LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY MUERTE VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS VIDA VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES OSHO

FRASES Y CITAS OSHO

VER ARTÍCULOS OSHO

Osho: Sé. No intentes convertirte.

Osho: Sé realista: planea para un milagro.

Osho: ¿Cómo puedes dar algo que no tienes?

Osho: La vida empieza donde el temor termina.

Osho: La vida comienza donde termina el miedo.

Osho: El amor es la meta, la vida es el viaje.

Osho: Un hombre que esta 100% sano esta muerto.

Osho: No busques. Aquello que es, es. Detente y mira.

Osho: No elijas, acepta la vida como es en su totalidad.

Osho: El infierno está dentro de ti, así como el paraíso.

Osho: El coraje es una historia de amor con lo desconocido.

Osho: La vida es el equilibrio entre descanso y movimiento.

Osho: Cierta oscuridad es necesaria para ver las estrellas.

Osho: El observador está separado del objeto que contempla.

Osho: El amor no se puede enseñar, sólo puede ser capturado.

Osho: La creatividad es la rebelión más grande de la existencia.

Osho: La pregunta más importante es si estas vivo antes de la muerte.

Osho: Morimos en cada momento para renovarnos en cada momento.

Osho: Las personas no son cosas, no se puede tener la propiedad.

Osho: No, no quiero dar a las personas palos. Quiero darles ojos.

Osho: Los tontos se ríen de otros. La sabiduría se ríe de si misma.

Osho: Los tontos se ríen de otros. La sabiduría se ríe de sí misma.

Osho: En el espacio de la nomente, la verdad desciende como la luz.

Osho: Sal de tu cabeza y entrar en tu corazón. Piensa menos siente más.

Osho: En el amor el otro es importante, en la lujuria el otro es importante.

Osho: ¡Disfruta! Si no puedes disfrutar con tu trabajo, cambia. ¡No esperes!

Osho: En el amor el otro es importante, en la lujuria uno mismo es importante.

Osho: Si deseas ver la verdad, no mantengas ninguna opinión a favor o en contra.

Osho: No conozco un valor mayor que el necesario para mirar dentro de uno mismo.

Osho: Solo aquellos que están preparados para ser don nadies son capaces de amar.

Osho: ¡No dependas de los demás! sé un ser independiente. Escucha tu voz interna.

Osho: La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.

Osho: Sea lo que sea lo que sientas, te conviertes en ello. Es tu responsabilidad.

Osho: Nadie puede decir nada sobre ti. Lo que diga la gente es sobre ellos mismos.

Osho: Para evitar el dolor, evita el placer. Para evitar la muerte, evita la vida.

Osho: Sea lo que sea lo que sientes, te conviertes en ello. Es tu responsabilidad.

Osho: Tenes que andar y crear el camino andando; no encontrarás un camino ya hecho.

Osho: La meditación es equivalente a la observación, la presencia, el estar alerta.

Osho: Nunca obedezcas ningún mandato a no ser que también provenga desde tu interior.

Osho: La meditación es una de las riquezas que puedes llevarte más allá de la muerte.

Osho: Si no puedes disfrutar de tu propia compañía, ¿quién más va a disfrutar de ella?

Osho: Solo estar vivo es un regalo, pera nadie te dijo ser agradecido a la existencia.

Osho: Nadie tiene el poder de dar dos pasos a la vez; solo puedes dar un paso a la vez.

Osho: Nunca interfieras en la vida de nadie y no dejes que nadie interfiera en tu vida.

Osho: Solo estar vivo ya es un regalo, pera nadie te dijo que agradecieras la existencia.

Osho: El amor es un pájaro y que le gusta ser libre. Se necesita todo el cielo para crecer.

Osho: Encuentra el éxtasis en ti mismo. No está en ninguna otra parte. Florece dentro de ti.

Osho: No es una cuestión de aprender mucho. Al contrario, es una cuestión de desaprender mucho.

Osho: Los amantes son espejos el uno del otro. El amor te hace consciente de tu rostro original.

Osho: Dios no puede ser un objeto. Está en lo más profundo de tu propio ser. ¿Cómo se puede ver?.

Osho: La felicidad es un arte que hay que aprender. No tiene nada que ver con el hacer o no hacer.

Osho: El sostén de todos mis sueños es la sabiduría colectiva de toda la humanidad en su conjunto.

Osho: No hay muchos caminos. Hay muchos nombres para el mismo camino, y este camino es conciencia.

Osho: No dejes que el futuro te perturbe. Porque el pasado ya no existe, y el futuro no es todavía.

Osho: En vez de molestarte por lo que digan los demás, deberías comenzar a mirar hacia tu interior.

Osho: El hombre vive en la pasión. Cuando la mente desaparece, la pasión se transforma en compasión.

Osho: Puedes engañarte en ciertos momentos, vivir un mundo de sueños, pero un sueño no te dará nada.

Osho: La felicidad es una sombra de la armonía; persigue la armonía. No hay otra forma de ser feliz.

Osho: La mera esencia de la mente es antisilencio. La mente es sonido, la espiritualidad es silencio.

Osho: La verdad no es algo en el exterior a ser descubierto, es algo en el interior a ser conseguido.

Osho: No esperes y no habrá frustración. La frustración es sólo una sombra que sigue a la expectativa.

Osho: La felicidad es una sombra de la harmonía; persigue la harmonía. No hay otra forma de ser feliz.

Osho: Observa tu mente. Los pensamientos, por muy sutiles que sean, están al alcance de tu observación.

Osho: ¿Cómo puede uno ser iluminado? Uno puede, porque uno es iluminado, solo hay que reconocer el hecho.

Osho: Dicen: piensa dos veces antes de saltar. Yo digo: salta primero y luego piensa todo lo que quieras.

Osho: Un hombre se convierte en Buda en el momento en que acepta todo lo que la vida le trae con gratitud.

Osho: Solo se necesita un poco de estado de alerta para ver y descubrir: la vida es una gran risa cósmica.

Osho: Hay una gran diferencia entre confianza y creencia. La confianza es personal. La creencia es social.

Osho: Nadie más que puede destruir excepto tú; nadie más puede crear, excepto tú. Todos somos Judas y Jesús.

Osho: Ve despacio, con paciencia, sin prisas, porque la meta no está en ningún otro lugar; está dentro de ti.

Osho: Nunca sacrifiques tu vida por cualquier cosa! Sacrifica todo por la vida! La vida es el objetivo final.

Osho: Así que no fuerces el silencio en ti. Por eso insisto en no forzar, solo siéntate en silencio y observa.

Osho: La idea que tienes de ti mismo es prestada… prestada de aquellos que no tienen la menor idea de quiénes son.

Osho: El Zen incluye todo. Nunca niega, nunca dice no a nada; acepta todo y lo transforma en una realidad más alta.

Osho: Si te amas a ti mismo, te sorprenderás: los demás te amarán. Nadie ama a una persona que no se ama a sí misma.

Osho: Y hay gente rica que tiene de todo pero que es absolutamente pobre, vacía. En su interior sólo hay un cementerio.

Osho: Si tengo que morir, declaro para todos los que qiueran saberlo que iré al encuentro de mi destino como un hombre.

Osho: Una vez que has arrojado de tu sistema todo lo que has estado reprimiendo toda tu vida te será más fácil observar.

Osho: Nadie está aquí para cumplir tu sueño. Todo el mundo está aquí para cumplir su propio destino, su propia realidad.

Osho: Amo, porque mi amor no es dependiente del objeto de amor. Mi amor es dependiente de mi estado. Yo simplemente amo.

Osho: La pregunta real no es si la vida existe antes de la muerte. La pregunta real es si estas vivo antes de la muerte.

Osho: Nadie esta aquí para cumplir tu sueño. Todo el mundo esta aquí para cumplir su propio destino, su propia realidad.

Osho: El amor necesita dos cosas: tiene que tener sus raíces en la libertad y tiene que conocer el arte de la confianza.

Osho: El ego es una isla en el océano del Infierno. Puedes deshacerte del infierno, pero no puedes deshacerte de esa isla.

Osho: El pensamiento sucede en tu cabeza. No está realmente en la profundidad de las raíces de tu ser; no es tu totalidad.

Osho: El completo esfuerzo de un Jesús, Buda o un Bodhidharma, no es más que cómo deshacer lo que la sociedad te ha hecho.

Osho: El pensamiento sucede en tu cabeza. No esta realmente en la profundidad de las raíces de tu ser; no es tu totalidad.

Osho: El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la paternidad.

Osho: Los filósofos nunca son felices aquí. Ahora no es su tiempo ni su espacio. Viven allí, viven en cualquier otro lugar.

Osho: Es hermoso estas solo, también es hermoso estar enamorado, estar con gente. Y son complementarios, no contradictorios.

Osho: Cuando no hay acción, te haces consciente del ser. Cuando hay demasiada acción, olvidas el ser que está oculto detrás.

Osho: Es hermoso estar solo, también es hermoso estar enamorado, estar con gente. Y son complementarios, no contradictorios.

Osho: Cuando hay deseo hay futuro y con el futuro la ansiedad entra en tu ser. Con el deseo pierdes contacto con el presente.

Osho: Aceptarte como eres. Eso es lo más difícil en el mundo, ya que va en contra de tu formación, tu educación y tu cultura.

Osho: Mi meditación es simple. No requiere prácticas complejas. Es simple. Es cantar. Es bailar. Es sentarse silenciosamente.

Osho: Si estas absolutamente sin mente, solo pura consciencia, el tiempo se para completamente, desaparece, no dejando rastro.

Osho: El significado es creado por el hombre. Y porque buscas constantemente significado, comienzas a sentir falta de sentido.

Osho: Quien se preocupe por la coherencia será falso porque sólo las mentiras pueden ser coherentes. La vida cambia sin cesar.

Osho: Lo femenino es más poderoso que lo masculino, lo suave es más poderoso que lo duro, el agua es más poderosa que la roca.

Osho: Mi definición es: el hombre es un animal que ríe. La risa es una prueba de que eres capaz de ver la ridiculez de la vida.

Osho: La iluminacion será el comienzo, no el final. El comienzo de un proceso sin final en todas las dimensiones de la riqueza.

Osho: Cuando digo que sois dioses y diosas, quiero decir que vuestras posibilidades son infinitas, tu potencialidad es infinita.

Osho: Sólo observando, sin juicio, sin decir bueno, sin decir malo, sólo observando en tu cielo interno puedes encontrar la paz.

Osho: Demuéstrale a la existencia que este planeta es tan precioso que permitir que sea destruido sería una gran tontería. Amalo.

Osho: La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar por una cuerda floja.

Osho: En la terminología budista no hay algo como el pecado, solo errores. No hay condena. Puedes corregir tus errores. Es simple.

Osho: Todo lo que es grande no puede ser poseído, y esa es una de las cosas más tontas que el hombre esta haciendo. Quiere poseer.

Osho: Te conviertes en lo que piensas que eres. No es que te conviertes en ello, sino que la idea queda muy profundamente arraigada.

Osho: Nunca ha habido una persona como tú antes, no hay nadie como tú en este momento en todo el mundo, y nunca habrá nadie como tú.

Osho: En esta sociedad, el silencio no se valora; lo que se valora son las palabras, y cuanto más articulado seas, más se te valorará.

Osho: Te conviertes en lo que piensas que eres. O no es que te conviertes en ello, sino que la idea queda muy profundamente arraigada.

Osho: Me encanta este mundo porque es imperfecto. Es imperfecto, y es por eso que está creciendo; si fuera perfecto, habría sido muerto.

Osho: No serás capaz de entender a Jesús si no puedes entender la dimensión de esa relación que existe entre un Maestro y sus discípulos.

Osho: La amistad es el amor más puro. Es la mayor forma de amor donde nada pide, no hay condiciones, donde uno disfruta simplemente dando.

Osho: Las personas maduras tienen la integridad que les permite estar solas. Cuando una persona madura ama, él o ella lo hace sin ataduras.

Osho: Una persona muy religiosa no tiene teología. Si, tiene la experiencia, tiene la verdad, tiene la luminosidad, pero no tiene teología.

Osho: Una persona que está en paz consigo misma permanece constantemente con la misma cadencia respiratoria, nunca cambia debido a la mente.

Osho: Esta es la razón por la que el hombre no es meditativo: toda la sociedad le obliga a estar en la mente, no en un estado de meditación.

Osho: El conocimiento es prestado; el saber es tuyo, sólo tuyo. El conocimiento auténtico no es sólo información, también es transformación.

Osho: No prestes mucha atención al miedo, porque eso es peligroso. Si prestamos mucha atención al temor, lo estaremos alimentando, y crecerá.

Osho: El día en que crees que sabes, tu muerte ha ocurrido, porque ahora no habrá asombro, alegría o sorpresa. Ahora vivirás una vida muerta.

Osho: Encontrarás significado en la vida si lo creas. Es una poesía a ser compuesta. Es una canción a ser cantada. Es un baile a ser bailado.

Osho: Un poco de idiotez, la necesaria para disfrutar la vida, y un poco de sabiduría para ser capaces de evitar los errores. Con eso bastará.

Osho: El individuo no tiene que encajar con el modelo, el modelo tiene que encajar con el individuo. Mi respeto para el individuo es absoluto.

Osho: Escucha a tu ser. Continuamente te da pistas. Es una vocecita. No te grita, eso es verdad. Y si haces silencio, comenzarás a escucharla.

Osho: No importa que te critiquen, te difamen, te coronen, o te crucifiquen; porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú mismo.

Osho: Si las religiones comprendiesen que toda la Humanidad es una y que no se necesitan naciones, toda la política desaparecería.

Osho: La inteligencia nunca crece por imitación: la inteligencia crece por experimentación. Inteligencia crece mediante la aceptación de desafíos.

Osho: La gente dice que el amor es ciego, porque no saben lo que es el amor. Yo digo que sólo el amor tiene ojos; no es amor todo lo que es ciego.

Osho: Cuando una madre ama incondicionalmente, el niño aprende el gozo del amor incondicional. El niño se vuelve capaz de amar incondicionalmente.

Osho: Cuando todos los deseos desaparecen y todos los objetivos desaparecen y estas aquí - ahora… ese es el momento de la atención plena adecuada.

Osho: Cada vez que tengas miedo, intenta explorar, y encontrarás que la muerte se escondía en algún sitio. La muerte es la única fuente del miedo.

Osho: No te dejes lastrar innecesariamente por el pasado. Cierra los capítulos que ya has leído; no hay necesidad de volver una y otra vez a ellos.

Osho: La meditación es tu propia exploración. Es un tremendo viaje de lo falso a lo auténtico, de lo mortal a lo inmortal, de la oscuridad a la luz.

Osho: La multitud te da certidumbre, seguridad, a costa de tu espíritu. Te esclaviza. Te da unas directrices de cómo vivir: qué hacer, qué no hacer.

Osho: Si eres un padre, abre las puertas del niño a direcciones desconocidas para que pueda explorar. No tengas miedo de lo desconocido, dale apoyo.

Osho: No busques, no preguntes, no respondas, no llames, no demandes, relájate. Si te relajas, está ahí. Si te relajas, comienzas a vibrar con ello.

Osho: Si danzas en serio. No hay otra actividad que genere tanta unidad. Cuerpo y mente fluyen, y cuando ambas fluyen, se fusiona la una con la otra.

Osho: No busques, no preguntes, no respondas, no llames, no demandes, relájate. Si te relajas, estas ahí. Si te relajas, comienzas a vibrar con ello.

Osho: La verdad es que la existencia quiere que te conviertas en un festival porque cuando eres infeliz, también desprendes felicidad a tu alrededor.

Osho: El Zen es la única religión del mundo que enseña la iluminacion repentina. Dice que la iluminación no lleva tiempo; puede ocurrir en un momento.

Osho: Este es el enfoque del Zen: nada tiene que ser hecho. No hay nada que hacer. Uno solo tiene que ser. Tómate un descanso, se normal y se natural.

Osho: El ego es como la oscuridad: no puedes librarte de la oscuridad; solo puedes hacer la luz. En cuanto existe la luz, deja de existir la oscuridad.

Osho: La disciplina es una comprensión natural. El control tiene muchos deberías y no deberías, la disciplina, ninguno de ellos. Son extremos opuestos.

Osho: Cualquier cosa que ocultes sigue creciendo, y todo lo que se expone, si está mal desaparece, se evapora en el sol, y si es adecuado que se nutre.

Osho: La meditación es esta tierra, es aquí y ahora en el que puedes echar tus raíces; hazlo. La compasión es el firmamento, la meditación es la tierra.

Osho: Se han encontrado en restos de huesos de la civilización sumeria, que existió veinticinco mil años antes de Jesús, con inscripciones astrológicas.

Osho: El discípulo no busca el conocimiento; quiere ver, no conocer. Quiere ser. No esta más interesado en tener más conocimiento; quiere tener más ser.

Osho: El azul es uno de los colores más espirituales, es el color del silencio, de la quietud... de la tranquilidad... del descanso... de la relajación.

Osho: Si te haces consciente de tu ira, de tu enojo, el entendimiento fluye. Sin condenas y con la consciencia la transformación sucede espontáneamente.

Osho: La mente y la meditación no pueden coexistir. No hay forma alguna de tenerlas a ambas. Porque la mente es pensamiento y la meditación es silencio.

Osho: Es un manifiesto que cuerpo y alma están unidos, que la existencia está repleta de espiritualidad, una misma energía que se expresa de dos maneras.

Osho: La meditación en otras palabras, te está enseñando a morir sin morirte, a pasar por la experiencia de la muerte, sorprendido de estar todavía vivo.

Osho: El poder de la verdad única no es tu imaginación. La verdad única es una revelación. Ya está ahí. No tienes que inventarla; tienes que descubrirla.

Osho: Te enseñan a controlar, no a transformar, y el camino de la transformación es totalmente diferente. Al controlar reprimes, al transformar expresas.

Osho: Es como una semilla de mostaza más pequeña que todas las semillas, pero que al caer en tierra preparada produce un gran árbol y es refugio de aves.

Osho: La iluminacion siempre es repentina: No hay un progreso gradual hacia ella, porque toda gradación es de la mente y la iluminación no es de la mente.

Osho: Deberéis conocer a Dios en primer lugar en vuestro propio yo, en tu interior; El yo, es la puerta más próxima a lo divino, es la que conduce a todo.

Osho: Una creencia simplemente significa que tú no sabes. Las creencias son como gafas de colores: ellas harán la existencia del mismo color de tus gafas.

Osho: Si enseñas a un chico a ser religioso, tendrás que enseñarle toda clase de credos y dogmas. Pero si le enseñas meditación, no le estás adoctrinando.

Osho: Comienza a observarte a ti mismo. No desperdicies tu energía observando a los demás. ¡Es una pura pérdida de tiempo! y nadie va a darte las gracias.

Osho: Sólo te sientes ofendido cuando se dice una verdad, algo que has estado ocultando. Nunca te ofenden las mentiras, es parte de tu su zona de confort.

Osho: Sin dinero las religiones no tendrán sus fuentes de explotación. No podrán consolar a los pobres y ayudar a los ricos a librarse de su culpabilidad.

Osho: ¿Qué es lo que llamas pureza? Porque lo que llamas pureza no es la pureza verdadera de una vida pura. Tu pureza es una especie de astucia, un truco.

Osho: El espacio de silencio que hay entre palabras es uno de los mejores recursos para experimentar la quietud de la mente, un destello de la meditación.

Osho: Una persona que realmente celebra y es feliz no tiene futuro; vive cada momento, lo vive totalmente, vive el aquí y el ahora en un presente absoluto.

Osho: Se debería tener el derecho a morir luego de cierta edad, cuando se ha vivido lo suficiente y no se quiere ir con la vida a cuestas innecesariamente.

Osho: La meditación separa todo lo que tú no eres de tu ser y realidad, sin resistencia. La muerte te separa de todo lo que no eres tú, contra tu voluntad.

Osho: La política es mundana, los políticos son los servidores del pueblo. La espiritualidad es sagrada; es la guía del crecimiento espiritual de la gente.

Osho: La iluminacion espiritual es la verdadera rebelión. Destruye las ficciones. Te deja sólo con lo que existe. La consciencia esencial de tu propio ser.

Osho: La mente es dada por la sociedad, no por la existencia. Y ahí es donde surge el verdadero dilema del nuestro ser, elegir entre la mente o el corazón.

Osho: La mera esencia de la mente es antisilencio. La mente es sonido, no silencio. Si alguien es verdaderamente silencioso, debe decir que no tiene mente.

Osho: Observar es la cualidad del alma, de la consciencia. Observar no es un proceso mental en absoluto. Si observas, la mente se detiene, deja de existir.

Osho: Danzar es un dejar que suceda, no la fuerces, simplemente disfruta y juega con tu energía vital, deja que te integre con la tierra, déjala que actúe.

Osho: El loco se comporta casi como un sabio. Tiene intuiciones pero no tiene control sobre ellas, sólo son flashes, ve a veces cosas que tú no puedes ver.

Osho: Puedes seguir cambiando el exterior, pero nunca estarás satisfecho, a menos que los cambios sean internos, pues el exterior nunca puede ser perfecto.

Osho: Solo escuchas el sonido del silencio en la medida en que tu mente se calme y se aquiete. En la cima más elevada del silencio, se escucha el sonido Om.

Osho: Muchas almas superiores no entran en vientres corrientes necesitan vientres extraordinarios una pareja con un nivel excepcional elevado de conciencia.

Osho: La risa es parte de la consciencia elevada que el hombre ha alcanzado. La seriedad no es un progreso para la consciencia es un retroceso, un descenso.

Osho: No crees en el alma, eso no es un impedimento en la meditación. Puedes meditar; pues la meditación simplemente indica cómo acceder al interior de uno.

Osho: Hemos llegado a un momento crítico en el que toda esta Tierra puede ser un Mundo Unido, debería unificarse porque sólo si se unifica puede sobrevivir.

Osho: Has conseguido todo el dinero que querías en la vida y no puedes relajarte. No eres un ganador eres un perdedor. Destruyes tu salud y tu sensibilidad.

Osho: En el silencio absoluto te conviertes en el centro mismo de tu ser. Para experimentar el silencio eterno tienes que entrar en tu más profunda soledad.

Osho: La mente sólo puede existir en la sociedad; la mente es un fenómeno social, necesita a los otros para existir, necesita alguien con quien comunicarse.

Osho: Tú anhelas un amor que nazca de la meditación que no nazca de la mente. Ese es el único amor del que habla Jesús; ése amor es Dios, el verdadero amor.

Osho: Enfrentarse a la soledad es muy aterrador pero tienes que sufrirla y pasar por ella. No hagas nada para evitarla porque forma parte de tu crecimiento.

Osho: La risa es el fenómeno más sagrado de la Tierra; es la cima de la consciencia. La risa es la ausencia de ego es la esencia misma de la espiritualidad.

Osho: Cuanto más te encuentres a ti mismo, más responsabilidad tendrás hacia la existencia y serás más sensible a cosas que nunca antes te habían importado.

Osho: Qué será de la cristiandad sin Dios, sin Jesús, sin fe. Encrucijada religiosa que desespera a los teólogos frente a las mentes científicas del futuro.

Osho: Sé un hombre de disciplina, pero nunca seas un hombre de control, deshazte de toda regla y regulación, vive la vida estando despierto y más conciente.

Osho: La clave de todo es la observación. Es lo único dentro de ti que no forma parte de la mente y no te pertenece, aunque pertenece a la existencia misma.

Osho: Si eres uno, alcanzas el uno. Si eres múltiple, estás en el mundo. El mundo es múltiple, Dios es uno. Sólo cuando te vuelves como él puedes conocerlo.

Osho: El nacimiento y la muerte no son dos extremos de la vida; en la vida hay muchas muertes y muchos nacimientos. La vida misma no tiene principio ni fin.

Osho: Jesús conocía perfectamente bien la reencarnación. Hay alusiones indirectas diseminadas en los Evangelios. «Yo soy antes de que Abraham hubiese sido».

Osho: La presencia divina existe y puede ser alcanzada. No puedes buscar lo divino. No es necesario pues lo divino siempre está cerca de ti, en tu interior.

Osho: Sé la persona que eres. Nunca trates de ser otra, así podrás madurar. La madurez es aceptar la responsabilidad de ser uno mismo, sea al costo que sea.

Osho: Tira la idea de convertirte en alguien, porque ya eres una obra maestra. No puedes ser mejorado. Solo tienes que llegar a serlo, saberlo, darte cuenta.

Osho: Vivo mi vida basándome en dos principios. Uno, vivo hoy como si hoy fuese mi último día en la tierra. Dos, vivo hoy como si fuese a vivir para siempre.

Osho: Sólo las personas que sufren de complejo de inferioridad quieren impresionar a los demás. Una persona realmente superiores no se compara con nadie más.

Osho: El mundo entero es un ciclón. Pero una vez que has encontrado el centro, el ciclón desaparece. Esta insignificancia es la última cima de la consciencia.

Osho: Para crear la culpa, todo lo que necesitas es una cosa muy simple: empezar a llamar a los errores pecados. Se trata simplemente de errores, es algo humano.

Osho: Siempre que sea y pase lo que pase, el silencio eterno de tu ser sigue siendo exactamente lo mismo, la trascendencia de todo lo que es mortal y momentáneo.

Osho: Si empiezas a observar tu ira, un día descubrirás que de repente la ira ya no tiene la energía que solía tener; ya no es tan fogosa. Algo en ella ha muerto.

Osho: La vida está absolutamente equilibrada entre lo positivo y lo negativo. Ahora es tu elección decidir de qué lado quieres estar: en el cielo o en el infierno.

Osho: El momento en que un niño nace, también nace la madre. Ella nuca existió antes. La mujer existió, pero la madre nunca. Una madre es algo absolutamente nuevo.

Osho: Olvida la idea de convertirte en alguien, porque ya eres una obra maestra. No puedes ser mejorado. Solo tienes que saberlo, darte cuenta y entonces lo serás.

Osho: El momento en que entras en el mundo de las palabras, comienzas a caer fuera de lo que es. Cuanto más entras en el lenguaje, más lejos estas de la existencia.

Osho: La política posee todo un arsenal destructivo; la espiritualidad es absolutamente vulnerable. La política no tiene corazón. La espiritualidad es puro corazón.

Osho: La primera cosa que le ocurre a una persona que se ilumina es una risa a carcajadas; por la pura estupidez de que ha estado buscando algo que está dentro de él.

Osho: La iluminacion espiritual trae todo a una conclusión muy simple y científica. Señala claramente que todo lo que necesitas es aprender el arte de la consciencia.

Osho: La política no debe intervenir en la espiritualidad. Lo superior tiene todo el derecho del mundo a intervenir, mientras que lo inferior no tiene ningún derecho.

Osho: Cuando eres consciente, estás en problemas. Cuando eres consciente, muestras síntomas de que no sabes quién eres. Tu conciencia indica que no has llegado a casa.

Osho: La persona que puede ser feliz sola es realmente un individuo. Si tu felicidad depende de los demás, eres es esclavo. Todavía no eres libre. Estás en cautiverio.

Osho: Una persona que se preocupa por el qué dirán, nunca podrá ir hacia adentro, estará ocupado en exceso con lo que puedan decir los demás, con lo que puedan pensar.

Osho: El que entra en su yo entra, simultáneamente, en todo. El día en que entremos en nuestro yo, desaparece el yo, y también el tú. Lo que queda entonces es el todo.

Osho: La verdad no se encuentra en el exterior.Ningún maestro, ningún escrito, te lo puede dar.Esta dentro de ti y si deseas conseguirla, búscala en tu propia compañía.

Osho: La verdad no se encuentra en el exterior. Ningún maestro, ningún escrito te lo puede dar. Esta dentro de ti y si deseas conseguirla, búscala en tu propia compañía.

Osho: Si puedes traer tu consciencia, tu inteligencia, al acto, si puedes ser espontáneo, entonces no hay necesidad de cualquier religión, la vida se vuelve la religión.

Osho: Medita con alegría, no medites con seriedad. Cuando entres en la sala de meditación, deja tu seriedad y tus zapatos en la puerta. Haz de la meditación una diversión.

Osho: Millones de personas están sufriendo: quieren ser amados pero no saben cómo amar. El amor no puede existir como un monólogo; es un diálogo; un diálogo muy armonioso.

Osho: Digo simplemente que hay una forma de estar sano. Digo que te puedes librar de todo lo insano creado en tu pasado. Simplemente siendo un testigo de tus pensamientos.

Osho: Más allá de tus estados de ánimo no hay nada más que observar, sólo el silencio. En ese silencio ocurre el milagro. La energía que usabas para observar revierte en ti.

Osho: Si amas a una flor, no la recojas. Porque si la recoges muere y cesa de ser. Por tanto, si amas a una flor, déjala ser. El amor no es posesión. El amor es apreciación.

Osho: Cuando ames, ama a la persona como si fuese un Dios, no menos que eso. Nunca ames a una mujer como si fuese una mujer y nunca ames a un hombre como si fuese un hombre.

Osho: En la soledad hay dolor porque el ego se pone enfermo, se siente asfixiado y se siente al borde de la muerte. El ego solo puede existir con los demás, cuando hay otros.

Osho: Tú y tu cerebro sois dos cosas. El cerebro es tu maquinaria justo como cualquier otra cosa. Esta mano es tu mecanismo; yo la uso. Mi cerebro es mi mecanismo: yo lo uso.

Osho: La meditación es vida, no es sustento. No tiene nada que ver con lo que tú haces; tiene todo que ver con quien eres. Si, el negocio no debe entrar en tu ser, es verdad.

Osho: La mente moderna ha perdido toda capacidad de asombrarse. Ha perdido toda capacidad de mirar en lo misterioso, en lo milagroso, por el conocimiento, porque cree que sabe.

Osho: Uno sólo deja de tener miedo cuando ha pasado por el miedo más profundo de todos, el de la disolución del ego, la disolución de la imagen, la disolución de la personalidad.

Osho: Llegas a ser un maestro solo con una humildad profunda, porque el aprendizaje solo es posible con la humildad. Tienes que rendirte, no actuar, no manipular, no impresionar.

Osho: Así como la luz rodea a la llama, el amor te rodea. Tú eres amoroso, eres amor. Entonces tu amor es eterno. No está dirigido a nadie. Cualquiera que se acerque beberá de él.

Osho: Cuando desaparece lo falso, aparece lo verdadero con toda su novedad, toda su belleza, porque la sinceridad es belleza, la honestidad es belleza, la autenticidad es belleza.

Osho: Estar solo y en silencio son dos aspectos de una misma experiencia. Para experimentar el silencio tienes que entrar en tu más profunda soledad. Ahí está el silencio absoluto.

Osho: Danzando, el alma entra en tu existencia logrando que tu cuerpo y tu mente hagan las paces; se armonizan, quedando tan profundamente enamorados que se arriman el uno al otro.

Osho: Dios es una experiencia sinérgica. La ciencia nunca lo podrá revelar, la filosofía nunca puede llegar a el. Solo un enfoque poético, muy pasivo, un enfoque muy amoroso, puede.

Osho: Dos personas maduras que se aman se ayudan a ser libres. No tiene nada que ver con la política o con la diplomacia. No hay deseos de dominar al otro. Sólo hay libertad y amor.

Osho: Aquéllos que han escapado de la rueda del deseo no están afligidos, están llenos de dicha. Pero los que están atrapados en la rueda del deseo, están aplastados por tantos deseos.

Osho: No hay nadie ordinario, y los chicos son los más capaces. Ellos son místicos naturales. Y antes de ser destruidos por la sociedad, es mejor ayudarles a conocer algo de meditación.

Osho: Dominar es un modo de odiar. ¿Cómo puedes pensar en dominar alguien a quien amas? Si amas a alguien, entonces querrás que sea libre, independiente, le darás espacio para sí mismo.

Osho: El uno solo existe en el contexto del dos. Por lo tanto, los que tienen una comprensión más profunda no dicen siquiera que queda el uno; dicen que queda el advaita, la no dualidad.

Osho: Se basa en analizar la mente. Está confinado a la mente. No se sale de la mente, ni una pulgada siquiera. Solo trata de encontrar formas y medios para que la mente pueda ser normal.

Osho: Enamorándote permaneces siendo un niño; creciendo en el amor maduras. Poco a poco el amor se convierte, no en una relación, sino en un estado de tu ser. No estas enamorado, eres amor.

Osho: Enamorándote permaneces siendo un niño; creciendo en el amor maduras. Poco a poco el amor se convierte, no en una relación, sino en un estado de tu ser. No estás enamorado, eres amor.

Osho: La psicología de los budas no es ni un análisis ni una síntesis; es trascendencia, es ir más allá de la mente, no es trabajar dentro de la mente, es trabajo que te saca fuera de la mente.

Osho: Las religiones os hacen serios porque ven la risa como algo mundano. Pero yo afirmo: la risa es el fenómeno más sagrado de toda la Tierra; porque es la cima más elevada de la consciencia.

Osho: La risa es de una belleza tremenda, te da ligereza. La risa te hará más ligero, te dará alas para volar. Y la vida está llena de oportunidades para reír. Solo necesitas tener sensibilidad.

Osho: La gente acabará matándome de amor porque todos quieren tocarme y abrazarme, por lo que debo protegerme de los que me siguen, de los que me admiran. Esto es para mí una fuente de gran pesar.

Osho: He tratado por todos los medios de que te des cuenta de tu individualidad, de tu libertad, de tu absoluta capacidad de crecer sin ayuda de nadie. Tu crecimiento es algo intrínseco de tu ser.

Osho: El hombre ha vivido a través de los siglos como un borrego, formando parte de la multitud, acatando sus tradiciones, convenciones, siguiendo las antiguas escrituras y las viejas disciplinas.

Osho: La verdad no será encontrada en el exterior. Ningún profesor, ninguna escritura te puede dar la verdad. Está dentro de ti y, si quieres alcanzarla, encuéntrate a ti mismo. Está contigo mismo.

Osho: Se menos un juez y te sorprenderás que cuando te conviertes en un testigo y no te juzgas a ti mismo, dejas también de juzgar a otros. Y eso te hace más humano, más compasivo, más comprensivo.

Osho: Ámate y respétate a ti mismo y nunca te comprometas con nada. Y entonces te sorprenderás lo mucho que comienzas a crecer, como si las rocas hubieran sido apartadas y el río comenzara a fluir.

Osho: Si amas una flor, no la recojas. Porque si lo haces morirá y dejará de ser lo que amas. Entonces si amas una flor, déjala ser. El amor no se trata de posesión. El amor se trata de apreciación.

Osho: Nunca trates de cambiar a una persona que amas, porque el mismo esfuerzo que realizas para cambiar a esa persona, dice que amas sólo la mitad, y que la otra mitad de la persona no es aceptada.

Osho: La risa es la esencia misma de la espiritualidad. La seriedad nunca es espiritual, no puede ser espiritual. La seriedad es del ego, parte de la enfermedad misma. La risa es la ausencia de ego.

Osho: El futuro de la humanidad se moverá más cerca del enfoque Zen, porque el encuentro de oriente y occidente es posible a través de algo como el Zen, lo cuál es terrenal y sin embargo no terrenal.

Osho: Cuando el niño está en tu vientre, cualquier cosa que haces va continuamente al niño como vibración. Si amas, tu estómago tiene la una atmósfera de amor. Inmediatamente el niño se siente amado.

Osho: Se normal, pero trae consciencia a tu vida normal. Trae Dios a tu vida normal, introdúcelo. Duerme, come, reza, medita, pero no creas que estas haciendo algo especial, y entonces serás especial.

Osho: Si no vives peligrosamente, no vives. La vida sólo florece en el peligro. La vida nunca florece en la seguridad. Cuando todo está yendo a la perfección, fíjate, te estás muriendo y no pasa nada.

Osho: Una cosa podría estar bien en este momento y podría ser un error el momento próximo. No intentes ser consistente; de otra forma, estarás muerto. Intenta estar vivo con todas sus inconsistencias.

Osho: Cuando digo ser creativos, no quiero decir que deberíais convertirse en grandes poetas y grandes pintores. Simplemente quiero decir que dejes en tu vida ser un pintor, deja tu vida ser un poema.

Osho: Ninguna ideología puede ayudar a crear un nuevo mundo o una nueva mente o un nuevo ser humano, porque la orientación ideológica es en si mismo la raíz causante de todos los conflictos y miserias.

Osho: La mente una vez que sabe que estando en silencio se hace más fuerte, entonces sus palabras no son sólo palabras; tienen validez que traspasan las barreras lógicas y alcanzan el corazón de lleno.

Osho: Cuando empiezas desde fuera, creas un estado falso. Lo real siempre ocurre antes en el centro, y después las ondas llegan a la periferia. El centro más interior está en silencio. Empieza por ahí.

Osho: Te sientes bien, te sientes mal, y esos sentimientos burbujean desde tu inconsciencia, desde tu propio pasado. Nadie es responsable excepto tú. Nadie te puede cabrear, y nadie te puede hacer feliz.

Osho: El fenómeno de la iluminacion, del abandono del yo, no está causado por nada. No es necesaria causa alguna. No es el resultado de numerosas causas; no es un subproducto. Es un simple discernimiento.

Osho: Si, cuando ves por primera vez, una gran risa surge en ti la risa sobre la completa ridiculez de tu desgracia, la risa sobre la ridiculez de tus problemas, la risa sobre lo absurdo de tu sufrimiento.

Osho: Eres libre. Puedes elegir realizarte; puedes elegir no hacer nada al respecto. El hombre nace como una semilla. De modo que ningún hombre nace realizado; tan sólo con la posibilidad de la realización.

Osho: La iluminacion es el entendimiento de que esto es todo, de que esto es perfecto, de que esto es. La iluminación no es un logro, es el entendimiento de que no hay nada que lograr; ningún lugar al que ir.

Osho: Te sientes bien, te sientes mal, y esos sentimientos burbujean desde tu inconsciencia, desde tu propio pasado. Nadie es responsable excepto tú. Nadie te puede hacer enfadar, y nadie te puede hacer feliz.

Osho: Aunque la otra persona cambie, se vuelva diferente, aunque los amigos se vuelvan enemigos, no importa. Porque mi amor nunca ha dependido de la otra persona. Mi amor es un estado de mi ser. Simplemente amo.

Osho: La inteligencia es peligrosa. La inteligencia significa que comenzarás pensando por ti mismo; comenzarás a mirar alrededor por ti mismo. No creerás en las escrituras; creerás solo en tu propia experiencia.

Osho: Si te puedes convertir en un espejo, te has convertido en un meditador. La meditación no es más que una habilidad de reflejar. Y ahora, ninguna palabra se mueve dentro de ti, por lo que no hay distracción.

Osho: No intentes entender la vida. Vívela. No intentes entender el amor. Muévete hacia el. Entonces conocerás, y todo el conocimiento vendrá de tu experiencia. Cuanto más sepas, sabrás que más queda por conocer.

Osho: No intentes entender la vida. Vívela. No intentes entender el amor. Muévete hacia él. Entonces conocerás, y todo el conocimiento vendrá de tu experiencia. Cuanto más sepas, sabrás que más queda por conocer.

Osho: ¡Tú no estás equivocado! Simplemente tu modelo, la manera en que tú has aprendido a vivir está equivocada. Las motivaciones que has aprendido y has aceptado como tuyas no son suyas, no satisfacen tu destino.

Osho: La persona ignorante es inocente; él sabe que no sabe, y porque él sabe que no sabe, está en el umbral de la sabiduría. Porque él sabe que no sabe, él puede inquirir, y su inquirir será puro, sin prejuiciado.

Osho: Se la persona que eres. No intentes ser otra, y te volverás maduro. La madurez es aceptar la responsabilidad de ser uno mismo, sea cual sea el coste. Arriesgar todo por ser uno mismo, de eso trata la madurez.

Osho: El amor es un florecimiento raro. A veces, sucede, es raro porque sólo puede producirse cuando no hay temor; nunca antes. Esto quiere decir que el amor puede ocurrirle sólo a alguien profundamente espiritual.

Osho: La vida es un misterio, no una pregunta. No es un rompecabezas que resolver, no es una pregunta que debe ser respondida pero es un misterio para vivir, un misterio para ser amado, un misterio para ser bailado.

Osho: La fama es una tontería. Es insignificante. Incluso si todo el mundo te conoce, ¿eso te hará más rico? ¿Hará que tu vida sea más alegre? ¿Hará que entiendas más y que estés más atento? ¿Hará que estés más vivo?

Osho: Mi esfuerzo aquí es que no creas hasta que sepas. Cuando sabes, no hay necesidad de creer, tú lo sabes. Yo destruyo todos los sistemas de creencias y no te doy ningún sustituto. Por esto, no es fácil entenderme.

Osho: Experimenta la vida de todas sus formas; bienmal, dulceamargo, luzoscuro, veranoinvierno. Experimenta todas las dualidades. No tengas miedo de experimentar, porque cuanta más experiencia tengas, más maduro serás.

Osho: Sólo un ciego puede definir fácilmente qué es la luz. Cuando no sabes, eres atrevido. La ignorancia siempre es atrevida; el conocimiento duda. Y cuanto más sabes, más sientes que se disuelve el suelo bajo tus pies.

Osho: Experimenta la vida de todas sus formas; bien-mal, dulce-amargo, luz-oscuro, verano-invierno. Experimenta todas las dualidades. No tengas miedo de experimentar, porque cuanta más experiencia tengas, más madura serás.

Osho: Correr, bailar, nadar, cualquier cosa puede ser una meditación. Mi definición de meditación es: siempre que tu cuerpo, tu mente y tu alma están funcionando juntos en ritmo, eso es meditación, porque traerá el cuarto.

Osho: Cuando dos personas maduras se aman, ocurre una de las paradojas más grandes de la vida, uno de los fenómenos más hermosos: están juntos y a la vez están terriblemente solos. Están tan juntos que parece que son uno solo.

Osho: Yo estoy a favor de un único mundo, de una única humanidad, y por último de una ciencia que se ocupe de ambos (un encuentro entre la religión y la ciencia), una ciencia que se ocupe de ambos, del interior y del exterior.

Osho: El agua hierve a cien grados aquí, hoy y siempre. No habrá ninguna diferencia si la persona que está hirviendo el agua es judío o hindú o cristiano o comunista; si cree en Dios o no cree en Dios; sea un pecador o un santo.

Osho: La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que él considera como su deber para su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que he hecho ese esfuerzo y que, por lo tanto, dormiré por toda la eternidad.

Osho: Te topas con una flor y en el momento en que la ves y dejas de observar, el lenguaje salta a tu mente y dice: «Una hermosa rosa», y ya has destruido algo. Ahora ya no es ni hermosa ni rosa… porque ha aparecido una palabra.

Osho: El Zen es una forma de desaprender. Te enseña cómo tirar lo que has aprendido, cómo volverte poco habilidoso de nuevo, cómo ser de nuevo un niño, cómo comenzar a existir sin mente de nuevo, cómo estar aquí sin ninguna mente.

Osho: Si vives con personas poco saludables, ser saludable es peligroso. Si vives con gente loca, ser cuerdo es peligroso. Si vives en un manicomio, incluso si no estas loco, al menos aparenta que lo estas o la gente loca te matará.

Osho: Ser creativo significa estar enamorado de la vida. Solo puedes ser creativo si amas la vida lo suficiente que quieres mejorar su belleza, quieres traer a ella un poco más de música, un poco más de poesía, un poco más de baile.

Osho: He andado ese largo camino a la libertad. He tratado de no flaquear; he cometido errores en el recorrido. Pero he descubierto un secreto: después de subir una enorme cima, uno sólo encuentra que hay muchas más cumbres por subir.

Osho: Ahora el hombre debe aprender a vivir sin ideologías, religiones, políticas. Cuando la mente no esta atada a ninguna ideología, es libre de moverse a nuevos entendimientos. Y en esa libertad florece todo lo bueno y todo lo bello.

Osho: Una vez que has comenzado a ver la belleza de la vida, la fealdad comienza a desaparecer. Si comienzas a ver la vida con alegría, la tristeza desaparece. No puedes tener el cielo y el infierno, solo puedes tener uno. Es tu decisión.

Osho: Una vez que hayas comenzado a ver la belleza de la vida, la fealdad comienza a desaparecer. Si comienzas a ver la vida con alegría, la tristeza desaparece. No puedes tener el cielo y el infierno, solo puedes tener uno. Es tu opción.

Osho: El tiempo no puede ser detenido, no puede ser invertido, no puede ser retenido. Es unidimensional. No hay retroceso posible. Y en última instancia, el mismo proceso del tiempo es muerte, porque estás perdiendo ese tiempo, te estás muriendo.

Osho: Mira tu vida. Mira que la existencia está celebrando. Estos árboles no son serios. Estas aves no son serias. Los ríos y los océanos son salvajes, y en cada lugar hay diversión. Mira la existencia, escucha la existencia y forma parte de ella.

Osho: Cada persona viene a este mundo con un destino específico tiene algo que conseguir, tiene que mandar algún mensaje, tiene que completar algún trabajo.No estas aquí accidentalmente, estas aquí significativamente.Hay un propósito detrás de ti.

Osho: El amor no es una relación. Es un estado del ser. No tiene nada que ver con nadie más. Uno no está “enamorado”. Uno es amor. Y claro, cuando uno es amor, uno está enamorado. Pero ese es el resultado, no la fuente. La fuente es que uno es amor.

Osho: Cambia tú. Cambia radicalmente. Deja de hacer las cosas que has estado haciendo siempre. Empieza a hacer cosas que no hayas hecho nunca. Cambia radicalmente, vuélvete una persona nueva y te sorprenderás. Nunca estés esperando que el otro cambie.

Osho: Envidiar es comparar. Si dejas de comparar, la envidia desaparece, entonces tú simplemente, sabes que tú eres tú y nadie más y no existe la necesidad.

Osho: Ámate y respétate de la forma que Dios te hizo e inmediatamente las puertas del cielo se abrirán para ti. Has crecer tus tesoros internos.

Osho: Conoces el exterior de todo el mundo y en el exterior la gente lo hace bonito. El exterior son sólo piezas de un espectáculo y es decepcionante.

Osho: La Trinidad. Dios, el padre; Cristo, el hijo, pero éstos son dos polos, padre e hijo. Pero algo tiene y debe equilibrar a los dos: el Espíritu Santo.

Osho: Así es como funciona la mente tradicional. Se aferra y se aferra, aunque resulte contradictorio, sigue aferrándose. Rehúye ver la contradicción.

Osho: Deben aceptarse las verdades absolutas, no importa en qué libro estén escritas. Si guardamos prejuicios, ellos serán causa de pérdida y de ignorancia.

Osho: Tan solo conociendo lo-que-es puede experimentarse la verdad, y con ella la inmortalidad. Conocer lo-que-es equivale a conocer lo inmortal.

Osho: Si apunto con el dedo para indicarte dónde está la luna, y tú ves mi dedo y lo llamas luna, es una ilusión ¡y esto te creará muchos problemas!

Osho: El conocimiento prestado y las opiniones ajenas que el hombre alberga en su interior suponen un obstáculo para la verdad.

Osho: Cuando lees u oyes hablar sobre la verdad, crees que ya la conoces y de esta forma te incapacitas para poder alcanzarla.

Osho: La caridad de las religiones alivia a los pobres pero el alivio no es caridad, no es amor. Para un mundo sin pobreza la codicia tiene que desaparecer.

Osho: ¿Por qué existe la pobreza? Existe porque hay personas que son demasiado codiciosas. La pobreza es un sub-producto de la codicia.

Osho: Lo que la sociedad produce pertenece a todos. Lo más sorprendente es que los pobres son las personas que producen, y los ricos son las personas que no producen.

Osho: La religión te enseña a sacrificarte. A sacrificar el amor, a sacrificar la vida, a sacrificar la alegría, a sacrificarlo todo. Intenta enfocar tu mente en la vida después de la muerte.

Osho: Recuerda que estar vivo es un tesoro, no pierdas ni un solo instante. Así, percibirás el sabor de lo existencial y descubrirás todo lo que te han estado ocultando y te seguirán ocultando.

REDES SOCIALES

VER INSTAGRAM VER FACEBOOK VER TWITTER VER PINTEREST VER BLOGSPOT

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019