LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY PRESENTE VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS CONSCIENCIA VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES THICH NHAT HANH

FRASES Y CITAS THICH NHAT HANH

VER ARTÍCULOS THICH NHAT HANH

Thich Nhat Hanh: Sonríe, respira y ve lentamente.

Thich Nhat Hanh: Por tu sonrisa, haces a la vida más bella.

Thich Nhat Hanh: Debido a que estas vivo, todo es posible.

Thich Nhat Hanh: Camina como si besases la tierra con tus pies.

Thich Nhat Hanh: Nuestra propia vida tiene que ser nuestro mensaje.

Thich Nhat Hanh: Mis acciones son mis únicas verdaderas experiencias.

Thich Nhat Hanh: No hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino.

Thich Nhat Hanh: Consumimos para olvidar nuestras preocupaciones y ansiedades.

Thich Nhat Hanh: Debes amar de forma que la persona a la que amas se sienta libre.

Thich Nhat Hanh: Muchas personas están vivas pero no tocan el milagro de estar vivas.

Thich Nhat Hanh: Es mi convicción que no hay camino hacia la paz, la paz es el camino.

Thich Nhat Hanh: Hay muchos cristianos que practican budismo y se vuelven mejores cristianos.

Thich Nhat Hanh: Me prometo a mi mismo que disfrutaré de cada minuto del día que se da a mi vida.

Thich Nhat Hanh: Tenemos más posibilidades disponibles en cada momento de lo que nos damos cuenta.

Thich Nhat Hanh: El momento presente esta lleno con alegría y felicidad. Si estas atento, lo verás.

Thich Nhat Hanh: Si amas a alguien pero raramente estas disponible para él o ella, eso no es verdadero amor.

Thich Nhat Hanh: Cada aliento que tomamos, cada paso que damos, puede ser completado con paz, alegría y serenidad.

Thich Nhat Hanh: A veces tu alegría es la fuente de tu sonrisa, pero a veces tu sonrisa es la fuente de tu alegría.

Thich Nhat Hanh: Cada pensamiento que produces, cualquier cosa que dices, cualquier acción que haces, lleva tu firma.

Thich Nhat Hanh: Es posible vivir felizmente en el aquí y ahora. Muchas condiciones de la felicidad están disponibles.

Thich Nhat Hanh: El sufrimiento se deriva de la ignorancia de la verdadera naturaleza del yo y del mundo que nos rodea.

Thich Nhat Hanh: Cuando amas a alguien, lo mejor que puedes ofrecer es tu presencia. ¿Cómo puedes amar si no estas ahí?

Thich Nhat Hanh: Escuchar y entender nuestros sufrimientos internos, resolverán la mayoría de problemas que encontramos.

Thich Nhat Hanh: Ser hermoso significa ser tú mismo. No necesitas ser aceptado por otros. Necesitas aceptarte a ti mismo.

Thich Nhat Hanh: Las civilizaciones han sido destruidas muchas veces y esta civilización no es distinta, puede ser destruida.

Thich Nhat Hanh: Quédate en silencio. Cultiva tu propio poder interno. Instálate en el silencio y en la armonía de todo el universo.

Thich Nhat Hanh: Para sanar a otros, debemos primero sanarnos a nosotros mismos. Y para sanarnos, necesitamos como tratar con nosotros mismos.

Thich Nhat Hanh: La ira es como una tormenta que llega del fondo de tu consciencia. Cuando la sientes venir, vuelve tu atención a tu respiración.

Thich Nhat Hanh: La gente pasa momentos difíciles dejando ir su sufrimiento. Sufriendo lo que es desconocido, prefieren sufrir lo que es familiar.

Thich Nhat Hanh: Que nuestros corazones se llenen de nuestra propia compasión, a través de nosotros mismos y a través de todos los seres vivientes.

Thich Nhat Hanh: La capacidad de encarnar el desapego y la ausencia de miedo es un regalo mucho más precioso que el dinero o las riquezas materiales.

Thich Nhat Hanh: Si estamos en paz, si somos felices, podemos sonreír y todos en nuestra familia, toda nuestra sociedad, se beneficiará de nuestra paz.

Thich Nhat Hanh: Con la meditación sabes como cuidar de las cosas que ocurren en tu interior y sabes como cuidar de las cosas que ocurren a tu alrededor.

Thich Nhat Hanh: Cuando reconocemos las virtudes, el talento, la belleza de la Madre Tierra, algo nace en nosotros, algún tipo de conexión, el amor nace.

Thich Nhat Hanh: Tu silencio interno te vuelve sereno. Haz regularmente un ayuno de la palabra para volver a educar al ego. Practica el arte de no hablar.

Thich Nhat Hanh: Cuando aprendes sobre la enseñanza y práctica de otra tradición, siempre tienes la oportunidad de entender tu propia enseñanza y práctica.

Thich Nhat Hanh: Practicas mindfulness, por una parte, para estar relajado y pacífico. Por otra parte, inspiras esperanza para un tener un futuro pacífico.

Thich Nhat Hanh: La esencia del Mindfulness es respirar con consciencia. Según dijo Buda, la verdadera fuente de la alegría y felicidad es la consciencia plena.

Thich Nhat Hanh: Cada instante es una oportunidad de hacer las paces con el mundo y de convertir la paz y la felicidad en algo que se halle al alcance de todos.

Thich Nhat Hanh: Mucha gente piensa que la excitación es la felicidad. Pero cuando estas excitado no estas en paz. La verdadera felicidad esta basada en la paz.

Thich Nhat Hanh: La práctica de la paz siempre empieza justo aquí, justo ahora. La paz consciente es un arte es la maestría amorosa de la transformación interior.

Thich Nhat Hanh: Amar es estar presentes. Debes meditar y respirar, sentir que estas vivo es algo maravilloso, es un milagro, quizás el más grande de los milagros.

Thich Nhat Hanh: El Mindfulness para obtener relajación es una manera para que descansemos, preste atención al ritmo de su cuerpo y mente para el beneficio de todos.

Thich Nhat Hanh: La plena consciencia o mindfulness no está a la venta, no podemos comprarla en las tiendas y llevárnosla a casa, hemos de producirlo nosotros mismos.

Thich Nhat Hanh: La meditación puede ayudarnos a abrazar nuestra preocupaciones, miedos y odio, y es muy sanadora. Dejemos que nuestra capacidad de sanar haga el trabajo.

Thich Nhat Hanh: La escucha compasiva es ayudar al otro a sufrir menos. Si nos damos cuenta que los otros son lo mismo que nosotros, ya no estamos más enfadados con ellos.

Thich Nhat Hanh: La libertad no nos la da nadie; tenemos que cultivarla nosotros mismos. Es una práctica diaria. Nadie puede prevenir que seas consciente de cada paso que tomas.

Thich Nhat Hanh: Nosotros los humanos hemos perdido la sabiduría de descansar y relajarnos. Nos preocupamos demasiado. No permitimos a nuestros cuerpos, mentes y corazones sanarse.

Thich Nhat Hanh: En cada uno de nosotros reside la fuente de la plena consciencia. La forma de abrir esa fuente para nutrirnos de su agua es poner la atención en nuestra respiración.

Thich Nhat Hanh: Debemos cultivar, en nuestra vida, la capacidad de ser felices y de amar. La comprensión es el fundamento del amor, y la observación profunda, la base de la práctica.

Thich Nhat Hanh: Cuando en tu interior albergas la energía de la plena consciencia, hablas, comes y caminas conscientemente, la energía de la plena consciencia está entonces viva en ti.

Thich Nhat Hanh: Tenemos que continuar aprendiendo, tenemos que ser abiertos. Y tenemos que estar preparados para liberar nuestro conocimiento a una comprensión más alta de la realidad.

Thich Nhat Hanh: La esperanza es importante porque puede hacer el momento presente menos difícil de superar. Si podemos creer que el mañana serán mejor, podemos superar las dificultades de hoy.

Thich Nhat Hanh: La mayoría de nosotros experimentamos una vida de momentos maravillosos y momentos difíciles. Pero muchos, incluso cuando somos más alegres, tenemos miedo tras nuestra alegría.

Thich Nhat Hanh: Cuando otra persona te hace sufrir, es porque sufre profundamente y su sufrimiento de esta extendiendo. No necesita castigo, necesita ayuda. Ese es el mensaje que esta enviando.

Thich Nhat Hanh: Respirar y caminar con consciencia genera la energía del mindfulness. Esta energía hace que nuestra mente regrese a nuestro cuerpo a fin de habitar de veras el instante presente.

Thich Nhat Hanh: La gente sacrifica el presente por el futuro. Pero la vida solo esta disponible en el presente. Es por ello que deberíamos andar de forma que cada paso nos lleve al aquí y ahora.

Thich Nhat Hanh: Tu felicidad y sufrimiento depende de la felicidad y sufrimiento de otros.Ese conocimiento te ayudará a no hacer cosas incorrectas que lleven sufrimiento a ti mismo y a otra gente.

Thich Nhat Hanh: Cuando tengamos la paz, tendremos un oportunidad de salvar el planeta. Pero si no estamos unidos en la paz, si no practicamos el consumo responsable, no podemos salvar nuestro planeta.

Thich Nhat Hanh: Seremos más exitosos en nuestros esfuerzos si podemos dejar el hábito de correr todo el tiempo y tomar pequeños descansos para relajarnos y centrarnos. Y también tendremos más alegrías en la vida.

Thich Nhat Hanh: Buda enseñó que todos nosotros podemos vivir felizmente aquí y ahora. Cuando en el instante presente nos inunda la felicidad, podemos detenernos; no debemos correr en pos de otros objetos de deseo.

Thich Nhat Hanh: Si puedes sentir que la madre tierra esta en ti, y que eres la madre tierra, ya no tienes más miedo a morir porque la madre tierra no esta muriendo. Como una ola que aparece y desaparece y aparece de nuevo.

Thich Nhat Hanh: La iluminacion siempre esta ahí. La pequeña iluminación traerá la gran iluminación. Si respiras y eres consciente de que estas vivo, de que puedes tocar el milagro de estar vivo, ese es un tipo de iluminación.

Thich Nhat Hanh: La plena consciencia es un tipo de energía que puede ayudar a que nuestra mente regrese al cuerpo. Asentados de ese modo en el aquí y ahora, podemos establecer contacto con la vida y sus muchos milagros y vivir auténticamente.

Thich Nhat Hanh: Necesitamos iluminacion, no solo individual, sino colectiva para salvar el planeta. Necesitamos despertarnos. Necesitamos practicar mindfulness si queremos tener un futuro, si queremos salvarnos a nosotros mismos y el planeta.

Thich Nhat Hanh: La llave que abre la puerta del amor y la compasión es nuestra capacidad para comprender nuestros propios sufrimientos y dificultades y de los demás.

Thich Nhat Hanh: Si somos capaces de observar y comprender nuestro padecimiento, observaremos y comprenderemos con facilidad las dificultades de otras personas.

Thich Nhat Hanh: Necesitamos disponer de cierta felicidad antes de poder ofrecérsela a los demás para ayudarlos así a ser también felices. La caridad bien entendida empieza por uno mismo.

Thich Nhat Hanh: La ausencia del miedo no solo es posible, es el gozo final. Cuando tocas la ausencia del miedo, eres libre.

Thich Nhat Hanh: Nada existe como entidad permanente, todo cambia. No en vano se ha dicho, en este mismo sentido, que no podemos bañarnos dos veces en el mismo río.

ARTICULO RELACIONADO

CONDICIONES DE LA NADA Y EL MIEDO

THICH NHAT HANH

NO ES POSIBLE MORIR

Las olas no van a buscar el agua. No tienen que ir y buscar el agua, porque ellas son agua en el aquí y el ahora.

Lo mismo es cierto para Dios. No tenemos que buscar a Dios. Somos Dios. Dios es nuestra verdadera naturaleza. No tenemos que ir a buscar el nirvana. El nirvana es nuestro suelo. Esa es la enseñanza del Buda. Algunos de nosotros hemos sido capaces de darnos cuenta de ello. Disfrutamos el momento presente. Sabemos que no es posible que muramos.

LA MANIFESTACIÓN

Cuando las condiciones son adecuadas, las cosas se manifiestan

En mi ermita en Francia hay un arbusto de japónica, membrillo japonés. El arbusto suele florecer en la primavera, pero un invierno había sido bastante cálido y los capullos de las flores brotaron antes de tiempo. Durante la noche llegó una ola de frío y se produjo una helada. Al día siguiente, mientras hacía mi meditación caminada, me di cuenta de que todos los capullos del arbusto habían muerto. Vi esto y pensé, este Año Nuevo no tendremos suficientes flores para decorar el altar del Buda.

Unas semanas más tarde, el clima volvió a calentarse. Mientras caminada en mi jardín vi nuevos brotes en el japónica manifestando otra generación de flores. Le pregunté a las flores del japónica: "¿Sois las mismas flores que murieron en la helada o sois otras diferentes?" Las flores me respondieron: "Thay, no somos las mismas y no somos diferentes. Cuando las condiciones son las adecuadas nos manifestamos y cuando las condiciones no lo son nos ocultamos. Es tan simple como eso."

Esto es lo que el Buda enseñó. Cuando las condiciones son adecuadas, las cosas se manifiestan. Cuando las condiciones ya no son las adecuadas, las cosas se retiran. Esperan hasta que el momento sea adecuado para manifestarse de nuevo.

EL MIEDO

El miedo a convertirse en nada

Nuestro mayor temor es que cuando muramos nos convertiremos en nada. Muchos de nosotros creemos que toda nuestra existencia es solo una vida que comienza en el momento en que nacemos o que somos concebidos y termina en el momento en que morimos. Creemos que nacemos de la nada y que nos convertiremos en nada cuando muramos. Y así sentimos un profundo miedo a la aniquilación.

El Buda tiene una comprensión muy diferente de nuestra existencia. Es la comprensión de que el nacimiento y la muerte son solo ideas. No son reales. El hecho de que creamos que son verdaderas crea una poderosa ilusión que causa nuestro sufrimiento.

El Buda enseñó que no hay nacimiento; no hay muerte; no hay venida; no hay marcha; no hay lo mismo; no hay diferente; no hay un yo permanente; no hay aniquilación. Solo creemos que hay eso. Cuando comprendemos que no podemos ser destruidos, nos liberamos del miedo. Es un gran alivio. Podemos disfrutar de la vida y apreciarla de una manera nueva.

LA EXISTENCIA

Nada nace, nada muere

Un científico francés, cuyo nombre es Lavosier, declaró, "Nada se crea, nada se pierde". Aunque nunca realizó prácticas budistas sino científicas, encontró la misma verdad que descubrió el Buda.

Nuestra verdadera naturaleza es la naturaleza del no nacimiento y no muerte. Solo cuando contactamos con nuestra verdadera naturaleza podemos trascender el miedo de no-ser, el miedo de la aniquilación.

El Buda dijo que cuando las condiciones son adecuadas algo se manifiesta y decimos que existe. Cuando una o dos condiciones fallan y la cosa no se manifiesta de la misma manera, entonces decimos que no existe. Según el Buda, calificar algo como existente o no existente es incorrecto. En realidad, no hay tal cosa como totalmente existente o totalmente no existente.

Podemos ver esto muy fácilmente con la televisión y la radio. Podemos estar en una habitación que no tenga televisión o radio. Y mientras estamos en esa habitación, podríamos pensar que los programas de televisión o los programas de radio no existen en esa habitación. Pero todos sabemos que el espacio en la habitación está repleto de señales. Las señales de estos programas llenan el aire por todas partes. Solo necesitamos una condición más, un receptor de (señales de) radio o televisión, y aparecerán muchas formas, colores y sonidos.

Hubiera sido erróneo decir que las señales no existen porque no teníamos una radio o un televisor para recibirlas y manifestarlas. Solo parecían no existir porque las causas y las condiciones no eran adecuadas o suficientes para que se manifestara el programa de televisión. Así que en ese momento, en esa habitación, no existen. Solo porque no percibamos algo, no es correcto decir que no existe. Es solo nuestra idea de ser y no-ser lo que nos hace pensar que algo existe o no existe. Las ideas de ser y no-ser no pueden aplicarse a la realidad.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD





LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019