LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME MEDITACION ARTICULOS Y ESCRITOS PARA HOY FRASES DOBLES HD AMOR - ESPIRITUALIDAD MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS REENCARNACION VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES DUALIDAD



ESCRITOS FRASES

FRASES Y CITAS DUALIDAD

VER ESCRITOS DUALIDAD

ADI SHANKARA

MAS FRASES DE ADI SHANKARA

  • En la proximidad del Testigo (Atman), el misterioso cuerpo sutil (linga sharira) –identificado con el cuerpo denso- se ilumina, y el ser vivificado por el reflejo de la Consciencia pura, se convierte en individualidad operante.
  • Soy Sat-citt-ananda independiente, autorresplandeciente, libre de la dualidad. Esto se conoce como (el segundo género de) savikalpa-samadhi asociado con el sonido (subjetivo).

ALICE BAILEY

MAS FRASES DE ALICE BAILEY

  • La verdad de que vino a la tierra una gran Individualidad llamada Cristo por los cristianos, que encarnó ese Amor para que pudiéramos comprenderlo.

ALONSO DEL RIO

MAS FRASES DE ALONSO DEL RIO

  • La propuesta con relación a la dualidad básica expresada en el ser humano, a través de la mente y el corazón, o de la razón y el sentimiento diario.

AMODA MAA

MAS FRASES DE AMODA MAA

  • El Despertar abraza la paradoja del yo y del no-yo. No hay ningún conflicto en esta aparente dualidad. Si bien la mente considera esto intolerable, el corazón permanece en una insondable aceptación.

ANDREW COHEN

MAS FRASES DE ANDREW COHEN

  • El no-tiempo, la no-dualidad. Es la iluminación evolutiva a la consciencia de unidad, es la inmediatez liberadora del presente eterno sin principio ni fin.
  • El secreto de la iluminación evolutiva es la convicción inequívoca de que eso existe, es el descubrimiento de la no-dualidad, es la revelación mística perenne de que eso es y yo soy eso.

ANWAR

MAS FRASES DE ANWAR

  • Vivimos en un mundo regido por la dualidad… La luz y la oscuridad están presentes en un mismo espacio-tiempo. Decide hacia donde quieres ir.

B. K. S. IYENGAR

MAS FRASES DE B. K. S. IYENGAR

  • La meditación es un bien, consciencia suprema en la que no hay dualidad.

BODHIDHARMA

MAS FRASES DE BODHIDHARMA

  • [81] Cuando la mente alcanza el nirvana, no se ve el nirvana [pues supondría dualidad], porque la mente es el nirvana. Si ves el nirvana en algún sitio fuera de la mente, te engañas a ti mismo.

DOUGLAS HARDING

MAS FRASES DE DOUGLAS HARDING

  • No hay dualidad, hay Unidad.

DRUNVALO MELCHIZEDEK

MAS FRASES DE DRUNVALO MELCHIZEDEK

  • Estamos cerca del final de la polaridad y dualidad con las consecuentes ideas del Bien y el Mal; toda la estructura de lo que significa el Bien y el Mal.

ENRIQUE MARTÍNEZ LOZANO

MAS FRASES DE ENRIQUE MARTÍNEZ LOZANO

  • En cuanto trascendemos el pensamiento, se muestra la No-dualidad de Lo Que Es.

GIORDANO BRUNO

MAS FRASES DE GIORDANO BRUNO

  • No hay muerte, pero tampoco permanencia de las individualidades numéricas. Sólo permanece la sustancia única (la materia - alma universal) mutándose en nuevas individualidades.

HERMANN HESSE

MAS FRASES DE HERMANN HESSE

  • Nacimiento significa desunión de todo, anulación de la dolorosa individualidad.

JAMES REDFIELD

MAS FRASES DE JAMES REDFIELD

  • En la dimensión espiritual no hay dualidad. Hay una sola fuente -Dios- y esa fuente es toda bondad. No hay una segunda fuente igual del mal.

JEBUNA

MAS FRASES DE JEBUNA

  • La dualidad pertenece a lo relativo, en lo espiritual todo es absoluto.
  • Las apariciones sucesivas del alma en una tierra o en muchas, forma una serie de personalidades que adopta una misma individualidad que reencarna.

JIDDU KRISHNAMURTI

MAS FRASES DE JIDDU KRISHNAMURTI

  • Uno es consciente del «yo» sólo cuando está atrapado en el conflicto de la opción, de la dualidad.

JOHANN W GOETHE

MAS FRASES DE JOHANN W GOETHE

  • Algunos defectos son necesarios para la existencia de la individualidad.

KYABJE KALU RINPOCHE

MAS FRASES DE KYABJE KALU RINPOCHE

  • Se dice que la ignorancia fundamental es innata, porque es inherente a nuestra existencia; nacemos con ella. Es, de hecho, el punto de partida de la dualidad, la raíz de todos las ilusiones y la fuente de todo sufrimiento.

MARTIN LUTHER KING

MAS FRASES DE MARTIN LUTHER KING

  • Nunca podremos estar satisfechos mientras a nuestros hijos se les haya quitado su individualidad y sean privados de su dignidad con letreros que digan: “solo para blancos.”

MICHAEL JAMES

MAS FRASES DE MICHAEL JAMES

  • La no-dualidad no es una religión que necesite evangelistas para propagarla, o conversos que se unan a sus filas. Es la verdad, y seguirá siendo la verdad tanto si alguien elige aceptarla y comprenderla como si no.

NATHAN GILL

MAS FRASES DE NATHAN GILL

  • Para entender algo, tiene que haber por lo menos dos cosas: el que entiende y lo entendido. Pero si reconoces que tu verdadera naturaleza es unidad, no puede haber dualidad.

NISARGADATTA MAHARAJ

MAS FRASES DE NISARGADATTA MAHARAJ

  • Antes de pensar en la unidad, debes crear la dualidad.

OSHO

MAS FRASES DE OSHO

  • El uno solo existe en el contexto del dos. Por lo tanto, los que tienen una comprensión más profunda no dicen siquiera que queda el uno; dicen que queda el advaita, la no dualidad.
  • He tratado por todos los medios de que te des cuenta de tu individualidad, de tu libertad, de tu absoluta capacidad de crecer sin ayuda de nadie. Tu crecimiento es algo intrínseco de tu ser.
  • Experimenta la vida de todas sus formas; bienmal, dulceamargo, luzoscuro, veranoinvierno. Experimenta todas las dualidades. No tengas miedo de experimentar, porque cuanta más experiencia tengas, más maduro serás.
  • Experimenta la vida de todas sus formas; bien-mal, dulce-amargo, luz-oscuro, verano-invierno. Experimenta todas las dualidades. No tengas miedo de experimentar, porque cuanta más experiencia tengas, más madura serás.

RAMESH BALSEKAR

MAS FRASES DE RAMESH BALSEKAR

  • Siempre que se crea una forma y se infunde vida (Prana) en ella, aparece la conciencia (Chetana) de manera simultánea y automática, como reflejo del Absoluto en la superficie de la materia, lo cual produce un sentido de dualidad.

SESHA

MAS FRASES DE SESHA

  • La No-dualidad solo genera dudas en quien no la ha vivido.

TILOPA

MAS FRASES DE TILOPA

  • Trascender la dualidad es la visión del rey.Conquistar las distracciones es la práctica de los reyes.El camino de la no-práctica es el camino de todos los Budas.Aquél que recorre ese camino alcanza el estado del Buda.

WALTER RISO

MAS FRASES DE WALTER RISO

  • El amor tampoco te debe hacer replantear tu propia identidad, no se existe por el otro, se debe conservar la individualidad. Amor es “te quiero y me quiero”.

ARTICULO RELACIONADO

LA NO-DUALIDAD Y LA ILUMINACIÓN EVOLUTIVA

ANDREW COHEN

LA EVOLUCIÓN ESPIRITUAL

La evolución espiritual significa que las cosas alcanzan niveles superiores.

No se trata de comparar esqueletos; la evolución radica en la consciencia, no en el cuerpo. La evolución no tiene que producirse en el cuerpo, sino en la consciencia, y entonces se transforma en progreso espiritual. Pero Darwin no concebía el espíritu en el hombre. Para él, el hombre era solo el cuerpo, nada más.

«Ahora la evolución espiritual, que ha constituido la base de todos los misticismos del mundo.»

Buda es uno de los hitos en la evolución de la conciencia; su contribución es enorme, inconmensurable. La idea de la iluminación es lo esencial en su contribución. Pero debes recordar que evolucionar espiritualmente no te eleva más, si no, lo estarás echando todo a perder. Se convertirá en una pretensión del ego.

Buda es un buen ejemplo para representar la evolución de la conciencia humana, porque su descubrimiento de la meditación cambio el enfoque del orar a Dios y de ir a tu interior; hacia el estar alerta en el aquí y en el ahora.

La persona que se ilumina y comparte su experiencia, contribuye a la evolución de la conciencia sobre la tierra. Eleva el nivel de la comunidad. Es absolutamente relevante, consistente con la evolución humana y a favor con todos los valores que apreciamos: libertad, alegría, amor. Estar iluminado implica verlo todo con amor.

El modo de supervivencia es algo muy primario. Es un proceso diseñado para que, en sus inicios, la humanidad pudiera sobrevivir. Pero ahora ya no lo necesitamos. Ahora ya estamos preparados para la siguiente fase de nuestra evolución.

Y la solución es muy clara: la evolución espiritual o iluminación evolutiva.

Veamos como nos orienta el Maestro Espiritual Andrew Cohen sobre la iluminación evolutiva...

LA ILUMINACIÓN EVOLUTIVA

La no-dualidad y la iluminación evolutiva

Antes de todo lo que fue y antes de todo lo que es, yo ya soy. Esta revelación es el fundamento de todas las cosas: el fundamento insustancial de la realidad misma, y el fundamento de la iluminación tradicional y de la nueva iluminación evolutiva.

El entendimiento místico profundo de este misterio de misterios suele darse como resultado de una práctica profunda y sincera de la meditación, pero también puede surgir espontáneamente en un alma inocente. Cuando la mente, o el filtro de tu aparato cognitivo, se aquieta o se vuelve temporalmente trasparente, el susurro de la intuición puede revelarte la presencia liberadora de ese terreno vacío, infinito, que existe más allá del tiempo. La inmediatez de la conciencia iluminada emerge en el momento en que sueltas el proceso del tiempo y todo lo que representa para la mente, el ego y la personalidad. Cuando no hay tiempo eres libre, en ese momento. Presta atención a tu propia experiencia cuando emprendas ese viaje hacia antes del comienzo: en las profundidades de tu propio ser, ¿hay alguna conciencia del paso del tiempo? Si entras suficientemente profundo, hasta ese lugar en el que uno siente que podría quedarse ahí para siempre, reconocerás que el tiempo es la ilusión suprema. Y será evidente para ti que tu apego al tiempo te ha estado impidiendo descubrir tu propia libertad inherente.

«El no-tiempo no tiene pasado o futuro, sólo la inmediatez liberadora del presente eterno, que no tiene ni principio ni fin.»

Cuando despiertas de una forma drástica, ves todo el mundo de la forma y el tiempo, y todo el universo, incluida tu propia historia personal, desde la perspectiva de esa parte más profunda de ti que ya Es: la parte de ti que, de hecho, nunca ha entrado en la corriente del tiempo. Te das cuenta de esto: Nunca he nacido y, por lo tanto, no puedo morir jamás. El mundo entero, y ciertamente todo el universo, está ocurriendo ahí fuera y yo siempre estoy libre de él. Sólo el yo es real, porque es la única parte de mí que nunca cambia.

Desde ese lugar de libertad incondicional y glorioso desapego, observas todo el desarrollo del proceso creativo, y todo se vuelve trasparente. Atrévete a permitirte ver a través de la ilusión del tiempo. Atrévete a aceptar esa perspectiva que te permite ver que todo forma parte de una progresión transitoria, y por ende ilusoria, de nacimiento y muerte. Si quieres descubrir la iluminación, tienes que ir tan profundo que sea evidente para ti, al menos en ese momento, que sólo el yo es real. Todo lo demás es una ilusión temporal. Confía sólo en esto y sé libre, nos dicen los sabios. Mantente desapegado y libre de compromiso con todas las cosa excepto con aquello que es real, y serás un iluminado en esta vida. La mente es una ilusión. El tiempo es una ilusión. El mundo es una ilusión. Sólo el yo es real.

Ésta es la paz que ves en los ojos del místico, la sonrisa en el rostro de Buda. Es el conocimiento liberador de que en esa parte más profunda de tu propio ser, nada ha ocurrido jamás. Cuando esto se vuelva obvio para ti, reirás con la risa inconfundible de alguien que conoce el secreto de los secretos.

Es literalmente revelador descubrir que cuando el pensamiento, el tiempo, el mundo e incluso tu propio cuerpo desaparecen, ¡no te has ido a ninguna parte! Ése es el milagro de los milagros y el misterio de los misterios. ¿Cómo es que cuando todo desaparece, incluidas la mente y la memoria, la esencia más íntimamente sentida de tu propio yo permanece? ¿Y cómo es posible que el yo que permanece cuando el tiempo y la forma desaparecen sea eterno e inalterable? Ese yo nunca ha nacido y nunca morirá.

Desde la perspectiva de la mente racional, una vida humana es un acontecimiento lineal, limitado, circunscrito por la marcha ineludible del tiempo desde el nacimiento hasta la muerte. Pero cuando penetras más allá de la mente, ves, sabes y sientes directamente que no eres meramente un cuerpo, una mente y una personalidad individual que nació y que va a morir, sino ese fundamento vacío del Ser que nunca se ha convertido en nada.

El fundamento primordial es quien tú eres siempre, sin importar lo que aparenten ser las cosas en cualquier momento dado en el tiempo; es la esencia misma de tu propio ser en el nivel más fundamental. ¿Cómo puedes saberlo? Porque, como hemos descubierto, cuando desaparece cada atributo al que habitualmente identificas como tú, tu sentido más profundo del yo sigue estando ahí. Pero ese yo no tiene nombre, ni historia, ni género, ni identidad personal. En realidad no es tu yo: es el YO, el sujeto absoluto. Es singular. La consciencia en este estado primordial es el "yo" de todo el cosmos: la subjetividad o interioridad de todo lo que existe.

La consciencia no tiene fronteras, no tiene principio ni fin. Las facultades cognitivas de la mente humana no pueden comprender su naturaleza infinita, porque habitualmente nos relacionamos con nuestro propio ser como si fuera una entidad fija, finita, y con cada objeto en el que ponemos nuestra atención como si fuese también fijo y finito. Presta atención y verás que estás constantemente ubicándote y reubicándote en el tiempo y en el espacio, en relación a otras personas y a tu entorno. Tú eres el observador, viviendo en la isla finita de tu propio yo individual, observando un mundo de personas y objetos y lugares que está separado de ti y es externo a ti. Pero cuando dejas ir el tiempo y la mente y el mundo, y caes en las profundidades de la consciencia misma, súbitamente, ese observador que parecía ser finito se tropieza con aquello que es infinito. Es como caer desde un precipicio en un espacio vacío. Pierdes todos los puntos de referencia, porque tu atención está puesta en algo que no es un objeto y que, a la postre, en la impactante claridad de la conciencia iluminada, se revela como algo que no está separado de quien lo está observando. El yo separado se disuelve, el mundo se disuelve, y el tiempo y el espacio parecen colapsar. El observador y el observado son uno y el mismo.

Ya no eres una entidad finita ubicada en un punto fijo en el espacio y el tiempo, relacionado con otros objetos que existen independientemente de ti. Ya no te experimentas a ti mismo como alguien que existe en un determinado punto en el espacio, porque ahora eres uno con el espacio mismo. Cuando las barreras entre el yo y el mundo se disuelven de esta manera, experimentas la transparencia. No sentirás que te encuentras en algún lugar, observando alguna cosa. No sabrás dónde empiezas y dónde acabas, dónde está la parte trasera o dónde está la parte delantera. Esto es lo que tradicionalmente se denomina no-dualidad.

No-dualidad significa "no dos", o, dicho de una manera más simple, significa que sólo hay Uno. ¿Por qué utilizamos el término "no-dualidad"? Porque es la descripción más exacta de esa singularidad misteriosa que es casi imposible de describir con palabras. El término "Uno" deja sitio para la posibilidad de que haya otro. Pero en la singularidad de la consciencia no hay otro. Es "Uno sin otro". La consciencia es ese Uno que nunca es dos.

Entonces, ¿qué significa realmente la no-dualidad?

Significa que tu experiencia de tu yo más profundo y mi experiencia de mi yo más profundo y la experiencia de cualquier otro ser humano de su sentido más profundo del yo es Una. Es una y la misma. El viaje de regreso al momento anterior al comienzo es un viaje que va desde los muchos hasta el Uno. Es la paradoja mística: que parece que hay muchos, pero en realidad sólo hay Uno. Puede parecer que tú y yo estamos en dos puntos distintos en el espacio. Pero mi yo más profundo y tu yo más profundo son el mismo yo. El interior de todas las cosas es Uno. El interior del cosmos es Uno. Puede parecer que estás sentado ahí leyendo este libro. Puede parecer que yo estoy muy lejos. Pero cuando sigues estas palabras hasta el momento anterior al comienzo de los tiempos, hasta la dimensión más profunda de todas las cosas, lo que experimentas como tu yo más profundo es el mismo yo que yo experimento. Acabamos en el mismo lugar. En esa dimensión interior, no hay aquí y ahí, no hay ningún tú y ningún yo. Sólo está el yo.

Mientras contemplas la naturaleza de la consciencia y despiertas a su subjetividad pura en tu propia percepción, pregúntate:

¿Podría haber alguien más aquí? ¿Hay alguien más? ¿Podría haber alguna cosa separada de este único Yo? Si realmente profundizas en eso, hallarás la respuesta. Si vuelves hasta el momento anterior al comienzo ―anterior al pensamiento, anterior al sentimiento, anterior a tu cuerpo o tu mente, anterior al mundo y a que el universo entero fuera creado―.

¿Qué hay ahí? Sólo estás tú, y tú eres todas las cosas.

Ésa es la libertad que saboreas en el fundamento del Ser: la naturaleza de la consciencia antes incluso de que existiera la idea de otro. Antes de los otros, antes de que hubiera dos, no podía haber relación, o cualquiera de las complejidades que la relación crea. De manera que sólo había libertad: la liberación inherente de la consciencia antes de que se ubicara en el tiempo y el espacio, como tú o como yo.

Verás, en cuanto la consciencia se ubica en un determinado tiempo y lugar, como una entidad en particular, pierde conciencia de su libertad inherente. Por eso nos sentimos atrapados con tanta frecuencia. Cuando el yo no está iluminado, se identifica fundamentalmente con la idea de diferencia, sin ser consciente de su unicidad primordial.

¿Por qué algunos de nosotros empezamos misteriosamente a anhelar la liberación espiritual o la iluminación? ¿Por qué buscamos? ¿Por qué oramos? ¿Por qué meditamos?

Porque la consciencia anhela ser libre. La experiencia liberadora del auto-descubrimiento que sientes cuando despiertas al fundamento del Ser es la consciencia que vuelve a despertar a la verdad perenne de que sólo es Una, que no es dos. La pregunta ¿quién soy? desaparece ante el reconocimiento de que YO SOY. Ésa es la esencia del descubrimiento de la iluminación: cuando encuentras lo que estabas buscando porque descubres que ya era así, siempre. Eso simplemente es... y YO SOY ESO.

El secreto de la iluminación es la convicción absoluta, inequívoca, de que eso existe.

¿Qué significa esto? Significa que has descubierto una confianza inalterable en la realidad de la no-dualidad: en la revelación mística perenne de que ESO ES... y YO SOY ESO. La confianza en aquello que nunca puede ser visto o conocido es la base misma del estado iluminado. El Ser es inasible, inescrutable, siempre elusivo y, sin embargo, es el único lugar en el que puedes encontrar la verdadera confianza en la vida. ¿Por qué? Porque es la Fuente de la vida misma.

La experiencia consciente de Ser, que es lo que es la iluminación, siempre ha sido la respuesta última a las preguntas espirituales más fundamentales: ¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? Aquellos que han saboreado la conciencia iluminada encontrarán que en esa experiencia cualquier rastro de duda existencial desaparece instantáneamente, junto con todas las preguntas que la acompañan. Ni siquiera es que sean respondidas, sino que las preguntas pierden su significado. Cuando localizas la naturaleza no relativa, o absoluta, de la consciencia en las profundidades de tu propio ser, la experimentas como una claridad que está vacía de contenido, como una masa llena de nada en particular, como un conocimiento profundo que disuelve todas las preguntas. En ese estado carente de preguntas, estás profundamente arraigado y eres radicalmente libre, respaldado por una confianza absoluta en el conocimiento de ninguna cosa que cambia todas las cosas. La experiencia de ese terreno vacío es la respuesta: la única respuesta que siempre nos libera, a todos y cada uno de nosotros. Simplemente sabes, inequívocamente, antes del pensamiento, que Yo soy. Ésa es la única respuesta: YO SOY. No hay ningún por qué.

«Todo el mundo quiere iluminarse, pero nadie quiere cambiar.»

Andrew Cohen

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020