LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY OJOS VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS OJOS VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES RIQUEZAS

FRASES Y CITAS RIQUEZAS

VER ESCRITOS RIQUEZAS

Bion De Esmirna: El avaro no posee sus riquezas, sino que estas le poseen a él.

Donald Trump: Washington floreció, pero la gente no participó en sus riquezas.

Herbert Spencer: Querer saber solamente por saber, es curiosidad; querer saber por ser conocido, es vanidad; querer saber por adquirir honras y riquezas, es torpe ganancia; querer saber por mejor servir a Dios y edificar al prójimo, es virtud.

Isocrates: Una colección de bellas máximas es un tesoro más apreciable que las riquezas.

Jacinto Benavente: La fama es un efluvio; la popularidad, un accidente; las riquezas, efímeras. Sólo una cosa perdura; el carácter.

JBN: ¿Sabía usted? Que Jesús murió crucificado y los Papas murieron rodeados de riquezas e idolatrías.

JBN: ¿Sabía usted? Que el mayor castigo que puede tener un hombre son las riquezas materiales.

Jesus el Cristo: Mejor es lo poco del justo que las riquezas de muchos protervos o un puño lleno con descanso que ambos puños llenos con pena y aflicción de espíritu.

Marpa: Las riquezas no son el problema; el problema es la actitud de los hombres que tratan de ser ricos.

Martin Luther King: Hemos venido a cobrar este cheque, un cheque que nos dará las riquezas de la libertad y la seguridad de la justicia.

Napoleon Bonaparte: No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad.

Omraam Mikhael: La vida...Esta palabra resume todas las riquezas del universo que están ahí, indiferenciadas, caóticas, esperando que una fuerza venga a organizarlas.

Osho: La meditación es una de las riquezas que puedes llevarte más allá de la muerte.

Patrocinio Navarro: Qué gran sarcasmo. Gracias a las riquezas conseguidas por contaminar, solo ellos, los ricos, aparecerán como ejemplo de ciudadanos responsables con el medio ambiente.

Patrocinio Navarro: A la vez que se fue dando históricamente el proceso de división, selección y concentración de poderes y riquezas mediante diversas formas de engaño.

Patrocinio Navarro: ¿Qué es exactamente la igualdad? ¿Tener todas las mismas riquezas? ¿Poseer los mismos tipos de objetos? ¿Vivir en casas iguales? Vestir lo mismo.

Patrocinio Navarro: Cómo convertir riquezas inmovilizadas en inversiones que crean riqueza para el bien común y repartir beneficios justos entre los que los producen.

Platon: La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.

Rabindranath Tagore: Llevo dentro de mí mismo un peso agobiante: el peso de las riquezas que no he dado a los demás.

Rajinder Singh: Dentro de nosotros hay riquezas mucho más grandes que las que se pueden acumular en la tierra.

Robert Louis Stevenson: No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y un camino a mis pies.

Thich Nhat Hanh: La capacidad de encarnar el desapego y la ausencia de miedo es un regalo mucho más precioso que el dinero o las riquezas materiales.

Varios: Que Él te conceda, según las riquezas de su gloria, ser fortalecido con poder por su Espíritu en el hombre interior. Efesios 3:16.

Varios: El que confía en sus riquezas caerá, mas los justos florecerán como una rama. Proverbios 11:28.

Varios: La humildad y del temor del Señor son las riquezas y el honor, y la vida. Proverbios 22:4.

Victoria: En su interior sintieron que aún podían seguir dando a su hijo riquezas, porque su capacidad de recibir amplifica la grandeza y el deseo de dar.

Zhuangzi: Si la vida pesa mucho, las riquezas pesarán poco.

ARTICULO RELACIONADO

EL DINERO Y LA VIDA

OSHO

LA RIQUEZA Y EL DINERO

Hay gente pobre en la que encontrarás una inmensa riqueza.

Cuando el hombre alcanza sus preciosos objetivos, entonces se da cuenta que hay muchas cosas alrededor de ellos. Por ejemplo, tal vez te hayas esforzado toda la vida en ganar dinero creyendo que el día que lo consigas podrás vivir relajadamente. Pero has estado tenso durante toda tu vida, la tensión se ha convertido en tu disciplina, y al final de tu vida, cuando has conseguido todo el dinero que querías, no puedes relajarte. En consecuencia no eres un ganador, eres un perdedor. Pierdes tu apetito, destruyes tu salud, destruyes tu sensibilidad, destruyes tu sentido de la estética porque no tienes tiempo para todas esas cosas que no producen dinero.

Estás corriendo detrás del dinero: ¿Quién tiene tiempo para contemplar las rosas?, ¿Quién tiene tiempo para contemplar el vuelo de los pájaros?, ¿Quién tiene tiempo para contemplar la belleza de los seres humanos? Todas esas cosas las estás posponiendo para cuando tengas todo, entonces te relajarás y disfrutarás… Pero de aquí al día que tengas todo te habrás vuelto un cierto tipo de persona: alguien ciego a las rosas, alguien ciego a la belleza, alguien que no puede disfrutar de la música, alguien que no puede entender la danza, alguien que no puede entender la poesía, alguien que solamente puede entender el dinero. Pero ese dinero no da la satisfacción.

Esa es la causa de la depresión. Esa es la razón por la cual solamente hay depresión en los países desarrollados y entre las clases más ricas de los países desarrollados –en los países desarrollados también hay pobres, pero no padecen depresiones–, y ahora ya no puedes dar una esperanza a esa persona que haga desaparecer su depresión, porque ya tiene todo, más de lo que tu puedes prometerle. Su situación es realmente lamentable. Nunca pensó en las implicaciones, nunca pensó en las consecuencias, nunca pensó en lo que perdería ganando dinero. Nunca pensó que perdería todo lo que podía haberle hecho feliz; dejó de lado todas esas cosas. No tenía tiempo, la competencia era atroz y tenía que ser insensible. Y al final descubre que su corazón ha muerto, que su vida no tiene sentido. No ve ninguna posibilidad de cambio en el futuro, porque: «¿Qué otra cosa hay…?».

Cuando visitaba Sagar, solía ser huésped de un hombre muy rico; era el mayor productor de bidis de la India. Tenía todo lo que puedas imaginar, pero era absolutamente incapaz de disfrutar de nada. Hay que aprender a disfrutar de las cosas. Se requiere una cierta disciplina, un cierto arte; el contacto con las grandes cosas de la vida requiere tiempo. Pero el hombre que persigue el dinero pasa por delante de todo aquello que es una puerta a lo divino, y llega al final del camino y delante de él no hay nada excepto la muerte.

Toda su vida fue miserable. Lo toleraba, lo ignoraba, con la esperanza de que las cosas cambiarían. Hasta que ya no puede seguir ignorándolo y tolerándolo porque mañana sólo está la muerte y nada más. Y toda la miseria ignorada acumulada durante toda una vida, todo el sufrimiento que ha ignorado explota en su ser.

El hombre más rico es, en el fondo, el hombre más pobre. Ser rico y no ser pobre es un gran arte. Ser rico siendo pobre es el otro aspecto del arte. Hay gente pobre en la que encontrarás una inmensa riqueza. No tienen nada, pero son ricos. Su riqueza no es material, su riqueza es su ser, sus experiencias multidimensionales. Y hay gente rica que tiene de todo pero que es absolutamente pobre, vacía. En su interior sólo hay un cementerio…

EL VERDADERO VALOR

Lo principal en la vida es encontrarle el sentido al momento presente.

El aroma básico de tu ser debería ser de amor, de alegría, de celebración. Entonces puedes hacer cualquier cosa; el dinero no lo destruirá. Pero dejas todo de lado corriendo detrás del dinero, creyendo que el dinero puede comprado todo. Y entonces un día descubres que no puedes comprar nada y que has consagrado toda tu vida al dinero…

En occidente, al final, el camino simplemente concluye. Puedes regresar, pero volver atrás no te ayudará en tu depresión. Necesitas, una nueva dirección. Gautama Buda, Mahavir y Parshvanath llegaron a la cúspide de la riqueza y vieron que era una carga. Hay que encontrar algo más antes de que la muerte te alcance. Ellos fueron lo suficientemente valientes como para renunciar a todo. Su renuncia ha sido mal interpretada. Renunciaron a todo porque no querían preocuparse ni un instante más por el dinero o por el poder, porque vieron que en la cúspide no hay nada. Llegaron al peldaño más alto de la escalera y descubrieron que no conduce a nada; es solamente una escalera que conduce a ninguna parte. Mientras te encuentras a medio camino, o más abajo de la mitad, tienes esperanza porque hay otros peldaños por encima tuyo. Pero llega un momento en que alcanzas el peldaño más alto y sólo te queda la posibilidad del suicidio o la locura… o la hipocresía: sigues sonriendo hasta que la muerte te acalla, aunque en tu interior sabes que has desperdiciado tu vida…

En occidente la gente que está deprimida va al psicoanalista, al terapeuta y a toda clase de charlatanes que están más deprimidos que sus pacientes. Es natural, ya que están todo el día oyendo hablar de depresiones, desesperaciones y carencias de sentido… Viendo a tanta gente con talento en un estado tan lamentable, ellos mismos empiezan a perder el ánimo. No pueden ayudar; ellos mismos necesitan ayuda….

Yo no enseño renuncia a la riqueza o a ninguna otra cosa. Deja las cosas tal como están. Solamente añade a tu vida una cosa más. Hasta ahora has estado añadiendo a tu vida nada más que cosas. Añade ahora algo a tu ser, y eso hará que suene la música, eso hará el milagro, eso creará la magia, eso creará un nueva sensación, una nueva juventud, una nueva frescura.

No es irremediable. El problema es grande, pero la solución es muy simple.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020