LA ILUMINACION ESPIRITUAL

AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GRAFICOS | FRASES | INDEX
Home - La iluminacion Espiritual   Facebook   Twitter   Instagram   Pinterest   Blogspot   Ajedrez Paisa   Registro y Comentarios   Whatsapp   Buscador

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES



FRASES DE SHEILA GONZALEZ

«Soy feliz ahora porque quiero, así lo dispuso Dios. Las tres tareas más difíciles del mundo no son hazañas físicas y tampoco son logros intelectuales.» Sheila Gonzalez

FRASES Y CITAS SHEILA GONZALEZ

VER ARTÍCULOS SHEILA GONZALEZ

«Soy feliz ahora porque quiero, así lo dispuso Dios. Las tres tareas más difíciles del mundo no son hazañas físicas y tampoco son logros intelectuales.» Sheila Gonzalez

7 FRASES AL AZAR

«La cantidad de posibles disposiciones de las piezas en el tablero es ilimitada, y no hay un cerebro, ni siquiera el del matemático más grande o el de un calculador fenomenal, que pueda efectuar el recuento.» Alexander Kotov

«Usted crea el mundo en su imaginación como un sueño. Lo mismo que usted no puede separar el sueño de usted mismo, así usted no puede tener un mundo exterior independiente de usted mismo. » Nisargadatta Maharaj

«Los argumentos materialistas contra Dios siguen siendo fuertes porque están basados en hechos, pero caen cuando te sumerges más profundamente que en el mundo material.» Deepak Chopra

«Un poco de fragancia se adhiere a la mano que da flores.» Proverbio Chino

«No debes quejarte de la nieve en el tejado de tu vecino cuando también cubre el umbral de tu casa.» Confucio

«Querer comprender lo incognoscible; se te escapa en vano. Tan pronto como usted se relaja de este aferramiento, hay espacio - abierto, cálido y confortable. Así que haga uso de ella. Todo lo que ya es, es tuyo.» Gendun Rinpoche

«Si en su propia experiencia aún no ha aprendido la verdad del engaño de los sentimientos, entonces solo tiene que seguir creyendo y pensando, teniendo fe en el pasado y esperando en el futuro, siendo feliz hoy e infeliz mañana, pero Nunca estarás al mando de tu propia vida por mucho tiempo.» Barry Long

7 FRASES NUEVAS

«La meditación es una de las riquezas que puedes llevarte más allá de la muerte.» Osho

«Y hay gente rica que tiene de todo pero que es absolutamente pobre, vacía. En su interior sólo hay un cementerio.» Osho

«Has conseguido todo el dinero que querías en la vida y no puedes relajarte. No eres un ganador eres un perdedor. Destruyes tu salud y tu sensibilidad.» Osho

«Paradójicamente, ser capaz de estar solo es la condición para ser capaz de amar.» Erich Fromm

«El amor es una actividad, no un efecto pasivo; es un estar continuado, no un súbito arranque.» Erich Fromm

«Es el amor un arte y en tal caso, requiere conocimiento y esfuerzo. No es el amor una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar.» Erich Fromm

«No se puede encontrar la verdad absoluta donde no está: en las doctrinas, las ideologías, las normas o los relatos que son solo una verdad relativa.» Eckhart Tolle

7 FRASES DESTACADAS

«Vida y muerte son importantes. No sufras en vano.» Bodhidharma

«Los seres humanos circulan por la vida sin una dirección clara y por inercia imitando a otras personas y dejando pasar una posible vida en excelencia.» Despertar Consciencia

«Una madre entiende lo que un niño no dice.» Anonimo

«Cuando los hombres se vuelven virtuosos en la vejez no hacen más que sacrificar a Dios los legados del demonio.» Jonathan Swift

«El presente informe acoge únicamente lo que sea científico; es decir, aquello que resista las más estrictas pruebas y comprobaciones de la bioquímica.» Medical Discovery

«Quiero que me protejas sin que me mientas.» Jorge Bucay

«La mente moderna ha perdido toda capacidad de asombrarse. Ha perdido toda capacidad de mirar en lo misterioso, en lo milagroso, por el conocimiento, porque cree que sabe.» Osho

FRASES Y ALGUNAS VERDADES SOBRE EL APEGO

JEBUNA

19/02/2018

EGO - VERDAD

LA LEY DEL DESAPEGO

Esta ley dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Esto no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado.

Es grande el poder que se deriva de esto. Tan pronto como renunciamos al interés por el resultado, combinando al mismo tiempo la intención concentrada y el desapego, conseguimos lo que deseamos. Podemos conseguir cualquier cosa que deseemos a través del desapego, porque éste se basa en la confianza incuestionable en el poder del verdadero yo. El apego, en cambio, se basa en el temor y en la inseguridad y la necesidad de sentir seguridad emana del desconocimiento del verdadero yo.

La fuente de la abundancia, de la riqueza o de cualquier cosa en el mundo físico es el yo; es la conciencia que sabe cómo satisfacer cada necesidad. Todo lo demás es un símbolo. Los símbolos son transitorios; llegan y se van. Perseguir símbolos es como contentarse con el mapa en lugar del territorio. Es algo que produce ansiedad y acaba por hacernos sentir vacíos y huecos por dentro, porque cambiamos el yo por los símbolos del yo.

El apego es producto de la conciencia de la pobreza, porque se interesa siempre por los símbolos. El desapego es sinónimo de la conciencia de la riqueza, porque con él viene la libertad para crear. Sólo a partir de un compromiso desprendido, podemos tener alegría y felicidad.

Entonces, los símbolos de la riqueza aparecen espontáneamente y sin esfuerzo. Sin desapego somos prisioneros del desamparo, la desesperanza, las necesidades mundanas, los intereses triviales, la desesperación silenciosa y la gravedad, características distintivas de una existencia mediocre y una conciencia de la pobreza.

La verdadera conciencia de la riqueza es la capacidad de tener todo lo que deseamos, cada vez que lo deseamos, y con un mínimo de esfuerzo. Para afianzarnos en esta experiencia es necesario afianzarnos en la sabiduría de la incertidumbre. En la incertidumbre encontraremos la libertad para crear cualquier cosa que deseemos.

La gente busca constantemente seguridad, pero con el tiempo descubriremos que esa búsqueda es en realidad algo muy efímero. Hasta el apego al dinero es una señal de inseguridad.

Quienes buscan la seguridad la persiguen durante toda la vida sin encontrarla jamás. La seguridad es evasiva y efímera porque no puede depender exclusivamente del dinero. El apego al dinero siempre creará inseguridad, no importa cuánto dinero se tenga en el banco. De hecho, algunas de las personas que más dinero tienen son las más inseguras.

La búsqueda de la seguridad es una ilusión. Según las antiguas tradiciones de sabiduría, la solución de todo este dilema reside en la sabiduría de la inseguridad o la sabiduría de la incertidumbre. Esto significa que la búsqueda de seguridad y de certeza es en realidad un apego a lo conocido. ¿Y qué es lo conocido? Lo conocido es el pasado. Lo conocido no es otra cosa que la prisión del condicionamiento anterior. Allí no hay evolución, absolutamente ninguna evolución. Y cuando no hay evolución, sobrevienen el estancamiento, el desorden, el caos y la decadencia.

La incertidumbre, por otra parte, es el suelo fértil de la creatividad pura y de la libertad. La incertidumbre es penetrar en lo desconocido en cada momento de nuestra existencia. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre fresco, siempre nuevo, siempre abierto a la creación de nuevas manifestaciones. Sin la incertidumbre y sin lo desconocido, la vida es sólo una vil repetición de recuerdos gastados. Nos convertimos en víctimas del pasado, y nuestro torturador de hoy es el yo que ha quedado de ayer.

Renunciemos a nuestro apego a lo conocido y adentrémonos en lo desconocido, así entraremos en el campo de todas las posibilidades. La sabiduría de la incertidumbre jugará un importante papel en nuestro deseo de entrar en lo desconocido. Esto significa que en cada momento de nuestra vida habrá emoción, aventura, misterio; que experimentaremos la alegría de vivir: la magia, la celebración, el júbilo y el regocijo de nuestro propio espíritu.

Cada día podemos buscar la emoción de lo que puede ocurrir en el campo de todas las posibilidades. Si nos sentimos inseguros, estamos en el camino correcto, no nos demos por vencidos. En realidad no necesitamos tener una idea rígida y completa de lo que haremos la semana próxima o el año próximo, porque si tenemos una idea clara de lo que ha de suceder y nos aferramos rígidamente a ella, dejaremos por fuera un enorme abanico de posibilidades.

Una de las características del campo de todas las posibilidades es la correlación infinita. Este campo puede orquestar una infinidad de sucesos espacio-temporales con el fin de producir el resultado esperado. Pero cuando hay apego, la intención queda atrapada en una forma de pensar rígida y se pierden la fluidez, la creatividad y la espontaneidad inherentes al campo de todas las posibilidades. Cuando nos apegamos a algo, congelamos nuestro deseo, lo alejamos de esa fluidez y esa flexibilidad infinitas y lo encerramos dentro de un rígido marco que obstaculiza el proceso total de la creación.

Esta ley no obstaculiza la fijación de metas. Siempre tenemos la intención de avanzar en una determinada dirección, siempre tenemos una meta. Sin embargo, entre el punto A y el punto B hay un número infinito de posibilidades, y si la incertidumbre está presente, podremos cambiar de dirección en cualquier momento si encontramos un ideal superior o algo más emocionante. Al mismo tiempo, será menos probable que forcemos las soluciones de los problemas, lo cual hará posible que nos mantengamos atentos a las oportunidades.

La ley del desapego acelera el proceso total de la evolución. Cuando entendemos esta ley, no nos sentimos obligados a forzar las soluciones de los problemas. Cuando forzamos las soluciones, solamente creamos nuevos problemas. Pero si fijamos nuestra atención en la incertidumbre y la observamos mientras esperamos ansiosamente a que la solución surja de entre el caos y la confusión, entonces surgirá algo fabuloso y emocionante.

Cuando este estado de vigilancia, nuestra preparación en el presente, en el campo de la incertidumbre, se suma a nuestra meta y a nuestra intención, nos permite aprovechar la oportunidad. ¿Qué es la oportunidad? Es lo que está contenido en cada problema de la vida. Cada problema que se nos presenta en la vida es la semilla de una oportunidad para algún gran beneficio. Una vez que tengamos esta percepción, nos abriremos a toda una gama de posibilidades, lo cual mantendrá vivos el misterio, el asombro, la emoción y la aventura.

Podremos ver cada problema de la vida como la oportunidad de algún gran beneficio. Habiéndonos afianzado en la sabiduría de la incertidumbre, podremos permanecer alerta a las oportunidades. Y, cuando nuestro estado de preparación se encuentre con la oportunidad, la solución aparecerá espontáneamente.

Lo que resulta de esto es lo que denominamos comúnmente «buena suerte». La buena suerte no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Cuando los dos se mezclan con una vigilancia atenta del caos, surge una solución que trae beneficio y evolución para nosotros y para todos los que nos rodean. Ésta es la receta perfecta para el éxito, y se basa en la ley del desapego.

FRASES DE LA ILUMINACION ESPIRITUAL

  • No te apegues a ninguna Religión porque te estarás negando la grandeza de Dios.
  • No te apegues a este mundo porque te estarás negando la grandeza del Universo.
  • No te apegues a tu cuerpo porque te estarás negando trascender a Dios.
  • No te apegues a tu espiritualidad porque te estarás negando La Iluminación.
  • No te apegues al dinero porque le estarás quitando a los demás.

ALGUNAS VERDADES

  1. Verdad: Estás aferrado a una falsa creencia, a saber, la de que sin una cosa o persona determinada no puedes ser feliz.
  2. Verdad: Limítate a disfrutar de las cosas y de las personas, negándole a apegarte a ellas, ni de celarlas. Si no te apegas te ahorrarás toda la tensión emocional que supone el protegerlas y conservarlas. Así disfrutarás de manera pacífica y relajada y así no sientes la menor amenaza ante que los demás disfruten de lo que disfrutas.
  3. Verdad: "Si aprendes a disfrutar el aroma de millares de flores, no te aferrarás a ninguna de ellas ni sufrirás cuando no puedas conseguirla... son tus apegos los que te impiden desarrollar un más amplio y más variado gusto por las cosas y las personas." Y dejarás así que los demás disfruten de millares de flores.
  4. Verdad: Hay una sola cosa que origina la infelicidad: el apego. ¿Y qué es un apego? Es un estado emocional de vinculación compulsiva a una cosa o persona determinada, originado por la creencia de que sin esa cosa o persona no es posible ser feliz.
  5. Verdad: Un apego no es un hecho. Es una creencia, una fantasía de tu mente, adquirida mediante una "programación".


LA ILUMINACION ESPIRITUAL

COLOMBIA - MEDELLIN

1997 - 2019