LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY ESPIRITUALIDAD VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS ESPIRITUALIDAD VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES TAO

FRASES Y CITAS TAO

VER ESCRITOS TAO

BAHA ULLAH

MAS FRASES DE BAHA ULLAH

  • Desprendeos del atavío de la vanagloria y quitaos la vestidura de la altivez.

CHENG MAN-CH’ING

MAS FRASES DE CHENG MAN-CH’ING

  • El Tao del cielo, el de la tierra y el del hombre son tres tesoros. Puesto que somos hombres, no seremos nada si sólo aprendemos el Tao del cielo y de la tierra.

EL TAO

MAS FRASES DE EL TAO

  • La creencia está muy lejos de la vida. Tao es el abandono de todos los sistemas de creencias. Entonces aparece una clase completamente nueva de confianza: la confianza en la vida.
  • El Tao no depende de las creencias. Cuanto más fuerte sea la creencia, mayor es la barrera. El Tao no es ni la creencia ni la incredulidad, sino el abandono de toda creencia e incredulidad.

HUANG DI

MAS FRASES DE HUANG DI

  • Si Tao lo desea, puedo cometer un error. Pero será aquel error con el que Tao cumplirá su plan.
  • Un sabio ve todas las conexiones entre las cosas y los acontecimientos en su unidad, y desde la calma de Tao.

IVÁN TRUJILLO CUEVAS

MAS FRASES DE IVÁN TRUJILLO CUEVAS

  • El Tao que puede ser expresado no es el Tao eterno.
  • La no-acción, la sencillez de movimientos, vivir en el aquí y en el ahora, el ahorro de la energía, así se vive de acuerdo con el Tao.

LAO TSE

MAS FRASES DE LAO TSE

  • Actúa sin expectativas.
  • Da y tendrás en abundancia.
  • Del cuidado viene el valor.
  • Palabra adornada no es sincera.
  • Sé el jefe, pero nunca el señor.
  • El mejor luchador nunca se enfada.
  • Saber que uno no sabe es lo mejor.
  • Aquel que habla se cansa más rápido.
  • Cuanto más lejos se va, menos se sabe.
  • Debido a un gran amor, uno es valiente.
  • La naturaleza no tiene un corazón humano.
  • Anticipa lo difícil gestionando lo fácil.
  • La pérdida no es tan mala como querer más.
  • Deja de pensar y termina con tus problemas.
  • Grandes actos se componen de pequeñas obras.
  • El agradecimiento es la memoria del corazón.
  • Deja de pensar, y termina con tus problemas.
  • El que está satisfecho con su parte es rico.
  • El que sabe, no habla. El que habla, no sabe.
  • La perfección es la voluntad de ser imperfecto.
  • Cuanto más alto sale el sol, menos sombra deja.
  • Ver las cosas en la semilla, eso es genialidad.
  • Para conducir la gente, camina detrás de ellos.
  • Lo débil y lo tierno vencen lo duro y lo fuerte.
  • De maravilla en maravilla la existencia se abre.
  • Quien no confía lo suficiente, no será confiable.
  • El que mucho promete, rara vez cumple su palabra.
  • El viaje de mil millas comienza con un solo paso.
  • Las armas del reino no se muestran al extranjero.
  • Quien no es feliz con poco, no lo será con mucho.
  • No hay mayor peligro que subestimar a tu oponente.
  • Las palabras de la verdad son siempre paradójicas.
  • Si no puedes avanzar una pulgada, retrocede un pie.
  • Si practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.
  • Una hormiga en marcha hace más que un buey durmiendo.
  • No hacer nada es mejor que estar ocupado haciendo nada.
  • La naturaleza no se apresura, sin embargo, todo se logra.
  • La música en el alma puede ser escuchada por el universo.
  • Para la mente que está quieta, el universo entero se rinde.
  • Aquel que obtiene tiene poco. Aquel que dispersa tiene mucho.
  • El que sabe contentarse con lo que tiene siempre estará feliz.
  • Cuando dejo ir lo que soy, me convierto en lo que debería ser.
  • Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte.
  • Cuando un país esta lleno de conflictos, florecen los patriotas.
  • Si no cambias la dirección, puedes terminar donde has comenzado.
  • Cuando dejo de ser lo que soy, me convierto en lo que podría ser.
  • Responde inteligentemente incluso al tratamiento poco inteligente.
  • Los enemigos del hombre no son demonios, sino seres humano como él.
  • Las cosas suaves de la vida superan las cosas más fuertes del mundo.
  • Sólo zarpas y espinos nacen en el lugar donde acampan los ejércitos.
  • El que sabe que suficiente es suficiente siempre tendrá suficiente.
  • El conocimiento es un tesoro, pero la práctica es la clave para ello.
  • Sólo aquellos que conocen la paz interna pueden entregársela a otros.
  • La gente es difícil de gobernar porque tienen demasiado conocimiento.
  • Preocúpate por lo que piensen los demás y siempre serás su prisionero.
  • No vayas contra lo que es justo para conseguir el elogio de los demás.
  • Que tu cuerpo y tu alma vital estén unidos en un abrazo sin separación.
  • La ausencia de deseos trae quietud, y el mundo se corrige por sí mismo.
  • La violencia, aunque bien intencionada, siempre rebota sobre uno mismo.
  • Una mentira adecuadamente repetida mil veces se convierte en una verdad.
  • Cuantas más leyes y ordenes destaquen, más ladrones y estafadores habrá.
  • Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la iluminación.
  • Un buen viajero no tiene planes fijos, y no tiene la intención de llegar.
  • Nunca debemos avergonzarnos de no saber algo, no tengas miedo a preguntar.
  • Dominar a otros es fortaleza. El dominio de sí mismo es el verdadero poder.
  • El que proyecta muchas cosas, encuentra muchos obstáculos para realizarlas.
  • Si quiere tomar, primero debes dar., este es el comienzo de la inteligencia.
  • Diez mil cosas florecen y entonces cada una regresa a la raíz de la que vino.
  • La vida y la muerte son un hilo, la misma línea vista desde diferentes lados.
  • El que domina a los otros es fuerte; el que se domina a sí mismo es poderoso.
  • El hombre sabio mira hacia el espacio y sabe que no hay dimensiones limitadas.
  • La moderación es la mejor virtud para gobernar a los hombres y servir al cielo.
  • Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.
  • El buen hombre es el maestro del malo, y el mal hombre es la lección del bueno.
  • La persona verdadera evita los extremos, la extravagancia y la autosatisfacción.
  • Dirige una gran nación de la forma en que cocinarías un pez pequeño. No exageres.
  • Los que tienen conocimiento, no predicen. Los que predicen, no tienen conocimiento.
  • En el centro de tu ser tienes la respuesta; sabes quién eres y sabes lo que quieres.
  • El tiempo es algo creado. Decir “No tengo tiempo” es igual a que dijeras “No quiero.”
  • La felicidad no se basa en acumular cosas, debemos intentar ser felices aquí y ahora.
  • Observa todo lo blanco que hay en torno tuyo, pero recuerda todo lo negro que existe.
  • Observa todo lo blanco que hay en torno a ti, pero recuerda todo lo negro que existe.
  • Nada es más blando o más flexible que el agua, sin embargo, nada puede resistirse a ella.
  • Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo se llama mariposa.
  • Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.
  • Actúa sin esforzarte. Trabaja sin interferir. Encuentra el sabor en lo que no tiene sabor.
  • El hombre vulgar, cuando emprende una cosa, la echa a perder por tener prisa en terminarla.
  • La conveniencia es simplemente la sombra del bien y de la verdad, es el inicio del desorden.
  • Un erudito que aprecia el amor sólo por la comodidad, no está preparado para ser un erudito.
  • Los dioses y los espíritus buenos o malos no me preocupan porque no sirvo a ninguno de ellos.
  • Llena tu tazón hasta el borde y se desbordará. Continua afilando tu cuchillo y se desgastará.
  • ¿Cómo podría el hombre regocijarse en la victoria y deleitarse en el asesinato de los hombres?
  • El poder de la comprensión intuitiva te protegerá de cualquier daño hasta el final de tus días.
  • Un humano con coraje externo se atreve a morir; un humano con coraje interior se atreve a vivir.
  • Sé honesto con aquellos que son honestos, y también sé honesto con aquellos que no son honestos.
  • Un hombre con coraje externo se atreve a morir; un hombre con coraje interior se atreve a vivir.
  • Cuando sobre la tierra todos reconocen la belleza como belleza, así queda constituida la fealdad.
  • El que sabe atar no usa cuerdas ni nudos, y, sin embargo, nadie puede desatar lo que él ha unido.
  • Darte cuenta de que no entiendes es una virtud: no darte cuenta de que no entiendes es un defecto.
  • Trata con bondad a aquellos que son buenos, y también trata con bondad a aquellos que no son buenos.
  • Las personas tienen hambre, esto sucede porque los que tienen autoridad comen demasiado en impuestos.
  • El hombre sabio no acumula sus propios tesoros. El mientras más da a otros, más tiene para los suyos.
  • El malvado líder es aquel a quien la gente desprecia. El líder bueno es aquel a quien la gente admira.
  • Todas las cosas difíciles tienen su origen en lo que es fácil, y las grandes cosas en lo que es pequeño.
  • Aquel que insiste demasiado en sus puntos de vista, encuentra pocas personas que estén de acuerdo con él.
  • Ser profundamente amado por alguien te da fuerza, mientras que amar a alguien profundamente te da coraje.
  • El Tao que puede ser dicho, no es el eterno Tao. El nombre que se puede nombrar , no es el eterno Nombre.
  • Cuando estas contento con ser simplemente tú mismo y no te comparas o compites, todo el mundo te respetará.
  • La clave para el crecimiento es la introducción de mayores dimensiones de conciencia en nuestra conciencia.
  • Darte cuenta de que no entiendes algo es una virtud; no darte cuenta de que no entiendes algo es un defecto.
  • Muchos van hacia la verdad por los caminos de la poesía. Yo llego a la poesía, por los caminos de la verdad.
  • No existe una ofensa más grande que la de albergar deseos. No existe un desastre más grande que el descontento.
  • El desorden simulado postula disciplina, el miedo simulado postula coraje, la debilidad simulada postula fuerza.
  • Tengo sólo tres cosas que enseñar: la sencillez, la paciencia y la compasión. Estos tres son tus mayores tesoros.
  • Tendemos a dar vueltas una y otra vez sobre las mismas cosas, pero es una actitud que no nos lleva a ningún sitio.
  • El amor es de todas las pasiones la más fuerte, ya que ataca al mismo tiempo la cabeza, el corazón y los sentidos.
  • La amabilidad en palabras crea confianza. La amabilidad en el pensamiento crea profundidad. La bondad de dar crea amor.
  • Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida.
  • Aprender a fluir con el mínimo esfuerzo. Si hay que cambiar de dirección, se da media vuelta y se hace, sin pensarlo más.
  • Grande es en verdad la sublimidad de lo creativo, a lo que todos los seres le deben su comienzo y que llena todo el cielo.
  • El ganso de la nieve no necesita un baño para hacerse blanco. Asimismo, tú tampoco necesitas hacer nada más que ser tú mismo.
  • Si el Gran Camino perece habrá moralidad y deber. Cuando surjan la inteligencia y el conocimiento, grandes mentiras florecerán.
  • Debes rendirte a tu propio interés. Ama a los otros tanto como a ti mismo. Entonces podrás confiar en todas las cosas bajo el cielo.
  • El hombre sabio no acumula. Cuanto más ayuda a los otros, más se beneficia él mismo. Cuanto más da a los otros, más obtiene él mismo.
  • La vida es una serie de cambios naturales y espontáneos. No te resistas a ellos —solo crea dolor—. Deja que la realidad sea la realidad.
  • La vida es una serie de cambios naturales y espontáneos. No te resistas a ellos – sólo crea dolor. Deja que la realidad sea la realidad.
  • Pocas cosas bajo el cielo traen más beneficios que las lecciones aprendidas desde el silencio y las acciones tomadas sin haberse esforzado.
  • Las personas fracasan cuando están apunto de triunfar. Si uno es cuidadoso hasta el final, tal y como cuando inició, no existirá el fracaso.
  • Practica el no hacer, ensalza lo humilde, corta el problema en su brote y siembra lo grande en lo pequeño para alcanzar la iluminación espiritual.
  • Si te das cuenta de que todas las cosas cambian, no habrá nada a lo que intentarás aferrarte. Si no temes morir, no hay nada que no puedas lograr.
  • La salud es la posesión más grande. La satisfacción es el tesoro más grande. La confianza es el amigo más grande. No ser es la alegría más grande.
  • Haz las cosas difíciles mientras son fáciles y haz las grandes cosas mientra son pequeñas. Una jornada de mil millas debe comenzar con un solo paso.
  • Aquello que está bien establecido no se puede mover. Lo que está agarrado fuertemente no se puede soltar. Y será honrado de generación en generación.
  • La virtud escondida consiste en dar la vida sin atribuirse nada, en servir con sabiduría actuando como un instrumento de lo alto, de la fuente de luz.
  • Lao-tse c. 570-c. 490 a. C., filosofo chino considerado el fundador del taoismo. La confusion en torno a su fecha de nacimiento radica en una leyenda.
  • Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe. Cuando su trabajo está hecho, su objetivo cumplido, ellos dirán: lo hicimos nosotros mismos.
  • La persona verdadera gobierna cuando vacía a su corazón del deseo y llena la barriga con comida, debilitando sus ambiciones y fortaleciendo sus huesos.
  • Conténtate con lo que tienes; regocíjate en cómo son las cosas. Cuando te das cuenta de que no hay nada que te hace falta, el mundo entero te pertenece.
  • En el pensamiento mantente en lo simple. En el conflicto, se justo y generoso. En el trabajo, haz lo que disfrutes. En la vida familiar, mantente presente.
  • No te veas solo a ti mismo y verás mucho. No te justifiques y serás distinguido. No te vanaglories y tendrás mérito. No seas orgulloso y tu trabajo perdurará.
  • La palabras verdaderas no son bonitas, las palabras falsas son bellas. Las buenas palabras no son persuasivas, las palabras que no son buenas son persuasivas.
  • Sin moverse externamente, uno puede conocer todo el mundo: sin mirar por la ventana, uno puede ver el camino hacia el cielo. Cuanto más te mueves, menos sabes.
  • Quien pretende el dominio del mundo y mejorar éste, se encamina al fracaso. El mundo es tan sagrado y vasto que no puede ser dominado. Quien lo domina lo empeora, quien lo tiene lo pierde.
  • Cuando la virtud esta perdida, aparece la benevolencia, cuando la benevolencia esta perdida, aparece la conducta correcta, cuando está perdida la conducta correcta, aparece la conveniencia.
  • Las armas no son herramientas apropiadas para las personas amables; las personas amables las usan sólo cuando no tienen otra opción. Ellos valoran la paz y la tranquilidad. No encuentran gloria en la victoria.

LIN YUTANG

MAS FRASES DE LIN YUTANG

  • Por estar en conformidad con el Tao, es eterno, y toda su vida está protegida de daño.

MAITREYA

MAS FRASES DE MAITREYA

  • ¡Despertaos! Nunca seáis negligentes. Seguid la ley de la virtud. El que practica la virtud vive felizmente en este mundo y en el próximo.

PATROCINIO NAVARRO

MAS FRASES DE PATROCINIO NAVARRO

  • Desde antiguo hinduistas, budistas, taoístas y místicos cristianos y sufís, ya sabían y vivían de acuerdo con la idea de una Totalidad no dividida.

REFRANES COLOMBIANOS

MAS FRASES DE REFRANES COLOMBIANOS

  • Más apretao que pantaloncillo de loca (homosexual).

TAO

MAS FRASES DE TAO

  • El silencio es una fuente de gran fuerza.

VARIOS

MAS FRASES DE VARIOS

  • Confortaos, consolad a mi pueblo, dice su Dios.

ZHUANGZI

MAS FRASES DE ZHUANGZI

  • Continúa en lo fácil y estás en lo correcto.
  • Una rana en un pozo no puede concebir el océano.
  • Lo bien hecho necesita tiempo. Lo mal hecho es irreversible. ¿Cómo no ser prudente? Deja que tu corazón libre vague entre las cosas; entrégate a lo inevitable y nutre tu propio centro: es la más alta perfección.
  • Quien equipara lo visible con lo invisible, no temerá las vicisitudes de la vida y de la muerte.
  • Un pequeño saber no puede equipararse a uno grande. Ni una corta vida a una larga existencia. ¿Cómo se sabe que esto es así? El hongo que sólo vive una mañana desconoce el ciclo de la luna. La cigarra de verano nada sabe de primaveras ni de otoños. Así so
  • Las extremidades de los patos son cortas pero si pretendes alargarlas, será con dolor. Las patas de las grullas son largas pero si las acortas, será también con dolor. Así lo que naturalmente es largo no necesita acortarse y lo que naturalmente es corto n
  • Permanece quieto, sé puro; no fatigues tu cuerpo, no perturbes tu esencia vital, y vivirás por siempre.
  • Las palabras deben siempre detenerse ante lo que el entendimiento ignora.
  • El Cielo y la Tierra tienen funciones separadas. El ying y el yang tienen sus raíces escondidas. Conserva cuidadosamente tu cuerpo, y las cosas materiales prosperarán por sí mismas.
  • El buen orden resulta espontáneamente cuando se dejan las cosas a sí mismas.
  • Si la vida pesa mucho, las riquezas pesarán poco.
  • El gran saber todo lo abarca. El pequeño todo lo divide.
  • El nombre de las cosas es el nombre que nosotros les damos.
  • Ser inmortales ¿Para qué? El cuerpo se corrompe, así también el espíritu. ¿Podemos negar ese inmenso dolor? ¿La vida del hombre es tan absurda? ¿O es que soy el único que lo piensa, yo, el más absurdo de entre todos?
  • Inteligencia apropiada para desempeñar un oficio, conducta ejemplar en la sociedad, virtud pareja a la del príncipe, talento suficiente para servir al estado, todos ellos atributos que hacen a un hombre tan orgulloso como esas pequeñas criaturas.
  • La utilidad de la red está en los peces que coge. Cogidos los peces, se olvida la red. La utilidad de la trampa radica en los conejos que captura. Capturados los conejos, se olvida la trampa. La utilidad de las palabras está en las ideas que expresan. Ent
  • ¿Es que hay en verdad un esto y un aquello? ¿Es que no hay en verdad un esto y un aquello? El punto en donde esto y aquello neutralizan su oposición es el núcleo del Tao: el centro de un círculo que irradia infinitas respuestas. Infinito es el sí.
  • Hay un gran árbol; su tronco es tan grueso que sería muy difícil cortarlo. Ahí sigue al borde del camino. Los carpinteros que pasan por allí ni se dignan mirarle, pero muchos viajeros se cobijan bajo su enorme sombra. Así es el Sabio: de tan grande devien
  • La nivelación hecha con un nivel mal nivelado no es nivelación.
  • ¿Acaso puede haber hijos y nietos si antes no hubiera habido hijos y nietos?
  • A nadie se le coge si no es en la trampa de aquello a lo que está aficionado.
  • Cuando inspecciones un templo, no te olvides de recorrer también los retretes.
  • ¿Este inmenso azul del cielo es su verdadero color o es el efecto de la distancia infinita?
  • Cortando cada día una mitad a un palo de un pie de largo, no se acabará en diez mil siglos.
  • En el contacto con las cosas, el corazón del hombre se enreda y lucha: prudencia, astucia, calma.
  • No puede uno crecer más por haber subido más alto, ni tampoco puede ser más pequeño por vivir en un lugar más bajo.
  • Mejor que mostrar con un significado que el significado no es significado, utiliza el no significado para demostrarlo.
  • Si el agua es poco profunda no puede sostener un barco; pero el agua de un tazón volcada en un pequeño hoyo puede hacer un barco de una simple hoja de hierba.
  • La vejez que no tiene más primacía que la del tiempo, no es verdadera primacía. Ser hombre y no aventajar a los demás con hombría de bien, no es más que vejez.
  • Los pies pisan el suelo; pero es aquello que no pisan lo que permite caminar. Aquello que se conoce es poco; pero, apoyado en lo poco que se conoce es posible conocer mucho.
  • ¡No hay arma más mortífera que la voluntad! ¡Ni la más afilada de las espadas puede comparársele!
  • Es fácil mantenerse quieto y no dejar rastro, pero es difícil andar sin tocar la tierra.
  • Cuando el corazón está bien, el pro y el contra se olvidan.
  • El hombre de espíritu, por otra parte, detesta ver que la gente se reúne a su alrededor. Evita a la multitud. Porque allí donde hay muchos hombres, existen también muchas opiniones y pocos acuerdos.
  • El hombre de verdad ve lo que ve el ojo y no le añade nada que no esté ahí.
  • El hombre de espíritu ni es muy íntimo de nadie ni demasiado distante.
  • Allí donde el egoísmo es la atadura, se disuelve la amistad cuando la calamidad llega.
  • La amistad de los tontos es dulce como el vino.
  • Aquel que se ve controlado por objetos pierde la posesión de su ser interior. Si ya no se valora a sí mismo, ¿Cómo puede valorar a otros? Si ya no valora a otros. Queda abandonado. ¡No le queda nada!
  • El nacimiento de un hombre es el nacimiento de su dolor.
  • Cuando más firmemente insistimos en que todos los demás sean "razonables", nos volvemos nosotros mismos irrazonables.
  • Nadie está tan equivocado como el hombre que conoce todas las respuestas.

ARTICULO RELACIONADO

MORALEJAS Y SABIDURÍA DEL TAO

TAO

CONOCIENDO EL TAO

El Tao no depende de las creencias.

Tú no puedes creer en él. El Tao no conoce un sistema de creencias. No dice: Cree. Esto es lo que han hecho otras religiones. Tao es el abandono de todos los sistemas de creencias. Entonces aparece una clase completamente nueva de confianza: la confianza en la vida. Las creencias implican tener fe en los conceptos. Los conceptos se refieren a la vida. La confianza no se preocupa de los conceptos. La confianza es inmediata, en la vida, no en algo que se refiere a la vida.

La creencia está muy lejos de la vida. Cuanto más fuerte sea la creencia, mayor es la barrera. El Tao no es ni la creencia ni la incredulidad, sino el abandono de toda creencia e incredulidad. Cuando abandonas toda las creencias e incredulidades y estás en contacto directo e inmediato con la vida, surge una confianza, un gran sí surge en tu ser. Este sí transforma, transforma completamente.

Veamos tres cuentos sobre el TAO...

¿QUÉ ES EL TAO?

Es una buena pregunta, ¿Qué es el Tao?

Pues para intentar contestar a esta sencilla pregunta se han escrito libro y más libros. Y si, he dicho intentar, porque El Tao que puede ser expresado no es el Tao eterno. Un claro ejemplo de ello es la siguiente historia:

Un rico empresario se horrorizó al ver a un amigo suyo taxista tomándose tranquilamente un refresco en una soleada terraza del centro.

- ¿Por qué no has salido con tu taxi?, le preguntó el empresario.

- Porque ya he ganado lo suficiente hoy, le respondió el taxista.

- ¿Y por qué no continúas trabajando?, insistió el empresario.

- ¿Y qué iba a conseguir con eso?, preguntó a su vez el taxista.

- Ganarías más dinero, fue la respuesta.

De esta manera podrías comprarte un coche mejor, con mejores prestaciones, con un maletero más grande y de mayor número de plazas. Con él también podrías hacer trayectos más largos y llevar a más gente. Así ganarías lo suficiente para comprarte más coches y poder pedir más licencias. De esa manera podrías tener a gente trabajando para ti, incluso podrías tener una flota de taxis. ¡Serías rico como yo!.

- ¿Y qué haría entonces?, preguntó de nuevo el taxista.

- Podrías sentarte y disfrutar de la vida, respondió el empresario.

- ¿Y qué crees que estoy haciendo en este preciso momento?, respondió el satisfecho taxista.

¿Qué necesidad hay de dar tantas vueltas para llegar a un mismo sitio? La no-acción, la sencillez de movimientos, vivir en el aquí y en el ahora, el ahorro de la energía, así se vive de acuerdo con el Tao. Una de las claves es saber aguardar el momento oportuno para la acción, el momento perfecto en el que un movimiento realizado con conciencia propiciará una consecución de actos como la caída de una ficha de dominó: todo fluye y cae por su propio peso. La habilidad para ceder, para fluir sin rigidez, para ir con la corriente en vez de contra, doblándose y adaptándose como un bambú ante los vientos.

MORALEJA

Es el poder que logra el cambio mediante el esfuerzo sin esfuerzo.

LAO TZU

La estatua de Lao Tzu, el fundador del Tao.

Un joven lleva años pensando en ir a las montañas y conocer la estatua de Lao Tzu. El joven ama las palabras, la forma en que Lao Tzu ha hablado, el estilo de vida que ha llevado, pero nunca ha visto una estatua suya. No existen templos taoístas, así que hay muy pocas estatuas y todas están en las montañas, al aire libre, talladas en la misma montaña, sin techo, sin templo, sin sacerdote, sin culto.

Pasan los años, y siempre muchas cosas se interponen. Pero una noche decide finalmente que debe ir, además el lugar no está lejos, sólo queda a cien millas de distancia, pero como él es pobre tendrá que caminar. A media noche –elige la noche porque al estar dormidos la esposa, los hijos y la familia no se le presentará ningún problema- coge una lámpara en sus manos, pues la noche es oscura, y se aleja del pueblo.

Al salir del pueblo y dirigirse al primer mojón, surge en él un pensamiento: ¡Por Dios, cien millas, y sólo tengo dos pies! Esto me va a matar. Estoy pidiendo lo imposible. Nunca he caminado cien millas, y no hay carretera…. El camino es estrecho, de montaña, sólo para caminantes y también peligroso, así que piensa: Vale la pena esperar a que amanezca. Al menos habrá luz y veré mejor; de otro modo me despeñaré en algún punto de este estrecho sendero y desapareceré sin ver la estatua de Lao Tzu; sería el final, simplemente. ¿De qué sirve suicidarse?.

Estaba en esas, sentado a las afueras del pueblo, cuando se le acercó un anciano a la salida del sol. Vio al joven sentado y le preguntó:

- ¿Qué estás haciendo aquí?

- El joven se lo explicó.

- El anciano rió. Dijo:

¿No has escuchado el viejo refrán? Nadie es capaz de dar dos pasos al mismo tiempo. Sólo puedes dar un paso a la vez: los poderosos, los débiles, los jóvenes, los viejos; no importa. Y el refrán continúa: solamente paso a paso puede un hombre recorrer diez mil millas, ¡y este camino sólo tiene cien! No seas estúpido. Además, ¿quién te está diciendo que sigas sin parar? Puedes tomarte tu tiempo. Éste es uno de los valles más hermosos y ésta es una de las más hermosas montañas, y los árboles están llenos de frutos, frutos que a lo mejor ni siquiera has probado. De todas maneras, yo me dirijo allí. Puedes venir conmigo. He hecho este camino miles de veces; además tengo por lo menos cuatro veces tu edad. ¡Levántate!

El anciano era muy autoritario. Cuando dijo: ¡Levántate!, el joven simplemente se puso en pie, además; Dame tus cosas. Eres joven, inexperto; cargaré con tus cosas. Tú sólo sígueme y ya descansaremos tanto como quieras.

Y lo que había dicho el anciano era verdad. En cuanto se adentraron más profundamente en el bosque y las montañas, todo se fue volviendo más y más hermoso. Y las frutas eran silvestres, jugosas. Además, iban descansando: cada vez que el joven deseaba detenerse, el anciano accedía. Le sorprendía que el anciano nunca dijera que era hora de descansar. Pero, cada vez que el joven decía que era hora de descansar, el anciano esta dispuesto a hacerlo: descansaban un día o dos y luego retomaban la ruta.

De esta forma recorrieron sin problemas las cien millas y llegaron al final del sendero; entonces tuvieron acceso a una de las estatuas más hermosas de uno de los hombres más grandes que ha caminado sobre la tierra. Incluso su estatua tenía algo; no era sólo una pieza de arte. Había sido creada por artistas taoístas para representar el espíritu del Tao.

El Tao cree en la filosofía del dejarse llevar. Cree que tú no tienes que nadar sino flotar en el río, simplemente debes permitir que el río te lleve a donde va, porque cada río llega finalmente al océano. Así que no te preocupes; llegarás al océano. No hay necesidad de estar tenso.

En aquel lugar solitario se alzaba la estatua y, precisamente junto a ella había una cascada, pues al Tao se le llama el camino de la corriente de agua. Tal como el agua, sigue y sigue fluyendo sin manuales, sin mapas, sin reglas, sin disciplina… pero de una forma un tanto extraña, muy humildemente, porque siempre está buscando la posición más baja en todas partes. Nunca va cuesta arriba. Siempre va cuesta abajo, pero llega al océano, a su propio origen.

Toda la atmósfera del lugar era representativa de la idea taoísta del dejarse llevar.

El anciano dijo:

- Ahora empieza el recorrido.

El joven dijo:

- ¿Qué? Pero si yo creía que después de caminar estas cien millas la ruta había terminado.

Así es precisamente como los maestros han estado hablando a la gente –contestó el anciano-. Pero la realidad es ahora: desde este punto, desde esta atmósfera, comienza una ruta de mil y una millas. Y no te voy a engañar, porque después de mil y una millas te encontrarás con otro anciano, posiblemente yo, que te dirá: Ésta es sólo una parada, continúa. El mensaje indica continuar.

MORALEJA

El recorrido mismo es la meta, es infinito, es eterno.

EXPLICANDO EL TAO

Voy a explicaros la cosa más sencilla y a la vez más difícil del universo.

Voy a hablaros del Tao. Es una filosofía o forma de vivir la vida de un cierto grupo de personas que vivieron y viven hoy día en China. Personas que no siguen las normas y reglas que marca la sociedad; sino que observan y toman a la naturaleza como maestra y guía. No tienen deseos ni ataduras por lo que se sienten libres; no pueden fracasar porque no compiten con nadie, no esperan nada de la vida, y por eso lo tienen todo. Son personas que aceptan por igual la crítica como la alabanza de los hombres, la bonanza o la inclemencia del tiempo, porque forma parte del todo, y por eso nada les ata, porque ellos a nada se aferran.

Por ejemplo: Cuando somos niños, se espera de nosotros que aprendamos muchas cosas, y que las aprendamos siguiendo unas formas ya establecidas, iguales a nuestros padres y abuelos que ya las hicieron así. De esa forma nos convertimos todos en copias y somos más o menos igualitos a los que nos enseñan.

Pero amigos míos, el Tao es otra cosa, es algo tan grande que no se puede explicar, y a la vez tan pequeño que ya os lo he explicado. ¿Cómo? pues porque ahora yo os estoy hablando desde lo que sale de mi corazón, tal como sale, sin importarme si está bien o mal, si va a gustar o no.

Un hombre fue a visitar a Chuan Tzu y le expuso así su situación:

- Soy muy desdichado, maestro. Enséñame el camino del Tao para lograr así la felicidad.

- Antes de enseñarte cuál es el camino del Tao, necesito saber por qué eres infeliz - dijo Chuan Tzu.

- Soy infeliz porque no tengo nada - replicó el hombre mostrándole las manos vacías.

- ¿Qué tienes ahí, entonces? –preguntó el filósofo.

- Nada. ¿No ves que están vacías?

- Tienes dos manos - dijo Chuan Tzu - . No es cierto que no tengas nada.

- Soy infeliz porque no tengo casa - se quejó el hombre.

- ¿Dónde vives, entonces?

- No vivo en ningún sitio. ¿No acabo de explicarte que no tengo casa?

- Vives en tu cuerpo - dijo Chuan Tzu - . Esa es tu verdadera casa.

- Soy infeliz porque estoy solo - dijo entonces el hombre.

- ¿Con quién vives, pues? –preguntó el filósofo.

- No vivo con nadie. No tengo mujer ni familia. ¿No acabo de explicarte que estoy solo?

- Vives contigo mismo - dijo Chuan Tzu - . ¿Qué otra mejor compañía podrías tener?

- Por favor, enséñame el camino del Tao.

- Tú no necesitas el camino del Tao - dijo Chuan Tzu con una amable sonrisa.

- ¿Para qué?, si tienes todo lo que deseas y eres ya completamente feliz.

MORALEJA

Quien no es feliz con poco no lo será con mucho.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020