LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

HOME EMISORAS ESPIRITUALIDAD BUSQUEDA DE LA VERDAD CATEGORIAS ESPIRITUALIDAD FRASES ESPIRITUALIDAD MENU PRINCIPAL

AMOR POR LA VIDA

20/01/2017

Amor por la vida - Omraam Mikhael - vida - amar (GAA # 999)

VIDA - AMAR

AMO LA VIDA

Los humanos buscan los poderes, la riqueza, los conocimientos, el amor…

Pues no, es la vida lo que deben buscar… Diréis : Pero ¿Por qué buscar la vida ? La tenemos. Lo que debemos buscar es lo que no tenemos. Estáis vivos, es verdad, pero desde el mineral hasta Dios pasando por los vegetales, los animales, los hombres, los ángeles, la vida tiene grados. No es suficiente vivir, debemos preguntarnos cuál es la vida que vivimos. Todos los temas que abordéis, todas las actividades que emprendáis sólo os aportarán algo si habéis comprendido la realidad esencial : la vida. Sea lo que sea lo que tengáis que hacer en el transcurso de una jornada, procurad que vuestra disposición de espíritu sea tal que os permita sentir circular en vosotros la vida divina, y que a través vuestro vivifique también a todas las criaturas…

Cuando el hombre toma conciencia de que es el depositario de la vida divina, la Madre Naturaleza lo considera un ser inteligente, un verdadero hijo de la luz, y le abre sus puertas, le da vestidos de fiesta para que participe en sus festines y en sus misterios.

Jesús dio toda su dimensión espiritual al símbolo del río cuando dijo en los Evangelios:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida”…

Es Cristo mismo quien nos dice:
“Yo soy la vida (el amor) que llena el río,
y yo soy el camino (la sabiduría)
y podéis ir a la fuente, (la verdad)”…

Quizá vosotros no veáis la relación de estas palabras con la imagen del río. Pero, para un Iniciado, está clara: al oír esta frase, ve un río que desciende de la montaña. El “camino” es el lecho del río; la “vida” es el agua que discurre por este lecho; la “verdad” es la fuente de la que brota la vida.

Sigamos traduciendo: ¿qué es este camino por el que discurre la vida y que nos permite remontamos hasta la fuente? Es la sabiduría. Y la vida, es decir, el agua que riega las piedras y las plantas, que da de beber a los animales y a los hombres, es el amor. Esto es, pues, lo que quería decir Jesús: “Yo soy el camino de la sabiduría, yo soy el amor que hace nacer la vida divina y la fuente de la verdad de donde brota esta vida”. El agua es siempre el símbolo de la vida, del amor. Todas las energías, todas las fuerzas que circulan en la naturaleza, son representadas como un agua, como un fluido que riega, que abreva, que mantiene la vida.

Empezáis, poco a poco, a comprender la profundidad de las palabras de Jesús: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Es Cristo mismo quien nos dice: “Yo soy la vida (el amor) que llena el río, y yo soy el camino (la sabiduría) por el cual podéis remontaros hasta la fuente, (la verdad)”. Cada día, esforzaros en beber, con el pensamiento, de este río que viene de las cimas, en abrevaros en la fuente límpida y pura del amor. Al amar, dejáis que esa agua de la vida verdadera se filtre a través vuestro, y que todas las bendiciones del Cielo desciendan sobre vosotros.

FRASES DE OMRAAM MIKHAEL

«No hay que tener miedo a equivocarse.»

«La vida es la única riqueza que existe.»

«Vuestro amor debe hacer crecer a los demás.»

«En el hombre están todas las posibilidades.»

«Cada rayo de sol es un manantial de energía.»

«El verdadero amor es un estado de conciencia.»

«El lenguaje simbólico es la matemática de las ideas.»

MAS FRASES DE OMRAAM MIKHAEL

MAS ARTICULOS DE OMRAAM MIKHAEL

FRASES DE AMAR

MAS FRASES DE AMAR

MAS ARTICULOS DE AMAR


   HOME   PRINT   + NUEVO   BOLETÍN  

RECOMENDADOS

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

NOTA IMPORTANTE

En este sitio evitamos convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo (La existencia). En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. La espiritualidad te da la iluminación. VER ADVERTENCIAS...

La espiritualidad acá en este sitio web deja de ser un negocio y una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. Arriesgar tu espiritualidad en manos de inexpertos es inútil, sigue a Dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo, esta en tu interior. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado, es presente absoluto y vive.

Despertarse es la espiritualidad, porque sólo despiertos podemos entrar en la verdad y descubrir qué lazos nos impiden la libertad. Esto es la iluminación. Es como la salida del sol sobre la noche, la luz sobre la oscuridad. Es la alegría que se descubre a sí misma, desnuda de toda forma, esta es la iluminación. El místico es el hombre iluminado, el que todo lo ve con claridad, porque está despierto. La espiritualidad y la iluminación de Dios Todo sobre nuestra verdad y nuestro amor, libera el sufrimiento de otros porque las religiones sólo aportan poco o nada y alejan de la verdad última.

La iluminación simplemente significa el día en que te des cuenta de que no había nada que lograr, no hay ningún lugar a dónde ir, no hay nada que hacer. Ya somos divinos y ya somos perfectos tal y como somos. Ninguna mejora es necesaria, absolutamente ninguna. Dios nunca crea alguien imperfecto. Incluso si tú te cruzas con un hombre imperfecto, veras que su imperfección es perfecta. Dios nunca crea algo imperfecto.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del continuo conflicto interno y externo, sino también el fin de la horrible esclavitud del pensar incesante. ¡Qué increíble liberación es!

LA ILUMINACION ESPIRITUAL
COLOMBIA - MEDELLIN

1997 - 2019