de “Los cinco grandes” del que podemos encontrar una buena descripción en el estudio de Jan J. F. Ter Laak.

Toda conducta humana, toda palabra, son mucho mejores cuando se llevan a cabo o se dicen con amabilidad. Si fuéramos más constantes en este sentido, seguramente seríamos capaces de abordar los momentos o las relaciones difíciles con mayor fluidez e inteligencia. Pensemos que la vida de los demás y nuestra propia vida siempre son mejores cuando les añadimos un toque de amabilidad.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019