AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | FRASES | A-Z
LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2018 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Pagina Principal
Emisoras de Musica MP3
Busqueda para iluminados
Visitados en 7 dias
Frases sobre Espiritualidad
Navegacion para moviles

MEDITACIÓN BREVE

OSHO

16/04/2017

Meditación breve - Osho - Meditar - Yoga-Reiki-Zen (GAA # 170)

CATEGORÍA N° 170
MEDITAR - YOGA REIKI ZEN

Espacio sagrado

Una pequeña nota antes de leer a Osho

Puedo crear en mi mente un espacio sagrado al que me retiro de la actividad y la confusión cotidianas que me rodean, para estar totalmente en presencia de Dios, comienzo a relajarme, a sentirme satisfecho y en paz y me dejo estar en el fulgor de Su presencia, seguro en el conocimiento de que allí alguien me cuida constantemente.

Quizás entre en mi espacio sagrado con regularidad, todos los días a la misma hora, quizás lo haga sólo cuando me sienta angustiado, sé que la puerta de mi paz interior siempre estará abierta para mí.

Entro en mi espacio sagrado con alegría y entusiasmo pues sé que allí está la presencia de Dios, las tribulaciones quedan atrás y las tensiones son cosas del pasado.

Una vez que establezco contacto con Dios, la angustia desaparece y salgo del espacio sagrado para reanudar la jornada: repuesto, renovado y revitalizado, para cumplir mi misión es este mundo.

Que dice Osho sobre la mente

La mente

La gente viene a mí y me pregunta: “¿Cómo lograr una mente en paz?” Les digo: “No existe nada como eso: mente en paz. Nunca oí de eso”.

La mente nunca está tranquila, la no-mente es paz. La mente en sí misma nunca puede estar tranquila, en silencio. La propia naturaleza de la mente es estar tensa, estar en confusión. La mente nunca puede estar clara, no puede tener claridad porque la mente es por naturaleza confusión, nubosidad. La claridad es posible sin la mente, la paz es posible sin la mente, el silencio es posible sin la mente, o sea que nunca trates de conseguir una mente silenciosa. Si lo consigues, desde el mismo comienzo te estás moviendo en una dimensión imposible.

La mente es la causa

Siempre recuerda que lo que sea que esté sucediendo a tu alrededor está enraizado en la mente. La mente es siempre la causa. Es la proyectora, y afuera sólo hay pantallas, te proyectas a ti mismo. Si sientes que es desagradable, entonces cambia la mente. Si sientes que lo que viene de la mente es infernal y como una pesadilla, entonces abandona la mente. Trabaja con la mente, no trabajes con la pantalla, no continúes pintándola y cambiándola. Trabaja con la mente.

Pero hay un problema, porque piensas que eres la mente. Así que, ¿cómo puedes abandonarla? Entonces sientes que puedes abandonarlo todo, cambiarlo todo, repintar, redecorar, reorganizar, pero cómo hacer para abandonarte tú mismo. Esa es la raíz de todo el problema.

No eres la mente, estás más allá de la mente.
Te has identificado, es verdad, pero no eres la mente.

Y este es el propósito de la meditación: darte pequeños destellos de que no eres la mente. Aunque la mente se detenga por unos pocos momentos ¡tú estás todavía allí! Al contrario, eres más, desbordante con el ser. Cuando la mente se detiene, es como si un drenaje que te estaba drenando continuamente, se hubiera detenido. De repente estás desbordando energía. ¡Sientes más¡

Si aún por un momento te das cuenta que la mente no está allí, pero “yo soy”, has alcanzado un núcleo profundo de la verdad. Entonces será fácil abandonar la mente. No eres la mente, de lo contrario, ¿cómo puedes abandonarte a ti mismo? Primero, la identificación tiene que abandonarse, luego la mente se puede abandonar.

La mente en el fondo

Cuando se abandona toda identificación con la mente, cuando eres un observador en la colina y la mente se queda en el fondo de la oscuridad de los valles, cuando estás en las cumbres soleadas, sólo como un testigo puro, mirando, observando, pero no identificándote con nada, bueno o malo, santo o pecador, esto o aquello, en esa presencia todas las preguntas se disuelven. La mente se desvanece, se evapora. Te has quedado como un ser puro, sólo como existencia pura, un respirar, un corazón latiendo, completamente en el momento, sin pasado, sin futuro, por lo tanto tampoco sin presente.

La mente es ilusoria

La mente es ilusoria, lo que no es, pero parece ser y lo parece tanto que crees que eres la mente. La mente es maya, la mente es sólo un sueño, la mente es sólo una proyección… una burbuja de jabón, nada en ella, pero parece como una burbuja de jabón flotando en el río. El sol apenas está saliendo, los rayos penetran la burbuja, se crea un arco iris y no hay nada dentro. Cuando tocas la burbuja se rompe y todo desaparece, el arco iris, la belleza, no queda nada. Sólo el vacío se vuelve uno con el vacío infinito. Sólo había una pared, una pared de burbuja. Tu mente es sólo una pared de burbuja: adentro tu vacío, afuera mi vacío. Sólo es una burbuja: dale un pinchazo y la mente desaparece.

Contra la mente

Dices: “¿Por qué estás tan en contra de la mente?”. No estoy en contra de la mente, simplemente estoy exponiendo el hecho de lo que es la mente. Si ves lo que es la mente, la abandonarás. Cuando digo: “Abandona la mente”, no estoy en contra de la mente. Simplemente te estoy dejando claro qué es la mente, qué te ha hecho, cómo se ha convertido en esclavitud.

No es un asunto de utilizarla o abusar de ella. La mente en sí es el problema, no utilizarla o abusar de ella. Y recuerda, no puedes utilizar la mente hasta que sepas cómo estar sin la mente. Solamente las personas que saben cómo estar sin la mente, son capaces de utilizar la mente, de lo contrario la mente los utiliza a ellos. Es la mente la que te está utilizando, pero la mente es muy inteligente, continúa engañándote. Continúa diciendo: “Me estás utilizando”.

Es la mente la que te está utilizando. Estás siendo utilizado, la mente se ha convertido en tu maestro, eres un esclavo, pero la mente es muy inteligente, te está apoyando. Dice: “Soy sólo un instrumento, tú eres el maestro”. Pero observa, mira en el mecanismo de la mente, cómo continúa utilizándote. Crees que la estás utilizando. Puedes utilizarla sólo cuando sepas que estás separado de ella, de lo contrario, ¿cómo vas a utilizarla? Estás identificado con ella.

Mente y Consciencia

¿Son la mente y la consciencia cosas separadas? O es la mente en silencio, o la mente concentrada, lo que se llama “consciencia”?

Depende, depende de tu definición. Pero para mí, la mente es esa parte que te ha sido dada. No es tuya. La mente significa lo prestado, la mente significa lo cultivado, la mente significa que con ella la sociedad te ha penetrado. No eres tú

La consciencia es tu naturaleza; la mente es sólo la circunferencia creada por la sociedad que te rodea, la cultura, tu educación.

La mente significa el condicionamiento. Por lo tanto, puedes tener una mente hindú, no puedes tener una consciencia hindú. Puedes tener una mente cristiana, no puedes tener una consciencia cristiana. La consciencia es una: no es divisible. Las mentes son muchas. Las sociedades son muchas, las culturas, las religiones son muchas y cada cultura, cada sociedad, crea una mente diferente. La mente es un sub-producto social. Y a menos que esta mente se disuelva, no puedes ir a tu interior, no puedes saber cuál es realmente tu naturaleza, cuál es auténticamente tu existencia, tu consciencia. Esforzarse por la meditación es esforzarse contra la mente. La mente no es nunca meditativa y la mente nunca está en silencio, o sea que decir “una mente en silencio” no tiene sentido, es absurdo. Es como decir “una enfermedad saludable”. No tiene ningún sentido. ¿Cómo puede haber una enfermedad que sea saludable? La enfermedad es una enfermedad y la salud es la ausencia de la enfermedad.

No existe una mente en silencio. Cuando hay silencio, no hay mente. Cuando hay mente, no hay silencio. La mente, como tal, es perturbación, el mal-estar. La meditación es el estado de no-mente, no de una mente en silencio, no de una mente saludable, no de una mente concentrada, no. La meditación es el estado de no-mente: no hay una sociedad dentro de ti, ningún condicionamiento dentro de ti, sólo tú, con tu pura consciencia.

FRASES DEL AUTOR OSHO

HOME
PRINT
+ NUEVO
NEWS



LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018