LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY RELATOS VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS PARABOLAS VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

LA NUEVA CIENCIA DE LA ACEPTOLOGÍA

01/07/2019

La aceptología es una nueva ciencia que, cuando estamos listos para comprenderla, permite encontrar el propósito y la plena satisfacción en sus vidas.

La Nueva Ciencia de la Aceptología - Articulos por Gerardo Schmedling

EL ARTE DE LA ACEPTACIÓN

El ser humano sufre porque así lo elige, cuando no acepta la realidad.

Practicas la aceptología cuando eres espiritual y entiendes que todo en la vida tiene un sentido, incluso, lo que llamas absurdo. Los sabios enseñan que a la Tierra se viene con un plan de vida, que incluye pruebas para evolucionar. Si lo aceptas, estás en paz y todo fluye. En un lento proceso evolutivo todo es perfecto. La aceptación no es indolencia, es asumir sereno lo que no puedes cambiar.

  • Afirmación científica:
    Una interpretación puede ser engañosa, más nunca puede serlo la realidad de un resultado.
  • Afirmación filosófica:
    No aceptar la realidad mantiene la mente esclavizada del sufrimiento.

Gerardo recomendaba no tomar nada de lo que enseñaba como verdad, que su última intención era aumentar nuestro ya hipertrofiado sistema de creencias, donde residen nuestra ignorancia y absolutamente todas nuestras limitaciones. Así que nos recomendaba leer y leer apuntes y manuales, y verificar en nuestra experiencia, con nuestros resultados personales, lo que mientras tanto, por bueno que sea, es sólo concepto.
Concepto verificado = verdad. Como al niño que se le dice: «No metas el dedito al tomacorriente que te pasa electricidad», para él es un concepto. Cuando de todos modos lo mete y siente el corrientazo, ahora tiene una verdad.

No se trata tampoco de no creer en nada que nos llegue, pues esa actitud conduce a la cristalización, definida como la situación de la persona que ya no cambia más, no evoluciona más en esta experiencia de vida y la cual, a menos que siga siendo útil como función para otros a su alrededor que sí están evolucionando, está lista para separar archivos, para morirse.

La experiencia de vida del ser humano tiene un propósito muy definido, sencillo: ser feliz y aprender a amar. Las metas y los objetivos lo complican innecesariamente. Cada quien lucha para acomodar la realidad de la vida, a sus propios ideales, sin lograr reconocer cuál es la función de la realidad presente. La mayoría de las personas suponemos que, logrando el cumplimiento de nuestros anhelos e ideales y supliendo lo que llamamos nuestras necesidades, podremos obtener la satisfacción, la felicidad y la paz en nuestras vidas. Pero la verdad es que ello sólo sirve para después darnos cuenta que tan pronto alcanzamos una meta, surgen inmediatamente nuevos retos y metas por cumplir. Nuestro propósito inicial nunca llega a satisfacerse por este medio porque aún no sabemos que nuestros ideales particulares son contrarios a nuestros propósitos generales.

Todos los ideales de los hombres son válidos, dignos de respeto y además, necesarios, para poder tener un referente que permita reconocer el orden universal. Pero, una vez las personas logran comprender como está organizado el universo los ideales se convierten en:

  1. Algo innecesario y obsoleto.
  2. Un obstáculo para encontrar la paz interior y la plena satisfacción en la vida.
  3. Una limitación para el ascenso a los niveles superiores de la civilización humana.

Por esta razón, la Aceptología es una Nueva Ciencia que, cuando estamos listos para comprenderla, permite cumplir el propósito general que tienen todos los seres humanos: ENCONTRAR PLENA SATISFACCIÓN EN SUS VIDAS.

Existen indicadores precisos, resultados, para medir la satisfacción con la vida, para determinar si se está manejando la vida con sabiduría o con ignorancia:

  1. Paz, satisfacción interna con el correspondiente respeto por lo externo.
  2. Buenas Relaciones.
  3. Disponibilidad de todo lo necesario para la supervivencia. Hay que tener cuidado con que si no tengo algo es porque no lo necesito. Mientras no valore y use muy bien lo que tengo, no soy correspondiente con más de lo mismo.
  4. Excelente salud. Todo problema de salud es no aceptar que el conflicto no está en mi cuerpo sino en mi mente.

Entonces, los resultados en mi vida es lo único que me permite verificar que yo sé.

ACEPTOLOGÍA

La Aceptología como ciencia, es el complemento de la Sabiduría, porque así como la Sabiduría permite reconocer el Orden del Universo, la Aceptología permite seguirlo y, entre las dos, hacen la maestría, siendo ésta la habilidad de vivir de acuerdo con la Ley del Universo, de respetar la experiencia de todo ser viviente y de no entrar en conflictos innecesarios con ninguno de ellos.

  1. ¿Qué es la realidad? Únicamente el lugar presente, hechos, eventos, lo que está pasando frente a mí, el entorno donde puedo actuar. Hay una realidad externa y una realidad interna: la de mi mente.
  2. ¿Es cambiable la realidad? La externa no. La interna sí porque es mi interpretación de los hechos. Sin sabiduría no puedo interpretar con verdad, entonces sufro. Sufrir disminuye la energía vital, deprime y la depresión inhibe la capacidad de actuar. Cuando aprendo a no interpretar desde el sistema de creencias, ciertas realidades, dejo de ser correspondiente con ellas, entonces cambio también mi realidad externa, como proceso a través del tiempo.
  3. ¿Dónde puedes reconocer la realidad? En todo lugar donde pueda estar presente y consciente. En nuestro estado actual ese lugar está limitado, se reduce únicamente a la tercera dimensión. Prácticamente a lo que aquí y ahora percibo con mis sentidos. La mente, atención, funciona entre la cuarta y novena dimensiones (o sea que por ahora, está fuera de mi realidad). Si logro estar presente y consciente de la cuarta en adelante, son reales también, porque actúo en ellas. Digamos, por ejemplo, cuando soy capaz de estar conciente en sueños (por lo general en quinta, algo de cuarta).
  4. ¿Cómo puedes diferenciar la realidad de lo imaginario? Definida la realidad, lo imaginario es todo lugar, evento, hecho, etc. en el cual no podemos actuar. ¡Francia es imaginaria! Para los franceses sí es real. Si estoy en la oficina, la pareja en casa está imaginaria…

Todo lo que vemos en un momento como «malo«, terminamos apreciándolo como muy bueno. Sólo es cuestión de tiempo.

Empezar a ser discípulo de amor es aceptar y asumir toda circunstancia que se presente. Aceptar es no rechazar nada de lo que llega, porque sólo sucede lo que necesitamos para evolucionar. Sólo se da la voluntad del Padre Celestial, no la nuestra. Si coinciden, bien…si no, acepto. Aceptar es preguntarse siempre: «¿Qué tengo que aprender de esto?«, no: «¿Por qué me pasa esto…?» Nadie vive ninguna situación que no sea absolutamente necesaria para su evolución, ni el perfectísimo Plan Universal de Amor permite que alguien viva algo que no sea capaz de soportar. La peor agresión imaginable que alguien nos haga no tiene que tomarse personalmente con respecto al agresor, porque él solamente, además de estar cerca, está agrediéndonos porque tiene la suficiente cantidad de ignorancia para cumplir esa desagradable función. Si no es él, es otro el que la cumple, porque YO NECESITO PARA ALGO, QUE SÓLO YO PUEDO DETERMINAR, SER AGREDIDO. Por otro lado, siempre, en todos los casos, todos hacemos lo mejor que podemos desde nuestra ignorancia. Entonces ACEPTAR es acoger la experiencia como necesaria y para mí.

ASUMIR es no culpar a nadie por lo que me pasa, ni siquiera a mí mismo. Es natural que me sienta mal, me desespere, me deprima, etc. Esta experiencia es mía, tengo que vivirla, entonces eso me da, automáticamente, claridad mental, y sé qué hacer, o sea: sólo después de aceptar y asumir es posible ACTUAR. Finalmente, es importantísimo agradecer la experiencia a las personas con la función que te ayudaron a aprender algo NECESARIO e intransferible. El RENCOR, pues, no tiene ya cabida. No hay lugar para él.

Existe una secuencia para la liberación del ser humano, en la cual se pueden distinguir claramente 5 estados:

  1. Creer en el Orden Universal. Aquí está la religión. Sin embargo, creer es parte de la ignorancia.
  2. Saber ciertas cosas del Orden Universal. Aquí está la ciencia, como conocimiento de lo que funciona y lo que no funciona.
  3. Seguir el Orden Universal. Aquí está la sabiduría como resultado de unir 1 y 2, la religión y la ciencia que aún siendo tan insuficientes, permiten medir y saber algunas cosas. Empiezan a manifestarse resultados en temas como la salud y la prosperidad.
  4. Respetar el Orden Universal. Aquí está la Aceptología: si logro aceptar todo, soy feliz, y como respeto, a nadie forzado pretendo llevarlo en este bus.
  5. Adaptarse al Orden Universal. Aquí está la maestría, como resultado de unir la sabiduría con la Aceptología. Ahora soy feliz y puedo mostrarle a otro, como serlo.

La persona sin siquiera 1 y 2, es, naturalmente, un topo lleno de miedo… Las creencias pues, son importantes… mas sólo en una primera etapa. Luego, los resultados en mi vida son lo único que me permite verificar si yo sé.

Midamos resultados, no supongamos, no hagamos hipótesis, teorías innecesarias… Todo lo que conocemos como «problemas», o sea que no aceptamos, al llamarlos así y no lecciones necesarias para nuestro aprendizaje, los podemos clasificar de sólo 4 tipos: económicos, de relaciones, de salud y de UBICACIÓN, ojo con éste: no me gusta la casa donde vivo, no me gusta la ciudad, no me gusta Colombia. Te aseguro que no te sirve el planeta Tierra…

TRASFORMAR LA REALIDAD

Ya estamos en condiciones de deducir que si el ser humano

  1. aceptara dejar sus intentos por acomodar la realidad a sus propios e individuales conceptos e ideales (voluntad del hombre)…
  2. aceptara que la realidad presente cumple con un propósito específico (voluntad del Padre)…
  3. aceptara que no es el hombre quien modifica la realidad sino la Ley…
  4. aceptara que esto sucede únicamente cuando la realidad presente ya no cumple con las funciones de enseñarnos la Ley DEL UNIVERSO… y
  5. aceptara que esto ocurre porque la persona ha llegado a un nivel de comprensión tal que ya nada más tiene que aprender de la realidad presente…

Entonces y sólo entonces, se producirá el fenómeno mágico de que la realidad pareciera transformarse totalmente. Sin embargo, lo que realmente ha sucedido es que la persona se encuentra ahora, frente a una nueva realidad correspondiente con su nuevo estado de comprensión, sin que por ello, la realidad anterior haya desaparecido, ya que esta realidad sigue existiendo para aquellos que no la han comprendido.

"Aceptar la realidad rompe el hechizo del sufrimiento y libera la energía de la acción, la cual genera una nueva realidad."

La realidad externa nunca cambia, porque su existencia obedece a la correspondencia con el interior del individuo que la vive. Sólo cuando éste cambia su interior, genera una nueva realidad para él. Esto lo logra cuando comprende y acepta que lo externo es el resultado de su experiencia interior, la cual puede decidir cambiar por sí mismo. Aunque muchas personas aseguran haber cambiado la realidad, lo que ha sucedido, realmente, es que desde su interior han logrado generar una nueva realidad para ellos. Es algo similar a cuando un preso es liberado. Al salir a la calle, su realidad se modifica, pero la cárcel sigue existiendo para los demás presos que no han cumplido su pena. La realidad del niño que se enfrenta con una complicada regla de tres compuesta, realidad que es permanente para todos los niños que aún no han comprendido ese ejercicio; sin embargo, para un matemático avanzado se trata de algo inexistente como problema. Coexisten pues, realidades diferentes. Cuando atravesamos una ciudad encontramos muchas realidades diferentes: la del mendigo, la del enfermo, la del pobre, la del rico, la del desempleado, la del opulento, la del miserable, etc. Todas esas realidades están presentes simultáneamente, pero cada persona vive solamente aquella realidad que corresponde con su experiencia interna.

Con estas reflexiones, queremos mostrar que la realidad no es modificable. Lo que realmente sucede es algo totalmente diferente: Cuando dejamos de luchar para cambiar la realidad tal cual es, ya estamos listos… Listos para vivir una nueva realidad, porque la anterior ya nada más puede enseñarnos y se produce lo que la ciencia llama un fenómeno comprobado: Así como al mezclar hidrógeno y oxígeno, dos gases, se produce agua, también es científicamente comprobable que hay una nueva vida para quien logra aceptar totalmente su realidad presente, como algo que ya no necesita más…

Lo que sucede podría compararse a cuando alguien inadvertidamente echa un diamante a la basura… ¿Cuánto tarda en ser excluido de un medio con el cual no es correspondiente? Y el tarro de la basura, el carro recolector y el basurero municipal siguen ahí…

CLASES DE INDIVIDUOS

Frente a la realidad de la vida, sólo existen tres clases de individuos.

Primera Clase: Los que luchan frente a la vida, sin éxito y por tanto con mucho sufrimiento, tratando de encontrar satisfacción personal, a través de modificar la realidad presente, para acomodarla a sus ideales. Son los más atrasados espiritualmente, por lo cual, aún no pueden abandonar el sufrimiento.

Segunda Clase: Quienes traen como misión cambiar el entorno natural, social, económico, político, científico, religioso, etc. No es que tengan más éxito que los anteriores, sino que logran cambios porque ese entorno ya no corresponde con las personas que allí viven. Estos de segunda clase son de diferentes niveles de evolución, pero su acción siempre corresponde con las necesidades de los individuos de primera y segunda clase. Su costo personal es alto, luchan y sufren…

Tercera clase: Los que aceptan la realidad presente, como una maravillosa oportunidad para trascender sus limitaciones internas, por lo cual solamente se ocupan de modificar su propio interior. Son los más adelantados espiritualmente. Ya pasaron por las correspondencias bajas de los niveles de evolución de los de primera clase y saben que les corresponde vivir en las realidades creadas por los de segunda clase, cuyas labores no les corresponde hacer.

¿A CUÁL GRUPO PERTENECES?

¿Sufres, luchas o estás en paz?

¿Cómo podré saber que ya he aceptado totalmente la realidad que ya no quiero seguir viviendo?

Cuando renuncias definitivamente a tratar de cambiar la realidad externa presente a menos que reconozcas que ésa es tu misión.

¿Y cómo puedo saber que sí tengo la misión de cambiar algo?

Porque sabes qué hacer y además tienes las herramientas y los medios necesarios para hacerlo. Además porque verificas que lo estás logrando.

NO ACEPTAR

¿Qué es lo que no estoy aceptando?

El propósito de la Aceptología es liberarnos, definitivamente, del sufrimiento. Por esta razón, siempre que te encuentres sufriendo, necesitas hacerte una sola pregunta: ¿Qué es lo que no estoy aceptando? Ante esa pregunta, en tu mente aparecerá automáticamente la respuesta y posiblemente te digas a ti mismo lo siguiente: Si, esa respuesta es la causa de mi sufrimiento. De allí, para dejar de sufrir, pueden surgir dos nuevas preguntas: ¿Pero cómo puedo yo aceptar eso? y ¿cómo puedo yo aprender a aceptar eso?. Conociendo la ley que lo rige, en ese momento te darás cuenta de algo maravilloso y es saber que la aceptación sólo puede aplicarse cuando hay comprensión, porque la aceptación no es fe ni está sustentada en una creencia sino en un resultado. Comprendo que la limitación está en mi mente. Por lo tanto, si tienes suficiente comprensión, ya estás listo para liberarte definitivamente del sufrimiento, a través de la aceptación, pues de lo contrario seguirás sufriendo.

¡LA ÚNICA CAUSA DEL SUFRIMIENTO ES LA INCAPACIDAD DE ACEPTAR LO QUE SUCEDE!

Ahora, Veamos cómo RECONOCER algunas formas que toma la no aceptación:

  • Reconozco que experimento: Rechazo a la Vida.
    Esto es lo que no estoy aceptando: La oportunidad de aprendizaje que ofrecen las dificultades.
  • Reconozco que experimento: Sobreprotección.
    Esto es lo que no estoy aceptando: La experiencia de destino y misión que cada persona trae.
  • Reconozco que experimento: Perfeccionismo.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que existen diferentes formas de organización y manejo.
  • Reconozco que experimento: Preocupación.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que puedo perder algo que ya no necesito.
  • Reconozco que experimento: Fanatismo.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Otras formas, caminos, creencias, opciones diferentes a las mías.
  • Reconozco que experimento: Mal Genio.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Lo que otros hacen o dicen o lo que está sucediendo.
  • Reconozco que experimento: Ganas de Condenar.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Comportamientos y actitudes diferentes a los míos.
  • Reconozco que experimento: Rebeldía.
    Esto es lo que no estoy aceptando: La necesidad de adaptarme al medio que me correspondió.
  • Reconozco que experimento: Angustia.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que perdiendo algo, puedo vivir de otra manera.
  • Reconozco que experimento: Tristeza.
    Esto es lo que no estoy aceptando: La experiencia y comportamientos de otros.
  • Reconozco que experimento: Ganas de Criticar.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Las costumbres, ideas y decisiones de los demás.
  • Reconozco que experimento: Rencor.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que los demás no tienen la culpa de mis propias experiencias.
  • Reconozco que experimento: Ganas de Juzgar.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que cada quien hace lo correspondiente con lo mejor que sabe.
  • Reconozco que experimento: Apegos.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que nada ni nadie me pertenece y que siempre tengo todo lo necesario.
  • Reconozco que experimento: Estrés.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que las cosas pueden salir de otra manera y sólo doy lo que puedo.
  • Reconozco que experimento: Miedo.
    Esto es lo que no estoy aceptando: La posibilidad de perder lo que tengo o de no lograr lo que quiero.
  • Reconozco que experimento: Celos.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que no soy dueño de nadie y que sólo el amor puede unirnos.
  • Reconozco que experimento: Culpa.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que yo no tengo la culpa de las experiencias de los demás.
  • Reconozco que experimento: Enfermedad.
    Esto es lo que no estoy aceptando: Que el problema no está en mi cuerpo sino en mi mente.

La no Aceptación lleva directamente a las personas a tratar de desorganizar los diseños pedagógicos que han sido creados por los Maestros, para que, a través de ellos, logremos el desarrollo de la CONSCIENCIA PERMANENTE. Esto, la Ley no lo permite. Por esta razón, la necesidad de aprender la aceptación, como parte fundamental de las Leyes del Universo, nos enfrenta cada vez con situaciones más difíciles. Estas situaciones son proporcionalmente intensas, de acuerdo con la terquedad, desobediencia o rebeldía a La Leyes de la Vida. Por eso cuando previamente logramos aceptar, en nuestra mente, las situaciones que nos parecen más difíciles, éstas ya no suceden, puesto que la vida, con esa situación, ya nada podrá enseñarle a esa persona, porque aquello que le enseñaría, ella ya lo tiene comprendido.

ACEPTAR Y COMPRENDER

Si observamos con cuidado lo que acabamos de explicar, nos daremos cuenta de algo maravilloso: Con lo único que realmente necesitas enfrentarte, es con tu propia MENTE, con tu propio YO, con tu propia IGNORANCIA. Esto significa que, las dificultades de la vida se reducen exclusivamente al trabajo de transmutación de la ignorancia, en la sabiduría que tú haces en tu mente. Si haces un buen trabajo y si logras aceptar, previamente, todo aquello que te causaría sufrimiento, ya nada podrá sucederte en la experiencia física, salvo la extinción de tu cuerpo mortal, cuando ya no te sirva o no lo necesites más y esto no será motivo de sufrimiento, sino más bien de alegría.

Sólo enfrentamos situaciones que no hemos ni comprendido ni aceptado previamente.

¿Cómo sabes que ya comprendiste algo?

  • Porque lo puedes aceptar con felicidad y porque te sientes en paz.
  • Porque aquel que comprende, acepta y obedece la voluntad del padre.
  • Porque se libera definitivamente de todo sufrimiento porque ya nada más tiene que aprender del sufrimiento.

¿Cómo sabes que ya aceptaste algo?

  • Porque ya no te sucede o desaparece de tu vida.
Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
LA NUEVA CIENCIA DE LA ACEPTOLOGÍA
GRAFICAS - GERARDO SCHMEDLING

IMPRIMIR
LA NUEVA CIENCIA DE LA ACEPTOLOGÍA


RECOMENDADOS

LA NUEVA CIENCIA DE LA ACEPTOLOGíA

La aceptología es una nueva ciencia que, cuando estamos listos para comprenderla, permite encontrar el propósito y la plena satisfacción en sus vidas.

GERARDO SCHMEDLING

METAFíSICA 4 EN 1

Los siete principios universales mentalismo, correspondencia, vibración, polaridad, ritmo, causa y efecto, generación. Metafísica al alcance de todos.

CONNY MENDEZ

SALUD ESPIRITUAL MENTAL Y FíSICA

Somos seres de energía sostenidos por la energía cósmica divina. Recibimos esa energía a través de las 7 chacras, que son los centros de consciencia.

PATROCINIO NAVARRO

CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD

La religión del futuro será una religión cósmica. Deberá transcender al Dios personal y evitar el dogma y la teología. Tendrá abarcara lo espiritual.

JBN

QUE PIENSAN LA CIENCIA DE DIOS

Albert Einstein: Todo investigador de la naturaleza no puede menos de sobrecogerle un sentimiento espiritual de una Inteligencia superior infinita.

RICARDO GOMEZ

METAFíSICA ES FíSICA PURA

El punto de vista científico de la realidad apoya la idea de que estamos compuestos por campos energéticos y va, de hecho, mucho más allá de la mente.

BARBARA ANN BRENNAN

ERROR GRANDE DE LA FíSICA

El inconformismo mundial de Físicos esclarecidos que no dudan en expresar desatinados e incalificables absurdos que propone la teoría del Big Bang.

JBN

MENSAJE FíSICA CUáNTICA

Sólo imagínate a ti mismo pensando que todo sale perfectamente bien. Que estás lleno de alegría porque todo volverá a la normalidad y a la paz.

ALDO ALBERTO FRIAS

LA CIENCIA FUTURA

Si tienen curiosidad en saber si existe alguna ciencia más allá de las profecías del 2012, el investigador y autor Gregg Braden tiene información Ok.

JBN

REDUCE EL ESTRéS Y ALTERA FíSICAMENTE EL CEREBRO

La meditación trae paz y armonía es indudable y sólo aquellos que la experimentan puedes decirlo. Hay un puente entre la ciencia y la espiritualidad.

JBN

LA CIENCIA Y LA ESPIRITUALIDAD

La ciencia y la religión no están hechas para combatirse, sino para completarse. Además, no es la ciencia la que combate la religión o inversamente.

OMRAAM MIKHAEL

ESPIRITUALIDAD Y CIENCIA

Compréndanme bien, no se trata de criticar o negar descubrimientos científicos; el problema no está ahí, se encuentra en la cabeza del investigador.

OMRAAM MIKHAEL

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019