LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME MEDITACION ARTICULOS Y ESCRITOS PARA HOY FRASES DOBLES HD AMOR - ESPIRITUALIDAD MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

AMO MIS ARRUGAS

15/12/2019

Gracias a ellas tengo, desde hace ya años, la cara que merezco. Las que encontraron refugio en la esquina de mi mirada, nacieron de un amor truncado.

Amo mis arrugas - Articulos por Florence Thomas

MIS ARRUGAS

No podría vivir sin ellas.

Son mis cómplices, me acompañan a todas partes y hacen parte de mi identidad.

Gracias a ellas tengo, desde hace ya años, la cara que merezco. Las que encontraron refugio en la esquina de mi mirada, nacieron de un amor no correspondido, de un imposible encuentro, de una demasiado breve pasión, de una angustia materna y de algunas noches de insomnio. Las que habitan en la comisura de mis labios son las de la risa, del humor, de la nostalgia, de la felicidad y de la ternura, no sabría vivir sin ellas. Algunas mujeres me han preguntado por qué no me hago la cirugía estética. Esta cirugía lo aplana todo, pero sobre todo, los recuerdos y la memoria, asegurándote que a los 58 años puedes lucir nuevamente de 38..., y dígame por qué lucir de 38 cuando uno tiene 58?

Por qué renegar de la cara, de la piel y sus surcos cuando son años vividos, dolores y risas que han moldeado la expresión y que le han dado un reflejo a la mirada y un sentido a la sonrisa? Las arrugas sólo atestiguan que uno ha vivido y no renunciaré a ellas por nada. Tengo 58 años y no renegaría de uno solo de mis años. No quisiera perder en los breves y certeros movimientos de un bisturí la década de los 80, década de mi clara decisión de trabajar con y para las mujeres de este país, década del nacimiento del grupo ‘Mujer y Sociedad’ de la Universidad Nacional y de la adolescencia de mis hijos. No quisiera negar la década de los 90, durante la cual descubrí en mi, gracias a la práctica de un aprendizaje de la sonoridad, expresión femenina de la fraternidad, una fuerza tranquila que me permite afianzar mis escogencias de vida de este complejo país que aprendí a amar poco a poco.

Por cierto, me cuido, como razonablemente, ya no fumo y me gusta caminar en esta Bogotá que ya nos lo está permitiendo. Sé por fin quiénes son mis verdaderos amigos y sobre todo, amigas y descubro lo delicioso de saber decir ‘No’ cuando es preciso. Además, mirando a los hombres de mi edad, comprendí que las mujeres no envejecemos solas... nuestros amigos, nuestros compañeros envejecen al mismo tiempo, al mismo ritmo que nosotras y a veces más dramáticamente que nosotras.

Conozco a los hombres de 55 a 60 años, nada envidiables: Barriga naciente y a menudo más que naciente, calvicie aparente, gorditos en la cintura, potencia sexual bastante afectada, andropausia y compañía. La cultura, siempre más benévola con los hombres que con las mujeres, nos quiere hacer creer que envejecemos solas... pero conmigo no lo logró.

Mis amigos varones me acompañan en esto y no siempre lo viven bien a pesar de una mirada más generosa sobre sus canas y marcadas arrugas en la esquina de su mirada. Al contrario, parecería que este hombre de 55 o 60 años, tan moldeado con el tiempo como cualquiera de nosotras, es un seductor tal vez, pero máximo hasta la 11 de la noche... porque más allá!

No les cuento! Y nadie lo cuenta!
Las mujeres, en general, envejecemos mejor que los hombres.

Hemos puesto tantas cosas, tantas pasiones, tantos viajes, tantos encuentros, que este otro tiempo que nos regala la vida al llegar a los 60, es hoy día, para las mujeres de mi generación, una posible fiesta.

Arrugas y canas me seguirán acompañando. Borrarlas, negarlas, sería algo así como una traición a lo que soy hoy día; sería como renegar de estos momentos de vida que me construyeron; como renunciar a la imagen que me devuelve el espejo cada mañana; como no aceptar la identidad que por fin me define, me da un nombre y a la vez me permite nombrar a los y a las que me han amado, que me aman, y, por fortuna, conozco hombres que se reconocen también en mis arrugas y no los sepultaré por medio de una cirugía estética. Ahí están ellas, grabadas en mi piel y les prometo que seguirán ahí.

Definitivamente quiero a mis arrugas y con ellas, la edad que tengo.

Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
VER ESCRITOS Y GRAFICAS - MUJER
GRAFICAS - FLORENCE THOMAS

IMPRIMIR
AMO MIS ARRUGAS


RECOMENDADOS

EL VIEJO PUEDE MADURAR O ENVEJECER

Veamos con el humor fino de Alejandro Jodorowsky porque el hombre viejo prefiere madurar a envejecer en un acertado cuento hindú y una sabia historia sufí.

ALEJANDRO JODOROWSKY

NOSOTROS LOS VIEJOS

Tienes razón hijo, nosotros no tuvimos esas cosas cuando éramos jóvenes. así que las inventamos. Que estás haciendo tú para la próxima generación.

ANTHONY DE MELLO

ENVEJECER SIN PROBLEMAS

Los Viejitos estamos convencidos que sabemos todo. Debemos pedirle al Espíritu Santo que nos ilumine, para salir adelante y poder continuar viviendo.

DEEPAK CHOPRA

AMO MIS ARRUGAS

Gracias a ellas tengo, desde hace ya años, la cara que merezco. Las que encontraron refugio en la esquina de mi mirada, nacieron de un amor truncado.

FLORENCE THOMAS

EL ANCIANO SABIO

Había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo a la entrada de un pueblo. Un día, un joven se le acercó y le preguntó.

JBN

EL VIEJO ERMITAÑO

Se cuenta lo siguiente de un viejo anacoreta o ermitaño, es decir, una de esas personas que por amor a Dios se refugian en la soledad del desierto.

JBN

VIEJA Y ARRUGADA

Has escuchado a la gente hablar acerca de la eutanasia, o muerte digna. Esto es asesinato. Recuerda que toda la vida humana es especial para Dios.

JBN

EL VIEJO JUAN HA SIDO UN ESTORBO

Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el señor y no para los hombres. No hay causa sin efecto ni efecto sin causa. Ama sin mirar a quien.

GONZALO VELEZ

EL CONOCIMIENTO DETIENE LA VEJEZ

Dubal y Mucke han estudiado el role de la proteína klotho, la cual codifica un gen llamado KL. Una versión particular de este gen, el KL-VS.

NAPOLEON HILL

LOS ANCIANOS

El longevo es lento, como dice mi querido hermano: «Paso de elefante, lento pero aplastante», digo: la prisa para ellos termino, ven la luz de Dios.

JEBUNA

VEJEZ: ¿CARRERA CONTRA EL EGO?

Vejez: ¿carrera a vida o muerte contra el tiempo? ¿O contra el ego? Desde cicerón, que fue el primer autor de un libro sobre la vejez de los hombres.

PATROCINIO NAVARRO

LOS TRES ANCIANOS

Una mujer regaba el jardín de su casa y vio a tres ancianos con sus años de experiencia sentados frente a su jardín. ella no los conocía y les dijo.

JBN

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020