LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

ME CAÍ DEL MUNDO Y NO SE POR DONDE SE ENTRA

3/22/2018

Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre achicarlo.

Me caí del mundo y no se por donde se entra - Articulos por JBN' title='Me caí del mundo y no se por donde se entra

VOLVER A ENTRAR

Lo que me pasa es que no consigo andar por el mundo tirando cosas y cambiándolas por el modelo siguiente sólo porque a alguien se le ocurre agregarle una función o achicarlo un poco. No hace tanto, con mi mujer, lavábamos los pañales de los críos, los colgábamos en la cuerda junto a otra ropita, los planchábamos, los doblábamos y los preparábamos para que los volvieran a ensuciar.

Y ellos, nuestros nenes, apenas crecieron y tuvieron sus propios hijos se encargaron de tirar todo por la borda, incluyendo los pañales.

¡Se entregaron inescrupulosamente a los desechables! Si, ya lo sé. A nuestra generación siempre le costó botar. ¡Ni los desechos nos resultaron muy desechables! Y así anduvimos por las calles guardando los mocos en el pañuelo de tela del bolsillo.

¡¡¡Nooo!!! Yo no digo que eso era mejor. Lo que digo es que en algún momento me distraje, me caí del mundo y ahora no sé por dónde se entra. Lo más probable es que lo de ahora esté bien, eso no lo discuto. Lo que pasa es que no consigo cambiar el equipo de música una vez por año, el celular cada tres meses o el monitor de la computadora todas las navidades.

  • ¡Guardo los vasos desechables!
  • ¡Lavo los guantes de látex que eran para usar una sola vez!
  • ¡Los cubiertos de plástico conviven con los de acero inoxidable en el cajón de los cubiertos!
  • Es que vengo de un tiempo en el que las cosas se compraban para toda la vida!
  • ¡Es más!
  • ¡Se compraban para la vida de los que venían después!

La gente heredaba relojes de pared, juegos de copas, vajillas y hasta palanganas de loza.

Y resulta que en nuestro no tan largo matrimonio, hemos tenido más cocinas que las que había en todo el barrio en mi infancia y hemos cambiado de refrigerador tres veces.

¡¡Nos están fastidiando! ! ¡¡Yo los descubrí!! ¡¡Lo hacen adrede!! Todo se rompe, se gasta, se oxida, se quiebra o se consume al poco tiempo para que tengamos que cambiarlo. Nada se repara. Lo obsoleto es de fábrica.

  • ¿Dónde están los zapateros arreglando las media-suelas de los tenis Nike?
  • ¿Alguien ha visto a algún colchonero escardando colchones casa por casa?
  • ¿Quién arregla los cuchillos eléctricos? ¿El afilador o el electricista?
  • ¿Habrá teflón para los hojalateros o asientos de aviones para los talabarteros?

Todo se tira, todo se desecha y, mientras tanto, producimos más y más y más basura.

El otro día leí que se produjo más basura en los últimos 40 años que en toda la historia de la humanidad.

El que tenga menos de 30 años no va a creer esto: ¡¡Cuando yo era niño por mi casa no pasaba el que recogía la basura!!

¡¡Lo juro!! ¡Y tengo menos de... años!

Todos los desechos eran orgánicos e iban a parar al gallinero, a los patos o a los conejos (y no estoy hablando del siglo XVII)

No existía el plástico ni el nylon. La goma sólo la veíamos en las ruedas de los autos y las que no estaban rodando las quemábamos en la Fiesta de San Juan.

Los pocos desechos que no se comían los animales, servían de abono o se quemaban. De 'por ahí' vengo yo. Y no es que haya sido mejor.. Es que no es fácil para un pobre tipo al que lo educaron con el 'guarde y guarde que alguna vez puede servir para algo', pasarse al 'compre y bote que ya se viene el modelo nuevo'.Hay que cambiar el auto cada 3 años como máximo, porque si no, eres un arruinado. Así el coche que tenés esté en buen estado. Y hay que vivir endeudado eternamente para pagar el nuevo!!!! Pero por Dios.

Mi cabeza no resiste tanto.

Ahora mis parientes y los hijos de mis amigos no sólo cambian de celular una vez por semana, sino que, además, cambian el número, la dirección electrónica y hasta la dirección real.

Y a mí me prepararon para vivir con el mismo número, la misma mujer, la misma casa y el mismo nombre (y vaya si era un nombre como para cambiarlo) Me educaron para guardar todo. ¡¡¡Toooodo!!! Lo que servía y lo que no. Porque algún día las cosas podían volver a servir. Le dábamos crédito a todo.

Si, ya lo sé, tuvimos un gran problema: nunca nos explicaron qué cosas nos podían servir y qué cosas no. Y en el afán de guardar (porque éramos de hacer caso) guardamos hasta el ombligo de nuestro primer hijo, el diente del segundo, las carpetas del jardín de infantes y no sé cómo no guardamos la primera caquita. ¿Cómo quieren que entienda a esa gente que se desprende de su celular a los pocos meses de comprarlo?

¿Será que cuando las cosas se consiguen fácilmente, no se valoran y se vuelven desechables con la misma facilidad con la que se consiguieron?

En casa teníamos un mueble con cuatro cajones. El primer cajón era para los manteles y los repasadores, el segundo para los cubiertos y el tercero y el cuarto para todo lo que no fuera mantel ni cubierto. Y guardábamos... ¡¡Cómo guardábamos!! ¡¡Tooooodo lo guardábamos!! ¡¡Guardábamos las tapas de los refrescos!! ¡¿Cómo para qué?! Hacíamos limpia-calzados para poner delante de la puerta para quitarnos el barro. Dobladas y enganchadas a una piola se convertían en cortinas para los bares. Al terminar las clases le sacábamos el corcho, las martillábamos y las clavábamos en una tablita para hacer los instrumentos para la fiesta de fin de año de la escuela. ¡Tooodo guardábamos!

Cuando el mundo se exprimía el cerebro para inventar encendedores que se tiraban al terminar su ciclo, inventábamos la recarga de los encendedores descartables. Y las Gillette -hasta partidas a la mitad- se convertían en sacapuntas por todo el ciclo escolar. Y nuestros cajones guardaban las llavecitas de las latas de sardinas o del corned-beef, por las dudas que alguna lata viniera sin su llave. ¡Y las pilas! Las pilas de las primeras Spica pasaban del congelador al techo de la casa. Porque no sabíamos bien si había que darles calor o frío para que vivieran un poco más. No nos resignábamos a que se terminara su vida útil, no podíamos creer que algo viviera menos que un jazmín.

Las cosas no eran desechables. Eran guardables. ¡¡¡Los diarios!!! Servían para todo: para hacer plantillas para las botas de goma, para pone r en el piso los días de lluvia y por sobre todas las cosas para envolver. ¡¡¡Las veces que nos enterábamos de algún resultado leyendo el diario pegado al trozo de carne!!!

Y guardábamos el papel plateado de los chocolates y de los cigarros para hacer guías de pinitos de navidad y las páginas del almanaque para hacer cuadros y los goteros de las medicinas por si algún medicamento no traía el cuentagotas y los fósforos usados porque podíamos prender una hornalla de la Volcán desde la otra que estaba prendida y las cajas de zapatos que se convirtieron en los primeros álbumes de fotos y los mazos de naipes se reutilizaban aunque faltara alguna, con la inscripción a mano en una sota de espada que decía 'éste es un 4 de bastos'.

Los cajones guardaban pedazos izquierdos de pinzas de ropa y el ganchito de metal. Al tiempo albergaban sólo pedazos derechos que esperaban a su otra mitad para convertirse otra vez en una pinza completa.

Yo sé lo que nos pasaba: nos costaba mucho declarar la muerte de nuestros objetos. Así como hoy las nuevas generaciones deciden 'matarlos' apenas aparentan dejar de servir, aquellos tiempos eran de no declarar muerto a nada: ¡¡¡ni a Walt Disney!!!

Y cuando nos vendieron helados en copitas cuya tapa se convertía en base y nos dijeron: 'Cómase el helado y después tire la copita', nosotros dijimos que sí, pero, ¡¡¡minga que la íbamos a tirar!!! Las pusimos a vivir en el estante de los vasos y de las copas. Las latas de arvejas y de duraznos se volvieron macetas y hasta teléfonos. Las primeras botellas de plástico se transformaron en adornos de dudosa belleza. Las hueveras se convirtieron en depósitos de acuarelas, las tapas de botellones en ceniceros, las primeras latas de cerveza en portalápices y los corchos esperaron encontrarse con una botella.

Y me muerdo para no hacer un paralelo entre los valores que se desechan y los que preservábamos. ¡¡¡Ah!!! ¡¡¡No lo voy a hacer!!! Me muero por decir que hoy no sólo los electrodomésticos son desechables; que también el matrimonio y hasta la amistad son descartables.

Pero no cometeré la imprudencia de comparar objetos con personas. Me muerdo para no hablar de la identidad que se va perdiendo, de la memoria colectiva que se va tirando, del pasado efímero. No lo voy a hacer. No voy a mezclar los temas, no voy a decir que a lo perenne lo han vuelto caduco y a lo caduco lo hicieron perenne. No voy a decir que a los ancianos se les declara la muerte apenas empiezan a fallar en sus funciones, que los cónyuges se cambian por modelos más nuevos, que a las personas que les falta alguna función se les discrimina o que valoran más a los lindos, con brillo, pegatina en el cabello y glamur.

Esto sólo es una crónica que habla de pañales y de celulares. De lo contrario, si mezcláramos las cosas, tendría que plantearme seriamente entregar a la 'bruja' como parte de pago de una señora con menos kilómetros y alguna función nueva. Pero yo soy lento para transitar este mundo de la reposición y corro el riesgo de que la 'bruja' me gane de mano y sea yo el entregado.

RECOMENDADOS

QUIETUD DE PENSAMIENTO ES CONCIENCIA DE NATURALEZA

ECKHART TOLLE

Para ingresar en la dimensión de la quietud de tu pensamiento, en la conciencia de la naturaleza; debes permanecer en este instante, tan sólo aquí y ahora.

INTERDEPENDENCIA PLANETARIA CON AUSTRALIA

OSHO

Todos somos interdependientes unos de otros; los árboles y el hombre... todo está entretejido. Lo de Australia es un llamado a la conciencia planetaria.

RELACIÓN CON LA TIERRA Y LA NATURALEZA

JIDDU KRISHNAMURTI

La relación con la tierra y la naturaleza. Es un escrito motivador para reflexionar y activar nuestra conciencia de amor por nuestro hogar la tierra.

SOBRE LAS ÁRBOLES

VLADIMIR ANTONOV

Por ejemplo, cada planta, así como cada ser encarnado en el mundo, tiene alrededor de su cuerpo una «envoltura» de bioenergía: así llamado «capullo».

MUNDO UNIDO

OSHO

Hemos llegado a un momento crítico en el que toda esta Tierra puede ser un Mundo Unido, debería unificarse porque sólo si se unifica puede sobrevivir.

PASOS HACIA LA CONSCIENCIA PLANETARIA

JBN

En esta perspectiva el mundo del 2015. Cuando se tienen en cuenta todos estos factores, tenemos lo que los expertos denominan el escenario optimista.

33 IDEAS SENCILLAS PARA SALVAR EL PLANETA

JBN

No son las cosas grandes las que marcarán la diferencia, sino más bien los pequeños pasos que demos cada uno cada día para salvar el planeta tierra.

SOLUCIÓN PARA EL PLANETA EN 13 PASOS

LIE

Otro mundo es posible. Hoy, más que nunca, las soluciones a los problemas del Planeta, han de venir de la unión de todos los seres que lo habitan.

SALVA EL PLANETA

PAUL MCCARTNEY

La agricultura animal es responsable de la liberación de gases de efecto invernadero por niveles insostenibles de recursos como tierra agua y energía.

EL PARAÍSO DE REPUESTO O PLANETA B

PATROCINIO NAVARRO

Los grandes contaminadores en su ceguera mental, andan haciendo las maletas por si aparece un Planeta B o un paraíso de repuesto donde repetir hazaña.

EL PADRE DE LA CONCIENCIA MEDIOAMBIENTAL

HENRY DAVID THOREAU

Henry David Thoreau fue un filósofo de la naturaleza, vegetariano, observador paciente, anotador escrupuloso y padre de la conciencia medioambiental.

CUMBRES BORRASCOSAS Y DESAFÍOS MUNDIALES

PATROCINIO NAVARRO

En la Cumbre de jefes de estado y de gobierno en Polonia sucede como siempre que, EEUU, Rusia y China, los mayores contaminadores, están ausentes.

LA NATURALEZA DE UNA VIDA RELIGIOSA

JIDDU KRISHNAMURTI

Interesante polémica de Maestros de avanzada sobre «La naturaleza de una vida religiosa» que nos harán entender en profundidad el cuento religioso.

UN MUNDO QUE SE ASFIXIA

PATROCINIO NAVARRO

Vivimos unos días extraordinariamente importantes para la humanidad. Vivimos días de urgencias y de imprescindibles tomas de decisiones fundamentales.

LA NATURALEZA

ECKHART TOLLE

Necesitamos a la naturaleza para que nos enseñe el camino a casa, el camino de salida de la prisión de nuestras mentes. Dependemos de la naturaleza.

ATENCIÓN: PLANETA EN NÚMEROS ROJOS

PATROCINIO NAVARRO

La Tierra ha entrado en números rojos y la causa es que no le damos tiempo para que pueda regenerarse de todos los excesos que tiene que soportar.

LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

PATROCINIO NAVARRO

Ahora soy vegetariano, me siento mucho más fuerte y sano y puedo mirar a los ojos a los animales sin sentir remordimiento, sino amor y compasión.

ENTRE DOS MUNDOS CUAL ES EL NUESTRO

PATROCINIO NAVARRO

Inmediatamente que uno toma conciencia de la existencia de estos dos mundos básicos alcanza a comprender que debe elegir, elección con sabiduría.

PODER MAGNÉTICO PERSONAL Y PODER PLANETARIO

PATROCINIO NAVARRO

El programa Haarp que destruye y la medicina cuántica que cura son dos caras de la Ciencia y ambas se basan curiosamente en ondas electromagnéticas.

NO HAY VERDAD ABSOLUTA EN UN MUNDO RELATIVO

LUDUING RODRIGUEZ

Vivimos en un mundo relativo, buscamos la verdad de las cosas intentando descifrar que nos hace felices. En esa búsqueda topamos con lo relativo.

TE PITO TE HE NUA EL OMBLIGO DEL MUNDO

MARCOS GUERRERO

Antiguos habitantes de Hiva conocida como Mu o Lemuria. Migraron en todas direcciones llevando el Mana del conocimiento a todas partes del planeta.

SABOTAJE A FAVOR DE LOS ANIMALES

EQUANIMAL

En el monte la situación se hizo cada vez más tensa. Fuimos testigos de la crueldad con la que los cazadores tratan a sus perros sucios y delgados.

LA TIERRA DEL AMOR

ANTHONY DE MELLO

Dejemos las ideas ilusorias acerca de algo que podría darnos o quitarnos estaríamos alertas. La consecuencia de no hacerlo es terrible e ineludible.

ANIMALES COMO ALIMENTO

HENRY SALT

Siguen ignorando muchos de los llamados humanitarios, la inmensa importancia subyacente en el tema de la alimentación los derechos de los animales.

VER INDICE A - Z