La iluminación espiritual

Frases: Esopo

PENSAMIENTOS: ESOPO

Citas: Esopo

Selección de frases de Esopo

1 - Complace a todos y no complacerás a nadie.

2 - Las palabras que no van seguidas de hechos, no valen nada.

3 - Unidos, nos mantendremos en pie; divididos, nos caeremos.

4 - Confórmate con tu suerte, es el secreto de la felicidad.

5 - La unión nos hace tan fuertes como débiles la desunión.

6 - Los verdaderos amigos se encuentran en las desgracias.

7 - Una vez llegada la desgracia, de nada sirve quejarse.

8 - Compensa estar preparado contra el peligro.

9 - Juntos resistimos, divididos caemos.

10 - Las apariencias, a menudo, engañan.

11 - Cuando se necesitan brazos, el socorro en las palabras no sirve de nada.

12 - La rueda mas estropeada del carro es la que hace mas ruido.

13 - Es fácil ser valiente desde una distancia segura.

14 - Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte.

15 - Son de sabiduría las fabulas de Esopo, cortas narraciones con moralejas generalmente protagonizadas por animales, valorados por la ética y moralidad.

16 - Mejor es morir de una vez que estar siempre temiendo por la vida.

17 - Es una tontería tratar de imitar las habilidades de los demás.

18 - Si te alabas a ti mismo, serás simplemente objeto de la burla, sobre todo de los que mejor te conocen.

19 - La gratitud convierte lo que tenemos en suficiente. Es la señal de las almas nobles.

20 - Piensa siempre que si haces un daño, tarde o temprano este regresara contra ti.

21 - No debemos confiarnos en aquellos que presumen de generosos con el bien ajeno.

22 - La discordia que divide a los amigos es la mejor arma para los enemigos.

23 - Ningún acto de bondad, por pequeño que sea, jamás se desperdicia.

24 - El consejo dado a un necio es como perlas arrojadas al muladar.

25 - Nuestro carácter nos hace meternos en problemas, pero es nuestro orgullo el que nos mantiene en ellos.

Selección de frases de Sabia Usted

1 - Sabía usted que babilonia fue una antigua ciudad de la Baja Mesopotamia, la cual se convirtió en la capital de un vasto imperio, bajo el mandato de Hammurabi en el siglo XVIII a. C.