LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY EXISTENCIA VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS EXISTENCIA VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES JESUS EL CRISTO

FRASES Y CITAS JESUS EL CRISTO

VER ESCRITOS JESUS EL CRISTO

JESUS EL CRISTO

MAS FRASES DE JESUS EL CRISTO

  • Todo se ha cumplido.
  • Me han odiado sin motivo.
  • Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.
  • El reino de los cielos está dentro de vosotros.
  • Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?
  • Perdónales, Padre, porque no saben lo que hacen.
  • Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
  • Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso.
  • Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
  • También está escrito: No tentarás al señor tu Dios.
  • Vengan en pos de mí, y los haré pescadores de hombres.
  • Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.
  • Aquel que esté libre de pecado que arroje la primera piedra.
  • Muchos que son primeros serán últimos; y los últimos, primeros.
  • Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá.
  • ¡Guías ciegos, que cuelan el mosquito pero engullen el camello!
  • Felices son los de corazón puro, puesto que ellos verán a Dios.
  • Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
  • Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
  • Felices son los que se lamentan, puesto que ellos serán consolados.
  • Pero lo que les digo a ustedes, a todos lo digo: Manténganse alerta.
  • El que se ensalce será humillado, y el que se humille será ensalzado.
  • El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.
  • Bienaventurados los pobres en espíritu, porque ellos poseerán la tierra.
  • Felices son los de genio apacible, puesto que ellos heredarán la tierra.
  • Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
  • Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
  • Felices son los pacíficos, puesto que a ellos se les llamará hijos de Dios.
  • Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
  • Felices son los misericordiosos, puesto que a ellos se les mostrará misericordia.
  • Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
  • El que no está de mi parte, contra mí está, y el que no recoge conmigo, desparrama.
  • Felices son los que tienen hambre y sed de justicia, puesto que ellos serán saciados.
  • Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.
  • Retírate, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás.
  • Ni dirán: ¡Miren acá!, o, ¡Allá!. Porque, ¡miren!, el reino de Dios está en medio de ustedes.
  • Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
  • Deja que sea, esta vez, porque de esa manera nos es apropiado llevar a cabo todo lo que es justo.
  • Te queda una cosa por hacer: anda, vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres. Después ven y sígueme.
  • El hombre, a través del ejercicio testarudo y dañino del poder del Ego atrae a sí mismo su propio castigo.
  • ¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo?
  • También a otras ciudades tengo que declarar las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado.
  • Todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en lo cielos, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.
  • Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor.
  • Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
  • Tú mismo eres la causa original de toda la esclavitud que sufres. Conozcan la verdad y la verdad os hará libres.
  • Y Jesús llamó con voz fuerte y dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Cuando hubo dicho esto, expiró.
  • Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual, puesto que a ellos pertenece el reino de los cielos.
  • Felices son los que han sido perseguidos por causa de la justicia, puesto que a ellos pertenece el reino de los cielos.
  • Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
  • Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.
  • Cualquier cosa adversa a tu perfecto bienestar nace primero en tu consciencia, y luego toma forma dentro de la experiencia global.
  • Vengan en pos de mí, y los haré pescadores de hombres. Nota: Metáfora para ilustrar la obra de hacer discípulos que posteriormente harían.
  • Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros.
  • Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo.
  • Serpientes, prole de víboras, ¿cómo habrán de huir del juicio del Gehena? Por eso, miren, les envío profetas y sabios e instructores públicos.
  • Lo que este método de meditar te aportará, será un alivio de los pensamientos y del estrés que tus presiones del ego están creando en tu interior.
  • El Sermón de la montaña de Jesús en versión narrativa, para entender en profundidad su contenido espiritual de la verdad con sencillez y claridad.
  • Cada ser bajo el sol ha descendido de la consciencia divina de una manera u otra. Cada uno unido a la unidad. Entonces, dónde están las diferencias.
  • Mejor es lo poco del justo que las riquezas de muchos protervos o un puño lleno con descanso que ambos puños llenos con pena y aflicción de espíritu.
  • Yo, el CRISTO canalizo las 9 cartas por medio de un ser humano sensible, clariaudiente, obediente y dedicada a Dios, luz de mi consciencia espiritual.
  • He descendido en plenitud de consciencia otro mensaje para el mundo. El nuevo mensaje de las 9 cartas de Cristo sobre el amor universal hecho visible.
  • Sea quien sea tu Profeta aclamado, puedes estar seguro de que es la VIDA MISMA y que es poderoso dentro de la Hermandad de todos los grandes Maestros.
  • Tu existencia es una cuestión de frecuencias vibratorias. Al ser elevadas las percepciones espirituales más veloces serán las frecuencias vibratorias.
  • Quien aspire a la pureza del alma y quien crea en Mí, Cristo. Redentor de todos los hombres y almas, alcanzará el renacimiento en el espíritu de Dios.
  • Pero nadie es el dueño de la verdad absoluta ni siquiera yo. Os digo, humildemente, que no está mal a veces dudar de uno mismo, tampoco cuestionarnos.
  • La respuesta a la pregunta: Cómo es que en el momento de la concepción un alma puede ser sacada de la Consciencia Divina para reencarnar en un cuerpo.
  • En el evangelio de los doce santos, Jesús revela las parabolas del reino de los cielos advirtiendo que es para los que oyen la palabra y la entienden.
  • Las parabolas de Jesús, son aquellas breves narraciones dichas por Jesús de Nazaret que revelan moralmente una verdad espiritual de forma comparativa.
  • Oyeron que les dije: Me voy y vengo otra vez a ustedes. Si me amaran, se regocijarían de que sigo mi camino al Padre, porque el Padre es mayor que yo.
  • ¡Miren! Los estoy enviando como ovejas en medio de lobos; por lo tanto, demuestren ser cautelosos como serpientes, y, sin embargo, inocentes como palomas.
  • El que se avergüence de mí y de mis palabras, el Hijo del hombre también se avergonzará de él cuando llegue en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
  • Mas el ayudante, el espíritu santo, que el Padre enviará en mi nombre, ese les enseñará todas las cosas y les hará recordar todas las cosas que les he dicho.
  • Entonces Tomás respondió y le dijo: !Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; Bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
  • Cuando des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
  • El que se avergüence de mí y de mis palabras [...], el Hijo del hombre también se avergonzará de él cuando llegue en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
  • Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda.
  • Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
  • Este es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.
  • No juzguéis y no sereis juzgados, no condeneis y no sereis condenados, perdonad y sereis perdonados, dad y se os dará. Porque la medida que uséis con los demás se usará con vosotros.
  • No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados, perdonad y seréis perdonados, dad y se os dará. Porque la medida que uséis con los demás se usará con vosotros.
  • Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá escaseces de alimento y terremotos en un lugar tras otro. Todas estas cosas son principio de dolores de angustia.
  • Por lo tanto, resuélvanlo en sus corazones que no ensayarán de antemano cómo hacer su defensa, porque yo les daré boca y sabiduría, que todos sus opositores juntos no podrán resistir ni disputar.
  • Pues todo el que obra el mal aborrece la luz y no va a la luz, para que no sean censuradas sus obras. Pero el que obra la verdad, va a la luz, para que quede de manifiesto que sus obras están hechas según Dios.
  • Serpientes, prole de víboras, ¿cómo habrán de huir del juicio del Gehena? Por eso, miren, les envío profetas y sabios e instructores públicos. Nota, en referencia a los escribas y fariseos (guías religiosos judíos).
  • Retírate, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él sólo servirás. ¡Vete, Satanás! Porque está escrito: Es a Jehová tu Dios a quien tienes que adorar, y es solo a él a quien tienes que rendir servicio sagrado.
  • En efecto, algunos no se casan, porque nacieron impotentes del seno de su madre; otros, porque fueron castrados por los hombres; y hay otros que decidieron no casarse a causa del Reino de los Cielos. ¡El que pueda entender, que entienda!.
  • Se sabe que en este momento habrá claras divisiones inconfundibles entre los hijos que eligen la luz y los hijos que prefieren la oscuridad del ego del mundo. Para que la luz alumbre al mundo, todos deben convertirse en hijos de lo divino.
  • Si encarnáis la gloria trascendente del amor y la compasión dentro de vuestra consciencia, si vuestra consciencia descansa, en paz, sin la más mínima mancha de crítica, ni rechazo de ninguna índole de separatismo, seréis miembros del reino de Dios.

ARTICULO RELACIONADO

EL ALMA DESPIERTA

JESUS EL CRISTO

EL DESPERTAR EN DIOS

Vivirá conscientemente en Dios y Dios vivirá a través de él.

María atribuyó la bienaventuranza ante todo a lo más interno en ella, a su alma despierta -no a su ser humano-. Ella es por siempre el ser puro desinteresado en Dios, Su servidora y la de los hombres. Bienaventurada es -quiso decir ella- el alma del hombre que cumple la voluntad de Dios.

LA REDENCIÓN

Muchos hijos e hijas de Dios que forman parte de la misión de la Redención, han aportado a la misión una parte de su potencial espiritual, para conducir a casa a todos los hijos de Dios, y están obrando ahora en la Obra de la Redención. Las almas despiertas que en vestido terrenal se han decidido a Mi favor, se alinean de acuerdo con su misión en la gran totalidad y sirven en la Obra de la Redención, que también es su Obra. Llevan dentro de sí la misión irradiante de conducir de regreso a casa, a la gran luz primaria eterna, Dios, a todos los seres y almas.

Un rico que sólo ambiciona bienes y prestigio y cuyo corazón se ha enfriado, no vive un alma despierta. Todavía duerme, y pasa su existencia aletargada, sin estar despierta, y por lo tanto tampoco capta su origen.

Quien despierta, es llenado por el amor y la sabiduría de Dios. Habrá llegado a ser un verdadero sabio. Vivirá conscientemente en Dios y Dios vivirá a través de él. Un hombre tal ya ha alcanzado la resurrección espiritual. En la hora en que abandone su cuerpo terrenal, su cuerpo espiritual entrará conscientemente en la gloria del Padre eterno. Su cuerpo espiritual contemplará al eternamente Santo, porque el hijo de Dios habrá llegado a ser la verdad. Esa alma despierta y unida a Dios, ya no buscará ningún otro cuerpo terrenal -a no ser que tenga todavía que cumplir una misión divina para con hombres y almas.

EL ESPÍRITU DE LA VERDAD

Quien reconoce la ley de Dios según la letra, cree en la ley de Dios. Sin embargo, no ha llegado a ser todavía la ley de Dios. Quien traspasa la ley de Dios con su alma despierta, es decir con el espíritu de la verdad, ya no se apega a la letra. En este hombre, la letra llega a hacerse viva, porque él está cumpliendo lo que expresa la letra: la ley de Dios. Tal como habéis leído: "pues la letra sin el espíritu está muerta, pero el espíritu vivifica la letra”.

Quien camina de día, es decir en la luz de Dios, no tropieza. Pero quien está en tinieblas tropieza, porque no cumple las obras de amor y por eso no ha desarrollado su luz interna. Quien está en tinieblas, sólo se fija en la sombra de la luz. Tampoco reconoce a aquellos en cuya alma brilla clara la luz de Dios. Pero quien camina en la luz de la verdad es uno con la luz, y Dios, la Luz, obra a través de él. Dios irradia luz al alma luminosa y despierta nuevamente a la vida al hombre que cumple las obras de Dios.

Quien puede administrar legítimamente los dones que provienen de Dios, es administrador para muchos. El es el que conoce y guarda la ley de Dios y en el momento oportuno dice y da desde la ley de la vida, a cada hombre, lo que su alma puede aceptar y cumplir. A menudo un hombre aún rehúsa la ayuda que proviene de la ley de Dios. A pesar de ello, su alma despierta la ha acogido y en un determinado momento la reflejará en su envoltura, el hombre. El Señor recompensará a aquel cuya alma esté despierta y madura para los dones de la vida. Este administrará bien, en la Tierra, los bienes de la vida, porque cuidará del bien de todos los que trabajan honestamente cumpliendo el mandamiento "ora y trabaja”.

El mundo pecaminoso perece. En él ya amanece el nacimiento de la nueva era y se anuncian las generaciones espiritualmente despiertas, de las que surgirá la humanidad espiritual del Nuevo Tiempo.

PURIFICADOS POR LA PALABRA

Significa: quien realice Mi palabra, que es vida y fuerza, se volverá puro en alma y cuerpo. Quien es puro de corazón, contribuye en el mundo a que todos los hombres que anhelan a Dios encuentren la plenitud, y a que los tenebrosos lugares de horror donde reinan la pena, el miedo y la muerte se vuelvan más luminosos; pues entonces también ahí despierta y florece la vida en Dios y hay hombres que encuentran la paz interna.

Los apóstoles y discípulos que estaban conmigo en el huerto de Getsemaní, se durmieron una y otra vez. Esto muestra que sus almas aún no estaban lo suficientemente despiertas como para poder captar el alcance del acontecimiento que venía a Mí.

El saber espiritual no despierta al alma a la vida interna, ni tampoco la hace despierta ni consciente para las cosas y acontecimientos que hay ante ella y ante su prójimo.

Muchos de los que han engendrado hijos o han dado a luz, despiertan para el servicio al prójimo y ven en ello su tarea. No deberían descuidar a sus hijos, sino confiarlos a una casa padre-madre, en la que sean educados de modo correcto, según las leyes del amor desinteresado.

¿QUÉ ES UN PROFETA?

El profeta se asemeja a un clarín en el que sopla Dios, el Espíritu eterno. El instrumento -el hombre a través del cual Dios habla proféticamente- tiene la consciencia completamente despierta; dentro de él, el lenguaje luminoso de Dios se transforma en su lengua materna, para que los hombres puedan escuchar y entender la Verdad eterna, Dios. Los verdaderos profetas de Dios permanecen con la consciencia despierta durante las palabras del Espíritu de Dios. Jesús de Nazaret, el más grande de los profetas, también es el ejemplo en lo concerniente a esto. Mientras Dios, el Eterno, hablaba a través de El, tenía Su consciencia despierta -igual que todos los profetas verdaderos, tanto en la Antigua Alianza como después del tiempo de Jesús-. El hombre sólo cae en trance cuando recibe fuerzas del más allá que no son la irradiación directa de Dios. Esto no es así en el caso del auténtico profeta de Dios.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020