LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

HOME EMISORAS ESPIRITUALIDAD BUSQUEDA DE LA VERDAD CATEGORIAS ESPIRITUALIDAD FRASES ESPIRITUALIDAD MENU PRINCIPAL

NO TIENES DERECHO A SER INFELIZ NUNCA

11/07/2019

No tienes derecho a ser infeliz nunca - Barry Long - crecimiento - felicidad (GAA # 3289)

CRECIMIENTO - FELICIDAD

LA VERDAD DE LA VIDA EN LA TIERRA

Voy a contarte la verdad de la vida en la Tierra.

Pero no te va a gustar. No te va a gustar porque tú ya conoces esa verdad pero has decidido olvidarla. Te has empeñado en no recordarla. Así que vas a poner excusas para no oírla, para evitarla y dejarla en el olvido.

Es esta: No tienes derecho a ser infeliz – nunca.

Pero tú crees que sí. Así que en tu ignorancia vives íntima y voluntariamente infeliz, has convertido a la infelicidad en tu compañera de vida. Tú eres propenso a estar deprimido, taciturno, preocupado, resentido, frustrado, quejoso y malhumorado en cualquier momento. Nadie puede fiarse de que vayas a estar mucho tiempo sin ser infeliz. La infelicidad es más cercana y querida para ti que cualquier hombre, mujer o niño en tu vida. Así que normalmente se interpone entre tú y los demás, sumiendo incluso tus relaciones entrañables en desacuerdos y discusiones. No obstante, tú, inmutable, insistes en vivir tus peliagudas y problemáticas emociones, obligando a vivirlas también a los que están a tu alrededor, hasta que a ti te vuelva a apetecer ser agradable y simpático… hasta la próxima vez.

Y lo más terrible es que tú crees que esa es la forma natural de vida en la Tierra. Por eso toleras y excusas tus sórdidos modales infelices. Y con tu ejemplo contagias esta horrible enfermedad innatural a los niños. Mientras ocurre todo esto, tú crees que eres encantador y mereces ser más amado. Eres irresponsable. Deshonras la vida en la Tierra. Porque tú no amas la vida sino tu infelicidad.

¿Lo dudas? Entonces examinemos tu integridad.

LA VIDA ES BUENA

Tú no tienes derecho a ser infeliz, nunca. Porque la vida es buena.

La próxima vez que estés malhumorado, irritable, preocupado, de mala gana, impaciente o deprimido, ¿cambiarás inmediatamente, ahora, y vendrás a la vida? ¿O te aferrarás firmemente a tu infelicidad, esa cosa tan fea? ¿La defenderás? ¿Te dedicarás con firmeza a defender tu derecho a ser infeliz? ¿Lucharás por él? ¿Como quizás ahora te sientes inclinado a hacer? Si te aferras a algo que con tal devoción y lealtad es obvio que tienes que amarlo.

Tú has decidido olvidar que tu infelicidad es sólo tuya porque te conviene. Pero tú eres el único responsable de ella, es tu contribución personal a la infelicidad en la Tierra. Sólo puede vivir en ti mientras seas lo suficientemente egoísta, inmaduro e insensible para mantenerla. Nadie puede librarse de ella por ti. Nadie más quiere tu infelicidad, sólo tú.

¿Entonces por qué eres deshonesto contigo mismo? ¿Por qué finges quejándote cuando eres infeliz, si el que está causando la infelicidad, el que está aferrándose a ella todo el tiempo eres tú? Ahora déjame que te recuerde el resto de la verdad de la vida en la Tierra.

Tú no tienes derecho a ser infeliz, nunca. Porque la vida es buena.

La vida siempre es buena ahora. Deja que alguien te ponga un cojín sobre la cara, ahora, o cuando seas infeliz, y te darás cuenta. Si te dicen que tienes un cáncer y te queda un mes de vida, verás como cada problema, cada pedacito de patética infelicidad en tu vida de ahora, desaparece milagrosamente. Te darás cuenta instantáneamente de que la vida es buena. Y que es buena ahora, en este momento, en todo momento.

Te darás cuenta de que la vida no es ni ayer ni mañana, que no está en esa tierra soñada de infelicidad de pasado y futuro donde incubas y alimentas tu malhumor y tu resentimiento. El día que te mueras – que siempre está más cerca de lo que uno cree – tu único deseo será haber realizado la verdad de la vida.

¿Hay que obligarte a afrontar la muerte para que te des cuenta de que la vida es buena?

INFELICIDAD

En los eventos no hay infelicidad.

Toda infelicidad está en ti – en tu apego al derecho a ser infeliz cuando las cosas cambian, que es como debe ser. Nadie escapa a los eventos de la vida. Pero tú, en tu ceguera de infelicidad, no alcanzas a ver que esos eventos traumáticos sólo existen para ayudarte a despertar y realizar la verdad de la vida. Ese es el propósito de vivir, que también has decidido olvidar.

Tú siempre tienes una buena excusa para justificar tu infelicidad. Siempre culpas a alguien o algo; pero nunca a ti mismo, el único que tiene la culpa. Si alguien te hace algo, la ira te consume. Si alguien te falla, te traiciona, te defrauda, tú te sientes amargado o abatido. Si tu amante o un ser querido se muere o te deja, si pierdes tu trabajo o tu dinero, te sientes desconsolado, perdido en el dolor.

Así es cómo vive la mayoría de la gente. Pero eso no es la vida. Vivir así, ignorando la verdad de la vida, tiene que resultar traumático y doloroso, porque todo aquello por lo que vives tiene que morir, cambiar o pasar – pero tú sigues manteniendo la esperanza de que eso no ocurra. Intentar vivir con tal desesperación, con tal insensatez, es infelicidad.

ERES VIDA

Tú no sólo estás viviendo. Eres la vida.

Eres la propia vida, personificada sobre la Tierra. Y además, detrás de las incesantes subidas y bajadas de la personalidad, eres vida todo el tiempo – no sólo una parte del tiempo. La vida no cambia ni fallece. La vida sigue. ¿Ha habido algún momento en el que tú no siguieras, que no hayas podido pasar incluso en la crisis más profunda? Por supuesto que no.

La vida es buena porque es verdad. Y lo es en todo momento. Cuando renuncias al derecho a ser infeliz ahora... eres libre.

LIBERAR A TUS PRISIONEROS

¿Has hecho tú, la inteligencia en tu mente, liberado a tus prisioneros?

Dentro de la mayoría de las personas hay, podríamos decir, una jaula de bambú. Encerradas dentro de esa jaula, están las imágenes emocionales de todas las personas que tú, en el pasado, pensaste que te habían causado infelicidad. Llevas tus prisioneros en tu pecho. Todos los prisioneros – frustración, resentimiento, odio hacia las personas – son emociones muy intensas, en la forma de apegos a aquellas personas y a aquellos eventos pasados. Incluso si las personas han muerto, la emoción continúa en el pecho.

Si tienes algún prisionero en tu pecho, vas a ponerte emocional tan pronto como tengas algún pensamiento sobre él o sobre el evento. ¿Cómo puedes esperar ser inteligente si estás guardando prisioneros, si eres vulnerable a que alguien mencione sus nombres, o a encontrártelos en la calle?

El único camino para ser inteligente y libre de esos prisioneros, es liberarlos a todos, ¡ahora! ¿Cómo te atreves a estar resentido con alguien, o con lo que alguien te hizo? ¿Cómo te atreves a ser tan poco inteligente? ¿Cómo te atreves a odiar a alguien ? ¿Cuando naciste, naciste con el odio en ti? ¡Tú naciste inteligente! Naciste con una pura y hermosa inteligencia. ¿No se supone que eres responsable de tu vida? ¿O quisieras decir que otra persona es responsable de tu vida? ¿Quieres hacer a Jesús responsable de tu vida, o a Buda?

Te aferras a estos prisioneros porque tratas de hacerte especial. Nada te ha pasado que no le haya pasado a millones de personas. Quieres personalizarlo todo, y la persona no es inteligente. Pero ¿estoy diciendo la verdad? ¿Es eso la verdad?

Pero sabes, esos prisioneros están tan acostumbrados a estar encerrados en tu pecho que quieren regresar. Así que tienes que mantener tu puerta abierta. Debes ser inocente. ¿Qué es la inocencia? Inocencia es no guardar nada contra nadie. Tú haces lo que haces, haces lo que tienes que hacer, pero no debes guardar odio o resentimiento dentro de ti, porque eso no es inocencia.

FRASES DE BARRY LONG

«La iluminación es la iluminación.»

«La verdad que todo hombre y mujer busca estár en sí mismos.»

«El amor del hombre y la mujer es el comienzo del amor de Dios.»

«Si Dios existe, Dios puede ser experimentado; Pero solo por ti.»

«La acción purifica y equilibra. El pensamiento corrompe y desequilibra.»

«El amor está a tu alrededor como el aire y es el mismo aliento de tu ser.»

«La belleza es la única cosa no creada que puedes experimentar aparte de Dios.»

MAS FRASES DE BARRY LONG

MAS ARTICULOS DE BARRY LONG


   HOME   PRINT   + NUEVO   BOLETÍN  

RECOMENDADOS

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

NOTA IMPORTANTE

En este sitio evitamos convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo (La existencia). En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. La espiritualidad te da la iluminación. VER ADVERTENCIAS...

La espiritualidad acá en este sitio web deja de ser un negocio y una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. Arriesgar tu espiritualidad en manos de inexpertos es inútil, sigue a Dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo, esta en tu interior. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado, es presente absoluto y vive.

Despertarse es la espiritualidad, porque sólo despiertos podemos entrar en la verdad y descubrir qué lazos nos impiden la libertad. Esto es la iluminación. Es como la salida del sol sobre la noche, la luz sobre la oscuridad. Es la alegría que se descubre a sí misma, desnuda de toda forma, esta es la iluminación. El místico es el hombre iluminado, el que todo lo ve con claridad, porque está despierto. La espiritualidad y la iluminación de Dios Todo sobre nuestra verdad y nuestro amor, libera el sufrimiento de otros porque las religiones sólo aportan poco o nada y alejan de la verdad última.

La iluminación simplemente significa el día en que te des cuenta de que no había nada que lograr, no hay ningún lugar a dónde ir, no hay nada que hacer. Ya somos divinos y ya somos perfectos tal y como somos. Ninguna mejora es necesaria, absolutamente ninguna. Dios nunca crea alguien imperfecto. Incluso si tú te cruzas con un hombre imperfecto, veras que su imperfección es perfecta. Dios nunca crea algo imperfecto.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del continuo conflicto interno y externo, sino también el fin de la horrible esclavitud del pensar incesante. ¡Qué increíble liberación es!

LA ILUMINACION ESPIRITUAL
COLOMBIA - MEDELLIN

1997 - 2019