La iluminación espiritual

Frases: Antonio Luis Moyano

PENSAMIENTOS: ANTONIO LUIS MOYANO

Citas: Antonio Luis Moyano

Selección de frases de Antonio Luis Moyano

1 - ¿Se dejaría usted seducir por una secta?

2 - Gradualmente comenzarán a fortalecerse una serie de vínculos emocionales con la colectividad de los restantes miembros. De este modo se establecer un “enganche” que acabará ligando al neófito con el grupo para participar del mismo sentimiento compartido de conciencia grupal.

3 - En la planificada estrategia de captación, la secta logra cautivar la atención del futuro adepto con discursos generales y utópicos, que nada tienen que ver con el trasfondo ideológico que se profesa en su doctrina interna.

4 - La entrada en la secta conducirá al neófito por una especie de sendero iniciático cuyo anzuelo suele ser algún curso orientado a perseguir el mejoramiento personal o la realización espiritual.

5 - La doctrina, y por extensión toda la comunidad sectaria, se convierte en la única depositaria de esa Verdad Absoluta, capaz de reconfortar la inquietud que a todos nos invade cuando nos planteamos la eterna interrogante del sentido de nuestra propia existencia.

6 - Una vez que ha finalizado esta primera fase, y si parece que el futuro principiante va a continuar en la organización, los guías le indicarán que todos los conocimientos adquiridos durante este periodo, hay que llevarlos a la práctica.

7 - El líder instrumentaliza el contenido de la doctrina para fundamentar un comportamiento de sumisión en sus seguidores. Se interpretan arbitrariamente el Antiguo y el Nuevo Testamento para instigarle o inhibirle determinadas conductas, lo que acabará por mermar su libre albedrío.

8 - Si el adepto logra conservar sus vínculos familiares y sus amistades, estos acaban deteriorándose. Los antiguos compañeros se perciben como extraños al grupo sectario e incluso como posibles enemigos en la medida en que no comparten el ideario de la secta.

9 - En otras palabras, el intelecto del adepto se convierte en una especie de caja negra en la que ya no se procesa la información recibida ni se evalúa a través de los mecanismos racionalizadores de la conciencia, sino que se limita a recibir una serie de datos y a no procesarlos.

10 - Durante el proceso de adoctrinamiento, se atemoriza tácitamente el ánimo del sectario de mil maneras. Todos esos miedos que han sido sembrados en su mente pueden manifestarse en forma de remordimientos de conciencia.

11 - Si hay experiencias depresivas tras abandonar el grupo, son interpretadas desde el prima sectario, como un castigo del demonio por haber traicionado la fidelidad a los dirigentes y demás miembros.

12 - Durante su posterior recuperación y reinserción al “mundo normal”, el ex sextario atravesará por un periodo de crisis en el que experimentará episodios de “flotaciones” o “flash-back”, que le trasladarán mentalmente a determinados momentos y escenas de su pasado vivido dentro del grupo.