AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | FRASES | A-Z
LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2018 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Pagina Principal
Emisoras de Musica MP3
Busqueda para iluminados
Visitados en 7 dias
Frases sobre Espiritualidad
Navegacion para moviles

UN CAMINO PARA BUSCADORES

PATROCINIO NAVARRO

28/05/2017

Un camino para buscadores - Patrocinio Navarro - Conocimientos - Camino (GAA # 2067)

CATEGORÍA N° 2067
CONOCIMIENTOS - CAMINO

EL CAMINO SIN RITOS

Si tuviéramos que tomar una decisión sobre cómo afrontar los problemas de la propia vida desde una perspectiva pacifista y, por tanto, partidaria del amor, la paz y la verdad como base de la convivencia entre personas, pueblos y naciones, y con la Naturaleza, no tendríamos otra alternativa que elegir un camino que nos muestre en qué consiste todo eso; en qué consisten verdaderamente amor, paz y verdad, porque son palabras tan malgastadas que llega a confundirse amor con sexo, paz con sumisión, y verdad con alguna clase de dogma promocionado interesadamente para beneficio de clanes dominantes en alguna de las esferas clásicas. Sin embargo, cada uno de esos términos muestran una clase de energía y quien quiere ahondar en el sentido de la vida, vista como energía, se interesa por su esencia y la de todas sus manifestaciones al margen de lo que le cuentan. El inquieto investigador desea saber de dónde proceden, cómo se manifiestan y de qué manera pueden liberarnos de las cargas de nuestro ego demasiado humano todas esas formas de energía y ayudarnos a transformar lo inferior en superior, tal vez través de una o varias encarnaciones como seres humanos. Este es el propósito de un buscador, cuyo esfuerzo va encaminado a hallar el modo de unirse a las fuerzas sagradas del universo para evolucionar según sus leyes.

Sin embargo no estamos hablando de un ermitaño, sino de una persona interesada por el mundo, que vive en el mundo, pero que no se entrega al mundo, sino que mantiene con la sociedad una postura dialéctica, crítica. Por ello suele ser un personaje políticamente incorrecto y religiosamente herético y hasta desdeñoso de las religiones. Naturalmente, esto no le da ninguna buena fama, y en la historia lo vemos en las hogueras, en las cárceles, difamado, perseguido y gozando de muchos otros premios sociales.

Cinco principios para un buscador

Piensa un buscador, comprometido con las cosas del mundo en el que vive, que es imposible la existencia de sociedades evolucionadas sin conciencias evolucionadas como condición primera, y una conciencia no evoluciona sin seguir las leyes espirituales, y sin conocimientos, trabajo y constancia. Sin embargo, el buscador no confunde conocimientos con sabiduría, porque es de la opinión de que el conocimiento es algo exterior, perteneciente al territorio del intelecto, pero la sabiduría es “la digestión” del conocimiento, una vez procesado e incorporado al alma a través de la experiencia propia, no de la de otros. El intelecto pertenece a la cabeza y la sabiduría a la cabeza, al corazón y a la experiencia, cuya unión garantiza su fuerza. Por eso el intelectual suele ser débil a la hora de enfrentarse las pruebas de la vida, mientras que el sabio sabe sacar partido y crecer en ellas.

Por tanto quien elige el camino difícil precisa encontrar y llevar a cabo los contenidos de términos como Libertad, Igualdad, Fraternidad, Justicia y Unidad,- los cinco grandes principios emanados del Sermón de la Montaña- para que no parezcan consignas sospechosas ni declaraciones de guerra de individuos marginales o grupos minoritarios extremistas. Estos cinco principios están llamados a formar el acerbo común de personas auténtica mente civilizadas, y no barnizadas con un falso humanismo, una falsa religiosidad, una tradición cultural superficial y rutinaria o un ideario político y social de apariencia liberadora pero de resultado siempre estéril cuando no totalitario.

Otro mundo es posible, pero no se puede acceder a él mientras no lo hagamos posible primero en nuestro interior. Pero no vale predicar, sino ser. Y esta es nuestra responsabilidad individual. No se puede ser anticapitalista, por ejemplo, mientras no hayamos conseguido desterrar de nuestro corazón los contenidos de conciencia que lo hacen posible: envidia, codicia, odio, egoísmo, deseos de reconocimiento, afán de dominar. No se puede ser amante de los animales y comerse a uno de ellos en la mesa. No es posible tener conciencia social sin amor desinteresado, por muchos libros que se hayan leído. Y así todo. Eliminar la contradicción es avanzar hacia otro estado de conciencia y otro mundo.

Subirse a la Montaña

Una de las opciones más completas para el buscador del interior es el camino que señala el Sermón de la Montaña; un camino libre de ritos, templos, ceremonias y jerarquías, enseñanzas de Jesús de Nazaret cuidadosamente ocultas o minimizadas, cuando no tenidas por utópicas por los administradores eclesiásticos. Destacan entre ellos los luteranos, pero en especial los jerarcas de la Iglesia Católica, tan anticristiana como aquellos. Estas organizaciones usurpadoras de los cinco principios de la evolución de la humanidad, que ignoran o venden como baratijas, han llegado al poder y se mantienen por siglos gracias a los césares de todos los tiempos. Con ellos firmaron hace mucho su matrimonio de conveniencia, y juntos embaucan por el miedo a ignorantes y sumisos con el vergonzoso propósito de recibir de ellos energía espiritual y terrenal y así vivir principescamente sin cumplir siquiera el mandamiento divino que dice:” Reza y Trabaja”, como hizo el Maestro Jesús al que hipócritamente dicen seguir. Esto es aplicable a todas las iglesias que se llaman cristianas, igualmente a todas las religiones de culto y a todos los políticos que pretenden servirse de Dios o de Cristo pata vivir por encima de los demás usurpando Sus nombres y adulterando Sus enseñanzas. Un buscador espiritual parte de estas premisas, pero no estos impostores que forman la gran telaraña del mundo que mantiene atrapados a miles de millones de nuestros semejantes.

La gran telaraña

Las Iglesias y todas esas religiones orientales y occidentales jerarquizadas han elegido entre sabiduría y erudición. La primera produce sabios y personas de elevada condición moral; la segunda, teólogos intelectuales y falsos “maestros”. Entre ambas hay un abismo que separa dos mundos: el mundo del espíritu y el de la materia; el mundo del alma y el mundo del intelecto; el mundo de la verdad y el de la opinión; el mundo del Nosotros y el mundo del Yo; el claro mundo de la Luz y el de la Oscuridad; el mundo de la libertad y el de la dependencia. En definitiva: el mundo de los principios de Cristo y el Nuevo Orden Mundial del anti- Cristo. Dos caminos se nos ofrecen, y no existe un tercero.

FRASES DEL AUTOR PATROCINIO NAVARRO

HOME
PRINT
+ NUEVO
NEWS



LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018