LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY DIOS VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS DIOS VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES MUNDANO

FRASES Y CITAS MUNDANO

VER ESCRITOS MUNDANO

ECKHART TOLLE

MAS FRASES DE ECKHART TOLLE

  • Ama y vive unido a la vida, eso hace al mundo menos mundano, menos denso, más transparente a la dimensión divina, a la luz de la consciencia misma.

HENRY DAVID THOREAU

MAS FRASES DE HENRY DAVID THOREAU

  • Sé sabiamente mundano, no mundanamente sabio.

JBN

MAS FRASES DE JBN

  • ¿Sabía usted? Que el Ego solo se sacia con lo mundano, lo espiritual lo aniquila.

MORIHEI UESHIBA

MAS FRASES DE MORIHEI UESHIBA

  • Existen dos tipos de ki: El ki mundano es pesado y denso, el ki verdadero es liviano y versátil.
  • Para desempeñarse bien, debes liberarte del ki mundano e impregnar tus órganos con ki verdadero. Esta es la base de una técnica poderosa.

NAGARJUNA

MAS FRASES DE NAGARJUNA

  • Hay placer cuando se raya un dolor, pero estar sin dolores es más agradable aún. Sólo así, hay placeres en los deseos mundanos, pero estar sin deseos es más agradable aún.

OSHO

MAS FRASES DE OSHO

  • Las religiones os hacen serios porque ven la risa como algo mundano. Pero yo afirmo: la risa es el fenómeno más sagrado de toda la Tierra; porque es la cima más elevada de la consciencia.

PATROCINIO NAVARRO

MAS FRASES DE PATROCINIO NAVARRO

  • La felicidad no es hija del placer, porque la felicidad es un estado del alma. Es el canto de un alma que se halla liberada de deseos mundanos.
  • Las iglesias mal llamadas cristianas y el engranaje político. No son otra cosa que la realización del ego que busca poder y reconocimiento mundano.

ARTICULO RELACIONADO

EL SENTIMIENTO MUNDANO Y EL ANÍMICO

ANTHONY DE MELLO

LOS SENTIMIENTOS

¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si pierde su vida?

Recuerde la clase de sentimiento que experimentas cuando alguien te elogia, cuando te ves aprobado, aceptado, aplaudido... Y compáralo con el sentimiento que brota en tu interior cuando contemplas la salida o la puesta del sol, o la naturaleza en general, o cuando lees un libro o ves una película que te gusta de veras. Trata de revivir este último sentimiento y compáralo con el primero, el producido por el hecho de ser elogiado. Comprende que este primer tipo de sentimiento proviene de tu propia "glorificación" y "promoción" y es un sentimiento mundano, mientras el segundo proviene de tu propia realización y es un sentimiento anímico.

Veamos otro contraste: recuerda la clase de sentimiento que experimentas cuando obtienes algún éxito cuando consigues lo que anhelabas, cuando "llegas arriba", cuando vences en una partida, en una apuesta, en una discusión. Y compáralo con el sentimiento que te invade cuando disfrutas realmente con tu trabajo, cuando de veras te absorbe por entero la tarea que desempeñas. Y observa, una vez más, la diferencia cualitativa que existe entre el sentimiento mundano y el sentimiento anímico.

Y todavía otro contraste más: Recuerda lo que sentías cuando tenías poder, cuando tú eras el jefe y la gente te respetaba y acataba tus órdenes, o cuando eras una persona popular y admirada. Y compara ese sentimiento mundano con el sentimiento de intimidad y compañerismo que has experimentado cuando has disfrutado a tope la compañía de un amigo o de un grupo de amigos con los que te has reído y divertido de veras.

Una vez hecho lo anterior, trata de comprender la verdadera naturaleza de los sentimientos mundanos, es decir, los sentimientos de autobombo y vanagloria, que no son naturales, sino que han sido inventados por tu sociedad y tu cultura para hacer que seas productivo y poder controlarte. Dichos sentimientos no proporcionan el sustento y la felicidad que se producen cuando contemplas la naturaleza o disfrutas de la compañía de un amigo o de tu propio trabajo, sino que han sido ideados para producir ilusiones, emoción... y vacío.

Trata luego de verte a ti mismo en el transcurso de un día o de una semana y piensa cuantas de las acciones que has realizado y de las actividades en que te has ocupado han estado libres del deseo de sentir esas emociones e ilusiones que únicamente producen vacío, del deseo de obtener atención y la aprobación de los demás, la fama, la popularidad, el éxito o el poder.

Fíjate en las personas que te rodean. ¿Hay entre ellas alguna que no se interese por esos sentimientos mundanos? ¿Hay una sola que no esté dominada por dichos sentimientos, que no los ansíe, que no emplee consciente o inconscientemente, cada minuto de su vida en buscarlos. Cuando consigas ver esto, comprenderás cómo la gente trata de ganar el mundo y cómo, al hacerlo, pierde su vida. Y es que viven unas vidas vacías, monótonas, sin alma...

Propongo a tu consideración la siguiente parábola de la vida: Un autobús cargado de turistas atraviesa una hermosísima región llena de lagos, montañas, ríos y praderas. Pero las cortinas del autobús están echadas, y los turistas, que no tienen la menor idea de lo que hay al otro lado de las ventanillas, se pasan el viaje discutiendo sobre quién debe ocupar el mejor asiento del autobús, a quien hay que aplaudir, quién es el más digno de consideración... Y así siguen hasta el final del viaje.

Si vives sentimientos mundanos morirás internamente.

TRES CUENTOS

Tres cuentos sobre los sentidos al estilo Anthony de Mello.

SENSIBILIDAD

Una encarnizada persecución religiosa estalló en el país, y los tres pilares de la religión -la Escritura, el Culto y la Caridad- comparecieron ante Dios para expresarle su temor de que, si desaparecía la religión, dejaran también ellos de existir.

No os preocupéis, dijo el Señor. Tengo el propósito de enviar a la Tierra a Alguien más grande que todos vosotros.
¿Y cómo se llama ese Alguien?. Conocimiento- de- sí, respondió Dios. El hará cosas más grandes que las que haya podido hacer cualquiera de vosotros.

SORDOMUDOS

Dos presuntos compradores andaban mirando los vehículos puestos a la venta en una exposición de coches usados. Se les acerca un dependiente y empieza a soltarles el pertinente rollo; entonces uno de ellos le enseña una cartulina donde dice: Lo sentimos, pero somos sordomudos.

El dependiente saca una libreta y les explica por escrito las innumerables ventajas de cualquier coche por el que ellos manifiestan tener algún interés. Finalmente, se deciden por un pequeño y bien conservado Volkswagen. Se suben a él para probarlo, dan una vuelta a la manzana y parecen tan complacidos que se diría que la venta ya está hecha. Pero, al regresar junto al vendedor, ambos menean la cabeza con énfasis dando a entender que no les convence.

El vendedor escribe a toda prisa en la libreta: ¿Por qué? ¿Qué es lo que no les gusta?

Uno de ellos toma la libreta y escribe: ¡No tiene radio!

EL ANILLO

Rara la relación en la que no se cultive la amistad del otro por lo que puede uno obtener de él.

....He oído que has roto con Tom. ¿Qué ha ocurrido? Sencillamente, que mis sentimientos hacia él han cambiado. Eso es lo que ha ocurrido. ¿Y piensas devolverle el anillo de compromiso? ¡Ah, no! ¡Mis sentimientos hacia el anillo no han cambiado!

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020