AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | FRASES | A-Z
LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2018 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Pagina Principal
Emisoras de Musica MP3
Busqueda para iluminados
Visitados en 7 dias
Frases sobre Espiritualidad
Navegacion para moviles

BIOGRAFÍA DE MAITREYA

MAITREYA

14/06/2017

Biografía de Maitreya - Maitreya - Biografia - Personajes (GAA # 793)

CATEGORÍA N° 793
BIOGRAFIA - PERSONAJES

El EMERGER DE MAITREYA

MAESTRO DE SABIDURÍA

Un breve resumen

Todas las grandes religiones proponen la idea de una revelación adicional dada por un futuro Instructor. Los Cristianos esperan el regreso de Cristo, los Budistas buscan la llegada de otro Buddha (el Señor Maitreya), mientras los Musulmanes esperan al Imán Mahdi, los Hindúes a la reencarnación de Krishna y los Judíos al Mesías.

Los estudiantes de la tradición esotérica conocen todo esto como nombres diferentes de un solo individuo – Maitreya, el Instructor del Mundo, a la cabeza de la Jerarquía Espiritual de Maestros, y esperan su retorno inminente ahora.

En julio de 1977, Maitreya surgió de su Centro en los Himalayas, cuando menos se le esperaba, "como un ladrón en la noche". Desde entonces, El ha vivido en Londres como un hombre corriente preocupado por los problemas modernos – políticos, económicos y sociales. Desde marzo de 1978, ha estado apareciendo como un portavoz de la comunidad pakistaní-hindú. El no es un líder religioso, sino un educador en el sentido más amplio de la palabra – indicando la solución a la presente crisis mundial. Según las enseñanzas esotéricas, Maitreya se manifestó hace 2000 años en Palestina adumbrando(1) a su discípulo Jesús – ahora el Maestro Jesús. Esta vez Maitreya ha venido El mismo.

Maitreya no tiene intención de crear una nueva religión alrededor de El, tampoco de crear seguidores, sino enseñar a la humanidad "el arte de la realización del Ser". Los primeros pasos son "honestidad de mente, sinceridad de espíritu y desapego".

El interés social de Maitreya se refleja en su lista de prioridades: un suministro justo de comida apropiada, una provisión de vivienda adecuada para todos, atención sanitaria y educación como un derecho universal. Su mensaje social se puede resumir en unas pocas palabras: "compartid y salvad el mundo". Maitreya sabe que aceptaremos Sus consejos y que estamos en el umbral de una era de paz y buena voluntad.

No tratéis de adorarme, aconseja Maitreya. Si Me adoráis, estáis tratando de rebajaros. No quiero esto. Quiero que seáis iguales. Sois una chispa del Ser Supremo. No creáis que os encontráis por debajo de Mí.

Introducción

Una nueva era está naciendo

Nos hallamos a las puertas de un extraordinario período en la historia del mundo, una encrucijada en la que la humanidad está pasando por un gran cambio de conciencia. Esto se refleja en nuevas relaciones – políticas, económicas, religiosas, sociales, científicas y culturales – que en su manifestación crearán un tipo de civilización completamente diferente, una civilización en la que la verdadera naturaleza espiritual de la humanidad, conscientemente reconocida y demostrada, se manifestará por vez primera.

Estos cambios son el resultado de nuevas energías y fuerzas que entran en nuestro mundo. Una nueva era está naciendo. Este no es un concepto creado por grupos 'nueva era', ni es simplemente un pronóstico astrológico, sino un hecho científico que puede ser verificado en cualquier observatorio astronómico. Es el resultado de la precesión de los equinoccios o, en términos profanos, del movimiento de nuestro sistema solar alrededor de los cielos en relación a las 12 constelaciones de nuestro zodíaco. Nuestro sol hace un viaje en relación a estas constelaciones que tarda en completarse casi 26.000 años. Cada 2.150 años aproximadamente, nuestro sol entra en alineamiento, en una relación energética particular, con cada una de las constelaciones por turno. Cuando estamos en dicho alineamiento, decimos que nos encontramos en la era de esa constelación particular, y somos los receptores de poderosas energías cósmicas que emanan de ella. Durante 2.000 años aproximadamente, nuestro sol ha mantenido ese tipo de relación con la constelación de Piscis. Hemos estado en la era de Piscis.

Nuestra civilización presente, que ahora llega a su final, ha sido creada por nuestra respuesta a las energías de Piscis. Estas energías nos han dado ciertas grandes cualidades, y por encima de todo, la de la individualidad. La humanidad ha emergido del rebaño durante los 2.000 últimos años, y se ha vuelto cada vez más individual. Cada uno de nosotros es más capaz de demostrar su individualidad como alma particular y consciente en encarnación. Se trata de un gran paso adelante en la evolución de la raza.

La energía de Piscis también nos ha dado la cualidad del idealismo, la devoción a un ideal. Desgraciadamente, ha sido un tipo abstracto de idealismo, y sólo raramente hemos buscado llevar a la práctica estos ideales. Asímismo, a través de nuestra devoción, nos hemos aferrado firmemente a nuestros propios ideales, a costa de todos los demás. Cualquiera que sea lo que idealicemos y en la que creamos, cualquiera que sea nuestra propia ideología individual, comunal, o nacional, tenderemos a pensar que constituye la suma total de toda verdad – sea la Democracia, el Comunismo, el Fascismo, el Budismo, el Hinduísmo, u otros modos de enfocar la vida.

Esta devoción exclusiva a nuestro propio ideal ha dividido peligrosamente al mundo. La civilización de los 2.000 últimos años se ha caracterizado por grandes divisiones políticas, económicas, y religiosas. Esto es representativo del modo en que hemos manejado y expresado las energías de Piscis.

Nuestro sol se ha desplazado ahora lejos de la esfera de influencia de las energías de Piscis, y está entrando en el mismo alineamiento con la constelación de Acuario; estamos entrando en la era de Acuario. Las nuevas energías provinientes de Acuario tienen la cualidad de la síntesis. Conforme crezcan en potencia durante los próximos 2.150 años, crearán una fusión y una amalgama de la humanidad en modos que serían impensables hoy en día. Estamos iniciando ahora ese viaje de síntesis.

No hacemos solos el viaje. En toda la historia de la humanidad (que de acuerdo a las enseñanzas esotéricas tiene 18 ½ millones de años), nunca hemos estado solos. Hemos sido conducidos y guiados, enseñados, estimulados y protegidos (a veces abiertamente, pero lo más a menudo desde detrás del escenario) por un grupo de hombres que, bajo nuestro punto de vista, consideraríamos perfectos. Ellos se nos han adelantado en la evolución, y finalizado el viaje evolutivo en el que nosotros todavía estamos envueltos. Habiéndolo hecho así, y habiendo andado los mismos pasos que nosotros andamos hoy en día para evolucionar, Se han perfeccionado a Sí Mismos, y no requieren más experiencia encarnatoria sobre este planeta. Para Ellos es sólo un campo de servicio, un medio de que tomen sobre Sí Mismos la responsabilidad de supervisar nuestra evolución. Este grupo de hombres perfeccionados se conoce por muchos nombres: los Maestros de Sabiduría y los Señores de Compasión, la Gran Fraternidad Blanca, la Sociedad de Mentes Iluminadas, la Jerarquía Espiritual o Esotérica, los Guías y Hermanos Mayores de la Humanidad.

Estos Maestros han vivido, en su mayor parte, en remotas áreas montañosas y desérticas del mundo: los Himalayas, los Andes, las Montañas Rocosas, la Cordillera de las Cascadas, los Cárpatos, el Atlas, los Urales, el Gobi y otros desiertos. Desde estos retiros montañosos y desérticos, han supervisado benefactoramente la evolución de la humanidad durante incontables milenios. Mucho del trabajo de los Maestros es llevado a cabo por Sus discípulos, hombres y mujeres del mundo, gentes como Leonardo Da Vinci, Mozart, Lincoln, Einstein, y Madame Curie. Por un estímulo gradual de nuestra conciencia despierta consciente, los Maestros han estimulado a la humanidad hasta el punto en que nos encontramos hoy en día. Bajo dicho estímulo y guía, nuestras civilizaciones han surgido, florecido, cristalizado y muerto, y han sido renovadas una vez más, edad tras edad.

Al comienzo o al final de cada era, la Jerarquía de Maestros envía al mundo a uno de Sus Grandes para actuar como instructor del tiempo venidero. Históricamente, hemos conocido algunos de estos instructores bajo los nombres de Hércules, Hermes, Rama, Mithra, Confucio, Zoroastro, Vyasa, Krishna, Buddha, Cristo, y Mahoma. Son todos miembros del mismo grupo, la Jerarquía Espiritual de nuestro planeta.

Todas las religiones aguardan la llegada de un instructor: los cristianos, el retorno del Cristo; los hindúes el retorno de Krishna; los judíos, al Mesías; los musulmanes, al Imán Mahdi o Mesías; y los budistas, a Maitreya Buddha. Estos son diferentes nombres para un mismo individuo, el guía y líder de la Jerarquía Espiritual, el Maestro de todos los Maestros, el Instructor del Mundo, aquél a quien San Pablo y el Buddha llamaron "el instructor por igual de ángeles y hombres" – el Señor Maitreya, la Encarnación de la Conciencia Crística.

Hace dos mil seiscientos años, Gautama Buddha hizo la predicción de que en este momento vendría otro gran instructor, que inspiraría a la humanidad a crear una nueva y brillante civilización de oro basada en la justicia y la verdad. Su nombre sería Maitreya, un Buddha como El Mismo.

Hace dos mil años, en Palestina, la conciencia del Señor Maitreya entró en la de Su discípulo Jesús cuando el Bautismo. Durante tres años Jesús manifestó la conciencia del Cristo (el Señor Maitreya), y se convirtió en Jesús el Cristo, o el Mesías. Quinientos años antes, el Buddha operó a través de Su discípulo el Príncipe Gautama, y Gautama devino Gautama Buddha. Este es el antiquísimo modo de manifestación del Instructor.

Durante más de 500 años los Maestros han sabido que tarde o temprano se requeriría que volvieran al mundo cotidiano. La única duda era saber cuándo estaría la humanidad preparada para este extraordinario acontecimiento. La señal para este retorno se dió en Junio de 1945, al finalizar la guerra. El Señor Maitreya anunció Su intención de retornar una vez más; no sirviéndose del vehículo de uno de Sus discípulos, sino viniendo El Mismo en Su propia y plena presencia física, y trayendo consigo a un gran grupo de Sus discípulos, los Maestros de Sabiduría.

Maitreya dijo que vendría, lo más pronto posible, una vez que se hubiese restaurado en el mundo una cierta paz; cuando el principio de compartir empezase a gobernar los asuntos económicos; y cuando la energía que llamamos buena voluntad, el aspecto inferior del amor, estuviese manifestándose y conduciendo al establecimiento de relaciones humanas correctas. Prometió que cuando estas condiciones estuviesen empezando a tener lugar, cuando al menos nuestras mentes estuviesen moviéndose en estas direcciones, El no dejaría de volver.

Maitreya confiaba en volver hacia 1950. Se confiaba en que el dolor y el sufrimiento padecidos por la humanidad durante la guerra nos hubiesen escarmentado y conducido a un cambio de dirección. Pero no todas las naciones habían sufrido, y los poderes rápidamente retornaron a los modos codiciosos, egoístas, nacionalistas, interesados, y competitivos del pasado. Debido a la falta de un cambio en la humanidad, la venida de Maitreya se retrasó. Pero en Julio de 1977 Maitreya anunció que no iba a aguardar más.

El 8 de Julio de 1977 Maitreya descendió de Su retiro en los Himalayas, y llegó a Pakistán, donde permaneció algunos días para aclimatarse. El 19 de Julio llegó a Londres, Inglaterra, donde ha estado desde entonces como un miembro de la comunidad asiática. Allí trabaja, rodeado por un grupo de hombres santos, swamis de la India, a quienes entrena y enseña, y un grupo mucho más grande de gente ordinaria, no sólo de esa comunidad, sino personas inglesas, americanas, holandesas, japonesas, y otras que han encontrado el camino hacia El. Maitreya aguarda una invitación de la humanidad, a través de sus representantes, las redes mundiales de los medios de comunicación, para salir a la luz y comenzar abiertamente Su misión como Instructor del Mundo.

Cambio político, económico y social

Mientras tanto, desde detrás del escenario, ha estado transformando el mundo, dispensando potentes energías cósmicas de manera que creasen los trascendentales cambios de años recientes. A través de Su inspiración a Mikhail Gorbachov, la Guerra Fría ha finalizado. El Muro de Berlín se ha venido abajo, y Alemania se ha unificado 30 ó40 años antes de lo que nadie hubiera considerado posible. Análogamente, las demandas de justicia, libertad y participación que se dan a todo lo largo del mundo, han tenido lugar bajo Su estímulo.

El totalitarismo de la Unión Soviética, China y el Bloque del Este está disolviéndose. Finalmente, el totalitarismo en términos políticos se convertirá en algo del pasado. El totalitarismo económico también está a punto de colapsar. Maitreya ha dicho en uno de Sus mensajes dados a través de mí, que la humanidad debe verse a sí misma como una sola: hermanos y hermanas de una sola humanidad, bajo el único Dios. En concordancia con ello, debemos procurar que los alimentos, las materias primas, la energía, el conocimiento científico y las facilidades educativas del mundo pertenezcan a todos. Son dados a todo el mundo por providencia divina, y no deben ser usurpados ni derrochados ya más por la tercera parte del mundo, el mundo desarrollado, como sucede hoy en día.

En el mundo desarrollado usamos y derrochamos tres cuartas partes de los alimentos mundiales, y no menos del 83 por ciento de todos los otros recursos. En el mundo en desarrollo, el Tercer Mundo, con dos tercios de la población mundial, millones de personas están padeciendo hambre. Tienen que arreglárselas con una cuarta parte de los alimentos mundiales, y el 17 por ciento de los otros recursos. Como resultado, 1.200 millones de personas viven en absoluta pobreza. Eso significa que tienen ingresos inferiores a 100 dólares al año. La mitad de estas personas, más de 500 millones, no tienen nada. Llevan vidas miserables y atrofiadas, y mueren de desnutrición y de las enfermedades que resultan de ésta. Treinta y ocho millones de personas están literalmente muriéndose de hambre. Cada 2,4 segundos un niño del Tercer Mundo muere de hambre, cuando al mismo tiempo hay un 10 por ciento per cápita de exceso de alimentos pudriéndose en los almacenes del mundo desarrollado. Esta situación amenaza el bienestar del mundo.

Maitreya ha dicho, "¿Cómo puedo permanecer aparte y ver esta matanza, ver a Mis pequeños morir? No, amigos míos, eso no es posible. Por eso he venido tan rápidamente entre vosotros una vez más, para mostraros el camino, indicaros el sendero." El ha venido a enseñar a la humanidad la necesidad de compartir. "Compartir", dice El, "es divino. Cuando compartís reconocéis a Dios en vuestro hermano."

Si aceptamos el principio de compartir, si aceptamos que somos uno, si redistribuímos los recursos del mundo y creamos así justicia en el mundo, tendremos paz. Es el único modo en que tendremos una paz segura y duradera. Si no lo hacemos, y continuamos con nuestros modos de vida codiciosos, egoístas y competitivos, descubriremos que las tensiones inherentes a la división entre los patrones de vida del mundo desarrollado y los del mundo subdesarrollado, son tan grandes, que entrarán en erupción en forma de una tercera guerra mundial que destruirá toda vida. Tal es hoy en día la elección que se presenta delante de la humanidad. Maitreya dice, "Mi corazón Me dice vuestra respuesta, vuestra elección, y se alegra."

Maitreya ha previsto una debacle económica que, dice, comenzará en Japón. Pensamos en Japón como la nación más rica y con mayor éxito financiero del mundo, pero su mercado de valores está a punto de colapsar. Maitreya dice, "Esta burbuja debe estallar". Es una llaga que debe entrar en erupción y dejar salir toda la desigualdad y degradación que provienen, dice El, de la comercialización – la expresión de las fuerzas del mercado. Maitreya llama a las fuerzas del mercado las fuerzas del mal, pues las divisiones y las separaciones son inherentes a ellas.

Las fuerzas del mercado se apoyan, como teoría, en la idea de que todos partimos del mismo punto. Pero no hay país alguno, ni en el mundo desarrollado ni el subdesarrollado, donde exista una situación así. Toda nación tiene ricos y pobres. Las fuerzas del mercado se basan en la codicia humana. Su expresión es la comercialización, la cual, dice El, es un mal que atenaza a toda la humanidad. Maitreya dice que cualquier gobierno que siga ciegamente las fuerzas del mercado está conduciendo a su nación a la destrucción. Hoy en día, esto está ocurriendo en casi todos los países, lo que llevará a esta civilización al borde de la destrucción.

Cuando las bolsas, comenzando por Japón, colapsen, como están empezando a hacerlo ahora, las prioridades de todos los gobiernos cambiarán. La prioridad número uno será la provisión de alimento adecuado para todas las personas; en segundo lugar, la provisión de cobijo adecuado para todas las personas; en tercer lugar, la provisión de atención sanitaria y educación adecuadas para todas las personas. Estos son los derechos humanos básicos necesarios en todas partes para todas las gentes, y sin embargo no hay ningún país del mundo en el que todos ellos existan como un derecho universal. Cuando ocurra un colapso económico, la humanidad comenzará a reconocer que es una, y comprenderá la necesidad de cooperar y de compartir los recursos mundiales.

Además del totalitarismo político y económico, existe un tercer totalitarismo, el religioso, que está ahora alcanzando el apogeo de su poder. Se halla presente en Occidente a través de los grupos cristianos denominados fundamentalistas, y a través del poder del Vaticano; y en Medio Oriente y otros sitios, a través de los grupos islámicos fundamentalistas. Este totalitarismo está empezando incluso en religiones antaño tolerantes, como el hinduísmo y el budismo. El fundamentalismo es el resultado de la afirmación dogmática de nuestros propios ideales a expensas de cualquier otro ideal. Es una respuesta a la energía de Piscis, que es una energía del pasado.

Se acerca rápidamente el tiempo en que habrán pasado los totalitarismos político, económico y religioso, que niegan la libertad y el bienestar humanos, y el derecho de cada hombre a creer lo que desee. Una nueva libertad aguarda a la humanidad justo a la vuelta de la esquina. Pero esta nueva libertad necesita, por encima de todo, de la responsabilidad. Hemos de cargar sobre nosotros la responsabilidad de unos para con los otros. Maitreya lo dice en forma muy simple: "Tomad la necesidad de vuestro hermano como la medida de vuestra acción, y solucionad los problemas del mundo. No hay otro camino."

Maitreya ha dicho, "No he venido a fundar una nueva religión." Quienes le aguardan como instructor religioso probablemente se vean desilusionados. No ha venido para confirmar las creencias de los cristianos, los budistas, los hindúes, los judíos, o las de otras religiones. Dice que la gente debería continuar evolucionando dentro del modelo de sus propias tradiciones, cualesquiera que éstas sean. "No he venido a crear seguidores," dice. De hecho, dice, "Si me seguís" – si corréis detrás de mí, si tratáis de guardarme en vuestro bolsillo, si me reivindicáis – "me perderéis". También dice, "No quiero ni que creáis ni que no creáis en mí, quiero que me experimentéis." Sólo hay un modo de experimentarlo: en nuestro corazón.

Maitreya, en Su enseñanza sobre la naturaleza de la humanidad, dice, "Sólo el Ser importa". El identifica al Ser con Dios, el Señor, el Absoluto. "Sóis ese Ser, un ser inmortal." Dice que nuestros dolores y sufrimientos se deben al hecho de que nos identificamos con los vehículos del Ser: el cuerpo físico, los sentimientos emocionales, y las creaciones de nuestra mente. Preguntáos, "¿Quién soy yo?" Encontraréis que os identificáis con el cuerpo físico como el Ser, con vuestras emociones o estructura energética, o con las creaciones de vuestra mente, vuestras creencias y pensamientos. Maitreya subraya la importancia del respeto a uno mismo, la conciencia despierta y el desapego. "El respeto a uno mismo es la semilla de la conciencia despierta," dice El. "Sin desapego no hay salvación."

El proceso del Emerger

En años recientes, Maitreya ha estado apareciéndose a individuos (tanto a importantes líderes mundiales como a gente ordinaria) y a grupos de personas, grandes y pequeños, a todo lo largo del mundo. De este modo, está afectando gradualmente los acontecimientos mundiales, y dando a conocer Su presencia. Se aparece a los individuos de uno de estos tres modos: lo más común es que sea en los sueños de las personas; en segundo lugar, como una visión – no en un sueño, pero tampoco en una forma totalmente sólida; y en tercer lugar, como persona física sólida que de repente se aparece delante de ellos y luego desaparece.

El 11 de Junio 1988 se apareció milagrosamente, a partir de la nada, ante 6.000 personas, en un encuentro de oración que se celebraba en Nairobi, Kenia. La gente Le reconoció instantáneamente como el Cristo. Les habló durante unos minutos en perfecto swahili, la lengua local, y luego desapareció tan asombrosamente como había llegado, dejando detrás unas 30 ó 40 personas completamente curadas de sus enfermedades. Desde entonces, Maitreya ha aparecido milagrosamente delante de grandes grupos de personas en México, Rusia, Alemania, Suiza, Austria, Checoslovaquia, Rumania, Escocia, Noruega, Oriente Medio, el Norte de Africa, India y Pakistán. Próximo al lugar de la mayoría de estas apariciones se encontrará un agua curativa milagrosa. Esto ya ha sucedido en Tlacote (cerca de Ciudad de México), Düsseldorf (Alemania), y Nueva Delhi (India). Maitreya continuará haciendo esto hasta que la gente comience a hablar, los medios a tomar nota, y devenga universalmente conocido.

Maitreya será entonces invitado a hablar por los medios de comunicación internacionales, directamente al mundo entero, a través de las redes de televisión interconectadas por satélites. En ese Día de la Declaración, veremos Su rostro en televisión en cualquier parte que nos encontremos. La afirmación de la Biblia, "Todos los ojos Le verán", se cumplirá, y del único modo en que puede cumplirse. Veremos Su rostro, pero El no hablará. Sus pensamientos, Sus ideas, Su llamada a la humanidad para que ponga en práctica la justicia, el compartir, las correctas relaciones y la paz, tendrá lugar en silencio, telepáticamente. Cada uno de nosotros Le oirá internamente en su propia lengua. De este modo, representará una vez más, y a escala mundial, los sucesos de Pentecostés de hace 2.000 años, que son auténticos.

Al mismo tiempo, la energía que El encarna – el principio Crístico, la energía del amor – fluirá con tremenda potencia a través de los corazones de toda la humanidad. El ha dicho, "Será como si Yo abrazase al mundo. La gente lo sentirá incluso físicamente." Esto evocará una respuesta intuitiva y sincera a Su mensaje. Simultáneamente, en el plano físico externo, habrán cientos de miles de curaciones milagrosas a todo lo largo del planeta. De estos tres modos sabremos que Maitreya es el Cristo, el Instructor del Mundo, venido para todos los grupos, religiosos y no religiosos por igual, un educador en el sentido más amplio, que está aquí para ayudarnos a cumplir nuestro destino como Dioses en encarnación.

Maitreya y Su grupo de Maestros han venido a mostrarnos el camino, a inspirarnos y guiarnos para crear las condiciones en las que esa divinidad pueda manifestarse correctamente. Han venido a enseñarnos quiénes somos. Maitreya ha dicho, "He venido a enseñar el arte de la realización del Ser o realización de Dios. Tal es el destino de todas las gentes del mundo."

Quienes nos encontramos ahora en encarnación tenemos una responsabilidad extraordinaria. Es por ello que estamos en el mundo en este momento. Cada generación trae a la encarnación a quienes están equipados con el conocimiento necesario para resolver los problemas de su tiempo. Hemos de solucionar los problemas de hoy en día y los del futuro inmediato, y decidir de una vez por todas si la raza humana continuará o no – hacer la elección de la justicia, el compartir, las correctas relaciones, y la paz, o destruir toda vida. Maitreya no tiene duda alguna de que haremos la elección correcta.

1977 - 1997

Veinte años del emerger de Maitreya

Hace veinte años, el 19 de julio de 1977, Maitreya, el Instructor del Mundo, llegó a Londres desde Su retiro en los Himalayas, y se estableció en la comunidad asiática, comenzando el proceso de Su emerger. En las últimas dos décadas han tenido lugar enormes transformaciones en el mundo debido a la presencia de Maitreya y al influjo de Su extraordinaria energía. Acontecimientos que se creían imposibles a finales de los años 70 se conviertieron en realidad mientras la gente presenciaba los informes televisados de los acontecimientos que se sucedían: el final de la "guerra fría"; la reunificación de Alemania del Este y Oeste; el fin del apartheid en Sudáfrica y el creciente poder de la voz del pueblo en todo el mundo desembocando en demandas de libertad y justicia.

Benjamin Creme, el embajador itinerante de Maitreya, ha estado durante los últimos 20 años preparando el camino y creando el clima de expectativa del emerger de Maitreya. Desde su primera charla en 1974, millones de personas han escuchado el mensaje y miles han sido inspiradas a trabajar para el emerger de Maitreya. Los principales centros en Londres, Amsterdam y Los Angeles sirven de unión a los cientos de grupos de todo el mundo involucrados en la Meditación de Transmisión y en dar a conocer la historia. Los libros de Benjamin Creme han sido traducidos a 10 idiomas, la revista Share International en sus diferentes idiomas llega ahora a 70 países, y más de dos millones de copias del periódico Emergence Quaterly en sus diferentes idiomas han sido distribuidos desde 1992.

Predicciones de Maitreya

Desde 1998, Maitreya realizó una amplia serie de predicciones que fueron publicadas en la revista Share International y distribuidas como comunicados de prensa a los medios de comunicación del mundo. Nunca antes se habían realizado predicciones tan exactas. A continuación se ofrece una selección: "Los Palestinos tendrán su tierra natal" (Junio 1988); "Gorbachov será reemplazado" (Octubre 1988); "Líbano se despertará al claro cielo de la paz" (Julio 1989); "Terry Waite y sus compañeros rehenes serán liberados" (Abril 1990); "Un demócrata se convertirá en el próximo presidente de EEUU" (Enero 1991); "La Sra. Thatcher dimitirá de su puesto" (Septiembre 1988); "En las calles de Gran Bretaña las masas de gente se revelarán contra el Impuesto de Capitación" (Julio 1989)

Un gran acontecimiento que, dice Maitreya, podemos esperar ver en el futuro cercano y que el anunció ya desde 1988: una caída internacional de las bolsas, que comenzará en Japón.

Señales

Durante varios años Maitreya y un grupo de Maestros han estado creando abundantes señales de Su retorno. Al acercarse el emerger completo de Maitreya, y al hacerse estos milagros más frecuentes, los medios de comunicación están comenzando a vincular estos sucesos fenomenales: las estatuas hindúes que beben leche; un icono de Jesús en Belén que llora y parpadea; una Virgen color arcoiris de 11 metros en una ventana de un banco en Florida; cruces de luz de 12 metros en la iglesia de Knoxville, EEUU; una niña libanesa musulmana que llora trozos de cristal cortantes; aguas curativas milagrosas en México, India y Alemania; "autoestopista que desaparece"; rescates por "ángeles".

"Nunca corráis tras de mí. Estoy siempre con vosotros. Si corréis tras los 'poderes' de los santos, etc, os perderéis. Correr es alejarse de vuestro Ser. Estoy en vuestro corazón. Sed honestos, sinceros y desapegados, y me experimentaréis en vuestro interior. Lo supremo nunca puede alcanzarse alejándose del Ser."

FRASES DEL AUTOR MAITREYA

HOME
PRINT
+ NUEVO
NEWS



LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018