LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

RESPIRACIÓN PARA LA CONEXIÓN MERKABAH

07/01/2020

La respiración es el medio efectivo para lograr la conexión con el vehículo de la ascensión Merkabah. Estas instrucciones básicas te ayudaran a lograrlo.

Respiración para la conexión Merkabah - Articulo por Drunvalo Melchizedek

APRENDER RESPIRACIÓN MERKABAH

Instrucciones sencillas de las 18 respiraciones de la Merkabah.

Hay 17 +1 respiraciones, donde las seis primeras son para equilibrar la polaridad, las otras siete para el flujo del prana a través de todo el cuerpo. Cuanto más se respira para cambiar la conciencia de 3ª – 4ª dimensión y, finalmente, las últimas tres respiraciones que son de una nueva creación dentro de la rotación Merkabah y en todo el cuerpo. El último respiro no se enseña. Una vez por día, entrará en esta meditación, hasta que llega el momento cuando se es consciente de la respiración, para recordar con cada aliento, su íntima conexión con Dios.

RESPIRACIÓN MERKABAH

PRIMER INSPIRACIÓN: INHALE

Corazón: Abra su corazón y sienta el amor por toda vida. Si no puede hacerlo, debe al menos abrirse a este amor tanto como le sea posible. Esta es la enseñanza más importante de todas.

Mente: Tomar conciencia del tetraedro masculino (el ápice hacia arriba, al sol, el punto de cara frontal a lo masculino, el punto de la parte posterior para lo femenino), llenas de una luz blanca brillante que rodea su cuerpo. Visualícenlo lo mejor que puedan. Si no pueden visualizarlo, detéctenlo o sientan que les rodea.

Cuerpo: En el mismo momento de la inhalación, coloquen sus manos en mudra con su dedo pulgar y el primer dedo. Recuerde, toquen ligeramente los dedos, y no permitir que sus otros dedos se toquen uno al otro, o cualquier otro objeto. Mantenga sus palmas hacia arriba.

Respiración: En este mismo momento, con los pulmones vacíos, comiencen a respirar en una forma completamente yóguica. Respiren a través de su nariz solamente, excepto en ciertos sitios que se describen. En pocas palabras, respiren desde su estómago en primer lugar, a continuación, al diafragma, y finalmente el pecho. Hagan esto en un movimiento, y no en tres partes. La exhalación se completa sosteniéndola en el pecho, o bien, mediante la relajación del estómago, liberando lentamente el aire, o sosténganla firme en su estómago y relajen el pecho. El aspecto más importante es que esta debe ser una respiración rítmica. Comience con siete segundos y siete segundos, a medida que se familiarizan con esta meditación, encontrarán su propio ritmo.

Respiren por la nariz, inhalen de manera constante, en primer lugar llenen la parte inferior de los pulmones, lo que se logra poniendo activo el diafragma, que ejerce una presión descendente, una suave presión sobre los órganos abdominales, y se desarrolla en la parte delantera de las paredes del abdomen. Después se llena la parte media de los pulmones, empujando las costillas inferiores, el esternón y el pecho. Después llenan la parte superior de los pulmones, lo que sobresale en la parte superior del pecho, por lo tanto, levanten el pecho, incluyendo la parte superior o las seis pares de costillas.

En la primera lectura, puede parecer que esta respiración consiste en tres movimientos. Esta, sin embargo, no es la idea correcta. La inhalación es continua, toda la cavidad torácica del diafragma baja al punto más alto en el pecho, en la región del cuello del hueso, que es ampliado con un movimiento uniforme. Eviten una serie desigual de inhalaciones, y esfuércese en lograr una constante acción continua. La práctica, en breve, superará la tendencia de dividir la inhalación en tres movimientos, y dará lugar a un modelo de aliento uniforme y continuo. Serán capaces de completar la inhalación en unos pocos segundos después de un poco de práctica.

Exhale muy lentamente, manteniendo el pecho en una posición firme, y dibujando un poco en el abdomen, tirando hacia arriba el aire que sale de los pulmones. Cuando el aire es exhalado por completo, relajen el pecho y el abdomen. Un poco de práctica hará fácil esta parte del ejercicio, y el movimiento, una vez adquirido, después se realizará casi automáticamente.

PRIMER RESPIRACIÓN: EXHALE

Corazón: Amor

Mente: Tomen conciencia del tetraedro femenino, (vértice que apunta a la tierra, punto que enfrenta a la parte de atrás a lo masculino, punto que enfrenta a la parte delantera para lo femenino), también llena de la luz blanca brillante.

Cuerpo: Mantener el mismo mudra.

Respiración: No dude, al tope de la inhalación, para iniciar la exhalación. Exhale muy lentamente, aproximadamente en siete segundos, en forma Yóguica. Cuando el aire este fuera de los pulmones, sin forzar, relajen el pecho y el abdomen y mantengan la respiración. Cuando sientan la presión de respirar nuevamente, después de unos cinco segundos, hagan lo siguiente:

Mente: Sean conscientes del triángulo equilátero plano en la parte superior del tetraedro femenino situado en plano horizontal, que pasa a través de su pecho, sobre el esternón. En un instante, y con un pulso como de energía, envíen ese plano triangular a través del tetraedro femenino. Hágalo más pequeño mientras va hacia abajo y empujen con la punta o ápice del tetraedro toda la energía negativa del mudra o circuito eléctrico, una luz dispara el vértice hacia el centro de la Tierra. El ejercicio de la Mente se realiza junto con los siguientes movimientos del cuerpo.

Cuerpo: Muevan los ojos ligeramente uno hacia otro, o, en otras palabras, crucen ligeramente sus ojos. Ahora tráigalo hacia la parte superior, o en otras palabras, mire hacia arriba. Además, este movimiento hacia arriba no debe ser extremo. Sentirán una sensación de hormigueo entre los ojos en el área de su tercer ojo. Ahora pueden mirar hacia el punto más bajo que puedan, tan rápido como puedan. Deberán sentir una sensación eléctrica bajar a su columna vertebral. La Mente y el Cuerpo deben coordinarse con los ejercicios mentales y los movimientos oculares. Los ojos miran desde su posición, al mismo tiempo, la mente ve el plano triangular horizontal del tetraedro femenino bajando hasta el vértice. Este ejercicio combinado limpia los pensamientos negativos y sentimientos que han entrado en su sistema eléctrico. En concreto, se limpia la parte de su sistema eléctrico que se asocia con el mudra que están utilizando. Inmediatamente después de pulsar la energía en su columna vertebral, los mudras cambian al siguiente y comienzan el ciclo otra vez. Las próximas cinco respiraciones son una repetición del mudra de la primera respiración con los siguientes cambios:

SEGUNDA RESPIRACIÓN: MUDRA

El pulgar y el segundo dedo de la mano juntos

TERCERA RESPIRACIÓN: MUDRA

El pulgar y el tercer dedo de la mano juntos

CUARTA RESPIRACIÓN: MUDRA

Meñique y pulgar juntos

QUINTA RESPIRACIÓN: MUDRA

El pulgar y el primer dedo de la mano juntos (lo mismo que la primera respiración)

SEXTA RESPIRACIÓN: MUDRA

El pulgar y el segundo dedo de la mano juntos (lo mismo que la segunda respiración)

La primera parte, las primeros seis respiraciones, es el equilibrio de la polaridad, y la limpieza de su sistema eléctrico se ha completado. Ahora están listos para la próxima parte, las próximas siete respiraciones.

He aquí el comienzo de un nuevo patrón de respiración. No es necesario visualizar la estrella tetraedro en este momento. Sólo el tubo que pasa por la estrella, desde el vértice del tetraedro masculino por encima de su cabeza hasta el vértice del tetraedro femenino por debajo de sus pies, debe ser visto y trabajado. Esto extiende la longitud de sus manos sobre la cabeza y la longitud por debajo de sus pies. El diámetro de SU tubo será del tamaño del agujero formado por SU pulgar y el índice cuando se tocan.

RESPIRACIÓN NÚMERO SIETE: INHALE

Corazón: El amor. Hay otro refinamiento aquí que puede ser utilizado después de haber perfeccionado esta meditación.

Mente: Visualicen o sientan el tubo que atraviesa su cuerpo. Al instante de comenzar la séptima respiración, visualicen la brillante luz blanca del prana que se desplaza hacia abajo, al tubo por la parte superior y al tubo en la parte inferior, al mismo tiempo. Este movimiento es casi instantáneo. El punto en el que estos dos haces de luces se reúnen dentro de su cuerpo es controlado por la mente y es una vasta ciencia conocida en todo el universo. En esta enseñanza, sin embargo, sólo se mostrará lo que es necesario, lo que les llevará de la tercera a la cuarta conciencia dimensional. En este caso, van a dirigir los dos haces del prana a reunirse en su ombligo, o más correctamente, dentro de su cuerpo al nivel del ombligo, en el interior del tubo. En el momento en que estos dos haces se reúnen con el prana, que es igual al comienzo en la inhalación, una esfera de luz blanca o prana se está formando en el punto de encuentro del tamaño de un pomelo en el centro del tubo. Todo sucede en un instante. A medida que sigan tomando la séptima inhalación, la esfera del prana empieza a concentrarse y crecer lentamente.

Cuerpo: Para las próximas siete respiraciones utilicen el mismo mudra, inhale y exhale, el pulgar, primero y segundo se tocan con las palmas hacia arriba.

Respiración: Una profunda respiración Yóguica rítmica, siete segundos y siete segundos. No retengan la respiración a partir de ahora. El flujo de prana de los dos polos no va a dejar o cambiar en modo alguno cuando inhale y exhale. Será un flujo continuo que no se detendrá cuando respire de esta manera, incluso después de la muerte.

SÉPTIMA RESPIRACIÓN: EXHALE

Mente: La esfera pránica centrada en el ombligo sigue creciendo. En el momento pleno de exhalación, la esfera será de aproximadamente ocho o nueve pulgadas de diámetro (20 cm).

Respiración: No fuerce el aire de sus pulmones. Cuando los pulmones estén vacíos, naturalmente, de inmediato comenzarán la próxima respiración.

OCTAVA RESPIRACIÓN: INHALE

Corazón: Amor

Mente: La esfera pránica sigue concentrando energía vital y crece en tamaño

OCTAVA RESPIRACIÓN: EXHALE

Mente: La esfera pránica sigue creciendo en tamaño y alcanza el máximo al final de esta respiración. Este tamaño máximo es diferente para cada persona. Si coloca su dedo más largo en el centro de su ombligo, la línea sobre su muñeca que define su mano le mostrará el radio del tamaño máximo de esta esfera para USTED. Esta esfera pránica no puede crecer más grande.

NOVENA RESPIRACIÓN: INHALE

Mente: La esfera pránica no puede crecer más grande, así que lo que ocurre es que el prana comienza a concentrarse en la esfera. La apariencia visual es que el campo crece MAS BRILLANTE.

Respiración: La esfera crece más brillante y más brillante a medida que inhalan.

NOVENA RESPIRACIÓN: EXHALE

Respiración: Cuando exhala, el campo sigue creciendo más brillante y más brillante.

DÉCIMA RESPIRACIÓN: INHALE

Mente: Sobre la mitad del camino a través de este inhalar, ya la esfera sigue más brillante, la esfera pránica alcanza una masa crítica. La esfera se inflama en un sol, una brillante bola cegadora de luz blanca. Ahora están listos para el siguiente paso.

DÉCIMA RESPIRACIÓN: EXHALE

Mente: En el momento de exhalar, la pequeña esfera, de la longitud y diámetro de dos manos, se amplía. En un segundo, se combina con la respiración de la que hablamos, la esfera se expande rápidamente a la esfera de Leonardo, a los extremos de los dedos de sus brazos extendidos. Su cuerpo está ahora completamente rodeada por una gran esfera de luz blanca brillante. Han vuelto a la antigua forma esférica de respiración. Sin embargo, en este momento, este campo no es estable. Ustedes deben respirar tres veces más para mantener estable esta esfera.

Respiración: En el momento de exhalar, hagan un pequeño agujero con sus labios y soplen el aire con presión. Sienta como la esfera comienza a bombear, todo ello en el primer segundo de la presente exhalación, dejen ir todo su aire rápidamente. La esfera se ampliará en ese momento.

UNDÉCIMA RESPIRACIÓN: INHALE y EXHALE

DUODÉCIMA RESPIRACIÓN: INHALE y EXHALE

DECIMOTERCERA RESPIRACIÓN: INHALE y EXHALE

Mente: Relájense y sólo sientan el flujo del prana que se deriva de los dos polos y se juntan en el ombligo y, a continuación, amplía la gran esfera

Respiración: Respiren rítmica y profundamente. Al final del decimotercer aliento han estabilizado la gran esfera y están listos para la decimocuarta e importante respiración.

LA DECIMOCUARTA RESPIRACIÓN: INHALE y EXHALE

Corazón: Amor

Mente: Al inhalar la 14ª respiración, al comienzo mismo de la respiración, muevan el punto en que los dos haces del prana se encuentran desde el ombligo al esternón, el cuarto chakra dimensional. La gran esfera entera, junto con la esfera original, que también esta todavía en la esfera original, se mueve hacia arriba a un nuevo punto de encuentro dentro del tubo. Aunque esto es muy fácil de hacer, es un movimiento muy potente. La respiración de este nuevo punto en el tubo, inevitablemente, cambia su conciencia de la tercera a la cuarta dimensión de la conciencia, la conciencia de la tierra a la conciencia de Cristo.

Cuerpo: Este mudra se utilizará para el resto de la meditación. Coloque la palma izquierda en la parte superior de la palma derecha para los hombres y la palma derecha en la parte palma superior izquierda para las mujeres. Es un mudra que relaja.

Respiración: Respiren rítmica y profundamente. Sin embargo, si continúan respirando desde su centro Crístico, sin pasar por el Mer-Ka-Ba, que es lo que se recomienda, hasta que se hayan puesto en contacto con su Yo Superior, luego pasen a una respiración lenta. En otras palabras, una respiración rítmica, pero en una forma cómoda, donde su atención esté más en el flujo de la energía en movimiento hacia arriba y hacia abajo en el tubo donde se junta en el esternón y la esfera se amplifica. Sólo sientan el flujo. Utilicen su lado femenino solo para ser. En este momento no piensen, sólo respiren, sientan y sean. Sientan su conexión con Toda la Vida a través de la respiración Crística. Recuerden su conexión íntima con Dios.

MER-KA-BA, EL VEHÍCULO DE LA ASCENSIÓN

LAS TRES ÚLTIMAS RESPIRACIONES

Se les pide no intentar este CUARTA PARTE hasta que se hayan puesto en contacto con su Yo Superior, y si su Yo Superior les ha dado permiso para continuar. Esta parte es para ser tomada en serio. Las energías que entran en y alrededor de su cuerpo y espíritu son de tremendo poder. Si no están listos, se pueden lastimar a sí mismos. Si el Ser Superior les da permiso para entrar en el Mer-Ka-Ba, entonces no tengan miedo, ustedes estarán listos.

DECIMOQUINTA RESPIRACIÓN: INHALAR

Corazón: Amor

Mente: Sean conscientes de toda la estrella tetraedro. Dense cuenta de que hay tres estrellas tetraédricas más en su conjunto que se superponen unas a otras. Una de ellas es el propio organismo, y está bloqueada en su lugar y nunca, salvo en determinadas condiciones, se mueve. Esta colocada alrededor del cuerpo según la masculinidad o feminidad. El segundo conjunto de estrellas tetraedro es masculino en su naturaleza, es eléctrica, es literalmente la mente humana y gira a la izquierda en relación adonde mira su cuerpo, o para decirlo de otra manera, gira hacia su izquierda. El tercer conjunto de estrellas tetraedro es de naturaleza femenina, es magnética, es literalmente el cuerpo emocional humano y gira en sentido horario con respecto a donde mira su cuerpo, o para decirlo de otra manera, gira hacia su lado derecho.

Para ser claros, no estamos diciendo que el tetraedro rota de una manera para los hombres, y para la hembra en el otro sentido. Cuando decimos que toda la estrella tetraedro gira, nos referimos a todo.

Al inhalar la decimoquinta respiración, como es su inhalación, se dirán a sí mismos, a su cabeza, las palabras claves, VELOCIDAD IGUAL. Esto les dirá a su mente que ustedes desean que el conjunto de dos estrellas tetraédricas giratorias empiecen girando en direcciones opuestas a igualdad velocidad en el momento de la exhalación. Lo que significa que por cada rotación completa de los tetraedros de la mente, habrá una rotación completa del tetraedro emocional.

Cuerpo: Continúen con el mudra de las manos dobladas a partir de ahora.

Respiración: Respire Yóguica y rítmicamente una vez más, profundamente, pero sólo para las próximas tres respiraciones, después retorne a la respiración lenta.

DECIMOQUINTA RESPIRACIÓN: EXHALE

Mente: Los dos conjuntos tetraédricos despegan girando. En un instante, se desplazan a exactamente un tercio de la velocidad de la luz a los consejos exteriores. Ustedes probablemente no serán capaces de ver esto a causa de su enorme velocidad, pero pueden sentirlo. Lo que ustedes acaban de hacer es arrancar el motor del Mer-Ka-Ba. No van a ir a ningún lado, o a tener una experiencia. Es igual que encender el motor de un coche, pero con la transmisión en neutral.

Respiración: Hagan un pequeño agujero con sus labios al igual que lo hicieron para la respiración Número Diez. Soplen en la misma forma, como lo hicieron, y sientan los dos conjuntos tetraédricos despegar girando.

DECIMOSEXTA RESPIRACIÓN: INHALE

Mente: Al dejar salir el aire, los dos conjuntos tetraédricos despegan a un tercio de la velocidad de la luz a dos terceras partes de la velocidad de la luz en un instante. Mientras se acercan a los dos tercios de velocidad algunos fenómenos ocurren. Un disco de unos 55 pies (nota del traductor: 16,75 m.) de diámetro se forma alrededor del cuerpo al nivel de la base de la columna vertebral. La esfera de energía que se centra en torno a los dos conjuntos de formas tetraédricas, junto con el disco, crean una forma que parece un PLATO VOLADOR en todo su cuerpo. Esta matriz energética se llama Mer-Ka-Ba. Sin embargo, no es estable. Si ustedes ven o sienten, el Mer-Ka-Ba alrededor de ustedes en este punto, sabrán que es inestable. Se mueve lentamente. Por lo tanto, es necesaria la Decimoséptima Respiración.

Respiración: Igual que la respiración 16, hagan un pequeño agujero en su boca, y sople con presión. Es en este punto que la velocidad aumenta. Cuando sientan cada vez más velocidad, dejen salir todo su aliento con fuerza. Esta acción hará que la mayor velocidad sea obtenida totalmente y el Mer-Ka-Ba, se formará.

DECIMOSÉPTIMA RESPIRACIÓN: INHALE

Corazón: Recuerde que el amor incondicional debe sentirse para toda vida a lo largo de toda esta meditación o los resultados no se harán realidad.

Mente: Cuando respiren, díganse a sí mismos, a su cabeza, el código de las NUEVE DÉCIMAS DE LA VELOCIDAD DE LA LUZ. Este código le dirá a su mente para aumentar la velocidad del Mer-Ka-Ba a nueve décimas partes de la velocidad de la luz, que estabiliza la rotación del campo de energía. Asimismo, hagan algo más. Este universo de tercera dimensión en que vivimos está sintonizado a 9 / 10 de la velocidad de la luz. Todos los electrones en su cuerpo están girando alrededor de cada átomo en su cuerpo a 9 / 10 de la velocidad de la luz. Esta es la razón por la cual esta velocidad está activada.

Respiración: Respire rítmicamente y en una forma Yóguica.

DECIMOSÉPTIMA RESPIRACIÓN: EXHALE

Mente: La velocidad aumenta a 9 / 10 la velocidad de la luz y se estabiliza en el Mer-Ka-Ba.

Respiración: Igual que la respiración 15 y 16, hagan un pequeño agujero en su boca, y soplen con presión. Cuando sientan la velocidad de despegue, dejen ir la respiración con fuerza. Ustedes están ahora en su Mer-Ka-Ba estable y sintonizado en tercer dimensión. Con la ayuda de su Yo Superior, comprenderán lo que esto significa realmente.

DECIMOCTAVA RESPIRACIÓN: EL YO SUPERIOR

Esta respiración muy especial no se enseña aquí. Ustedes deben recibirla de su Yo Superior. Es la respiración que los llevará a través de la velocidad de la luz a la cuarta dimensión. Va a desaparecer de este mundo y reaparecer en otro que será su nuevo hogar por un tiempo. Este no es el fin, sino el comienzo de una expansión de la conciencia cada vez que regresan al HOGAR de su PADRE.

RECOMENDADOS

LA MEDITACIÓN Y EL AMOR SANADOR

RAJINDER SINGH

Rajinder Singh nos explica como la meditación y el amor tiene el poder sanador contra la enfermedad, llenando el vacío que origina nuestro dolor emocional.

7 DÍAS DE MEDITACIÓN PARA VOLVER A LA INFANCIA

OSHO

Osho nos enseña un método simple de 7 días de meditación para volver a la infancia. Inténtalo, no hay nada que perder. Si no ganas, tampoco perderás nada.

LA CONCIENCIA ESPIRITUAL Y LA MEDITACIÓN

PARAMAHANSA YOGANANDA

El gurú Paramahansa Yogananda nos enseña que la conciencia espiritual reside en la victoria absoluta por medio de la meditación sobre la conciencia humana.

YAMAS Y NIYAMAS LA GUÍA ÉTICA DEL YOGA

PATANJALI

Patanjali 200 a. de C. Es el nombre más grande en lo que se refiere al mundo del yoga. Ahora trae en esta entrega, la guía ética del yoga: Yamas y Niyamas.

MEDITACIÓN PARA DESCANSAR MENTE Y CUERPO

THICH NHAT HANH

Aprovecha ahora este espacio único que te regala la existencia en medio de la crisis; para la meditación y el descanso esencial de tu mente y de tu cuerpo.

LA MEDITACIÓN ES TU NATURALEZA Y ES TÚ SER

WILLIAM BLOOM

Donde termina la mente, comienza la meditación. La meditación es tu naturaleza intrínseca eres tú, es tú ser, es algo que está más allá de la finita mente.

LA MEDITACIÓN DINÁMICA Y LA KUNDALINI

OSHO

El método de la Meditación Dinámica tiene que ver con la kundalini. Este método debería canalizar toda la energía en una dimensión hacia el chakra siete.

VER INDICE A - Z