LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY EGO VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS DESPERTAR VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES RAMANA MAHARSHI

FRASES Y CITAS RAMANA MAHARSHI

VER ARTÍCULOS RAMANA MAHARSHI

Ramana Maharshi: El silencio es elocuencia incesante.

Ramana Maharshi: Lo que es natural es, por necesidad, permanente.

Ramana Maharshi: Un santo ayuda a toda la humanidad sin que esta lo sepa.

Ramana Maharshi: No medites, sé. No pienses que eres, sé. No pienses en el ser, tú eres.

Ramana Maharshi: Y ninguna es tan directa como el nombre Jehová, que significa «yo soy».

Ramana Maharshi: ¿Es necesario que te muestren el camino en el interior de tu propia casa?

Ramana Maharshi: En el resplandor del Yo, la oscuridad de la ilusión se disipa para siempre.

Ramana Maharshi: La entrega a Dios nunca será completa, mientras el devoto le pida esto o aquello al Señor.

Ramana Maharshi: Conócete a ti mismo antes de comenzar a decidir acerca de la naturaleza de Dios y del mundo.

Ramana Maharshi: Quien conoce el secreto del amor verdadero encuentra al mundo entero lleno de amor universal.

Ramana Maharshi: El amor es la forma real de Dios. Es la felicidad pura, es devoción, es realización, es todo.

Ramana Maharshi: La plegaria no es verbal. Proviene del Corazón. Sumirse en el Corazón es plegaria, es la Gracia.

Ramana Maharshi: La autoindagación es la única manera infalible y directa de realizar el Ser absoluto que en verdad eres.

Ramana Maharshi: Todos los esfuerzos que se hagan en la búsqueda de la verdad, tarde o temprano conducirán al camino correcto.

Ramana Maharshi: Desde el punto de vista del Yo, no hay nacimiento ni muerte, no hay cielo ni infierno, y no hay reencarnación.

Ramana Maharshi: Si has cometido adulterio, no pienses en ello después, porque tu verdadero ser es puro. Tú no eres el pecador.

Ramana Maharshi: Una vez que se ha realizado el Yo, ya no se necesita saber nada, porque el Yo es la felicidad perfecta, es el todo.

Ramana Maharshi: El tiempo es sólo una idea. Sólo existe la realidad. El tiempo no importa en lo que atañe al sendero del conocimiento.

Ramana Maharshi: La conciencia siempre es conciencia de uno mismo. Si eres consciente de algo, esencialmente eres consciente de ti mismo.

Ramana Maharshi: El cuerpo no es más que una mera proyección de la mente, y la mente no es más que un pobre reflejo del Corazón radiante.

Ramana Maharshi: Dios, que es inmanente, se compadece en su gracia del devoto y se le manifiesta en concordancia con su grado de evolución.

Ramana Maharshi: La reforma personal produce automáticamente la reforma social. Limítate a reformarte a ti mismo. El mundo se cuidará solo.

Ramana Maharshi: De todas las definiciones de Dios, ninguna es tan exacta como la expresión bíblica «Yo soy el que soy», de Éxodo, capítulo 3.

Ramana Maharshi: La mente dirigida hacia afuera se transforma en pensamientos y objetos. La mente dirigida hacia adentro se transforma en el Yo.

Ramana Maharshi: «Yo» es el nombre de Dios. Es el primero y el más grande de todos los mantras. En relación con él, incluso «om» está en segundo lugar.

Ramana Maharshi: El Corazón es la fuente, el origen, el medio y el fin de todo. El Corazón, el espacio supremo, nunca es la forma. Es la luz de la verdad.

Ramana Maharshi: La única libertad que tiene el hombre es la de buscar y lograr la realización del Yo, que le permitirá dejar de identificarse con el cuerpo.

Ramana Maharshi: La entidad MANAS se manifiesta aprovechándose del conjunto del espíritu, del intelecto, del deseo y del ego para satisfacerse plenamente y gozar.

Ramana Maharshi: El celibato no es necesario para el sendero de la sabiduría. Casado o no, un hombre puede realizar al Yo, porque éste está aquí y ahora, y es único.

Ramana Maharshi: No existe el nacimiento real ni la muerte real. Es la mente la que crea y mantiene la ilusión de realidad en este proceso, hasta que es destruida por la autorrealización.

Ramana Maharshi: El poder que te creó a ti, también creó el mundo. Si puede cuidarte a ti, también puede cuidar el mundo. Si Dios creó el mundo, es asunto de Él hacerse cargo del mundo, no tuyo.

Ramana Maharshi: El trabajo cumplido con apego es un grillete, mientras que el trabajo cumplido con desapego no afecta a quien lo realiza. Esta persona está en soledad, incluso mientras trabaja.

Ramana Maharshi: Si un individuo tiene un intenso deseo de una vida superior, entonces sus tendencias sexuales irán desapareciendo. Cuando se destruye la mente, los demás deseos también se destruyen.

Ramana Maharshi: El hombre cree ser el que hace. Pero esto es un error. Es el poder supremo el que hace todo, y el ser humano es tan sólo una herramienta. Si acepta esa posición, está libre de problemas.

Ramana Maharshi: Ayunar no es un fin en sí mismo. El ayuno es temporario y, realizado en forma absoluta, debilita la mente. La verdadera ayuda es el ayuno mental. Deberá hacerse un desarrollo espiritual.

Ramana Maharshi: Lo que importa es solamente lo que es natural. Esto deberá ser eterno. Lo que nace debe morir; lo que se adquiere debe perderse. Tú eres eternamente existente. El Yo nunca puede perderse.

Ramana Maharshi: Tú ocúpate de ti mismo. Deja que el mundo se encargue de sí mismo. Debes ver sólo el Yo. Si tú eres el cuerpo, entonces también existe el mundo corpóreo. Si tú eres espíritu, todo es sólo espíritu.

Ramana Maharshi: La atención al Yo eterno, la realidad indivisa y pura, es el único medio por el cual el individuo confundido por el pensamiento de «yo soy el cuerpo» puede cruzar el océano de las eternas reencarnaciones.

Ramana Maharshi: Quien ha realizado el Yo ya no tiene cuerpo. Para los demás, sigue teniendo cuerpo, pero esto no es más que una apariencia externa. Todo es difícil de comprender, mientras uno se identifique con el cuerpo.

Ramana Maharshi: Dios asume cualquier forma imaginada por el devoto a través de la repetición de pensamientos en una meditación prolongada. A pesar de que así asume infinitos nombres, sólo la conciencia sin forma alguna es Dios.

Ramana Maharshi: Tú siempre eres puro. El Yo no se percata del pecado. Son tus sentidos y tu cuerpo los que te provocan tentaciones. No debes confundirlos con el Yo real. Pregúntate quién es el que ha sido objeto de tentaciones.

Ramana Maharshi: Así como un buscador de perlas se ata una piedra a la cintura para sumergirse y tomar la perla del fondo del mar, cualquiera que bucee en las profundidades de su propio ser con desapego puede obtener la perla del Yo.

Ramana Maharshi: La mejor manera de servir al mundo es la liberación del ego. Si estás ansioso por ayudar al mundo y crees que no puedes hacerlo liberándote del ego, pon en manos de Dios todos los problemas del mundo, junto con los tuyos propios.

Ramana Maharshi: Sólo si se conoce la verdad del amor, que es la naturaleza real del Yo, se podrá desatar el intrincado nudo de la vida. Sólo si se alcanzan las alturas del amor, se logrará la liberación. Ésa es la esencia de todas las religiones.

Ramana Maharshi: La máxima dicha es no necesitar nada. Eso sólo se logra mediante la experiencia. Ni siquiera un emperador puede equipararse a un hombre que no necesita nada. Él está libre para hacer lo que le plazca, y no debe ser servido por otros.

Ramana Maharshi: Quien viaja en un tren y sigue con su carga sobre la cabeza está loco. Si la baja, descubrirá que esa carga también llega a destino. De un modo parecido, no adoptemos la pose de quienes ejecutan la acción: entreguémonos a la fuerza que nos guía.

Ramana Maharshi: No hay pasado ni futuro. Sólo existe el presente. Ayer era presente para ti cuando lo experimentabas, y mañana será presente, cuando lo experimentes. Por ende, la experiencia sólo se produce en el presente, y más allá de la experiencia nada existe.

ARTICULO RELACIONADO

ENTENDIENDO EL TIEMPO Y EL ESPACIO

RAMANA MAHARSHI

EL TIEMPO LO HEMOS INVENTADO

Sobre la irrealidad del tiempo y el espacio.

Ramana también enseñaba que no es sólo el "tiempo" lo que hemos inventado. Hemos inventado todo, incluidos nuestros cuerpos el ordinario (físico o "despierto"), el sutil (energía elevada de alta frecuencia o "cuerpo de ensueño") y el causal (la frecuencia más alta, o "sueño profundo"). Despertar completamente al verdadero Ser es "disolver" nuestra identificación con estos tres cuerpos; es decir, ser liberado en lo sin forma.

REALIDADES OBJETIVAS

El siguiente tema es la impresión mental de que el tiempo y el espacio son realidades objetivas. Estos dos son inseparables de la apariencia del mundo, y, por consiguiente, el mundo continúa siendo tomado como real si estos dos son tomados como reales.

  • La mente conoce todos los objetos visibles, el cuerpo físico y todo lo demás, igualmente en el sueño con sueños y en la vigilia, como separados en el espacio y el tiempo, y, por consiguiente, es necesario indagar si estos dos son reales o no.
  • Estos tres, a saber, espacio, tiempo y causalidad, ha sido mostrado que son solo mentales por un filósofo occidental llamado Kant por medio de buenas razones.
  • Bhagavan (Ramana Maharshi), El Gurú, aclara a los buscadores de la liberación, por la experiencia de todos los hombres en el sueño profundo, y por la experiencia de los sabios en el estado supremo, que estos tres son irreales.
  • Debido a que nadie conoce el espacio y el tiempo en el sueño profundo, donde la mente está latente, y en el estado supremo, donde la mente se ha perdido, estos dos son solo mentales.
  • Tanto en el estado de sueño con sueños como en el estado de vigilia, la mente crea estos dos [el espacio y el tiempo] junto con el mundo. Sin ellos la mente no conoce nada. Ésta es la naturaleza constante de la mente.
  • Debido solo a la ignorancia "yo soy el cuerpo" el hombre tiene la consciencia "yo estoy en el espacio y en el tiempo". Realmente, nosotros no estamos en el espacio ni en el tiempo. Si nosotros fuéramos cuerpos, entonces y solo entonces estaríamos en ellos.
  • Nosotros no somos cuerpos, ni los poseemos, puesto que nosotros nunca devenimos almas. El espacio y el tiempo, lo mismo que todas las cosas, son creadas en nosotros por la mente debido a la ignorancia.

DESHACERNOS DEL ENGAÑO

Puede preguntarse cuándo nos desharemos de este engaño de la realidad objetiva del espacio y del tiempo. La respuesta dada en el verso siguiente es de El Gurú Bhagavan.

  • Si la mente, por la indagación de su fuente, obtiene paz en el estado supremo, entonces estos dos son tragados por el Sí mismo real mismo, junto con el ego y el mundo.
  • La totalidad del mundo, que está compuesto de causas y efectos, junto con el espacio y el tiempo, es ilusoria. El Sí mismo real nunca sufre cambio, ni por el espacio ni por el tiempo, ni por la causalidad.
  • Puesto que el único Sí mismo real de todo, que es siempre el mismo, que no se aparta nunca de su verdadera naturaleza, que trasciende el tiempo, que es exento de espacio, y, por consiguiente infinito, es experimentado por los sabios, solo ÉL es real; nada más.

PASADO, PRESENTE Y FUTURO

A continuación se tratan las tres divisiones del tiempo, a saber, el pasado, el presente y el futuro y se muestra que son irreales.

  • Tampoco las divisiones del tiempo, a saber, pasado, presente y futuro, son reales. El pasado y el futuro son dependientes del presente, y son ellos mismos presente en sus propios tiempos.
  • Así pues, todo el tiempo es solo presente; los hombres hacen esta división solo con palabras; la realidad eterna es en verdad solo el Sí mismo real. Por consiguiente, solo Él es presente, nada más.
  • Por consiguiente, el aspirante debe apuntar a la experiencia de la verdad de ese Sí mismo obteniendo el estado supremo. La discusión del pasado y del futuro se declara que es lo mismo que tratar de contar sin el conocimiento del número "uno".
  • Solo existe el número "uno", y nada más, debido a que todos los números son modificaciones de él. De la misma manera, solo existe la consciencia que es el Sí mismo, y la totalidad del mundo es solo eso.
  • Lo mismo que uno deviene capaz, conociendo el número "uno", de conocer todos los números, así también, después de conocer la verdad de sí mismos, los sabios llegan a conocer la verdad del mundo también.
  • El Gurú dice que tener conocimiento de algo otro que el Sí mismo, sin conocer primero la Verdad de uno mismo, es solo ignorancia. Todo lo que uno conoce, sin tener una consciencia correcta del Sí mismo, es un conocimiento que es contrario a la verdad.
  • Cuando, por la indagación del Sí mismo, ese Sí mismo es conocido, no queda nada más que conocer. Para el sabio todas las cosas brillan solo como el Sí mismo, y, por consiguiente, el Sí mismo es bien conocido como "el Todo" [en el Vedanta].
  • Por consiguiente, Bhagavan Sri Ramana dice que la omnisciencia es solo el estado de ser el Sí mismo real. Él también dice que lo que es considerado omnisciencia por el ignorante es solo ignorancia.

EL TODO

A continuación se expone cómo el Sí mismo es "el Todo".

  • Este mundo no es otro que el cuerpo; este cuerpo no es distinto de la mente; la mente no existe aparte del Sí mismo real; por consiguiente, ese Sí mismo es todo el mundo.
  • ¿Cómo era yo en mi nacimiento anterior, y como seré yo en el nacimiento siguiente? – tales indagaciones son solo debidas a la ignorancia, porque el Sí mismo no ha nacido nunca.
  • Pensar sobre la totalidad y las distintas unidades [individuos] es una actividad sin sentido para los buscadores de la liberación. Solo la indagación en la fuente de quien [el ego] está interesado en la totalidad y las unidades conduce a la liberación.
  • ¿Por quién, y cómo fue creado el mundo en el comienzo? ¿Qué es maya? ¿Qué es ignorancia? ¿Cómo llegó a ser el alma individual? Tales preguntas sin sentido son planteadas por los engañados debido a que ellos olvidan la cosa principal en la que se necesita indagar.

LA CREACIÓN

El secreto de la creación es brevemente expuesto a continuación.

  • No hay creación aparte de ver; visión y creación son uno y lo mismo. Y debido a que esa visión se debe a la ignorancia, cesar de ver, es la verdad de la disolución del mundo.

PODER SUPREMO

Maya es explicada a continuación.

  • Es el poder del Ser Supremo, llamado maya, el que toma la forma de las percepciones de los sentidos y con ello crea este variado mundo, que los engañados están persuadidos de que es real.

LA IGNORANCIA

La ignorancia del individuo esta relacionada con el poder de ilusión que pertenece al Ser Supremo. No hay otra explicación de la creación. A continuación se muestra que ocuparse de estas indagaciones pospone la cosa que importa, la indagación del Sí mismo real, que es la cosa principal a la que hay que darse.

  • Indagar en las irrealidades, tomándolas como reales, conduce a olvidar el Sí mismo real. Y no hay otra muerte que este olvido, debido a que de esta manera el Sí mismo está casi perdido para el buscador.

LA INDAGACIÓN

A continuación se señala la urgencia de la indagación del Sí mismo.

  • Si el aspirante conoce el Sí mismo en esta vida misma, entonces y solo entonces, para él lo real es real. Si en esta vida él no llega a conocer el Sí mismo, para él lo real [el Sí mismo] permanece ocultado por lo irreal.
  • Por consiguiente, el aspirante, estando firmemente convencido de que el espacio y el tiempo son irreales, debe abandonar la totalidad del mundo y buscar conocer el substrato, el Sí mismo, por medio de la indagación de su propia naturaleza verdadera.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019