LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY DIOS VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS DIOS VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

PUBLICIDAD INTELIGENTE N° 1

13/01/2018

La inteligencia espiritual nos permite funcionar como seres humanos, experimentando los vaivenes de las relaciones afectivas y aprendiendo de ellas.

Publicidad inteligente N° 1 - Articulos por LIE

INTELIGENCIA ESPIRITUAL

Por qué las personas inteligentes no siempre toman buenas decisiones de vida?

Cuando en la cultura occidental hablamos de inteligencia, en términos generales nos referimos a la inteligencia académica o mental, es decir, a la facilidad para recolectar y evocar información, resolver procesos lógicos y desarrollarse profesionalmente.

Sin embargo, la inteligencia mental no es el único tipo de inteligencia que una persona puede desarrollar, y no es inusual encontrarse con una persona supuestamente inteligente que constantemente toma pobres decisiones de vida.

Para el desarrollo personal, la inteligencia espiritual es tanto o más necesaria que la inteligencia mental. Pero qué significa ser espiritualmente inteligente? Hoy veremos la diferencia entre estas dos inteligencias, y los desbalances que ocurren cuando ambas están desequilibradas.

La inteligencia mental

Es difícilmente discutible la importancia de la inteligencia mental para poder interactuar y desarrollarse en el mundo de hoy en día. Nos guste o no, vivimos en una sociedad regida por normas y actividades que involucran constantemente el uso de nuestra inteligencia mental.

Nuestra inteligencia mental nos permite ser más productivos en nuestro trabajo, poder adaptarnos a las normas y horarios, cumplir con nuestras responsabilidades sociales y laborales, recordar eventos, aprender métodos de trabajo y poder recibir educación formal.

Utilizar la inteligencia mental es importante, el problema es cuando le damos predominancia por sobre nuestra inteligencia espiritual. Entonces nos volvemos personas que funcionan sólo en base a la lógica y pierden contacto con su realidad emocional, tomando decisiones y accionando acorde a lo que dicta su mente como más eficiente, pero que tiene pobres resultados en el crecimiento interno y la maduración emocional de una persona.

La persona que se deja llevar por su inteligencia mental termina sintiéndose aislada y vacía, intentando llenar su vida con logros, objetos o relaciones, perdiéndose en los deseos egoicos que nunca podrán ser enteramente satisfechos, e inevitablemente sumiéndose en la infelicidad.

La inteligencia espiritual

La inteligencia espiritual nos permite funcionar como seres humanos, con sus altibajos anímicos y emocionales, experimentando los vaivenes de las relaciones afectivas y aprendiendo de ellas. La persona que lleva consciencia a su inteligencia espiritual madura emocionalmente y es una fuente de estabilidad, paz y amor para otras personas dentro del ámbito social.

Nadie puede negar el valor de la inteligencia espiritual para desarrollar una sociedad centrada y coherente, en la que todos avanzan con un fin común y se benefician en el trayecto (viéndolo de esta manera es evidente la deficiencia en el desarrollo en la inteligencia espiritual que existe dentro de las estructuras gubernamentales en la mayoría de los países).

Por otra parte, la persona que, en el estado de dualidad, insiste en desarrollar sólo la inteligencia espiritual (como si hubiera aspectos inferiores o superiores dentro de la totalidad de la expresión humana), en términos generales termina siendo una persona ausente, distraída y poco confiable en cuanto al cumplimiento de sus responsabilidades, debido a la falta de compromiso con el momento presente, y a la pobre organización en el desarrollo de sus tareas.

La dificultad de desarrollar la inteligencia espiritual

En occidente las personas suelen experimentar dificultades para desarrollar su inteligencia espiritual. Hay un gran prejuicio acerca de que una persona sea emocional y se base en experiencias que escapan a la percepción normal para tomar decisiones de vida. El instinto está mal visto, y salirse del sistema y la norma es motivo para la reprimenda. En este entorno, poder conectarse con nuestra inteligencia espiritual se vuelve una tarea dificultosa.

Otro factor a tener en cuenta es que la inteligencia espiritual es algo mucho más sutil y menos palpable que la inteligencia mental, y es porque la inteligencia espiritual no es nuestra (es decir, de Fulanito o Fulanita), sino que le pertenece al espíritu, y es mediante rendirnos a SU sabiduría que tenemos acceso a ella.

Para acceder a nuestra inteligencia espiritual es necesario dejar de lado, aunque sea por un momento, nuestra inteligencia mental y rendirnos a un poder más grande. Implica pasar la atención hacia adentro, a lo que estamos sintiendo y a nuestros impulsos instintivos, en lugar de utilizar la evidencia sólida y lógica que podemos ver con nuestros propios ojos. Confiar en lo desconocido, aunque sea nuestro propio ser interno, nos aterra.

Cómo equilibrar la inteligencia espiritual con la mental?

Sin la inteligencia mental, no podríamos cumplir coherente y eficientemente con nuestras tareas. Sin la inteligencia espiritual no tendríamos acceso a nuestro instinto y nuestra capacidad de lidiar de manera centrada y abierta con las situaciones, accediendo al poder de nuestro espíritu.

Yo creo que uno de los primeros pasos para dar más lugar a la inteligencia espiritual en nuestras vidas es aceptar que nuestra mente no tiene todas las respuestas. Cuando aceptamos que tal vez no conocemos la mejor manera de lidiar con determinada situación, se genera un silencio momentáneo en nuestra mente, producto de la incógnita. Este silencio abre un espacio en el campo de las posibilidades, en el que nuevas soluciones empiezan a tomar forma, sencillamente porque no nos estamos negando a verlas mediante refugiarnos en nuestras propias estructuras.

Podemos utilizar la inteligencia mental para concentrarnos, organizarnos y trabajar a la mejor de nuestras capacidades en un momento dado, mientras que nos permitimos momentos de silencio y búsqueda interna para reconectarnos con nuestra inteligencia espiritual, especialmente para lidiar con las relaciones interpersonales y la toma de decisiones, pero también para colaborar con el desarrollo de cualquier labor.

Esta pausa que otorgamos a nuestra mente, y en la que accedemos al terreno de las infinitas posibilidades mediante nuestro estado de silencio nos llevará, sin pensarlo demasiado, a mejorar la calidad de todas nuestras acciones, decisiones y expresiones, dando la posibilidad de que se expresen los anhelos de nuestro Ser interno, en la experiencia del día a día.

Qué implica desarrollar la inteligencia espiritual?

A veces, desarrollar la inteligencia espiritual implica dejar ir nuestros miedos y la ilusión de control que tenemos acerca de administrar todo mentalmente, y planificar por adelantado (como si eso nos asegurara que todos nuestros planes se van a cumplir mientras más nos preocupemos por variables que en este momento escapan a nuestra realidad).

Desarrollar la inteligencia espiritual también implica atreverse a indagar en las profundidades de nuestro Ser y reconectarnos con nuestros sentimientos y emociones. Este proceso puede ser difícil y doloroso, ya que seguramente haya mucha energía emocional acumulada ante la cual hemos sido negligentes por priorizar nuestras actividades intelectuales. Poderosa no es la persona que puede controlar sus emociones, sino la que se permite experimentar todos los aspectos del Ser sin resistencia ni temor, permitiendo que todo fluya desde su interior, ya sean estos aspectos placenteros o dolorosos.

Desarrollar la inteligencia espiritual implica confiar en el proceso de la vida, y en que todas las piezas encajarán en su lugar a medida que nosotros mismos les demos espacio, dejando de intentar abarcar todo con la fuerza de nuestra mente. Implica comprender que no somos sólo un cuerpo mortal, sino un alma inmortal que pertenece a una energía original que todo lo abarca, y en la cual descansamos amorosamente, y en paz, mientras transitamos el camino de la vida.

Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
VER ESCRITOS Y GRAFICAS - MENTE
GRAFICAS - LIE

IMPRIMIR
PUBLICIDAD INTELIGENTE N° 1


RECOMENDADOS

MORALEJAS CON SABIDURíA Y HUMOR

7 cuentos con moraleja y uno más que los hará reír. La virtud del cuento, es la sutil sabiduría y su fino humor encerrado en el mensaje transmitido.

LIE

EL HUMOR DE JIDDU KRISHNAMURTI

A Jiddu Krishnamurti le escucharon contar historias de humor, chistes y anécdotas de la literatura zen. Las empleaba para instruir y despertar.

JIDDU KRISHNAMURTI

EL PORTERO DEL PROSTíBULO

Si se bloquea la puerta, no gaste más energía en la confrontación, busque las ventanas. El agua nunca discute con sus obstáculos, sino que los rodea.

JBN

MAL HUMOR CONTRA LA SALUD FíSICA Y MENTAL

Se han comprobado que vivir de forma positiva frente a las situaciones favorece la liberación de la endorfina, sustancia que causa bienestar.

JBN

EL FOTóGRAFO PARA REíR UN POCO

Una pareja llevaba muchos años de matrimonio y no había logrado tener familia. Tras consultar varios doctores sin éxito fueron a ver un especialista.

HUMOR INTELIGENTE

EL ABOGADO CHISTE BUENíSIMO

Un agente de tránsito detiene un abogado que conducía a exceso de velocidad presentándose el siguiente diálogo: Usted conducía a exceso de velocidad.

HUMOR INTELIGENTE

SIN OREJAS

Lamentablemente, José Antonio había nacido sin orejas y, aunque había tenido mucho éxito en los negocios, ese problema le molestaba muchísimo. Un día.

HUMOR INTELIGENTE

EL HUMOR DE JESúS

El humor es siempre la «Medicina» de Dios Todo y Eterno. Un corazón alegre es la mejor medicina; un espíritu abatido termina por secar los huesos.

HUMOR INTELIGENTE

ESPIRITUALIDAD Y HUMOR

Muchos asocian a la espiritualidad con seriedad y solemnidad. En esta nota demostramos cómo el humor atraviesa los distintos credos y enseñanzas.

HUMOR INTELIGENTE

EL HOMBRE QUE SIEMPRE REíA

El hombre que siempre reía, llevaba en sus venas gas hilarante, afirmaban los médicos, y hacia brotar agua de las rocas, porque lloraban de risa.

JORGE LUIS BORGES

HUMOR Y ESPIRITUALIDAD

Imagínese un alma llena de odio y rencor. Hágame el favor de sacarle una sonrisa, ni con cepillo de alambre se logra sacar los bichos que lo impiden.

JEBUNA

PRIMERA EN LA FRENTE

La escucho hasta que ella se detuvo para tomar aliento. Entonces dijo: La primera en la frente. Cuenta la historia que vivieron felices para siempre.

ANTHONY DE MELLO

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020