AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | FRASES | A-Z
LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2018 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Pagina Principal
Emisoras de Musica MP3
Busqueda para iluminados
Visitados en 7 dias
Frases sobre Espiritualidad
Navegacion para moviles

DOS POEMAS TANTRISMO

OSHO

30/03/2017

Dos poemas tantrismo - Osho - Sexo - Poemas (GAA # 1175)

CATEGORÍA N° 1175
SEXO - POEMAS

SOBRE EL TANTRA

El Tantra es la ciencia de transformar los amantes ordinarios en almas gemelas.

En Oriente, hemos desarrollado una ciencia: Si tú no puedes encontrar un alma gemela, puedes crear una. Y esa ciencia es el Tantra. Encontrar un alma gemela quiere decir encontrar a la persona con quien todos tus siete centros se encuentran naturalmente. Eso es imposible. De vez en cuando pasa con un Krishna y una Radha, un Shiva y una Shakti. Y cuando eso pasa es tremendamente hermoso. Pero es como lo que alumbra; no se puede depender de ello. Si quieres leer en tu Biblia, no puedes depender de ello, de que al leerla, lo que alumbra estará ahí. Lo que alumbra es un fenómeno natural, pero no para depender de él.

Si estás esperando a que tu alma gemela natural se encuentre contigo, será igual a estar esperando algo que alumbre para leer en tu biblia. Y no serás tampoco capaz de leer mucho. Por un momento estará ahí, y cuando hayas abierto la biblia se habrá ido.

De ahí que se haya creado el Tantra. El Tantra tiene un enfoque científico. El Tantra es alquimia, puede transformar tus centros, puede transformar los centros del otro, puede crear un ritmo y armonía entre tú y tu amada. Esa es la belleza del Tantra. Es como llevar electricidad a tu casa. Entonces puedes prenderla y apagarla cada vez que quieras. Y puedes tener mil y una maneras de usarla; puede enfriar tu habitación, puede calentar tu habitación. Entonces es un milagro. Estos siete centros en ti no son nada más que centros de electricidad en el cuerpo. Así que, cuando estoy hablando sobre lo que alumbra, no lo veas sólo como un símbolo; me refiero a ello literalmente.

En tu cuerpo, existe una sutil corriente de energía, muy sutil. Pero, entre más sutil es, va mas profundamente. No es muy visible. Los científicos dicen que toda la electricidad que hay en tu cuerpo, si la juntas, puede ser usada para iluminar cinco bombillas. No es mucho. Cuantitativamente no es mucho, cuantitativamente el átomo no es mucho, pero cualitativamente… Si explota, tiene una tremenda energía.

Estos siete centros, estos siete chakras, sobre los cuales el Yoga y el Tantra han hablado a lo largo de los siglos, no son mas que cinco nudos en la corriente eléctrica de tu cuerpo. Pueden ser cambiados; se pueden reacomodar. Se les puede dar un nuevo perfil, una nueva forma. Dos amantes pueden ser transformados tan profundamente que todos sus siete centros pueden empezar a coincidir.

El Tantra es la ciencia de transformar amantes ordinarios en almas gemelas. Y esa es la grandeza del Tantra. Puede transformar toda la tierra; puede transformar cada pareja en almas gemelas.

Tienes que absorber el espíritu del Tantra

Cuando estés haciendo el amor no controles. Entra en el descontrol, entra en el caos. Será terrible, espantoso, porque será una especie de muerte. Y la mente dirá: ‘¡Control!’. Y la mente dirá: ‘Salta y mantén el control, de lo contrario te perderás en el abismo’. No escuches a la mente, piérdete. Abandónate a ti mismo y sin ninguna técnica llegarás a tener una experiencia intemporal. No habrá dos en la experiencia intemporal: habrá unidad. Una conciencia estará ahí, una pasiva lucidez de conciencia estará ahí, sabrás qué está pasando porque estarás plenamente consciente. Pero tú no estarás ahí; la conciencia estará ahí.

Tienes que absorber el Tantra; no es una técnica para ser aprendida.

Qué es el sexo tántrico

El Tantra es el camino natural hacia Dios, el camino normal hacia Dios. El objeto es llegar a ser completamente instintivo, tan fuera de la mente, que nos fusionemos con la naturaleza suprema, en la que la mujer desaparece y se convierte en una puerta a lo supremo, el hombre desaparece y se convierte en una puerta a lo supremo.

Esta es la definición tántrica de nuestra sexualidad. El retorno a la absoluta inocencia, a la absoluta unidad. La mayor excitación sexual de todas no es una búsqueda de la excitación, sino una espera silenciosa: En relajación completa, sin motivo alguno. Uno es consciente, consciente sólo de ser consciente. Uno es consciencia. Uno está satisfecho pero no es una satisfacción por algo. Y entonces hay una gran belleza, una gran bendición.

El que hace la pregunta dice: ´¿Qué es sexo tántrico…sexo como una meditación basada en ciertas técnicas?'.

Si eres demasiado técnico te perderás el misterio del Tantra. El que está basado en técnicas es pseudo-Tantra porque si las técnicas están ahí, el ego estará ahí, controlando. Entonces estarás haciéndolo, y hacer es el problema, haciendo se trae al hacedor. El Tantra tiene que ser un no-hacer; no puede ser técnico. Puedes aprender técnicas, puedes aprender una cierta respiración para que el coito pueda ser mas largo. Si tú respiras muy, muy lentamente, si tú respiras sin ninguna prisa, entonces el coito será mas largo, pero tú estás controlando. No será salvaje y no será inocente, y tampoco será una meditación .Será de la mente. ¿Cómo puede ser meditación? La mente estará controlando. No puedes ni siquiera respirar rápido, tienes que mantener lenta tu respiración; si la respiración es lenta entonces la eyaculación tomará un mayor tiempo, por que para que la eyaculación suceda la respiración tiene que ser rápida y caótica.

Ahora, esto es técnica, no Tantra.

No es una técnica sino oración. No se guía por la cabeza sino por la relajación en el corazón. Por favor recuérdalo. Muchos libros han sido escritos sobre el Tantra, todos ellos hablan de la técnica pero el Tantra real no tiene nada que ver con una técnica. Sobre el Tantra real no se puede escribir. El Tantra real tiene que ser absorbido. ¿Cómo absorber el Tantra real? Tendrás que transformar todo tu enfoque.

Reza con tu mujer, canta con tu mujer, juega con tu mujer, baila con tu mujer, sin idea alguna de sexo. No vayas pensando: ’¿Cuándo nos vamos a ir a la cama?’. Olvida todo al respecto. Haz alguna otra cosa y piérdete en ello. Y algún día el amor surgirá de ese estar perdido. De repente verás que estás haciendo el amor y tú no lo estás haciendo. Está sucediendo, y estás poseído por ello. Entonces tienes tu primera experiencia del Tantra, poseído por algo más grande que tú. Estabas bailando o estabas cantando en unión o coreando juntos o rezando juntos o meditando juntos, y de repente te das cuenta que los dos se han movido hacia un nuevo espacio. Y tú no sabes cuando has empezado a hacer el amor; tú no lo recuerdas siquiera. Entonces tú estás siendo poseído por la energía del Tantra. Y entonces por primera vez percibirás una experiencia de carácter no técnico.

El Tantra confía en ti - Por completo

Esta visión del Tantra es una de las mayores visiones jamás soñadas por el hombre: De una religión sin sacerdote, una religión sin un templo, una religión sin una organización; una religión la cual no destruye al individuo sino que respeta la individualidad tremendamente, una religión que confía en la mujer y hombre ordinarios. Y esta confianza va muy adentro. El Tantra confía en tu cuerpo; ninguna otra religión confía en tu cuerpo. Y cuando las religiones no confían en tu cuerpo, ellas crean una división entre tú y tu cuerpo. Te hacen enemigo de tu cuerpo, empiezan a destruír la sabiduría del cuerpo.

El Tantra confía en tu cuerpo. El Tantra confía en tus sentidos. ElTantra confía en tu energía. El Tantra confía en ti, en la totalidad. El Tantra no niega nada sino que transforma todo.

¿Cómo lograr esta visión del Tantra? Este es el mapa que te transformará, y te hará ir hacia dentro, y te hará ir mas allá de él.

Lo primero es el cuerpo. El cuerpo es tu base, es tu tierra, es donde estás conectado con la tierra. Crear antagonismo hacia el cuerpo es destruirte, es hacerte esquizofrénico, es hacerte miserable, es crear infierno. Tú eres el cuerpo. Por supuesto tú eres más que el cuerpo, pero ese ‘más’ seguirá después. Primero, tú eres el cuerpo. El cuerpo es tu verdad básica, así que nunca estés en contra del cuerpo. Cada vez que estas en contra del cuerpo, tú vas en contra de Dios. Cada vez que eres irrespetuoso hacia tu cuerpo estás perdiendo contacto con la realidad, porque tu cuerpo es tu contacto, tu cuerpo es tu puente. Tu cuerpo es tu templo.

El Tantra enseña reverencia por el cuerpo, amor, respeto por el cuerpo, gratitud por el cuerpo. El cuerpo es maravilloso, es el más grande de los misterios.

El Tantra dice: Primero purifica el cuerpo

El Tantra dice: Primero purifica el cuerpo, purifícalo de todas las represiones. Permite que la energía del cuerpo fluya, elimina los bloqueos. Es muy difícil llegar a encontrarte con una persona que no tenga bloqueos, es muy difícil llegar a encontrarte con una persona que no tenga su cuerpo tieso. Afloja este agarrotamiento; esta tensión está bloqueando tu energía, el flujo no puede ser posible con esta tensión. ¿Por qué todo el mundo está tan agobiado? ¿Por qué no te puedes relajar? ¿Has visto a un gato durmiendo, adormilado en la tarde? Cómo se relaja el gato de forma tan simple y tan hermosa... ¿No te puedes relajar de la misma manera? Tú te sacudes y das vueltas en tu cama; no te puedes relajar. Y la belleza de la relajación del gato es que él se relaja completamente y aún así está perfectamente alerta. Un ligero movimiento en el cuarto y abrirá sus ojos, saltará y estará listo. No es que simplemente esté dormido. El dormir del gato es algo que hay que aprender; el hombre lo ha olvidado.

El Tantra dice: Aprende de los gatos, cómo ellos duermen, cómo ellos se relajan, cómo ellos viven de una forma no tensa. Y todo el mundo animal vive de esta manera no tensa. El hombre tiene que aprender esto, porque el hombre ha sido condicionado erróneamente, el hombre ha sido programado incorrectamente.”

El Tantra no es una filosofía

El Tantra no es una filosofía, el Tantra es absolutamente existencial. Y. recuerda, cuando digo que el Tantra es existencial no me refiero al existencialismo de Sartre, de Camus, de Marcel y otros. El existencialismo es, de nuevo, una filosofía, una filosofía de la existencia, pero no así el camino del Tantra. Y la diferencia es vasta.

Los filósofos existencialistas en Occidente se han dedicado sólo a lo negativo: La angustia, angst, la depresión, la tristeza, la ansiedad, la desesperanza, la falta de significado, la falta de propósito; todo lo negativo. El Tantra se ha dedicado a todo lo que es hermoso, gozoso, dichoso. El Tantra dice: La existencia es un orgasmo, un orgasmo eterno que continúa y continúa. Es por siempre y para siempre un orgasmo, un éxtasis.

Se están moviendo sin duda en diferentes direcciones. Sartre sigue pensando en la existencia. El Tantra dice: El pensar no es la puerta. No lleva a ninguna parte, es un camino ciego; te lleva a un callejón sin salida solamente. La filosofía es grandiosa simplemente para pasar el tiempo, entonces la filosofía es grandiosa; puedes hacer castillos en el aire y disfrutar del recorrido...

La filosofía ha demostrado ser el más inútil de los esfuerzos... pero, aún así el ser humano continúa en ello, sabiendo perfectamente bien que nunca se consigue nada. Entonces, ¿por qué el ser humano continúa con este esfuerzo? [porque] no cuesta. No requiere el involucrarse, no conlleva un compromiso. Puedes sentarte en tu silla y seguir pensando. Es un sueño. No requiere que tú cambies a fin de ver la realidad.

Por eso es que se requiere valor, se requiere el valor para aventurarse. Para conocer la verdad te estás metiendo en la aventura más grande que existe. Puede que te pierdas, ¿quién sabe?. O puede que regreses profundamente cambiado, y ¿quién sabe si será o no para bien?.

Saraha es el fundador del Tantra

Saraha nació casi dos siglos después de Buda; él estaba en la línea directa de una rama diferente. Una rama se mueve desde Mahakashyapa a Bodhidharma, y el Zen nace, y está todavía llena de flores, esa rama. Otra rama se mueve desde Buda a su hijo, Rahul Bhadra, y de Rahul Bhadra a Sri Kirti, y de Sri Kirti a Saraha, y de Saraha a Nagarjuna; esa es la rama del Tantra. Todavía esta dando sus frutos en el Tibet. El Tantra convirtió al Tibet, y Saraha es el fundador del Tantra así como Bodhidharma es el fundador del Zen. Bodhidharma conquistó China, Korea, Japón; Saraha conquistó el Tibet.

Estas canciones de Saraha son de gran belleza. Son el mismo fundamento del Tantra. Tú primero tendrás que entender la actitud del Tantra hacia la vida, la visión del Tantra de la vida. Lo más básico del Tantra – y muy radical, revolucionario, rebelde –, la visión básica es que el mundo no está dividido entre lo inferior y lo superior, sino que el mundo es una pieza. Lo superior y lo inferior se están tomando de las manos. Lo superior incluye lo inferior, y lo inferior incluye lo superior. Lo superior está ocultándose en lo inferior, así que lo inferior no tiene que ser negado, no tiene que ser condenado, no tiene que ser destruido o sacrificado. Lo inferior tiene que ser transformado. Se le tiene que permitir a lo inferior desplazarse hacia arriba…y lo inferior se convierte en lo superior. No hay una brecha insalvable entre el diablo y Dios: el diablo lleva a Dios profundamente en su corazón. Una vez que el corazón empieza a funcionar, el diablo se convierte en Dios.

Esa es la razón por la cual la misma raíz de la palabra diablo significa lo mismo que divino. La palabra diablo viene de divino; es lo divino todavía no evolucionado, eso es todo.

Samadhi y sexo son expresiones de la misma energía

El Tao tiene su propio Tantra. La primera cosa: El Tao nunca se divide en lo inferior y lo superior, esa es su belleza. En cuanto divides la realidad en lo inferior y lo superior te estás volviendo esquizofrénico. En cuanto dices que algo es sagrado y algo es profano te has dividido. En cuanto dices que algo es material y algo es espiritual te has dividido, has dividido la realidad. La realidad es una. No hay ni materia ni espíritu. La realidad es una. Se expresa a sí misma de muchas formas: en un nivel como material, en otro nivel como espiritual. Lo espiritual no es más alto y lo material no es más bajo; ellos están en el mismo nivel. Esa es la actitud del Taoísmo. La vida es una. La existencia es una. Es una tremenda unidad y no hay evaluación.

La primera cosa en el Tao es abandonar la dualidad. El sexo no esmás bajo y samadhi no esmás elevado. Samadhi y sexo son expresiones de la misma energía. No hay nada loable respecto al Samadhi y no hay nada condenable respecto al sexo. La aceptación del Tao es total, absoluta. No hay nada equivocado respecto al cuerpo, y no hay nada hermoso respecto al espíritu – los dos son hermosos. El Diablo y Dios son uno en el Tao, cielo e infierno son uno en el Tao, bueno y malo son uno en el Tao – esta es la mayor comprensión de la no-dualidad. No hay condena ni preparación. ¿Prepararse para que? Uno simplemente tiene que relajarse y ser.

Del sexo al Tantra: Una gran revolución

Ahora, una cosa para ser recordada siempre: Si tú no estás muy alerta puedes ir creyendo que te estás adentrando en el Tantra, y quizá tú simplemente estás racionalizando tu sexualidad; podría no ser otra cosa mas que sexo, racionalizado en la terminología del Tantra. Si tú te mueves en el sexo con consciencia, se puede convertir en Tantra. Si tú te mueves en el Tantra con inconsciencia, puede decaer y convertirse en sexo ordinario. Eso ha pasado en India, porque sólo India lo ha intentado.

Todas las escuelas del Tantra en India, tarde o temprano, fueron reducidas a orgías sexuales. Es muy difícil mantenerse consciente… es casi imposible mantenerse consciente. Si desde el mismo principio la disciplina no ha ido muy profundamente en ti, hay muchas posibilidades de que empieces a engañarte a ti mismo. Las escuelas de Tantra surgieron en India con gran energía, con una gran visión. Y ellas tenían algo, porque ése es el último centro humanamente disponible: el séptimo es súper humano, el séptimo es divino. El sexto es el centro espiritual.

Del sexo al Tantra: Una gran revolución, una mutación, es posible en el ser humano. Y en Oriente, la gente se dio cuenta de que si tú eres meditativo mientras haces el amor, la cualidad del sexo cambia y algo nuevo entra en él, se vuelve tántrico, se convierte en oración, se vuelve meditativo…se convierte en samadhi.

El Tantra usa el sexo para elevarse por encima de él

El Tantra usa el sexo para elevarse por encima de él, pero lo usa. El sexo se vuelve instrumental. Los [místicos] Baules dicen que no es muy respetuoso: '¿Cómo puedes usar una energía? ¿Cómo es que puedes usar una energía como medio?'. Ellos no usan el sexo como un medio; se deleitan con él, lo disfrutan. Hacen de él una adoración, pero sin ninguna técnica. No es algo tecnológico. Ellos aman el sexo, y a través del amor la transformación se produce por sí misma.

En el Tantra, has de permanecer desapegado. Incluso mientras se utiliza el sexo como un medio para ir hacia el samadhi, tienes que permanecer desapegado hacia el sexo, absolutamente neutral, absolutamente como un observador, un testigo, sólo como un científico trabajando en su laboratorio. De hecho, los tántricos dicen que las técnicas del Tantra no pueden ser usadas con la mujer que amas, porque el amor será una perturbación. Estarás muy apegado. No serás capaz de permanecer desapegado y fuera de ello. Así que los tántricas buscarán mujeres de quienes ellos no están enamorados en absoluto, para que la actitud pueda seguir siendo por completo la del observador.

Con el Tantra, lo fácil es lo adecuado

Tantra es el camino natural; lo relajado y lo natural es la meta. No necesitas pelear con la corriente, simplemente muévete con ella, flota con ella. El río va hacía el mar así que ¿para que pelear? Muévete con el río, vuélvete uno con el río: entrégate. Entregarse es la palabra clave para el Tantra; voluntad es la palabra clave para el yoga. Yoga es el sendero de la voluntad; Tantra es el sendero de la entrega.

Es por eso que el Tantra es el sendero del amor; amor es entrega. Esta es la primera cosa a entender; después las palabras de Tilopa serán muy, muy nítidas. La diferente dimensión del Tantra tiene que ser entendida, la dimensión vertical, la dimensión de la entrega, de no pelea, de estar suelto y natural, relajado, lo que Chuang Tzu expresa como, ‘Lo fácil es lo adecuado’. Con el Yoga, lo difícil es lo adecuado; con el Tantra, lo fácil es lo adecuado.

Relajarse y estar tranquilo, no hay prisa. La totalidad misma te está llevando al unísono. No necesitas hacer ningún esfuerzo, no se te ha pedido llegar antes de tu tiempo, llegarás cuando haya llegado el momento; simplemente espera. La totalidad se está moviendo; ¿por qué tienes prisa? ¿Por qué quieres llegar antes que los demás?.

La energía del sexo no es más que energía divina

El cristianismo entiende que el sexo es una caída, y el tantra piensa que el sexo es la respuesta correcta. El cristianismo y el tantra son simplemente opuestos el uno al otro. No sólo el cristianismo: El jainismo y muchas otras religiones también se oponen al sexo. Se oponen por una razón. La razón es que hay cincuenta por ciento de posibilidades de caerse. Es peligroso.

Así que intenta moverte de otra manera para que esta caída del cincuenta por ciento no sea posible. Y es matemáticamente del cincuenta por ciento. En realidad es del noventa y nueve por ciento, por que el sexo es tan atractivo y el sexo es una fuerza tan inconsciente que es difícil permanecer alerta, meditativo. Mientras lo experimentas, serás inconsciente. Y si eres inconsciente en el orgasmo, éste no te llevará a ninguna parte.

La posibilidad de que caigas a través del sexo es del noventa y nueve por ciento. Sólo de un uno por ciento es la posibilidad de que puedas subir. Pero el tantra dice que ese porcentaje de caída puede ser reducido a través de técnicas adecuadas y el hombre o la mujer pueden ser entrenados. Entonces hacer el amor se convierte en un arte; el mayor arte. Y si tú conoces el arte, entonces te acercas con mucha cautela, con mucha delicadeza. Y entonces no es sólo una liberación temporal, un alivio. Se convierte en una sagrada adoración…

El sexo puede darte la respuesta y si tú te has vuelto muy intelectual entonces sólo el sexo puede darte la respuesta. Cualquier asunto intelectual tendrá que preguntarse mediante el sexo. Si te has movido demasiado a la cabeza tendrás que regresar al otro extremo. Sólo entonces tus dos opuestos interiores se encuentran y te conviertes en una unidad…

A través de una profunda experiencia sexual, de una experiencia sexual meditativa, llegarás a saber que esta energía sexual no es sino energía divina. Entonces el sexo se convierte en samadhi.

El Tantra no es una religión

El Tantra no es una religión, porque la religión básicamente se entiende, a favor de lo divino, en contra de lo animal así que cada religión es parte del conflicto. El Tantra no es una técnica de lucha. Es una técnica de trascendencia. No lucha con lo animal, no está a favor de lo divino. Está en contra de toda dualidad. Realmente no está a favor ni en contra. Esta simplemente creando una tercera fuerza dentro de ti, un tercer centro de la existencia donde no eres ni animal ni divino. Para el Tantra ese tercer punto es advaita, ese tercer punto es no-dualidad. El Tantra dice no puedes alcanzar la unidad luchando inmerso en la dualidad. No puedes llegar al punto de la no-dualidad mientras estés eligiendo una cosa en la lucha de la dualidad. Elegir no te llevará a lo absoluto, sólo un estado de testigo sin elección.

Esto es muy fundamental para el Tantra, y es por esto que el Tantra nunca fue entendido correctamente. Ha sufrido de malas interpretaciones a lo largo de los siglos, por que en el momento que el Tantra dice que no está en contra de lo animal, tú empiezas a sentir como si el Tantra estuviera a favor de lo animal. Y en el momento que el Tantra dice que no está a favor de lo divino, entonces empiezas a pensar que el Tantra está en contra de lo divino. Realmente, El Tantra está a favor de ser testigo sin elegir. No estés con lo animal, no estés con lo divino, y no crees un conflicto. Simplemente regresa, simplemente distánciate, simplemente crea un espacio entre tú y esta dualidad y conviértete en una tercera fuerza, en un testigo, desde donde puedas ver tanto lo animal como lo divino.

El Tantra dice sexo es sexo

Hay enseñanzas que están basadas en el celibato – brahmacharya. Dicen que brahmacharya es lo bueno,el sexo es lo malo. El Tantra dice el sexo es sexo, brahmacharya es brahmacharya. Alguien es un brahmachari y alguien no lo es. Pero estos son simples hechos, no hay valores atados a ellos. Y el Tantra nunca dirá que el brahmacharya es bueno – que el celibato es bueno – y que quien esté por el sexo es malo. El Tantra no dirá eso. El Tantra acepta las cosas tal como son. ¿Y, por qué? Sólo para crear una unidad dentro de ti.

Esta es una técnica para crear una unidad dentro de ti, para tener una la existencia total interiormente, sin división, sin conflicto, sin oposición. Sólo entonces el silencio es posible. Quien esté intentando moverse hacia algún lugar en contra de algo, nunca estará en paz. ¿Cómo puede estarlo? Y aquel que está dividido consigo mismo, peleando consigo mismo, ¿cómo puede ganar? Es imposible. Tú eres ambos, así que ¿quién va a ganar? Nadie va a ganar, y estarás perdido porque disipas tu energía en estar peleando innecesariamente. Esta es una técnica para crear una unidad contigo mismo. Permite que los valles desaparezcan, no juzgues.

El Tantra empieza con lo inicial

El Tantra dice, el sexo es muy profundo porque es la vida. Pero tú puedes estar interesado en el Tantra por razones equivocadas. No estés interesado en el Tantra por razones equivocadas, y entonces no sentirás que el Tantra es peligroso. Entonces el Tantra es transformador de vida…

Se ha preguntado: “¿Cuál es el tema central del Tantra? “. La respuesta es:¡tú! Tú eres el tema central del Tantra: Lo que eres en este momento y lo que está escondido en ti que puede crecer, lo que eres y lo que puedes ser. En este momento tú eres una unidad sexual, y al menos que esta unidad sea entendida profundamente no te puedes convertir en un espíritu, no te puedes convertir en una unidad espiritual. La sexualidad y la espiritualidad son dos extremos de una energía.

El Yoga comienza con el final; El Tantra comienza con lo inicial. Y es bueno empezar con lo inicial. Siempre es bueno comenzar con lo inicial, porque si el final se establece al principio, entonces estás creando innecesaria miseria para ti mismo. Tú no eres el final – no lo ideal. Te tienes que convertir en Dios,lo ideal, y tú eres simplemente un animal. Y este animal se vuelve una fiera por el ideal de dios; se vuelve demente, se vuelve loco.

El Tantra dice, olvídate de dios. Si tú eres el animal, comprende este animal en su totalidad. En esa comprensión, el dios crecerá. Y si no puede crecer a través de esa comprensión entonces olvídalo, nunca podrá ser. Los ideales no pueden sacar tus posibilidades; solo el conocimiento de lo real te ayudará. Así que tú eres el tema central importante del Tantra, tal como eres y tal como puedes llegar a ser, tu actualidad y tu posibilidad son los temas que importan.

Algunas veces la gente se preocupa. Si vas a entender el Tantra,no se discute sobre Dios, no se discute sobre moksha, liberación, no se discute sobre el nirvana. ¿Qué tipo de religión es el Tantra? El Tantra discute sobre cosas que te hacen sentir disgustado, sobre las que no quieres discutir. ¿Quién quiere discutir sobre el sexo? Todo el mundo piensa que sabe de él. Por que te puedes reproducir, crees que sabes…

Nadie quiere discutir sobre el sexo y el sexo es un problema para todos. Nadie quiere discutir sobre el amor porque cada persona cree que ya es un gran amante. ¡Y mira en tú vida! Es sólo odio y nada más. Y todo lo que llamas amor no es más que una relajación, una pequeña relajación, del odio. Mira alrededor de ti, y entonces sabrás qué es lo que sabes sobre el amor.

El Tantra dice, conoce el cuerpo

Así que esas tradiciones que están en contra del sexo estarán en contra del cuerpo. Aquellas tradiciones que no están en contra del sexo, sólo ellas pueden ser amistosas con el cuerpo. El Tantra es absolutamente amistoso, y el Tantra dice que el cuerpo es sagrado, santo. Para el Tantra, condenar el cuerpo es un sacrilegio. Decir que el cuerpo es impuro o decir que el cuerpo es pecado es una tontería para el Tantra, una enseñanza muy venenosa. El Tantra acepta el cuerpo; no sólo lo acepta, sino que dice que el cuerpo es santo, puro, inocente. Puedes usarlo y puedes hacer que sea un vehículo, un canal, ¡para ir más allá!, que ayuda incluso a ir mas allá de él.

Pero si tú empiezas a luchar con el cuerpo, estás perdido. Si empiezas a luchar con él, te volverás más y más enfermizo. Y si continuas peleando con él, perderás una oportunidad. La lucha es negativa; el Tantra es una transformación positiva. No luches con él ; no hay necesidad. Es como si estuvieras sentado en un coche y empezaras a luchar con el coche. Ahora no te puedes mover porque estás luchando con el coche, el cual se tiene que usar; no luches en su contra. Y destruirás el vehículo con tu pelea, y entonces será más y más difícil moverse.

El cuerpo es un hermoso vehículo, muy misterioso, muy complejo. Úsalo, no luches con él. Ayúdalo. Cuando vas en contra de él vas en contra de ti mismo. Es como si un hombre quisiera llegar a alguna parte, pero lucha con sus propias piernas y las corta. El Tantra dice, conoce el cuerpo y conoce sus secretos. Conoce sus energías y conoce cómo esas energías pueden ser transformadas, cómo ellas se podrían mover y dirigirse a diferentes dimensiones.

Por ejemplo, escoge el sexo, que es la energía básica del cuerpo. Ordinariamente, la energía sexual es sólo usada para la reproducción. Un cuerpo crea otro cuerpo y así continua. La utilidad biológica de la energía sexual es sólo la reproducción. Pero ése es sólo uno de sus usos, y el inferior. No implica condena alguna, pero es lo más bajo. La misma energía puede también dar lugar a otros actos creativos. La reproducción es un acto creativo básico; tú creas algo. Es por eso que una mujer siente una forma sutil de bienestar cuando se convierte en madre: ella ha creado algo…

En el Tantra no hay condena, únicamente técnicas secretas para transformar. Es por eso que el Tantra habla mucho del cuerpo; se necesita. El cuerpo tiene que ser comprendido, y sólo puedes empezar desde donde estás.

El Tantra acepta todo

El Tantra acepta todo. Cualquier cosa que sea, es aceptada de todo corazón. Es por eso que el Tantra pudo aceptar el sexo totalmente. Durante cinco mil años el Tantra ha sido la única tradición que ha aceptado el sexo totalmente, la única en todo el mundo. ¿Por qué? Porque el sexo es el punto en el que estás, y cualquier movimiento va a darse desde el punto en el que estás.

Tú estás en el centro del sexo, tu energía está en el centro del sexo. Y desde ese punto se tiene que mover hacia arriba, mucho más allá. Si tú rechazas el propio centro, entonces puedes seguir engañándote a ti mismo de que te estás moviendo, pero tú no te puedes mover. Entonces estás rechazando el único punto desde donde el movimiento es posible. Así que el Tantra acepta el cuerpo, acepta el sexo, acepta todo. Y el Tantra dice, la sabiduría acepta todo y lo transforma; sólo la ignorancia lo rechaza. Sólo la ignorancia rechaza, la sabiduría acepta todo. Incluso un veneno se puede convertir en una medicina, pero sólo a través de la sabiduría.

El cuerpo se puede convertir en un vehículo hacia eso que está más allá del cuerpo, y la energía sexual se puede convertir en una fuerza espiritual.

El Tantra dice, acéptate tal como eres

El Tantra dice, acéptate como eres, Tú eres un gran misterio de muchas energías multidimensionales. Acéptalo, y muévete con cada energía con una profunda sensibilidad, con atención, con amor, con comprensión. ¡Muévete con ello! Entonces cada deseo se convierte en un vehículo para ir más allá de él. Entonces cada energía se convierte en una ayuda. Y entonces este mismo mundo es el nirvana, el mismo cuerpo es un templo, un templo santo, un lugar santo.

El Yoga es negación; El Tantra es afirmación. El Yoga piensa en términos de dualidad; ésa es la razón de la palabra yoga: Significa poner dos cosas juntas, al yugo de dos cosas juntas. Pero son dos cosas; la dualidad está presente. El Tantra dice no hay dualidad. Si hay dualidad, entonces no puedes ponerlas juntas. Y aunque intentes cualquier cosa, ellas seguirán siendo dos. Independientemente de cómo estén unidas, seguirán siendo dos, y la lucha continuará, el dualismo permanecerá.

Si el mundo y lo divino son dos, entonces no se pueden juntar. Si realmente ellos no son dos, si sólo parecen ser dos, sólo entonces ellos pueden ser uno. Si tu cuerpo y tu alma son dos, entonces no se pueden juntar. Si tú y Dios sois dos, entonces no os podéis juntar. Seguiréis siendo dos.

El Tantra dice no hay dualidad; es sólo una apariencia. Así que ¿por qué ayudar a la apariencia a que se haga más fuerte? El Tantra pregunta, ¿por qué ayudar a esta apariencia de dualidad para que crezca más fuerte? ¡Disuélvela en este mismo momento! ¡Sé uno! A través de la aceptación te conviertes en uno, no a través de la lucha. Acepta el mundo, acepta el cuerpo, acepta todo lo que es inherente a él. No crees un centro diferente en ti mismo, porque para el Tantra ese centro diferente no es nada sino el ego. No crees un ego. Sólo se consciente de lo que eres. Si luchas, entonces el ego estará ahí.

DOS POEMAS

AUDICIÓN TÁNTRICA

Una escalera vestibular
me lleva a tu voz, a tu llamado,
a pisadas sonoras.

Tú regresas aunque jamás te has ido.
Me susurras. Me despiertas.

Cuando tocas en la puerta
levanto el velo, te miro.
Ven conmigo, me imploras.
No dormiré en silencio.

El infierno es el sequedal de vibraciones.
Eres mi novia, el sonido.

¿Quién arrebatará mi lira
para siempre, en este túnel
y en tan altos peldaños?
No sé, seguramente nadie.

Chapotearé en axonas bipolares y eferentes
porque iremos al pabellón más puro:
la concha iluminada de tu eco.

En chispas de potasio
te descubriré, equilibrándome
sobre cilios mielinosos.

Me colgaré de un pelo transductivo.
¡Tanto te quiero, Eurídice!

Por oírte, ya verás, seré
martillo, yunque, estribo
e iré caracoleando,
por células ciliadas y perdido
pero cantando amor
entre 20,000 estalactitas de las grutas,
por oírte,
por hallarte,
por quererte.

A la ventana oval juntos llegaremos.
Escucharé las notas más tenues.
y más altas de tu canto.

¡Irás a mi cerebro, fluyendo,
misteriosa, y yo al tuyo,
tú y yo, gloriosamente, en el mío!

LOLA, LA IMPACIENTE

Impaciencia vestida de fe es la tristeza de Lola.
Es andrajo de mendigos que esperan
y concluyen «Eres inütil, clamor.
Nadie responde. Ninguno que nos hable».

Tómala en cuenta, Sustentador,
si díste la tierra pura y fértil y su raíz
se secó. Mira sus hojitas marchitas.
Mira que Lola gime. Desespera por Ti.

Se escondió del sol y no se alimenta.
Mira que tiene prisa de morir.
Tómala en cuenta porque el árbol llora
con ella el desamparo, recibe el trato ecológico
de las vibras amargas, el aguijón de los astros errantes;
pero te quiso y por fe acudió a tí, ella
más golpeada que otros, tóxicamente herida
de sal, Lola vulnerable y pordiosera.

Creyó que eres dulzura que a los labios humedece
como el beso; rocío sobre el pétalo de hiel.
Déjala creer un poco más en que vendrás.

No la dejes morir. Su tristeza es impaciencia vestida
aún por tu fe; pero su árbol, de hastío.
Encima de su amargura aún no le sirve
el ropaje que tú das, remedio eterno.

Ella se viste de palabras
cuando aún no se ha desvestido su tormento.
Tómala en cuenta, Sustentador.
Abre la fosa a la angustia que la aturde.
Désnudala de una vez y házle el amor.

Confírnale la nutrición que das;
dále al fin fruto. Préñala. Renueva su raíz.
Mira que no es perversa quien,
aún en su impaciencia, te bendice
y a tu esperanza invoca como la tierra dulce.

Yo la comprendo.
Lola se cansó de esperar.
la tierra húmeda y feraz.

FRASES DEL AUTOR OSHO

HOME
PRINT
+ NUEVO
NEWS



LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018