LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY RELATOS VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS PARABOLAS VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES EL KYBALION

FRASES Y CITAS EL KYBALION

VER ARTÍCULOS EL KYBALION

El Kybalion: Nada reposa; todo se mueve; todo vibra.

El Kybalion: El TODO es Mente; el universo es mental.

El Kybalion: Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.

El Kybalion: Lo no deseable se mata cambiando su polaridad.

El Kybalion: Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.

El Kybalion: La mente infinita del TODO es la matriz del Kosmos.

El Kybalion: No hay nadie que no tenga padre y madre en el Universo.

El Kybalion: El sabio sirve en lo superior, pero rige en lo inferior.

El Kybalion: En la Mente del Padre‑Madre, los hijos están en su hogar.

El Kybalion: El ritmo puede neutralizarse mediante el arte de la polarización.

El Kybalion: El universo es una creación mental sostenida en la mente del TODO.

El Kybalion: La transmutación (no la negación presuntuosa), es el arma del Maestro.

El Kybalion: Para cambiar vuestra característica o estado mental, cambiad vuestra vibración.

El Kybalion: Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo ocurre de acuerdo con la ley.

El Kybalion: El género está en todo, todo tiene su principio masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos.

El Kybalion: En su esencia, el TODO es incognoscible, Mas el dictamen de la razón debe ser recibido hospitalariamente, y tratado con respeto.

El Kybalion: Azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero ninguno escapa a la ley.

El Kybalion: La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos.

El Kybalion: Lo que constituye la Verdad fundamental, la Realidad substancial, está más allá de toda denominación, pero el sabio lo llama el TODO.

El Kybalion: Más allá del Kosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la realidad Substancial, la Verdad Fundamental.

El Kybalion: Debemos entender que nada está inmóvil que todo se mueve; todo vibra. Las manifestaciones son sino el resultado de los varios estados vibratorios.

El Kybalion: Bueno y malo no son absolutos; llamamos a un extremo bueno y al otro malo, o a un extremo bien y al otro mal, de acuerdo con el uso de los términos.

El Kybalion: La mente, así como los metales y los elementos, puede transmutarse de grado en grado, de condición en condición, de polo a polo, de vibración en vibración.

El Kybalion: Nada escapa al principio de causa y efecto, pero hay muchos planos de Causalidad y uno puede emplear las leyes del plano superior para dominar a las del inferior.

El Kybalion: Si bien es cierto que todo está en el TODO, no lo es menos que el TODO está en todas las cosas. El que comprende esto debidamente, ha adquirido gran conocimiento.

El Kybalion: Para destruir un grado de vibración no deseable, póngase en operación el principio de polaridad y concéntrese a la atención en le polo opuesto al que se desea suprimir.

El Kybalion: El conocimiento, lo mismo que la fortuna, deben emplearse. La ley del uso es universal, y el que la viola sufre por haberse puesto en conflicto con las fuerzas naturales.

El Kybalion: La posesión del conocimiento, si no va acompañada por una manifestación y expresión en la práctica y en la obra, es lo mismo que el enterrar metales preciosos: una cosa vana e inútil.

El Kybalion: La maestría consiste, no en sueños anormales, visiones o imágenes fantasmagóricas, sino en el sabio empleo de las fuerzas superiores contra las inferiores vibrando en los más elevados.

El Kybalion: Obedece a las leyes que están por encima de él, pero en su propio plano y en las que están por debajo de él, rige y ordena. Sin embargo, al hacerlo, forma parte del principio en vez de oponerse al mismo.

El Kybalion: Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley.

El Kybalion: El verdadero sabio conociendo la naturaleza del universo, emplea la Ley contra las leyes: las superiores contra las inferiores, y por medio de la alquimia transmuta lo que no es deseable, en lo valioso y de esta manera triunfa.

El Kybalion: Todo fluye y refluye, todo asciende y desciende; la oscilación pendular se manifiesta en todas las cosas; la medida del movimiento hacia la derecha es la misma que el de la oscilación a la izquierda; el Ritmo es la compensación.

El Kybalion: Para destruir un grado de vibración no deseable, hay que poner la atención en el polo opuesto al que se desea suprimir. Lo no deseable desaparece cambiando la polaridad.

El Kybalion: Si sentimos tristeza ésta desaparece cuando generamos alegría. Si generamos amor, todo el miedo desaparece con todos aquellos sentimientos que hagan sentir mal.

ARTICULO RELACIONADO

EL SECRETO PARA ELEVAR LA VIBRACIÓN

EL KYBALION

ELEVAR LA VIBRACIÓN

Descubre el gran secreto para elevar la vibración.

“Para destruir un grado de vibración no deseable hay que poner la atención en el polo opuesto al que se desea suprimir lo no deseable desaparece cambiando la polaridad.” Hermes Trismegisto

Es el momento de recordar que somos seres de luz y retomar nuestro poder. La ciencia empieza a confirmar nuestra verdadera naturaleza, el biofísico Frantz Albert Popp afirma que... “Las células de los seres humanos, de los animales y las plantas desprenden luz bajo la forma de biofotón”. Es decir, Somos luz concentrada, pequeños soles que emanan energía, vibrando a una frecuencia determinada.

Los pensamientos, las emociones y, en consecuencia, la realidad en la que vivimos están confeccionados a partir de luz. Por lo tanto, la realidad que percibimos se mueve dentro de un rango de vibración y todo lo que esté fuera de dicho rango es imperceptible para nosotros, es como si no existiera ya que no se manifiesta en nuestra realidad, es lo mismo que ocurriría con una radio que sintoniza diferentes canales o frecuencias.

Dentro de nuestro rango podemos vibrar a diferentes niveles y muchas veces, nos dejamos arrastrar por las circunstancias que van sucediendo en nuestras vidas lo que provoca que nuestra vibración sufra incontables variaciones, sin saber que tenemos la posibilidad de mantener nuestra frecuencia alta de forma consciente, incluso en los peores escenarios.

Lo increíble es que nuestra vibración, es decir, la energía que emitimos afecta directamente a nuestro entorno por eso, nos encontramos con circunstancias que son acordes a nuestro nivel de vibración.

Incluso se podría decir que tenemos la responsabilidad como seres de poder y plenamente conscientes de mantener una vibración elevada en todo momento, ya que todos los seres humanos estamos unidos a niveles superiores, somos como células de un mismo cuerpo y cuando una de ellas tiene un problema, repercute en todo el sistema.

Pero no solo los seres humanos emitimos una frecuencia vibratoria, todo lo que existe radia algún tipo de energía, los animales, plantas, minerales e incluso los objetos materiales emanan energía, vibran en una frecuencia y nuestra realidad se va confeccionando según el nivel en el que vibremos, por tanto, es importante mantenerse lo mas elevado posible, para ayudar a que nuestro planeta sea el lugar en el que todos queremos vivir.

Tenemos que comprender que todo aquello que ocurre a nuestro alrededor tiene un impacto en nosotros, pero depende de nosotros decidir como nos va a afectar. Podemos sentir miedo, tristeza o depresión, pero poniendo la suficiente consciencia, tenemos la capacidad, de eludir o transformar dichas emociones en algo más elevado que nos haga sentir bien. Porque nuestro estado físico, mental y espiritual depende enteramente de nosotros, somos nosotros los que tenemos la responsabilidad de mantenerlo vibrando alto.

Somos, tan poderosos, que simplemente con enfocar nuestro pensamiento, podemos subir la vibración de nuestro cuerpo energético, que, con el tiempo, se verá reflejado en el cuerpo físico, e incluso también ayudará a subir la vibración de todo aquellos que se encuentren a nuestro alrededor, porque todos estamos conectados.

ELEVAR LAS VIBRACIONES

Para ello existen varias formas de elevar nuestra vibración que nos ayudarán incluso en los peores momentos.

LOS SENTIMIENTOS

Lo primero de todo es poner consciencia sobre nuestros sentimientos, si el origen de nuestro malestar es confuso, una mirada a nuestro interior puede que nos ayude a determinar cómo proceder o si sabemos a qué se debe nuestro bajón de energía, éste puede ser un buen comienzo para buscar la enseñanza que nos tiene preparados.

El poder de la visualización es una práctica muy importante, lo que visualicemos tiene posibilidades de convertirse en real y se puede crear un estado de vibración alto solo con visualizar aquello que queremos, siempre que vaya en consonancia con nuestro ser.

Lo mismo ocurre con los pensamientos, si nos abruman los pensamientos negativos, la mejor forma de elevar nuestro espíritu es proyectar pensamientos positivos y creativos, esto generará sentimientos positivos y ser conscientes de que sentimiento de baja vibración estamos generando y cambiarlo al polo opuesto.

Es importante como decía Hermes Trismegisto, “Si sentimos tristeza ésta desaparece cuando generamos alegría, el miedo desaparece cuando generamos amor y así con todos aquellos sentimientos que nos hagan sentir mal.” Nunca sintamos lástima de nadie esto baja la vibración de la persona que nos produce esta pena y también la nuestra. Esto es lo que promueve la televisión por ejemplo que hace aflorar este tipo de sentimientos.

Para evitar bajar las vibraciones debemos evitar largas exposiciones a campos electromagnéticos, teléfonos móviles y redes wifi. Todo esto también ayudarán a sentirnos mejor.

EL AQUÍ Y EL AHORA

Tenemos que recordar que es adecuado mantener la atención en el presente en el aquí y ahora la mayoría de los estados que provocan emociones negativas se alimentan a partir de proyecciones futuras o vivencias del pasado. El pasado hay que dejarlo atrás y el futuro todavía no es importante, donde verdaderamente vivimos es en el presente y es el lugar donde hay que centrar todas nuestras energías y atención.

Por lo tanto poner atención plena a las cosas que estamos haciendo en el presente es una forma de conectarnos con nosotros mismos que automáticamente eleva nuestra vibración. Una buena forma de mantenernos anclados en el presente es hacer respiraciones profundas repartidas a lo largo del día.

EL AMOR

El amor es la más alta vibración que existe.

Abrir el corazón al amor puro incondicional es la conexión más auténtica con la creación. Nuestra más alta aspiración es irradiar y sentir amor en cada momento con cada cosa que hacemos o persona que encontremos. Somos seres de amor que a veces olvidamos nuestra naturaleza y caemos en el miedo, pero tenemos que recordar nuestra esencia.

El mayor ejemplo de amor puro son los animales incluyendo nuestras mascotas, así como los bebés o los niños los animales tienen una valiosa inocencia que les permite entregar y recibir amor sin importar a quien sea. Por eso estar en compañía de animales puede ayudar a sanar y elevar nuestra frecuencia.

También cuando protegemos a los animales nos sentimos bien porque ellos son capaces de elevar nuestras frecuencias en agradecimiento. Los animales cuando son felices elevan las vibraciones del lugar donde habitan ya sea de una casa o de la tierra donde viven.

LA NATURALEZA

El remedio de la naturaleza es un elemento muy importante para aumentar nuestra vibración. Los árboles, y todo el ecosistema que se crea a su alrededor, poseen un influjo positivo sobre todos los seres humanos que, incluso, ha sido demostrado científicamente.

Un buen paseo por el bosque es una de las mejores practicas que existen. Respirar aire fresco, escuchar con atención los sonidos del bosque, empaparte de la esencia de estos lugares mágicos y ser consciente de sus beneficios nos ayudará plenamente.

También abrazar a los árboles aumenta nuestra frecuencia, cuando estamos en contacto con un árbol, su patrón vibratorio influye en el comportamiento biológico del cuerpo humano y lo dirige hacia la curación.

Lo mismo sucede cuando caminamos descalzos, nos bañamos en un rio, en un lago o en el mar, o cuando olemos una flor, o nos maravillamos por la belleza de un espacio natural, en esos momentos es cuando estamos en una conexión profunda con la madre tierra que nos ayuda a elevar nuestra frecuencia.

Otra práctica muy importante son los baños de sol, aunque nos han intentado ocultar los beneficios que este nos proporciona, lo cierto es, que tomar el sol entre 30 y 45 min al día, en las horas de menor incidencia, hace que todas las células de nuestro cuerpo vibren al máximo.

EL AGRADECIMIENTO

Algo que no debemos olvidar es dar las gracias y decir te amo, son palabras muy poderosas, que hacen subir las vibraciones no solo de las personas que las pronuncian, sino de todo aquel, o aquello, a quién van dirigidas.

Dar las “GRACIAS”, y decir “TE AMO”, al agua que bebemos, al aire que respiramos, a la comida que nos alimenta, al sol, a la tierra, y al universo, hará que nuestras frecuencias suban de forma notable, haciéndonos sentir realmente bien.

No debemos olvidar la importancia de los alimentos, estos pueden elevar nuestra vibración, o bajarla. Comer alimentos procedentes, directamente de la Tierra, como son las frutas o las verduras, eleva nuestras frecuencias porque, a través de ellos, no solo recibimos la energía de la Tierra, también la del Sol. Sin embargo, los alimentos muertos, carecen de luz, apenas tienen fotones, y pueden llegar a bajar nuestra frecuencia.

CONCLUSIÓN

Todo esto son solo algunas de las formas que pueden ayudarnos a elevar nuestra vibración, pero existen otras muchas como realizar todo aquello que nos haga sentir plenos y que nos inspire… pero, lo que más nos va a ayudar, es el amor hacia nosotros mismos y a todo lo que existe, y sobre todo, creer en nuestro poder, capaz de crear nuestra realidad, sea la que sea.

Recordemos que creamos todo aquello que creemos, si creemos que en nuestra vida solo hay cosas positivas, eso tendremos, y si creemos que estamos negativos y todo nos va mal, eso tendremos también.

Apliquemos el viejo dicho “al mal tiempo buena cara” no podemos evitar que sucedan ciertas cosas pero si podemos elegir cómo afrontarlas. Nuestra actitud ante la vida condiciona nuestra vibración.

No olvidemos que cuando nuestra vibración es baja atraemos energías perjudiciales y si es alta todo lo contrario. Lo importante es ser conscientes de que es nuestra decisión ser felices o desdichados sólo así podremos tomar las riendas de nuestra vida.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019