LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY JUZGAR VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS JUZGAR VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES MOOJI

FRASES Y CITAS MOOJI

VER ARTÍCULOS MOOJI

Mooji: Goza sin ansiar.

Mooji: Ríe sin cinismo.

Mooji: Sé uno con Dios.

Mooji: Da sin demandar.

Mooji: Llora sin piedad.

Mooji: Recibe sin poseer.

Mooji: Ama sin condición.

Mooji: Enfrenta sin odio.

Mooji: Enfoca sin tensión.

Mooji: Relaja sin flojera.

Mooji: Corrige sin culpar.

Mooji: Supera sin orgullo.

Mooji: Desafía sin dominar.

Mooji: Vive sin arrogancia.

Mooji: Medita sin identidad.

Mooji: Atestigua sin juzgar.

Mooji: Sé sin auto-definirte.

Mooji: Guía sin superioridad.

Mooji: Percibe sin proyectar.

Mooji: Sirve sin egocentrismo.

Mooji: Parte sin arrepentirte.

Mooji: Reflexiona sin imaginar.

Mooji: Entra sin auto-importancia.

Mooji: No mientas, no robes, no malgastes.

Mooji: No te preocupes por nada en absoluto.

Mooji: Lo que estás buscando es desde dónde estás buscando.

Mooji: Descansa, pero no seas holgazán, complaciente contigo mismo ni perezoso.

Mooji: Un ser despierto permanece neutral ante ambos, la alabanza y el reproche.

Mooji: Cuando despiertas ves que todo esto es un Sueño ves que siempre eres Esto, aquí y ahora.

Mooji: Es suficiente que despiertes con claridad y convicción a la Verdad inmutable que ya eres.

Mooji: Recurre a la fuerza de la comunidad espiritual, que está aquí en completo apoyo a tu libertad.

Mooji: No caigas más en las tendencias inestables de la mente-ego de perderse en parloteos sin sentido.

Mooji: Reconociendo lo falso, no tienes que buscar lo real, porque lo falso es visto desde la base de lo real.

Mooji: La autoindagación es el espejo en el que lo atemporal es reconocido y reflejado atemporalmente. ¡Tú eres Eso!

Mooji: Ábrete a aceptar sugerencias y guías sinceras. Esto ayuda a madurar y a refinar tanto a ti como a la comunidad.

Mooji: El ego es la mancha más difícil de eliminar, pero puede trascenderse indagando en la naturaleza del verdadero Ser.

Mooji: Sé tan persistente como el ego parece ser. Cuando finalmente hayas realizado al Ser inmutable, el ego desaparecerá.

Mooji: Esfuérzate por descubrir la inmensidad del amor impersonal, que no tiene ego, y que sostiene, abraza y nutre el mundo entero.

Mooji: Discierne cuándo está bien expresarse sobre las cosas que te molestan. No protejas aquello que te está quitando la paz mental.

Mooji: Cuando la conciencia dinámica se identifica con el cuerpo-mente, el resultado es el egoísmo, que es la raíz y causa de todo sufrimiento.

Mooji: Sé rápido para perdonar. Es verdadera sabiduría no juzgar ni a los otros ni al mundo. Sé vacío y puro de mente, con el corazón lleno de compasión.

Mooji: Yo soy, yo existo. Es la auto-indagación del ser y el conocimiento más natural. La sensación de existir se siente espontáneamente en ti como «yo soy».

Mooji: Quédate quieto y conoce la magnificencia de la intuición «yo soy» tu verdadero ser, testigo y presencia consciente. Reconoce tu propio Ser y sé feliz.

Mooji: El mundo no es lo que crees que es. El mundo es exactamente lo que crees que es. Encuentre el lugar dentro de usted donde ambas afirmaciones son ciertas.

Mooji: Sentir cómo es habitar en el cuerpo cuando ya no se está al servicio de la mente. ¡Resulta increíble la facilidad y la naturalidad con las que fluye la vida!

Mooji: La Verdad no es una creación. Por lo tanto, eliminar lo falso no crea la Verdad; simplemente disipa aquello que impedía que la Verdad preexistente fuese reconocida.

Mooji: Un sabio, al estar en unidad y armonía con la vida misma, vive felizmente más allá del concepto de derechos personales o prerrogativas. Descubre el poder y la libertad de esto.

Mooji: En el corazón de la vida, existe lo siempre perfecto. No puedes mejorar lo que ya es perfecto. Solo puedes descubrirlo. Solo quédate tranquilo y vacío. Deja que la vida juegue.

Mooji: Estate al completo servicio de las necesidades del momento, incluso si para la mente se siente como inconveniente. No esperes que otra persona haga lo que realmente es tu deber en ese momento.

Mooji: Cuando estás en cierto estado no puedes evaluar ese estado, solo cuando sales de él puedes darte cuenta de lo que dejas atrás. Por tanto el cambio es necesario para la evolución de la Conciencia.

Mooji: Trata a los demás como te gustaría ser tratado: con amabilidad, apertura, amor y respeto. Evita la crítica y el chismorreo. No digas nada sobre alguien en su ausencia que no dirías en su presencia.

Mooji: El ser pretende engañarse a sí mismo. Después de olvida de su propio juego. La mente por sí misma no tiene poder para engañar o confundir a la Eseidad , sin la cooperación de la propia Eseidad. Es una relación.

Mooji: Cuando miramos con los ojos del Ser todo se vuelve divino. Cuando uno experimenta la Verdad no es que este mundo sea reemplazado por otro, lo mismo está aquí pero los ojos han cambiado, ven la perfección incluso en la aparente imperfección.

Mooji: En la más elevada verdad tienes toda la atención. El Satsang, es el testigo de tu estado interior más puro, no cuando surge la mente y el pensamiento.

Mooji: En el momento en que entras en contacto con el pensamiento, el satsang (la más elevada verdad) entra en el tiempo y la mente lo toma como rehén.

Mooji: El satsang (la más elevada verdad), equivale a ver íntimamente o a la experiencia directa, y esto es todo lo que se requiere para ser liberado. El resto es ilusión.

ARTICULO RELACIONADO

SATSANG EL TESTIGO DE TU ESTADO INTERIOR

MOOJI

EL ESPEJO DEL SER ES EL SATSANG

Conversaciones con Mooji, maestro espiritual originario de Jamaica

Dices que el testigo está separado y que observa todo lo que sucede en la conciencia, pero me da la impresión de que tanto el observador como lo observado surgen juntos y por lo tanto no están separados.

―Da esa impresión porque hablas del testigo fenoménico o personal. El testigo al que apunto es el testigo puro, que es impersonal y permanece inalterado tanto por la experiencia como por el que experimenta. El testigo puro está más allá de la mente y por ello no puede surgir en la mente. Es más bien al revés. La mente surge en el interior del testigo puro. Este testigo personal del que hablas sólo es otro aspecto de la mente.

¿Cómo puedo asentarme más en ese estado puro?

―¡"Tú" no puedes asentarte en eso! Desde el principio estás cometiendo el error de identificarte erróneamente a ti mismo con una entidad "yo" autónoma. Esta idea de "yo" sólo es un pensamiento que aparece en y como mente. Y un pensamiento no puede esforzarse por convertirse en no-pensamiento, que es lo que implica tu pregunta.

"Tú" como entidad independiente no eres más que un concepto. Y lo que haces es sugerir que este concepto puede hacer un esfuerzo para convertirse en lo absoluto, en la realidad natural, sin esfuerzo. Tú sólo puedes ser eso. El estado puro del que hablas es tu propio Ser. ¡Tú eres eso! Esta comprensión y este reconocimiento deben estar firmemente asentados interiormente. Entonces conocerás la verdad espontáneamente.

Así pues, ¿no hay nada que yo pueda hacer para ser eso? No tengo claro si debo sentirme totalmente desesperado o aliviado ante lo que acabas de decir.

―¿Quién se siente aliviado o desesperado? Por favor dedica unos momentos ahora mismo a aclararte en este sentido. Mira en tu interior; remóntate al origen de la pregunta. Sin prisas. Empieza serenándote y observa la respuesta interior a esta pregunta. Volvamos sobre ello: ¿Quién se siente aliviado o desesperado?

En algún lugar en el interior de mi pecho tengo una intensa sensación de desasosiego.

―Así pues hay una sensación interior presente que interpretas como de desesperación. ¿Qué ocurre si no te identificas o juzgas la sensación, sino que en lugar de ello permites que esté ahí? Ahora estás dirigiendo tu atención hacia la sensación y dándole importancia. Pero ahora te pido que devuelvas la atención hacia lo que es consciente de la sensación. Desconecta la tendencia de salir fuera hacia la experiencia. Permanece como la propia conciencia.

No pasa nada.

―¡Exacto! No pasa nada. Para que un acontecimiento sea experimentado hay que salir a la región de la actividad corpóreo-mental ¿Existe alguna sensación de decepción en respuesta a este hallazgo? ¿Te das cuenta de que estás esperando a ver qué sucede a continuación?

Me has leído la mente.

―Para una continuación se requiere la mente. Continuación sugiere que la atención está buscando pasado, futuro, actividades, sensaciones y pensamientos. Todo ello se percibe y se le concede una realidad con la mente. Y la mente a su vez también se percibe como actividad intencional o sin intención. No te identifiques con lo visto; sé el último testigo dentro del cual todo sucede. Ten cuidado y no crees tampoco ninguna imagen de este testigo, pues también sería una creación de la mente. Mira sin interpretar ni imaginar y quedará sólo silencio, sólo espacio.

¿Cuando estoy en el satsang?

―Eso también es un pensamiento. En el momento en que entras en contacto con ese pensamiento, el satsang entra en el tiempo y la mente lo toma como rehén. En realidad, el satsang es sólo el espejo del Ser. ¿Y cuándo no eres tu ser? Mediante el hábito, tu atención, con la cual tu conciencia se identifica de manera natural, está siempre en continuo movimiento, buscando objetos, y rara vez descansa en su fuente. Cuando la atención sale hacia los objetos, como pensamientos y sensaciones, se convierte en no-atención. Cuando la atención permanece en la fuente, entonces es verdadera atención. Esta atención irá fundiéndose gradualmente con la fuente, siendo una con ella y convirtiéndose en sinónimo de la fuente, que está más allá de la atención y la no-atención. Es anónima y sin forma. ¡Sé eso!

¿Estás siempre en ese estado?

―Sí, permanezco como eso, sin esfuerzo y de forma natural. Pero por favor comprende que no hay ninguna entidad que alcance y permanezca en este estado natural. Tú ya lo eres. Es lo que somos. Comprender esto, con un corazón y una mente puros, equivale a ver íntimamente o a la experiencia directa, y esto es todo lo que se requiere. El resto es ilusión. Te lo digo claramente porque mantienes muchas dudas.

Las dudas también deben ser una ilusión.

―Sí, y también el que duda. [Risas]

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019