FRASES SIMONE WEIL

FRASES Y CITAS SIMONE WEIL

SIMONE WEIL

FRASES SIMONE WEIL

ESCRITOS SIMONE WEIL

  • Ver la luz es observar conscientemente, libre y sin apego.
  • La atención absolutamente pura y sin mezcla es oración.
  • Para comprender como la atención se transforma en luz y amor, no trates de interpretar los objetos, simplemente obsérvalos hasta que brote de ellos la luz.
  • Nada en este mundo puede impedir a una persona sentir que ha nacido para ser libre. Jamás, pase lo que pase, puede aceptar su servidumbre, porque piensa.
  • La amistad no se busca, no se sueña, no se desea; se ejerce es una virtud.
  • El deseo es un anhelo del pensamiento hacia el porvenir.
  • Cuando uno intenta acabar con la duda, aparece la tiranía.
  • El Amor responde al Bien.
  • La grandeza del hombre está siempre en el hecho de recrear su vida. Recrear lo que le ha sido dado. Fraguar aquello mismo que padece. Con el trabajo produce su propia existencia natural.
  • Dinero, maquinización, álgebra. Los tres monstruos de la civilización actual. Analogía perfecta.
  • Matar con el pensamiento todo cuanto se ama: única manera de morir.
  • La belleza es la armonía entre el azar y el bien.
  • Hay que realizar lo posible para alcanzar lo imposible.
  • El amor no es consuelo. Es luz.
  • El tiempo nos conduce —siempre— adonde no queremos ir. Amemos el tiempo.
  • Desear la amistad es un gran error. La amistad debe ser un goce gratuito, como los que proporcionan el arte o la vida.
  • Todos los dolores que nos alejan son dolores perdidos.
  • Al luchar contra la angustia uno nunca produce serenidad; la lucha contra la angustia sólo produce nuevas formas de angustia.
  • Cuando una contradicción es imposible de resolver salvo por una mentira, entonces sabemos que se trata de una puerta.
  • Para que tu mano derecha ignore lo que hace la izquierda, habrá que esconderla de la conciencia.
  • ¿Por qué he de preocuparme? No es asunto mío pensar en mi. Asunto mío es pensar en Dios. Es cosa de Dios pensar en mi.
  • La creencia en la existencia de otros seres humanos como tales es amor.
  • La energía necesaria reside en mí, ya que con ella tengo para vivir.
  • Todos los pecados son intentos de llenar vacíos.
  • Todas las tragedias que se puedan imaginar confluyen en una sola y única tragedia: el paso del tiempo.
  • Sólo el equilibrio aniquila la fuerza.
  • Quien toma la espada perecerá por la espada. Pero quien no toma la espada o la suelta, perecerá en la cruz.
  • Lo que un país llama sus intereses vitales no son las cosas que hacen posible la vida de sus ciudadanos, sino las que le capacitan para la guerra. Como el petróleo.
  • La desgracia de los otros entró en mi carne.
  • La cultura es un instrumento manejado por profesores para manufacturar profesores, que, a su vez, manufacturarán profesores.

MOSTAR MAS RESULTADOS

ESCRITO RECOMENDADO

SIMONE WEIL

TRANSFORMAR LA ATENCIÓN EN LUZ Y AMOR

AMOR