QUE SALE DE TU BOCA

JEBUNA

QUE HABLA TU BOCA

Lo que hace daño al hombre no es lo que por su boca entra,
sino lo que de ella sale porque del corazón proviene

Es paradójico y para eso trataré de poner las cosas en orden partiendo de la siguiente frase de Jesús: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” lo hare, para que las enseñanzas de Jesús no terminen saliendo por la boca convertidas en palabras falsas y nos hagan daño. Estoy convencido que todas las enseñanzas de Jesús y de muchos maestros deben ser elevadas al plano espiritual y por consiguiente lo material se lo dejaremos al César.

Miremos lo siguiente: Analizando la frase bajo el concepto de lo material, nos puede llevar a interpretar erróneamente la enseñanza de Jesús cuando dijo: Lo que hace daño al hombre no es lo que por su boca entra, sino lo que de ella sale porque del corazón proviene. Si tomamos esto en forma olímpica tendríamos luz verde para que entre al cuerpo cualquier cantidad de sustancias como el alcohol, el cigarrillo, el éxtasis y con seguridad hay muchísimas mas que al entrar por nuestra boca nos hará daño, entonces… ¿Será que Jesús se equivocó? Por supuesto que NO, el Nazareno es milimétrico en sus enseñanzas.

Como lo dije anteriormente, “todas las enseñanzas de Jesús y otros Maestros deben ser elevadas al plano espiritual” en conclusión y para que la verdad salga a la luz enfocaremos la sabiduría desde el plano espiritual mediante unos pequeños cuestionamientos. Para responder a ellas pondremos a prueba nuestro máximo nivel espiritual, “EL AMOR”

  1. De tu boca sale el deseo de Amar…
    proviene del Corazón y no hace daño.
  2. De tu boca sale el deseo de Dios…
    proviene del Corazón y no hace daño.
  3. De tu boca sale el deseo de Ayudar…
    proviene del Corazón y no hace daño.
  4. De tu boca sale el deseo de Paz…
    proviene del Corazón y no hace daño.
  5. De tu boca sale el deseo de Mentir…
    proviene del Corazón y HACE daño.
  6. De tu boca sale el deseo de Matar…
    proviene del Corazón y HACE daño.
  7. De tu boca sale el deseo de Matar para comer…
    proviene del Corazón y HACE daño.

En conclusión...

Si todos tus deseos son amorosos y llenos de Dios... en adelante todo lo que entre o salga en tu cuerpo, nunca te hará daño porque siempre pasara por el lente vigilante de el “El Amor”.

www.lailuminacion.com

* Versión para imprimir

Medellín - Colombia
2019