LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY CONCIENCIA VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS CONCIENCIA VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

NIÑOS EN PELIGRO

03/01/2018

Te fijas en un niño pequeño, incluso en un recién nacido, verás que sus manos están buscando a ciegas intentan encontrar algo. Ha empezado su viaje.

Niños en peligro - Articulos por Osho

LA INOCENCIA

Jesús dijo:
Si os no volvéis y os hacéis como los niños, jamás entraréis en el reino de los cielos.

La inocencia es coraje y claridad, ambas cosas. Si eres inocente no necesitas tener coraje. Tampoco necesitas tener claridad, porque no hay nada tan claro y tan transparente como la inocencia. La cuestión es cómo proteger nuestra propia inocencia. La inocencia no es algo que tengas que alcanzar. No es algo que tengas que aprender. No es un talento: pintura, música, poesía, escultura. No es ninguna de estas cosas. Es más parecido a la respiración, es algo con lo que naces.

La inocencia es la naturaleza de todo el mundo.
Todo el mundo es inocente al nacer.

¿Cómo puedes nacer y no ser inocente? El nacimiento significa que entras en el mundo como una tabla rasa, no hay nada escrito. Sólo tienes futuro, no tienes pasado. Ése es el significado de inocencia. Primero intenta comprender todos los significados de inocencia.

El primero es: no hay pasado, sólo hay futuro.

El pasado te corrompe porque provoca memorias, experiencias, expectativas. Las cuales, combinadas entre sí, te vuelven listo pero no claro. Te vuelven astuto, pero no inteligente. Pueden ayudarte a triunfar en el mundo, pero en el fondo de tu ser, serás un fracasado. Todo el éxito en el mundo no se puede comparar con el fracaso que tendrás que enfrentar finalmente, porque al final sólo te quedas con tu ser interno. Se pierde todo: tu gloria, tu poder, tu nombre, tu fama... empiezan a desaparecer como si fuesen sombras.

Al final sólo te queda con lo que tenías al principio.
Sólo te puedes llevar de este mundo lo que trajiste, nada más.

En India, la sabiduría popular dice que el mundo es como la sala de espera de una estación; no es tu casa. No te vas a quedar en la sala de espera para siempre. Ninguna de las cosas que hay en la sala de espera te pertenecen: los muebles, los cuadros de las paredes... Los usas —miras los cuadros, te sientas en la silla, descansas en la cama— pero nada te pertenece. Sólo te quedas unos minutos, o como mucho, unas horas, y después te irás.

El mundo es sin duda una sala de espera. Tal vez la espera no sea en segundos, en minutos, en horas, en días, quizá sea en años; pero ¿Qué diferencia hay entre estar esperando siete horas o setenta años?

¿Qué puedes obtener en este mundo? ¿Qué puedes llevarte contigo? ¿Tu nombre, tu prestigio, tu respetabilidad? ¿Tu dinero, tu poder... qué? ¿Tu erudición? No puedes llevarte nada. Tendrás que dejarlo todo aquí. Y en ese momento comprenderás que todo lo que poseías no era tuyo; la misma idea de posesión es errónea. Las posesiones te han corrompido.

Para aumentar tus posesiones —para tener más dinero, más poder, para conquistar más tierras— estabas haciendo cosas que ni tú puedes decir que están bien. Estabas mintiendo, no eras honrado. Tenías cientos de caras. No eras sincero con los demás o contigo mismo ni un solo instante; no podías serlo. Tenías que ser falso, mentir, Fingir, porque éstas son las cosas que te ayudan a triunfar en el mundo. La autenticidad no te va a ayudar. La honradez no te va a ayudar. La sinceridad no te va ayudar.

Sin posesiones, sin éxito, sin fama, ¿quién eres? No lo sabes. Eres tu nombre, eres tu fama, eres tu prestigio, eres tu poder. Pero, aparte de eso, ¿quién eres? Tus posesiones se han convertido en tu identidad. Te dan un sentido de identidad falso. Eso es el ego.

El ego no es algo misterioso, es un fenómeno muy sencillo. No sabes quién eres, y es imposible vivir sin saber quién eres. Si no sé quién soy, entonces ¿qué estoy haciendo aquí? Haga lo que haga, dejará de tener sentido. Lo primero y primordial es saber quién soy. Después, tal vez pueda hacer algo de acuerdo con mi naturaleza, que me dé satisfacción, que me lleve a casa.

Pero si no sé quién soy y sigo haciendo cosas, ¿cómo puedo llegar a donde debería ir mi naturaleza, a donde ésta me conduce? He estado yendo de aquí para allá pero nunca podré decir: «He llegado, éste es el lugar que estaba buscando.»

No sabes quién eres, necesitas sustituirlo con otra identidad falsa. Tus posesiones te dan esa falsa identidad.

Llegas al mundo como un observador inocente. Todo el mundo llega de la misma manera, con conciencia de la misma calidad. Pero empiezas a tratar con el mundo de los adultos. Ellos te pueden dar muchas cosas; tú sólo tienes una cosa para dar, y es tu integridad, tu amor propio. No tienes muchas cosas, sólo una, puedes llamarlo como quieras: inocencia, inteligencia, autenticidad. Sólo tienes una cosa.

Naturalmente, al niño le interesa mucho todo lo que ve. Quiere tener esto y aquello; es parte de la naturaleza humana. Si te fijas en un niño pequeño, incluso en un recién nacido, verás que sus manos están buscando a ciegas; intentan encontrar algo. Ha empezado su viaje...

Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
VER ESCRITOS Y GRAFICAS - FAMILIA
GRAFICAS - OSHO

IMPRIMIR
NIÑOS EN PELIGRO


RECOMENDADOS

LA SENSIBILIDAD DE LOS NIñOS DE CRISTAL

Los Niños de Cristal es la generación de niños que están naciendo en la Tierra después de los Niños Índigo. Su sensibilidad es una de sus características.

DOREEN VIRTUE

SER COMO NIñOS PARA ENTRAR AL CIELO

El pez no sabe dónde está el océano, a menos que lo saques del agua y eches en la arena, bajo un sol abrasador; entonces, sabrá dónde está el océano.

OSHO

EL NIñO QUE PUDO HACERLO

Este es un hermoso cuento de Eloy Moreno que habla de solidaridad y amistad, una lección muy bonita del verdadero poder interno que lleva cada ser.

OSHO

EL NIñO Y EL BURRO

Me contó mi madre hace tiempo que un señor hizo una boda de lujo; era tan rico que además de ofrecer lo mejor en comida, palacio de bodas, etc.

JBN

LA NIñA DE LA PELOTA DE BáSQUET

La pequeña Qian Hongyan es un verdadero ejemplo de lucha y superación. Esta pequeña perdió las piernas durante un accidente de tránsito a los 6 años.

LIE

NIñOS EN PELIGRO

Te fijas en un niño pequeño, incluso en un recién nacido, verás que sus manos están buscando a ciegas intentan encontrar algo. Ha empezado su viaje.

OSHO

LA SABIDURíA DE LOS NIñOS

Un niño enseña tres cosas al adulto: ponerse contento sin motivo, estar siempre ocupado en algo y exigir con todas sus fuerzas aquello que desea.

PAULO COELHO

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

REDES SOCIALES

VER BLOGSPOT VER INSTAGRAM VER TWITTER VER FACEBOOK VER PINTEREST

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020