LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY RELATOS VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS PARABOLAS VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

EL APEGO TE HACE SUFRIR

30/01/2018

El desapego es totalmente útil y que tiene mucho que ver con sufrimiento: A mayor desapego, menos sufrimiento; a mayor apego peor lo vamos a pasar.

El apego te hace sufrir - Articulos por Suley Belihes

NO TE APEGUES, NO SUFRAS

Todos estamos de acuerdo que el desapego es necesario y que tiene mucho que ver con sufrimiento: A mayor desapego, menos sufrimiento; a mayor apego peor lo vamos a pasar. Pero ¿cómo funciona? ¿Cómo lo vivimos? y ¿Cómo lo integramos a nuestro día a día?

El desapego significa estar de vuelta. Cuando al principio, algo me llama mucho la atención, me atrae porque es nuevo, el interés y la manera en que vivo ese objeto o persona, puede confundirse con apego. Cuando ya lo tengo conocido y puede formar parte de mi saber, sentir y hacer, formará parte de mí, ya no lo voy a necesitar.

El desapego también significa tener una relación con esa persona o situación, sana y no dependiente.

Aquí quiero trazar la diferencia entre dependencia y necesidad. Una línea muy fina las separa, ya que mientras que yo necesite algo, parecerá que estoy dependiendo de eso. ¿Qué marca la diferencia? Yo diría que la diferencia estriba en el hecho de que cuando eso ha dejado de ser necesario no lo podemos dejar.

Esto es para mí lo que significa apego en su expresión más dañina. Dependemos del aire para vivir, eso nunca lo dejaremos. Pero si dependemos de un medicamento para poder seguir adelante, cuando ese medicamento ya ha hecho su labor y no lo podemos dejar, estamos apegados.

¿Necesidad o apego? En realidad para definir la diferencia y aplicarla en nuestra vida que es donde hace falta, tenemos que ser muy conscientes de lo que aparentemente son nuestros apegos y con autoconocimiento discernir si realmente necesitamos eso o si ya se ha vuelto una adicción.

Cuando hablamos de adicciones, no me refiero a drogas o alcohol, tabaco...

Me refiero a todo lo que sucede en nuestra vida y que no podemos deshacer. No que no queramos sino que no podemos aunque veamos que ya no nos va o que nos molesta o que es verdaderamente negativo para nosotros y nuestro desarrollo o el desarrollo de nuestro duelo.

¿Qué hace falta para poner freno a aquellos acontecimientos que ya no necesitamos?

Yo diría que el primer requisito es querer. Ya no queremos depender de eso. Ya no queremos sufrir. Ya no queremos que nos digan lo que tenemos que hacer... Entonces cuando lo tenemos muy claro, tendremos que comprender qué nos está impidiendo lograrlo. Para esto tenemos que ser muy sinceros ya que tal vez descubramos que realmente queremos algo que en un principio estábamos rechazando.

En el duelo estos términos de querer, depender, necesitar se desdibujan porque no tenemos la suficiente distancia para comprender lo que está pasando. Al principio nuestra pérdida nos está viviendo y somos como unas marionetas llevadas por nuestro sufrimiento. Ya cuando el sufrimiento se ha transformado en dolor y empezamos a tener momentos menos malos, podemos con mucho tiento, comprobar cómo estamos viviendo el duelo. Y no me refiero a una investigación a fondo sino un acercamiento a nuestras emociones y pensamientos para conocer la diferencia entre yo quiero o la imposición de yo tengo que. En el duelo hay mucho de esto último.

Os he hablado de creencias muchas veces, pero siempre han sido creencias de la Vida después de aquí, creencias religiosas o... Pero existen otras creencias igual de importantes que nos pueden machacar hasta tal punto que no nos van a dejar vivirnos como queremos y necesitamos, sino cómo creemos que los demás o la sociedad o nuestras imposiciones desde costumbres aprendidas a lo largo de nuestra vida de lo que es bueno o malo, nos están dictando.

El duelo es un proceso muy personal y tiene que vivirse desde nuestro más profundo ser. No podemos ser llevados por nada más que lo que sentimos y captamos que somos y que necesitamos. Aquí entra en juego toda la gama completa de iras o impuestos de dolores añadidos. Estos ocurren cada vez que no nos estamos viviendo desde lo que somos sino que nos está llevando y zarandeando todo lo que tenemos alrededor de nosotros: Las exigencias de los demás, las prohibiciones de nuestras propias creencias a cerca de lo que podemos y no podemos hacer, los comentarios sin pensar que nos hacen daño, el vecino del quinto, el perro del vecino del quinto y podría seguir porque la lista es larga. Pero cada uno de vosotros tenéis que descubrir cuánto de vuestro duelo no es una expresión clara y precisa de lo que más necesitáis... llorar la pérdida, poder tener el tiempo y el espacio para hacerlo y así en el momento preciso y perfecto para cada uno superar y salir del sufrimiento que no os está dejando ser vosotros mismos. Y que no es nada más que la persona que vivía y compartía con su ser querido y que es en realidad lo que vais a tener que recuperar para ser una vez más compañeros en este gran viaje que se llama existencia. Vosotros aquí y ellos a un paso vibracional de este aquí que podemos ver y tocar. También están aquí y aunque el dolor del demasiado echar de menos nos pueda a veces, en nuestros momentos de desapego total de ese dolor sabemos que la verdad más grande y auténtica es que nuestro ser querido no se ha ido. Y en eso no hay apego posible porque los apegos nos encadenan y las verdades nos hacen libres.

El apego es dañino porque no nos deja vivir de verdad nos fuerza por caminos que no son los nuestros. El desapego es aquello que nos va a liberar de todo lo que ya no necesitamos, para encaminarnos a lo que realmente somos y que seguimos siendo día tras día con nuestro ser querido en nuestro corazón.

Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
EL APEGO TE HACE SUFRIR
GRAFICAS - SULEY BELIHES

IMPRIMIR
EL APEGO TE HACE SUFRIR


RECOMENDADOS

EL SUFRIMIENTO TE HACE DESPERTAR

El sufrimiento te hace despertar para experimentar el amor y la felicidad. Porque solo existe el dolor, si tú estas dormido y alejado de la realidad.

ANTHONY DE MELLO

SUFRIMIENTO POR FALTA DE ACEPTACIóN

La falta de aceptación de lo inevitable es fuente de sufrimiento. Aceptar los límites de la vida y los reveses terminará elevándonos y liberándonos.

MóNICA CAVALLé

EL CUERPO DEL DOLOR Y LAS EMOCIONES

La voz de la mente tiene vida propia. Las personas están a merced de esa voz, lo cual quiere decir que están poseídas por el pensamiento por la mente.

ECKHART TOLLE

LA CONSCIENCIA TE LIBERA DEL DOLOR

El cuerpo del dolor que es la sombra oscura que proyecta el ego, tiene miedo en realidad de la luz de su consciencia. Tiene miedo de que lo descubran.

ECKHART TOLLE

EL SUFRIMIENTO NO EXISTE

El dolor existe, pero no el sufrimiento. El sufrimiento no es real, sino una obra de tu mente. Si sufres es que estás dormido, despierta ahora, ya.

ANTHONY DE MELLO

EL SUFRIMIENTO PSICOLóGICO

Le pertenece al pasado o al futuro, pero nunca al presente. No creo temerle a la muerte tanto como le temo a la enfermedad, la vejez y el sufrimiento.

OSHO

EL VERDADERO AMOR NO CONLLEVA SUFRIMIENTO

Los deseos son expresiones de la mente que busca la salvación o la realización en las cosas externas y en el futuro como sustituto de la alegría.

ECKHART TOLLE

ÁNGEL DEL DOLOR

El Ángel dolor la figura de un diablo simpático de rostro atrayente, agradable y siempre alegre y de manera afable. Pero es perverso, malo, criminal.

JIDDU KRISHNAMURTI

DOLOR CON AMOR

Ningún ser humano puede evadir el sufrimiento. Si pudiera hablar con él le diría con profundo respeto: el sufrimiento siempre se puede y podrá evitar.

GONZALO GALLO

SUFRIMIENTO

DIOS, El Eterno, perfecto, sabio y amoroso, no hace una criatura con órganos de los sentidos desarrollados para que sufra en manos de un inconsciente.

JEBUNA

EL APEGO TE HACE SUFRIR

El desapego es totalmente útil y que tiene mucho que ver con sufrimiento: A mayor desapego, menos sufrimiento; a mayor apego peor lo vamos a pasar.

SULEY BELIHES

EXPECTATIVAS DESEOS Y SUFRIMIENTO

Si observas cómo estás hecho y funcionas, descubrirás que hay en tu mente todo un programa una serie de presupuestos acerca de cómo debe ser el mundo.

ANTHONY DE MELLO

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019