LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY MENTE VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS MENTE VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

BUSCAR ADI SHANKARA

RESULTADOS ADI SHANKARA

VER FRASES ADI SHANKARA

ESCRITOS


La rueda de lo ilusorio y lo real - La Iluminación Espiritual
03/01/2020

LA RUEDA DE LO ILUSORIO Y LO REAL

ADI SHANKARA

DESPERTAR » ILUSION » FRASES

La rueda de lo ilusorio y lo real te atrapa. Tu vida se vuelve tan solo una tensión entre lo que es y lo que debería de ser. Lo que es ilusión o es real.

ARTICULO RELACIONADO

LA RUEDA DE LO ILUSORIO Y LO REAL

ADI SHANKARA

¿ES ILUSIÓN O ES REAL?

Si entiendes el mundo como una ilusión, ya estás en camino de ir a lo real.

Hay un circulo vicioso donde volverás a crear una ilusión. Así es como sigue adelante todo el juego: estás desesperado y por pura desesperación creas una ilusión; con la ilusión se crea mas desesperación, y con mas desesperación, mas ilusiones. Vas de la desesperación a la ilusión, de la ilusión a la desesperación. No queda nada de energía para celebrar. Estas en constante tensión entre la desesperación y la esperanza. Tu vida se vuelve tan solo una tensión entre lo que es y lo que debería de ser.

Veamos como cuestionaron a Adi Shankara sobre la Ilusión y lo Real...

LA DERROTA DE SHANKARA

Shankara, él sudra filosofo que trata de establecer que todo es irreal.

Me acuerdo de un hermoso incidente relativo a Adi Shankara, el primer Shankara, quien estableció cuatro templos, las cuatro sillas de Shankara para todas las cuatro direcciones. Tal vez en el mundo entero, es el más famoso de todos esos filósofos que están tratando de establecer que todo es irreal. Sin duda, era un gran lógico porque no dejó de derrotar a otros filósofos, viajó por todo el país y derrotó todas las demás escuelas de filosofía. Estableció su filosofía como la única visión correcta, la única perspectiva correcta: que todo es maya, ilusión.

Shankara estaba en Varanasi. Un día, temprano en la mañana, todavía estaba oscuro porque los monjes hindúes toman un baño tradicionalmente antes del amanecer.

Shankara tomo su baño. Y, mientras subía los escalones, un hombre lo tocó intencionalmente, no accidentalmente, y le dijo: Perdóname, por favor, soy un sudra, un intocable. Lo siento pero tendrás que tomar otro baño para purificarte.

Shankara se puso furioso. Dijo: No fue accidental, por la forma en que lo hiciste, lo hiciste a propósito. Tendrías que ser castigado con el infierno.

El hombre le dijo: Si todo es ilusorio, parece que sólo el infierno sigue siendo real. Eso hizo que Shankara retrocediese.

El hombre dijo: Antes de que te vayas al baño, tienes que responderme unas cuantas preguntas. Si no me las respondes cada vez que termines de bañarte te tocaré.

Estaban solos, no había nadie más allí, así que Shankara dijo: Parece que eres una persona muy extraña.

¿Qué quieres preguntar?

Mi primera pregunta es...

¿Es mi cuerpo ilusorio? ¿Es tu cuerpo ilusorio? Y, si dos ilusiones se tocan la una a la otra, ¿cuál es el problema? ¿Por qué vas a tomar otro baño? No estás practicando lo que predicas. ¿Cómo, en un mundo ilusorio, puede haber una distinción entre el intocable y el Brahmán, el puro y el impuro? Si los dos son ilusorios, si los dos están hechos del mismo material del que están hechos los sueños, ¿A qué viene todo esto?.

Shankara, el que había derrotado a grandes filósofos no pudo responderle a este hombre simple, porque cualquier respuesta iba a contradecir su filosofía. Si dice que son ilusorios, entonces no tiene sentido enojarse. Si dice que son reales, entonces él acepta por lo menos la realidad de los cuerpos… pero entonces hay un problema. Si los cuerpos humanos son reales entonces los cuerpos de los animales, los cuerpos de los árboles, los cuerpos de los planetas, las estrellas… entonces todo es real.

Y, el hombre le dijo: Sé que no puedes responder a esto; esto acabará con toda tu filosofía. Te haré otra pregunta: Soy un sudra, un intocable, impuro, pero ¿dónde está mi impureza, en mi cuerpo o en mi alma? Te he escuchado declarar que el alma es pura absolutamente y para siempre y que no hay manera de volverla impura así que ¿cómo puede haber una distinción entre almas? Las dos son puras, absolutamente puras y no hay grados de impureza, o sea que alguien sea más puro y alguien más impuro. Por tanto, ¿Es tal vez mi alma la que te ha vuelto impuro y tengas por tanto que tomar otro baño?.

Aquello se volvió todavía más difícil. Pero él no se había visto antes frente a un problema así – real, práctico, científico en cierta manera-. En vez de argumentar sobre palabras el sudra creó una situación ante la cual el gran Adi Shankara tuvo que aceptar su derrota. Y el sudra dijo: No hace falta entonces que tomes otro baño. De todas maneras no hay río, no yo, no tú; todo es un sueño. Ve al templo simplemente –este también es un sueño- y rézale a Dios. Él también es un sueño, porque es una proyección de la mente que también es ilusoria, y una mente ilusoria no puede proyectar nada real.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

REDES SOCIALES

VER BLOGSPOT VER INSTAGRAM VER TWITTER VER FACEBOOK VER PINTEREST

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020