LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME MEDITACION ARTICULOS Y ESCRITOS PARA HOY FRASES DOBLES HD AMOR - ESPIRITUALIDAD MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES Y PENSAMIENTOS
CARL GUSTAV JUNG



ESCRITOS FRASES

FRASES Y CITAS
CARL GUSTAV JUNG

VER ESCRITOS CARL GUSTAV JUNG

CARL GUSTAV JUNG

MAS FRASES DE CARL GUSTAV JUNG

  • Muéstrame un hombre cuerdo y lo curaré para ti.
  • Yo no soy lo que me sucedió, soy lo que elijo ser.
  • No hay conciencia sin la discriminación de los opuestos.
  • Una vida feliz no puede existir, sin una medida de oscuridad.
  • En todo el caos hay un cosmos, en todo desorden una orden secreta.
  • Todo depende de cómo vemos las cosas, y no la forma que son en sí mismas.
  • La palabra «felicidad» perdería su sentido si no se equilibra con tristeza.
  • No podemos cambiar nada hasta que lo aceptamos. La condena no libera, oprime.
  • Un hombre que no ha pasado por el infierno de sus pasiones nunca va a superarlas.
  • Un grano de oro puede conquistar mucho, pero no tanto como un grano de sabiduría.
  • Hemos sido demasiado persuadidos por la ciencia de lo nula que es la vida humana.
  • Todo lo que nos irrita de otros nos puede llevar a una comprensión de nosotros mismos.
  • Hasta que haces consciente lo inconsciente, este dirigirá su vida y lo llamaras destino.
  • Las cosas más pequeñas con un sentido, valen más en la vida que las cosas más grandes sin él.
  • El hombre sano no tortura a otros, por lo general es el torturado quien se convierte en verdugo.
  • No mataras. La vida humana es sagrada; pero cuando la sombra colectiva estalla, lo que está mal es correcto.
  • El conocimiento de tu propia oscuridad es el mejor método para hacerle frente a las tinieblas de otras personas.
  • La gente va a hacer cualquier cosa, no importa lo absurdas que sean, para evitar hacer frente a sus propias almas.
  • Donde existe el amor no hay deseo de poder y donde predomina el poder el amor es escaso. Uno es la sombra del otro.
  • No hay nada más repugnante que una espiritualidad furtivamente lasciva; es tan desagradable como la sensualidad bruta.
  • Que en cierta forma poderes inconscientes vienen a ayudarnos cuando nuestra consciencia se encuentra abrumada, subyugada.
  • El calzado que se ajusta a una persona le aprieta a otra; no hay una receta para una vida que se adapte a todos los casos.
  • Observamos esas manifestaciones religiosas, principalmente en momentos de emergencia, o en circunstancias muy emocionales.
  • Por lo que podemos discernir, el único propósito de la existencia humana es encender una luz en la oscuridad del simple ser.
  • Un tal arquetipo, como por ejemplo la noción de un Dios o de un poder sobre natural, aparece en situaciones de gran emotividad.
  • El encuentro de dos personalidades es como el contacto de dos sustancias químicas: si hay alguna reacción, ambas se transforman.
  • La soledad no viene de no tener personas cerca de uno, sino de ser incapaz de comunicar las cosas que parecen importantes para uno.
  • Uno mira hacia atrás con agradecimiento a los maestros brillantes, pero con gratitud a aquellos que tocaron nuestros sentimientos humanos.
  • Si hay algo que queramos cambiar en el niño, primero debemos examinarlo y ver si no es algo que podría ser mejor cambiar en nosotros mismos.
  • Tu visión se aclarará solamente cuando puedas mirar en tu propio corazón. Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta.
  • La separación de la psicología de las premisas de la biología es puramente artificial, porque la psique humana vive en unión indisoluble con el cuerpo
  • El sueño surge de una parte de la mente desconocida para nosotros, pero no por ello menos importante, y tiene que ver con los deseos para el día que se aproxima.
  • Como niño me sentí muy solo, y todavía me siento así, porque sé cosas y debo aludir a cosas que otros aparentemente no saben en lo absoluto, y la mayoría no quieren saber.
  • A través del orgullo nos engañamos a nosotros mismos. Pero en el fondo, debajo de la superficie de la conciencia, una voz suave y apacible nos dice que algo está fuera de tono.
  • Los grandes talentos son los más encantadores y con frecuencia los frutos más peligrosos en el árbol de la humanidad. Cuelgan en las ramas más delgadas que son fáciles de quebrar.
  • La creación de algo nuevo no se logra por el intelecto, sino por el toque del instinto actuando a partir de la necesidad interior. La mente creativa juega con los objetos que ama.
  • El recuerdo de los acontecimientos externos de mi vida se ha desvanecido o desaparecido en gran medida. Pero mis encuentros con la «otra» realidad, mis combates con el inconsciente, están grabados de forma indeleble en mi memoria.
  • Cuando los conflictos más intensos se superan, dejan una sensación de seguridad y tranquilidad que no se perturba fácilmente. Son sólo estos intensos conflictos y su conflagración lo que se necesita para producir resultados valiosos y duraderos.
  • El encuentro de dos personas es como el contacto de dos sustancias químicas: si hay alguna reacción, ambas se transforman.
  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana.
  • Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino.
  • La función principal de los sueños es intentar restablecer nuestro equilibrio psicológico.
  • La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir.
  • Eres lo que haces, no lo que dices que vas a hacer.
  • El zapato que le ajusta a un hombre le aprieta a otro; no hay receta para la vida que funcione en todos los casos.
  • Si eres una persona con talento, no significa que ya hayas recibido algo. Quiere decir que puedes dar algo.
  • Los grandes talentos son los más encantadores y con frecuencia los frutos más peligrosos en el árbol de la humanidad. Cuelgan en las ramas más delgadas y fáciles de quebrar.
  • Nadie, siempre y cuando se mueva entre las corrientes caóticas de la vida, esta sin problemas.
  • Yo no soy lo que me sucedió. Yo soy lo que elegí ser.
  • El privilegio de una vida es convertirse en quien realmente eres.
  • Su visión se aclarará solamente cuando usted puede mirar en su propio corazón. Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta.
  • Todo en la creación es esencialmente subjetivo y el sueño es un teatro donde el soñador es a la vez escenario, actor, gerente, autor, público y crítico.
  • El sueño es la pequeña puerta escondida en el más profundo y más íntimo santuario del alma.
  • La soledad no llega por no tener personas a tu alrededor, sino por no poder comunicar las cosas que te parecen importantes a tí, o por mantener ciertos puntos de vista que otros consideran inadmisibles.
  • De una manera u otra somos partes de una sola mente que todo lo abarca, un único gran ser humano.
  • Existen tantas noches como días, y cada una dura lo mismo que el día que viene después. Hasta la vida más feliz no se puede medir sin unos momentos de oscuridad, y la palabra feliz perdería todo sentido si no estuviese equilibrado por la tristeza.
  • Muéstrame un hombre cuerdo y le voy a curar para ti.
  • Si hay algo que queremos cambiar en el niño, primero debemos examinarlo y ver si no es algo que podría ser mejor cambiar en nosotros mismos.
  • No puede haber una transformación de la oscuridad a la luz y de la apatía al movimiento sin emociones.
  • El fanatismo es una sobrecompensación de la duda.
  • Creo sencillamente que alguna parte del yo o del alma humana no está sujeta a las leyes del espacio y del tiempo.
  • Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones no las ha superado nunca.
  • La cosa más aterradora es aceptarse a sí mismo por completo.
  • El conocimiento de tu propia oscuridad es el mejor método para hacer frente a las tinieblas de otras personas.
  • Aquello a lo que te resistes, persiste.
  • Podemos llegar a pensar que nos controlamos por completo. Sin embargo, un amigo puede fácilmente contarnos de nosotros algo de lo que no teníamos ni la menor idea.
  • La gente va a hacer cualquier caso, no importa lo absurdo que esto sea, para evitar hacer frente a sus propias almas.
  • Cuanto mayor es la multitud, más insignificante es la persona.
  • La conciencia es una condición del ser.
  • Nada tiene una influencia psicológica más fuerte en su ambiente y especialmente en sus hijos que la vida no vivida de un padre.
  • El tiempo es un niño que juega como un niño. Yo soy uno pero contrapuesto a mí mismo soy joven y viejo al mismo tiempo.
  • Todas las obras del hombre tienen su origen en la fantasía creadora. ¿Qué derecho tenemos entonces a la amortización de la imaginación?.
  • El inconsciente puede reservar mensajes esenciales para los oídos que sepan ponerse a la escucha.
  • Cuando el amor es la norma, no hay voluntad de poder, y donde el poder se impone, el amor falta.
  • No retengas a quien se aleja de ti, porque así no llegará quien desea acercarse.
  • Todo lo que nos irrita de otros nos lleva a un entendimiento de nosotros mismos.
  • El inconsciente es la historia de la humanidad desde los tiempos inmemoriales.
  • Ningún valor psíquico puede desaparecer sin ser sustituido por otro equivalente en intensidad.
  • A un hombre puedes quitarse sus dioses, pero solo para darle otros a cambio.
  • El hombre sano no tortura a otros, por lo general es el torturado el que se convierte en torturador.
  • La separación de la psicología de las premisas de la biología es puramente artificial, porque la psique humana vive en unión indisoluble con el cuerpo.
  • No debemos pretender comprender el mundo sólo por el intelecto. El juicio del intelecto es sólo parte de la verdad.
  • Toda forma de adicción es mala, no importa si el narcótico sea el alcohol, la morfina o el idealismo.
  • Cuando los conflictos más intensos, se superan, dejan una sensación de seguridad y tranquilidad de que no se perturba fácilmente. Son sólo estos intensos conflictos y su conflagración lo que se necesita para producir resultados valiosos y duraderos.
  • Si uno no entiende a otra persona tiende a considerarlo un loco.
  • El inconsciente no es algo malo por naturaleza, es también fuente de bienestar. No sólo oscuridad sino también luz, no sólo bestial y demoníaca, sino también espiritual y divina.
  • La palabra creencia es algo difícil para mí. No creo. Tengo que tener una razón para una cierta hipótesis. O bien sé una cosa, y luego, sé que no necesito para creer.
  • El péndulo de la mente se alterna entre el sentido y el sinsentido, no entre el bien y el mal.
  • No podemos cambiar nada hasta que lo aceptamos. La condena no libera, ella oprima.
  • Me han acusado de defensor del alma. No fui yo sino Dios mismo quien la defendió.
  • El hombre que no percibe el drama de su propio fin no está en la normalidad sino en la patología, y tendría que tenderse en la camilla y dejarse curar.
  • Todo depende de cómo vemos las cosas, y no de la forma en que son en sí mismas.
  • El conocimiento no se basa en la verdad solamente sino también en el error.
  • Nacemos en un momento dado en el que ello toma lugar y como los vinos buenos tenemos las cualidades del año y la estación en los cuales hemos venido a este mundo. La astrología no debe justificar nada más.
  • A menudo las manos van a resolver un misterio con el que el intelecto ha luchado con ello en vano.
  • A través del orgullo nos engañamos a nosotros mismos. Pero en el fondo debajo de la superficie de la conciencia promedio una voz suave y apacible nos dice que algo está fuera de tono.
  • Desde la mitad de la vida hacia adelante, solo permanece vital aquel que está preparado para morir con vida.
  • Es sorprendente que el hombre, el instigador, inventor y vehículo de todos estos acontecimientos, el autor de todas las sentencias y decisiones y la planificación del futuro, sea tan negligente.
  • En ciencia hay que estar siempre atentos al hecho de que existen velos humano que ocultan la oscuridad abismal de lo desconocido.
  • El ser humano que promete todo es seguro que no hará nada y cada uno que prometa demasiado se encuentra en peligro de utilizar medios diabólicos para llevar a cabo sus promesas y está ya en el camino de la perdición.
  • El instinto erótico pertenece a la naturaleza original del hombre… Está relacionado con la más alta forma de espíritu.
  • Es mucho mejor tomar las cosas como vienen junto con paciencia y ecuanimidad.
  • No existe idioma que no pueda ser malinterpretado. Cada interpretación es hipotética, ya que es un simple intento de leer un texto desconocido.
  • Sin jugar con la fantasía nunca ha nacido ningún trabajo creativo. La deuda que tenemos con la obra de la imaginación es incalculable.
  • El pequeño mundo de la niñez con su entorno familiar es un modelo del mundo. Cuanto más intensamente le forma el carácter la familia, el niño se adaptará mejor al mundo.
  • Las grandes decisiones de la vida humana tienen como regla general mucho más que ver con los instintos y otros misteriosos factores inconscientes que con la voluntad consciente y el sentido de razonabilidad.
  • Lo peor que le puede ocurrir a cualquiera es que se le comprenda por completo.
  • No hay toma de conciencia sin dolor.
  • El vino de la adolescencia no siempre aclara según pasan los años, a veces se vuelve turbio.
  • La astrología representa la suma de todos los conocimientos psicológicos de la antigüedad.
  • En lo que nos es posible alcanzar, el único sentido de la existencia humana consiste en encender una luz en las tinieblas del mero ser.
  • Todos nacemos originales y morimos copias.
  • Los niños son educados por lo que hace el grande y no por lo que dice.
  • Sigue ahora la vida espiritual y las etapas hacia el amor, porque donde existe el amor no hay deseo de poder y donde predomina el poder el amor es escaso.
  • El ser humano está atrapado y encerrado en el todo. Siempre depende de él y está fundado en él donde el amor es luz y tiniebla, cuyo final no alcanza a ver.
  • Cuando nos amamos a nosotros mismos, vamos de descubrimiento en descubrimiento, comprendemos lo que somos y qué es lo que importa que amemos.

ARTICULO RELACIONADO CARL GUSTAV JUNG

LA VIDA ESPIRITUAL Y LAS ETAPAS HACIA EL AMOR

CARL GUSTAV JUNG

ESPÍRITU Y AMOR

La evolución del espíritu hacia el amor

El espíritu sabe cada vez más que sólo el amor le da forma plena, del mismo modo que el amor comienza a sospechar que sólo el espíritu da a su vida un sentido superior, y ambos buscan en el fondo la mutua relación anímica, porque el amor necesita al espíritu y el espíritu al amor para complementarse.

Veamos las etapas esenciales en el desarrollo de nuestra vida amorosa...

EL ATLETA

En esta etapa estamos principalmente preocupados por nuestra apariencia, por la forma en que nuestro cuerpo se ve. Durante esta etapa podríamos permanecer horas mirándonos y admirando nuestro reflejo en el espejo. En esta etapa nuestro cuerpo y aspecto son la cosa más importante para nosotros, nada más.

EL GUERRERO

Durante esta etapa nuestra principal preocupación es salir y conquistar el mundo, hacerlo lo mejor posible, ser el mejor y conseguir lo mejor, para hacer lo que hacen los guerreros y actuar como los guerreros actúan. Esta es una etapa en la que pensamos continuamente maneras de conseguir más de todos los demás, una etapa de comparación, de derrotar a los que nos rodean para poder sentirnos mejor porque hemos logrado más, porque somos los guerreros, los valientes.

EL GENEROSO

En esta etapa te das cuenta de que lo que has logrado hasta ahora no es suficiente para que puedas sentirte realizado y feliz, ahora estás buscando maneras de hacer una diferencia en el mundo, maneras de servir a los que están a tu alrededor. En esta etapa estás preocupado por la manera de empezar a dar.

El dinero, el poder, las posesiones, etc., seguirán apareciendo en tu vida pero ya no les otorgarás el mismo valor que antes, ya no estarás apegado a esas cosas porque te encontrarás en otra etapa de tu vida, donde se sabe que hay más en la vida que lo material.

Estarás buscando maneras de dejar de pensar sólo en ti mismo, maneras de recibir y empezar a centrarse en vivir una vida de servicio. Todo lo que quieres hacer en esta etapa es dar. Ya sabes que dar es recibir y es hora de que dejes de ser egoísta, egocéntrico y ególatra y pienses en maneras de ayudar a los necesitados, para dejar este mundo mejor de lo que era cuando llegaste.

EL ESPIRITUAL

Esta es una etapa en la que nos damos cuenta de que ninguna de estas etapas son realmente quién o qué somos. Nos damos cuenta de que somos más que nuestro cuerpo, somos más que nuestras posesiones, más que nuestros amigos, nuestro país y así sucesivamente.

Llegamos a la conclusión de que somos seres divinos, seres espirituales teniendo una experiencia humana y no seres humanos teniendo una experiencia espiritual.

Ahora somos capaces de observarnos a nosotros mismos desde una perspectiva diferente. Ahora somos capaces de salir de nuestra propia mente, fuera de nuestro propio cuerpo y entender lo que realmente somos, para ver las cosas como son. Nos convertimos en el observadores de nuestras vidas.

EL AMOR HUMANO

El amor es su luz y su tiniebla, cuyo final no alcanza a ver.

El ser humano, como parte, no comprende el todo. Se encuentra sometido a él. Puede decir «sí» o puede enojarse; pero siempre está atrapado y encerrado en el todo. Siempre depende de él y está fundado en él. El amor es su luz y su tiniebla, cuyo final no alcanza a ver.

El amor no acaba nunca, incluso si hablase las lenguas de los ángeles o si persiguiese con rigor científico la vida de la célula hasta su fondo más recóndito. Puede documentar el amor con todos los nombres que están a su disposición, pero solamente se perderá en infinitos autoengaños.

Si posee un grano de sabiduría, rendirá las armas y llamará con los nombres divinos. Esto constituirá una confesión de su inferioridad, imperfección y dependencia, pero a la vez un testimonio de su libertad de elección entre la verdad y el error.

Veamos algunas reflexiones sobre los tres tipos de amor...

AMOR ESPIRITUAL

Reflexiones sobre el amor espiritual

Cristo dijo: «Ama a tu prójimo...», encontramos bello este pensamiento... pues nos dispensa de ocuparnos de nosotros mismos pero cuando añade: «...como a ti mismo», este añadido no tiene ya nuestra adhesión y pretendemos que el amarse a sí mismo sería hacer profesión de egoísmo.

¡Amarse a sí mismo!

No era necesario predicárselo a los antiguos, que lo hacían de un modo natural. ¿Y hoy? Haríamos bien en tomar en serio este «como a ti mismo». ¿Cómo puedo amar a otro si no me amo a mí mismo? ¿Cómo se puede ser altruista si se maltrata uno mismo? Cuando tratamos a nuestra persona con la dignidad que le corresponde, cuando nos amamos a nosotros mismos, vamos de descubrimiento en descubrimiento, comprendemos lo que somos y qué es lo que importa que amemos. Se trata, nada menos, que de poner el pie en la boca del dragón.

«Todo aquel que sea incapaz de amor será incapaz de metamorfosear a éste, y las cosas proseguirán su antiguo curso».

Mejor sigue el curso del amor. Donde existe el amor no hay deseo de poder y donde predomina el poder el amor es escaso. Uno es la sombra del otro. Cuando el amor es la norma, no hay voluntad de poder, y donde el poder se impone, el amor falta.

AMOR RELIGIOSO

Reflexiones sobre el amor religioso

El amor tiene más de una cosa en común convicción religiosa. Exige una actitud incondicional; espera una total entrega. Así como sólo el creyente que se entrega por completo a su dios llega a ser partícipe de la gracia divina, el amor sólo desvela sus más altos secretos y maravillas a quien es capaz de la entrega y la fidelidad incondicional del sentimiento.

Nuestra soñante no es una personalidad religiosa, sino que es “moderna”. Ha olvidado que existen instantes en los cuales los dioses se entrometen, o más bien situaciones que desde los tiempos más remotos se encuentran constituidas de tal manera que calan en lo más hondo. A este tipo de situación pertenece por ejemplo, el amor, su pasión y peligro.

AMOR MUNDANO

Reflexiones sobre el amor mundano

Carl Gustav Jung, probablemente el discípulo más adelantado de Sigmund Freud y, uno de los más brillantes exploradores de la mente humana, escribió poco sobre el amor, pero a lo largo de su obra encontramos perlas acerca de esta temática que nos hace entender muchas cosas sobre la personalidad problemática del ensayista suizo.

12 perspectivas mundanas sobre el amor:

1. El amor es siempre un problema, con independencia de la edad de la persona de quien se trate. En la etapa de la infancia el problema es el amor de los padres; para el anciano el problema es lo que ha hecho con su amor.

2. El problema del amor se me aparece como una montaña monstruosamente grande que con toda mi experiencia no ha hecho más que elevarse, precisamente cuando creía casi haberla escalado.

3. El problema del amor pertenece a los grandes padecimientos de la humanidad, y nadie debería avergonzarse del hecho de tener que pagar su tributo.

4. El amor verdadero establece siempre vínculos duraderos, responsables. Necesita libertad sólo para la elección, no para la realización. Todo amor verdadero, profundo, es un sacrificio. Se sacrifican las propias posibilidades o, mejor dicho, la ilusión de las propias posibilidades. Si no requiere este sacrificio, nuestras ilusiones evitarán que se establezca el sentimiento profundo y responsable, con lo que se nos privará también de la posibilidad de la experiencia del verdadero amor.

5. El amor tiene más de una cosa en común con la convicción religiosa. Mal caballero de la dama de su corazón es quien se echa atrás ante la dificultad del amor. El amor se comporta como lo hace Dios: ambos se entregan sólo a su servidor más valiente.

6. Es la incapacidad de amar la que roba al hombre sus posibilidades. Este mundo solamente es vacío para aquel que no sabe dirigir su libido a las cosas y personas para hacérselas vivas y bellas. Lo que, por tanto, nos obliga a crear un sustituto a partir de nosotros mismos no es la carencia exterior de objetos, sino nuestra incapacidad de abrazar amorosamente algo que está fuera de nosotros.

7. La implicación del amor en todas las formas de vida, en la medida en que es general, es decir, colectiva, constituye la menor dificultad en comparación con el hecho de que el amor es también, eminentemente, un problema individual. Esto quiere decir que pierden su validez cualquier criterio y regla general.

8. Seguramente nos agobien las dificultades de la vida y las contrariedades de la lucha por la existencia, pero tampoco las situaciones externas muy difíciles pueden obstaculizar el amor, por el contrario, pueden estimularnos a realizar los esfuerzos más grandes. Las dificultades reales no podrán nunca reprimir la libido de forma tan duradera como para que surja una neurosis.

9. El amor libre sólo sería posible si todos los seres humanos fueran capaces de los máximos esfuerzos morales. Pero la idea del amor libre no se ha inventado con esa finalidad, sino para hacer parecer fácil algo difícil. Propias del amor son la profundidad y la sinceridad del sentimiento, sin las que el amor no es amor sino mero capricho.

10. Es muy difícil para un hombre racional admitir qué pasa realmente con su Eros. Una mujer no tiene mayor dificultad en reconocer que el principio de su Eros es el estar vinculada, pero a un hombre, cuyo principio es el Logos, se le hace muy difícil.

11. Aquí se trata de lo más grande y de lo más pequeño, de lo más lejano y de lo más cercano, de lo más alto y de lo más hondo, y nunca puede decirse una cosa sin la otra. Ninguna lengua se encuentra a la altura de esta paradoja. Sea lo que sea que pueda decirse, ninguna palabra expresa la totalidad.

12. Los hombres pueden andar con mujeres de la vida alegre y no obstante insistir en su propia corrección; y las mujeres pueden escaparse con auténticos diablos y sostener sin embargo que son esposas fieles. Nos tenemos que resignar al hecho de que el mundo es muy serio y, al mismo tiempo, muy ridículo.

«El “amor” se revela empíricamente como la fuerza del destino por excelencia, tanto si aparece como vulgar concupiscencia o como la afección más espiritual».

Carl Gustav Jung

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020