LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY CRISTIANISMO VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS CRISTIANISMO VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES MIGUEL RUIZ

FRASES Y CITAS MIGUEL RUIZ

VER ESCRITOS MIGUEL RUIZ

DON MIGUEL RUIZ

MAS FRASES DE DON MIGUEL RUIZ

  • Somos Dios.
  • ¿Quién lo sabe?
  • Esto es lo que creo.
  • Todos somos iguales.
  • Somos imágenes de luz.
  • Juraríamos que es real.
  • El amor te traerá paz interior.
  • Te mienten porque tienen miedo.
  • No hay ninguna razón para sufrir.
  • El pensamiento está libre de impuestos.
  • Ser impecable es no ir contra ti mismo.
  • Aunque los demás te mientan, no importa.
  • El amor en acción sólo genera felicidad.
  • Tendemos a hacer suposiciones sobre todo.
  • No pecar es hacer exactamente lo contrario.
  • En esos acuerdos dices: «Esto es lo que soy.
  • El resultado es lo que llamas tu personalidad.
  • Tienen miedo de que descubras que no son perfectos.
  • La verdad es que no sabemos si vamos a morir mañana.
  • Es posible amar todo el tiempo si uno elige hacerlo.
  • Intentamos ocultarnos y fingimos ser lo que no somos.
  • Esto es lo que yo quiero, y esto es lo que tú quieres.
  • La felicidad, igual que el sufrimiento, es una elección.
  • La idea o la información es sólo una semilla en la mente.
  • Lo que realmente hará que las cosas cambien es la acción.
  • Nunca escogimos ni el más insignificante de estos acuerdos
  • Si eres consciente, puedes rebelarte y decir: «¡Ya basta!».
  • Seguimos buscando y buscando cuando ya todo esta en nosotros
  • La única razón por la que eres feliz es porque eliges serlo.
  • Vas contra ti cuando te juzgas y te culpas por cualquier cosa.
  • Soy capaz de hacer ciertas cosas y hay otras que no puedo hacer.
  • Nunca tuvimos la oportunidad de elegir qué creer y qué no creer.
  • La vida resulta muy fácil cuando haces del amor tu forma de vida.
  • Es el ser humanó quien debe controlar sus emociones y no al revés.
  • Puedes buscar una manera de sanar y transformar tu sueño personal.
  • Todo lo que sientas, creas o digas que vaya contra ti es un pecado.
  • Cuando ya no hagas suposiciones, tus palabras se volverán impecables.
  • Los chismes son magia negra de la peor clase, porque son puro veneno.
  • El problema es que, al hacerlo, creemos que lo que suponemos es cierto.
  • Tienes que confiar en ti y decidir si crees o no lo que alguien te dice.
  • Necesitamos ser conscientes de cuál es el problema para poder resolverlo.
  • Aunque el final del mundo sea mañana, hoy plantaré manzanos en mi huerto.
  • No será necesario que hagas suposiciones porque todo se volverá muy claro.
  • Esto es real y lo otro es fantasía; esto es posible y aquello es imposible»
  • Si nos comunicamos de esta manera, nuestras palabras se volverán impecables.
  • Nos da mucho miedo que alguien descubra que no somos lo que pretendemos ser.
  • El sueño personal de los seres humanos varía, pero en conjunto es una pesadilla.
  • Tras muchas repeticiones, estos nuevos acuerdos se convertirán en parte de ti mismo
  • Buscamos la belleza, porque, por muy bella que sea una persona, no creemos que lo sea.
  • Con el tiempo, esto se ha convertido en la peor forma de magia negra: son los chismes.
  • No esperes que los demás te digan la verdad, porque ellos también se mienten a sí mismos.
  • En esos acuerdos te has dicho quién eres, qué sientes, qué crees y cómo debes comportarte.
  • Cuando eres impecable, asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte.
  • El primer paso hacia la libertad personal consiste en ser conscientes de que no somos libres.
  • Para la mayoría de las personas, el problema reside en que pierden el control de sus emociones.
  • Quizá no tengas una razón para amar, pero si lo haces, verás que te proporciona una gran felicidad.
  • Las palabras son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia.
  • Cuando perdemos el control, decimos cosas que no queremos decir y hacemos cosas que no queremos hacer.
  • Tú no escogiste tu lengua, ni tu religión ni tus valores morales: ya estaban ahí antes de que nacieras.
  • Pero son como una espada de doble filo: pueden crear el sueño más bello o destruir todo lo que te rodea.
  • La mejor manera de decir: «Gracias, Dios», es dejar ir el pasado y vivir el momento presente, aquí y ahora.
  • El primer paso es siempre la conciencia, porque hasta que no seas consciente no podrás hacer ningún cambio.
  • Cuando realmente vemos a los demás tal como son sin tomárnoslo personalmente, lo que hagan o digan no nos dañará.
  • Sabemos que no somos lo que creemos que deberíamos ser, de modo que nos sentimos falsos, frustrados y deshonestos.
  • Hemos de tomar conciencia de que podemos morirnos en cualquier momento; sólo contamos con el presente para estar vivos.
  • Cada día nos despertamos con una determinada cantidad de energía mental, emocional y física que gastamos durante el día.
  • También juzgamos a los demás según nuestra propia imagen de la perfección, y naturalmente no alcanzan nuestras expectativas
  • Haz lo máximo que puedas, y tal vez aprenderás que independientemente del tiempo que medites, puedes vivir, amar y ser feliz
  • Por este motivo es tan importante que seamos impecables con nuestras palabras y que nos convirtamos en guerreros espirituales.
  • Con una comunicación clara, todas tus relaciones cambiarán, no sólo la que tienes con tu pareja, sino también todas las demás.
  • Actuar una y otra vez fortalece tu voluntad, nutre la semilla y establece una base sólida para que el nuevo hábito se desarrolle.
  • Ser impecable con tus palabras significa utilizar tu energía correctamente, en la dirección de la verdad y del amor por ti mismo.
  • El miedo y el sufrimiento son un aspecto importante del sueño del planeta; son la razón de que ese sueño nos continúe reprimiendo.
  • Considera las relaciones humanas diarias, e imagínate cuántas veces nos lanzamos hechizos los unos a los otros con nuestras palabras.
  • Hay una vieja expresión que dice: «A la miseria le gusta estar acompañada», y la gente que sufre en el infierno no quiere estar sola.
  • Si permitimos que las emociones consuman nuestra energía, no nos quedará ninguna para cambiar nuestra vida o para dársela a los demás.
  • Si observamos la sociedad humana, comprobamos que es un lugar en el que resulta muy difícil vivir, porque está gobernado por el miedo.
  • Este virus es lo que los toltecas denominaron mitote, el caos de miles de voces distintas que intentan hablar al mismo tiempo en la mente.
  • Si te preguntas por qué en ocasiones te sientes desdichado, es porque te estás contando una historia que no es verdad, pero tú te la crees.
  • El resultado es un sentimiento de falta de autenticidad y una necesidad de utilizar máscaras sociales para evitar que los demás se den cuenta.
  • Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad.
  • El programa está en el ADN no está en la mente pensante. Pero la mente elabora creencias y programaciones que esclavizan incesantemente a lo aparente.
  • Hasta que no seas consciente de que tu mente está llena de heridas y de veneno emocional, no limpiarás ni curarás las heridas y continuarás sufriendo.
  • La importancia personal, o el tomarse las cosas personalmente, es la expresión máxima del egoísmo, porque consideramos que todo gira a nuestro alrededor.
  • Si todos los seres humanos fuésemos capaces de comunicarnos de esta manera, con la impecabilidad de nuestras palabras, no habría guerras, ni violencia ni disputas
  • El sistema de creencias constituye el reino de la mente; sabemos que existe. Tal vez lo que no sabemos es que esta estructura sólo existe porque la hemos creado nosotros.
  • Debemos aprender a controlar nuestras emociones a fin de tener el suficiente poder personal para cambiar los acuerdos basados en el miedo, escapar del infierno y crear nuestro cielo personal.
  • Tal vez no podamos escapar del destino del ser humano, pero podemos elegir entre sufrir nuestro destino o disfrutar de él, entre sufrir o amar y ser feliz, entre vivir en el infierno o vivir en el cielo.
  • El sueño del planeta incluye todas las reglas de la sociedad, sus creencias, sus leyes, sus religiones, sus diferentes culturas y maneras de ser, sus gobiernos, sus escuelas, sus acontecimientos sociales y sus celebraciones.
  • Has establecido millares de acuerdos contigo mismo, con otras personas, con el sueño que es tu vida, con Dios, con la sociedad, con tus padres, con tu pareja, con tus hijos; pero los acuerdos más importantes son los que has hecho contigo mismo.
  • Deja lo que estés haciendo y dedícate ahora a quererte y respetarte. Eres perfecto tal como eres, porque estás vivo en este instante y verás que todo es perfecto tal como es.
  • Dedica unos momentos a aquietar la mente escuchando el silencio que reina en lo más profundo de ti. Cuando la mente se aquieta, te ves a ti y a los demás como puro amor.

ARTICULO RELACIONADO

LAS DECISIONES SERÁN DE LA MENTE O DEL AMOR

DON MIGUEL RUIZ

TOMAR DECISIONES

La decisión debe ser puesta en práctica con el corazón calmado...

Es irrelevante que decisión surge. La cosa más importante es de dónde viene; no lo que es. Si viene de la cabeza creará aflicción. Sólo al tomar decisiones con amor te vuelves más y más consciente, sólo al tomar decisiones te vuelves más y más maduro y sólo al tomar decisiones te vuelves más astuto. De otra manera uno se vuelve insulso.

Una decisión es buena cuando surge de la vida; es mala cuando surge sólo de la cabeza. Y, si viene sólo de la cabeza nunca es concluyente: siempre es un conflicto. Las alternativas continúan abiertas y la mente sigue y sigue, de uno a otro lado. Así es como la mente crea conflicto.

En cambio, si una decisión proviene de tu totalidad, entonces nunca, nunca te arrepientes por un solo momento. Un hombre que viva en el presente no conoce nada del arrepentimiento; nunca mira hacia atrás, nunca cambia su pasado y sus memorias, nunca prepara su futuro. Es una decisión el que ahora no estás interesado en crear problemas, eso es todo. Es una decisión el que ahora has acabado con todo este absurdo de crear problemas y de encontrar soluciones.

Ahora decide: Me lo tomaré personalmente o no me lo tomaré personalmente.

Veamos que nos enseña el Don Miguel Ruiz sobre tomar o no tomar las cosas personalmente...

NADA ES PERSONAL

No te tomes nada personalmente.

Después de que un ser querido me dice algo que me incomoda, reconozco el momento en que me lo tomo personalmente. Acepto que suelo tomármelo así. Sé cómo me hace sentir esta clase de situación y ya he tomado la decisión de aceptarme tal como soy. También elijo usar que nada es personal para cambiar. En cuanto empiezo a sentir que estoy a punto de tomarme algo que me dice personalmente, lo reconozco. Sé que está a punto de pasarme. Lo siento dentro de mí.

Pero tengo una opción: Puedo tomármelo personalmente o no.

Si me contemplo con la mirada de un juez, optaré por decirme: Como quiero seguir el camino de la perfección, no me voy a tomar nada personalmente. Si lo logro, me aceptaré a mí mismo. Y si fracaso, me juzgaré por no estar a la altura. Pero aunque lo consiguiera, lo estaría haciendo motivado por el premio de aceptarme a mí mismo. Detrás de mi decisión habría una condición.

En cambio, si elijo no tomarme nada personalmente por el amor incondicional que siento hacia mí y hacia el ser querido, no lo estaré haciendo para premiarme o ganar nada, sino que simplemente estaré expresando mi verdadero deseo. Ya me amo a mí mismo. Soy libre de elegir... «Sí, me lo tomaré personalmente» o «No, no me lo tomaré personalmente». Esto no es una condición, sino un instrumento que me permite recordar cómo voy a usar mi intento. Me merezco quererme, sea quien sea mi familia.

El arte de vivir conscientemente no es más que una cuestión de ver la perfección que hay en ti y de amar de manera incondicional. Es advertir que a cada momento de tu vida tienes una opción. Puedes elegir ver el mundo con la mirada de un juez que actúa movido por el amor condicional. En este caso creas a muchos niveles una jerarquía de «yo soy mejor que tú». O decidir ver el mundo con la mirada del amor incondicional. En este caso no hay ninguna jerarquía. Sabes que todo el mundo vive expresando su singularidad, por eso las personas son dueñas de sus sí y de sus no, tanto si son o no conscientes de ello. La vida es perfecta porque es la verdad que existe en ese momento. Esa es su vida.

Siempre tienes una opción. Por el simple hecho de elegir ya puedes cambiar las cosas. Si te gusta cómo algo está yendo, sigues así. Y si no te gusta, decides cambiarlo. Pero no lo haces porque tengas que hacerlo, sino porque quieres.

Lo importante es lo que tú eliges. ¿Eliges vivir conscientemente? ¿Ves molinos o prefieres la fantasía de los gigantes? Cuando la fantasía se desvanezca, te llevarás un gran desengaño. Una pérdida siempre nos hace sufrir, pero ¿por qué? Por ejemplo, si pierdes a un ser querido, ¿lo echarás de menos por ser quien era o por la realidad ilusoria que proyectaste en esa persona y por estarte ahora enfrentando a la verdad?

Vivir conscientemente exige esfuerzo, por eso en nuestra tradición tolteca nos llamamos guerreros. La disciplina de esta maestría solo se adquiere a base de práctica. Y con el tiempo la vas dominando con más soltura. A un guerrero cada momento le ofrece la oportunidad de elegir ser siempre consciente. Las decisiones que tomamos a cada momento se basan en la verdad, porque siempre somos conscientes de ella. La maestría consiste en saber que estamos vivos y que somos libres de tomar cada una de las decisiones que van dando forma a nuestra vida.

Y el único modo de que este conocimiento cobre vida es practicándolo. Si no dejas el libro de recetas para meterte de lleno en la cocina, nunca aprenderás a cocinar o a preparar nuevos platos. Lo mismo ocurre con cada libro del conocimiento, sobre todo con los libros sagrados de todo el mundo.

Si te limitas a leerlos, no serán más que palabras escritas. Los sabores y los significados solo cobran vida cuando decides poner en práctica esas palabras. En ese momento es cuando una lección se hace realidad y se convierte en una verdad para ti al experimentarla en tu vida.

Este es el objetivo de las siguientes meditaciones, ayudarte a aplicar el conocimiento y a experimentar esta transformación por ti mismo. Haz solo una meditación al día para que te dé tiempo a reflexionar adecuadamente sobre cada pasaje y a ponerlo en práctica. Si haces más de una al día, no serán tan potentes.

En resumen, vivir conscientemente estriba en realizar elecciones significativas en cada momento de tu vida. Puedes elegir vivir con la mirada del amor condicional o con la del amor incondicional. Elegir entre una cosa o la otra es lo que te permite crear tu vida como una obra de arte en constante evolución.

Esto es lo que yo deseo para ti.

MEDITACIONES

PERFECCIÓN

No te apegues a la perfección

«Cuando comprendas que eres perfecto tal como eres, verás que todo es perfecto tal como es».

Pero no es fácil despertarte un día, decirte que eres perfecto y creértelo. Decidir hacer un cambio tan grande exige motivación y compromiso. Abandona primero cualquier idea falsa sobre la perfección. Cualquier apego a lo que creas que significa ser perfecto. Y luego deja de juzgarte por no estar a la altura de tus expectativas y acéptate tal como eres en este instante. Aprender a quererte y dar las gracias cada mañana por el hecho de estar vivo es la forma de empezar a hacerlo.

PRÁCTICA

Deja lo que estés haciendo y dedícate ahora a quererte y respetarte. Eres perfecto tal como eres, porque estás vivo en este instante y verás que todo es perfecto tal como es.

AQUIETAR

Aquieta la mente

«En la tradición tolteca el concepto del mitote representa las mil voces que suenan en nuestra cabeza y que acaparan nuestra atención».

Algunas nos dicen falsedades, y otras, la verdad. Las más ruidosas se suelen manifestar en forma de apegos. La razón nos ayuda a distinguirlas, pero si nos apegamos a ellas nos puede costar diferenciar las voces que nos dicen la verdad de las que se inventan falsedades. Dependiendo de la voz a la que te apegues, percibirás el mundo según lo que te diga y lo verás todo desde su punto de vista.

Si eres consciente de ello, te darás cuenta de que detrás de todas esas voces, en el espacio que hay entre los pensamientos, reina un profundo silencio. Si observas tu reflejo y tus ojos, verás lo que yace más allá de ellos, verás la verdad.

No hace falta que busques el amor, porque ya eres amor. Apaga el volumen de tus voces interiores —la voz del conocimiento—, y vive el momento presente. Deja de apegarte a lo que esperas contemplar, para poder ver más allá de ello. Así se te aparecerá la verdadera imagen del amor.

PRÁCTICA

Dedica unos momentos a aquietar la mente escuchando el silencio que reina en lo más profundo de ti. Cuando la mente se aquieta, te ves a ti y a los demás como puro amor.

FELICIDAD

Decide hoy ser feliz

Seguramente has oído este refrán: «Concibe la vida como un viaje y no como un destino». Y sin embargo muchos de nosotros no disfrutamos de la vida porque estamos volcados en alcanzar un objetivo, una posición social. «Seré feliz cuando consiga el trabajo/esa cantidad de dinero/la pareja que deseo».

Querer conseguir ciertas cosas no es malo, pero si tu felicidad depende de alcanzar un determinado destino, tu vida se convertirá en una serie de objetivos y ninguno te dará la felicidad que buscas. Vivir de esta manera significa perderte la belleza del viaje, de lo que te está ocurriendo en este preciso momento.

La felicidad la encontrarás en el presente y no en algún lugar imaginado del futuro.

PRÁCTICA

Cobrando conciencia de ello, advierte cuándo te apegas a la idea de que serás feliz en el futuro. Si te descubres cayendo en este hábito, di en tu fuero interno: «Elijo ser feliz ahora mismo, en lugar de esperar a serlo en el futuro».

DESASIMIENTO

La práctica del desasimiento

En los círculos espirituales se suele decir: «No te apegues a nada». Pero en realidad no nos apegamos a las cosas, sino a la idea de necesitar algo. Creemos compulsivamente que debemos adquirir algo de fuera de nosotros para sentirnos llenos por dentro.

Cada vez que te oigas decir en tu interior: «Necesito esto» o «Necesito aquello», advierte que te estás apegando a esta idea. Has hecho que tu felicidad y tu amor propio dependan de conseguir lo que deseas.

PRÁCTICA

Cobrando conciencia de ello, recuerda hoy que no necesitas nada de fuera de ti para sentirte lleno por dentro. Ya eres completo y perfecto tal como eres en este instante.

«La felicidad, igual que el sufrimiento, es una elección».

Miguel Ruiz

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

REDES SOCIALES

VER BLOGSPOT VER INSTAGRAM VER TWITTER VER FACEBOOK VER PINTEREST

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020