LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME Ver meditación y mindfulness ESCRITOS MAS VISTOS Recetas y Cocina Vegetariana Temas sobre el amor MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS EVOLUCION VINCULOS RAPIDOS
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGION - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

ILUMINACIÓN ESPIRITUAL




Iluminación espiritual - Articulos por Anthony de Mello

Iluminación

No hay otro mundo más que éste.
Pero hay distintas formas de mirarlo, desde “ti”, desde “mí” y desde “nosotros”.

En la antigua India había un rey, llamado Janaka, que además era un sabio. Un día estaba Janaka durmiendo la siesta en su cama cubierta de flores mientras sus sirvientes le abanicaban y sus soldados montaban guardia ante su puerta. Cuando estaba quedándose dormido, tuvo un sueño en el que un rey vecino le derrotaba en una batalla le hacía prisionero y le torturaba. En el momento en que la tortura iba a comenzar. Janaka se despertó sobresaltado y se vio en su lecho de flores, con los sirvientes abanicándole y los soldados haciendo guardia Volvió a quedarse dormido ya tener el mismo sueño.

Y nuevamente se despertó y comprobó que estaba confortablemente a salvo en su palacio. Entonces comenzó un pensamiento a rondar insistentemente la cabeza de Janaka mientras estaba dormido. El mundo de sus sueños le había parecido perfectamente real y ahora que estaba despierto, le parecía igualmente real el mundo de los sentidos. Quería saber cuál de aquellos dos mundos era el verdaderamente real.

Ninguno de los filósofos, sabios y videntes a los que consultó fue capaz de darle una respuesta y estuvo muchos años buscándola inútilmente, hasta que un día llamó a la puerta de su palacio un hombre llamado “Ashtavakra” que significa «totalmente deforme» o «encorvado». Y que precisamente llevaba ese nombre porque era así de nacimiento. Al principio, el rey era un tanto reacio a tomarse en serio a aquel hombre: “¿Cómo puede un hombre tan deforme como tú poseer la sabiduría que les ha sido negada a mis videntes y a mis sabios?”, le preguntó. «Desde mi más tierna infancia», le replicó Ashtavakra, «se me han cerrado todos los caminos: por eso he seguido ávidamente la senda de la sabiduría» «Habla, pues», dijo el rey.

Y he aquí lo que dijo Ashtavakra: «Oh rey, ni el estado de vigilia ni el estado de sueño son reales. Cuando estás despierto, el mundo de los sueños no existe: y cuando duermes, lo que no existe es el mundo de los sentidos. Por eso ninguno de ellos es real», «Pero si tanto el estado de vigilia como el estado de sueño son irreales, entonces ¿qué es real?», preguntó el rey.

«Hay un estado además de esos dos. Descúbrelo. Es el único real.»

Los que no han alcanzado la iluminación se consideran despiertos y, en su locura, llaman buenas a unas personas y malas a otras, alegres a unos acontecimientos y tristes a otros.

Los verdaderamente despiertos ya no están a merced de la vida y la muerte, del crecimiento y la decadencia, del éxito y el fracaso, de la pobreza y la riqueza, del honor y el deshonor. Para ellos, ni siquiera el hambre, la sed, el calor y el frío, que experimentan como algo transitorio en el río de la vida, duran indefinidamente. Han llegado a darse cuenta de que nunca es necesario cambiar lo que ven, sino tan sólo la forma en que lo ven.

Y así llegan a asumir la cualidad del agua, que es suave y manejable y, a la vez, de una fuerza irresistible: que no se esfuerza y, sin embargo, beneficia a todos los seres. Gracias a su acción desinteresada, otros son transformados; gracias a su desprendimiento, el mundo entero prospera; gracias a su ausencia de codicia, otros no sufren daño alguno.

El agua es extraída del río para regar los campos. Al agua le da absolutamente lo mismo estar presente en el río o en los campos. Así es como los que han alcanzado la iluminación actúan y viven apacible e intensamente de acuerdo con su destino.

Son ellos los únicos que se convierten en los enemigos implacables de la sociedad, la cual odia la flexibilidad y ama la reglamentación, el orden y la rutina, la ortodoxia y la conformidad.

ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
LIE - JBN


RECOMENDADOS

LA ILUMINACIóN ES CONCIENCIA PRESENTE

Un bello cuento budista con una moraleja al estilo de Buda sobre lo que es la iluminación en una conciencia presente, a la que no nos podemos ocultar.

BUDA

PRECEPTOS DE LA ILUMINACIóN ESPONTANEA

Los preceptos de La Iluminación Espontanea son una guía esencial para aquel que está en búsqueda de lo más elevado y verdadero en su propio interior.

MOOJI

LA ILUMINACIóN ESPIRITUAL EN EL AHORA

Aprendamos sobre la forma como trabaja la mente en el ahora antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

ECKHART TOLLE

LA ILUMINACIóN CON EL AROMA DEL ZEN

Entre el dhyana (meditación) búdico y el taoísmo chino surge el «Aroma del Zen», la posibilidad de alcanzar la iluminación sin crear falsas ilusiones.

BODHIDHARMA

DESASIMIENTO PARA LOGRAR LA ILUMINACIóN ESPIRITUAL

El auténtico desasimiento para lograr la iluminación espiritual implica que el hombre debe retirarse, vaciarse y desapegarse del mismo desasimiento.

MAESTRO ECKHART

LA ILUMINACIóN ESPIRITUAL ES UNA REBELIóN

La iluminación espiritual es la verdadera rebelión. Destruye las ficciones. Te deja sólo con lo que existe. La consciencia esencial de tu propio ser.

OSHO

LA ILUMINACIóN A TRAVéS DEL GNOSTICISMO

La iluminación o conocerse a uno mismo, en el nivel más profundo, es al mismo tiempo conocer a Dios; este… es el secreto más profundo del gnosticismo.

NAG HAMMADI

LA ILUMINACIóN SUPREMA

Para alcanzar la iluminación suprema uno reconoce espontáneamente su propia naturaleza original, la esencia mental que no puede crearse ni eliminarse.

HUI NENG

21 CUENTOS SOBRE LA ILUMINACIóN ESPIRITUAL

Cuando posees conocimiento, empleas una antorcha para mostrar el camino. Cuando posees la iluminación espiritual, te conviertes tú mismo en antorcha.

ANTHONY DE MELLO

IDEAL DE LA ILUMINACIóN ESPIRITUAL

Este ideal ha de ser un ideal natural, no uno artificial; debe encontrarse implícito en su propia naturaleza, en las profundidades mismas del ser.

SANGHARAKSHITA

EL EQUILIBRIO ES ILUMINACIóN

Crear un equilibrio. El desequilibrio es neurosis, el equilibrio es iluminación. El encuentro de yin y yang, anima y animus: eso trae la iluminación.

OSHO

LA GRATITUD ELEVA TU ILUMINACIóN INTERIOR

Un bello artículo esenio de los cristianos originarios que enseña lo importante que es para la iluminación la gratitud con una adecuada comprensión.

OLIVIER MANITARA

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD


VER EN INSTAGRAM    VER EN FACEBOOK    VER EN TWITTER    VER EN PINTEREST    VER EN BLOGSPOT

LA ILUMINACION ESPIRITUAL
MEDELLIN COLOMBIA

1997 - 2019

AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA