ESCRITOS HISTORIA

VER FRASES HISTORIA

RESULTADOS - HISTORIA

Historias Zen - La Iluminación

28/12/2018


HISTORIAS ZEN

JBN

FRASES JBN

Hay muchas colecciones de cuentos zen, pero esta selección es especialmente buena. Estas anécdotas de Maestros han sido recopiladas con sumo cuidado.

HISTORIA - ZEN

MOSTAR MAS RESULTADOS

ESCRITO RELACIONADO

CONFUCIO Y LAO TSE, LA HISTORIA DE RESPETO

CONFUCIO

CONFUCIO Y LAO TSE

La historia de Confucio al ver a Lao Tse

Confucio era la imagen de la cortesía convencional. Era el mayor hombre con buenos modales del mundo, el mundo no ha conocido nunca a un hombre tan centrado en los modales. El era simplemente modales, formalidad, cultura y etiqueta. Cierto día fue a ver a Lao Tse, su extremo opuesto.

Confucio era muy viejo, Lao Tse no lo era tanto. Lo correcto era que cuando Confucio entrara, Lao Tse debiera de levantarse para recibirlo. Pero permaneció sentado. Era imposible para Confucio suponer que un Maestro tan importante, conocido por todo el país por su humildad, fuera tan incorrecto. Tenía que decírselo.

Inmediatamente le dijo, No es lo correcto. Soy mayor que tú. Lao Tse se rió en voz alta y dijo, Nadie es más viejo que yo. Existía antes de que todo existiera. Confucio, somos de la misma edad, todo es de la misma edad. Desde la eternidad hemos venido a la existencia, por tanto no arrastres esa carga del ser viejo, siéntate y cuéntame a que has venido.

Vengo a plantear algunas preguntas. Le dijo, ¿Cómo debería de comportarse un hombre espiritual?

Lao Tse le dijo, Cuando -el cómo- aparece, no hay espiritualidad. Cómo no es una pregunta para un hombre espiritual. El cómo, muestra que no eres espiritual, pero que deseas comportarte como un hombre espiritual, por eso pides el por qué.

¿Acaso pide un amante cómo debería amar? ¡El ama! En realidad, es después cuando uno se da cuenta de que se ha enamorado. Puede que sólo cuando el amor se haya ido sea consciente de que estaba enamorado. El simplemente ama. Sucede. Es un suceder, no un hacer.

Preguntara lo que preguntara Confucio, Lao Tse siempre respondí...

Continuar leyendo...