LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY MUERTE VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS VIDA VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

HUMILDAD VERDADERA

Humildad es la esencia de la austeridad y está siempre al principio, pero no hay principio ni final. Esto es bienaventuranza más allá de toda medida.

Humildad verdadera - Articulos por Jiddu Krishnamurti

La Esencia de la Humildad

La humildad es la esencia de la austeridad. Reconocer la humildad es negarla. Uno sólo puede reconocer la vanidad. Podemos ser conscientes de nuestra vanidad, pero no podemos ser conscientes de la humildad. La austeridad, la austeridad del monje o del santo, es el cruel movimiento del devenir, el cual es ilusión. Esta crueldad pertenece a la violencia, la imitación, la obediencia, en las que no existe lo anónimo. El monje y el santo pueden adoptar un nombre diferente, pero este nombre es el manto que cubre las heridas del conflicto. Y eso es igual con cada uno de nosotros, porque todos somos idealistas. Conocemos la vanidad y no podemos conocer la humildad. Nuestra humildad es lo opuesto de la vanidad, y todos los opuestos se contienen el uno al otro. El devenir, el “llegar a ser”, por secreto o anónimo que sea, jamás puede encontrarse en la naturaleza de la humildad. La humildad no tiene opuesto, y sólo las cosas que tienen opuesto pueden reconocerse entre sí.

Negar el orgullo no es conocer la humildad. Morir para lo conocido es lo positivo de lo desconocido. Uno puede morir para lo conocido conscientemente, deliberadamente, con pleno conocimiento de todas sus implicaciones, pero no podemos conocer aquello que no es conocible. No podemos conocer algo desconocido como la humildad. En el campo del devenir, el movimiento es de lo conocido a lo conocido; cuando morimos a esto, aparece otra cosa que no puede ser abarcada por una mente que aún se encuentra dentro de las limitaciones de lo conocido: la memoria, la experiencia, el conocimiento. El “ser” no es la terminación del “llegar a ser”. Cuando es reconocido como “ser”, sigue siendo parte del “llegar a ser”, del devenir, en el cual están implicados el esfuerzo, la desdicha y la confusión.

La meditación no es un truco de la mente que se enfrenta a un problema insoluble y entonces se obliga a sí misma a permanecer quieta. Es obvio que una mente aturdida se ha vuelto insensible, irresponsable y, por tanto, incapaz de ver nada nuevo. Y lo nuevo no es lo opuesto de lo viejo.

La meditación es el descubrimiento de todo este proceso del devenir y del ser ‑la negación del devenir a fin de ser-. Una mente meditativa puede ver todo esto de una sola mirada, y esta mirada no incluye en absoluto el tiempo. Ver la verdad no es una cuestión de tiempo; o la vemos o no la vemos. La incapacidad de ver no puede volverse capaz de ver.

Por lo tanto, la negación es el movimiento de la meditación, y no hay camino ni sendero ni sistema que puedan conducir a una mente superficial y parlanchina hasta las alturas de la bienaventuranza. El ver esto instantáneamente es la verdad que libera de sí misma a la mente superficial.

Y la humildad está siempre al principio, pero no hay principio ni final.
Y esto es bienaventuranza más allá de toda medida.

Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
HUMILDAD VERDADERA
GRAFICAS - JIDDU KRISHNAMURTI

IMPRIMIR
HUMILDAD VERDADERA


RECOMENDADOS

LA ARROGANCIA Y SU NATURALEZA

Exige más comprensión que conocimiento. Unos por tener un poco más de conocimiento o creer que tienen se sienten con derecho de subestimar los demás.

JIDDU KRISHNAMURTI

HUMILDAD O SOMETIMIENTO

La humildad debe estar basada en la aceptación y no en el sometimiento. Los verdaderos humildes aceptan siempre toda la verdad absoluta manifestada.

JEBUNA

QUIEN TE GOLPEE LA MEJILLA, OFRéCELE LA OTRA

La Ley dice: ojo por ojo. Si alguien te quita un ojo, quítale tú el suyo. En la tradición judía, no existen esas raíces, porque los judíos dicen que.

OSHO

LA HUMILDAD

Se deja ver de vez en cuando en el que llaman hombre humilde: él se cree más humilde que nadie; y eso es ego. La humildad no conoce ese lenguaje.

OSHO

DE LA INNECESARIA HUMILDAD HUMANA

Mirando el Universo, La Tierra, las especies vivas, al ser humano, su evolución, solo queda la posibilidad inteligente de ver lo pequeños que somos.

MAURICIO AMAYA

LA VERDADERA FACETA DE LA HUMILDAD

En la espiritualidad no es difícil dejar de escuchar la palabra humildad. El religioso es lo que más reclama a quien se atreve abatirse en una charla.

JEBUNA

¡QUE DIFíCIL RESULTA A VECES ENCONTRAR LA HUMILDAD!

La humildad no se es, sino que se vive en ella y no me refiero a vivir de manera humilde en el terreno material, sino a ser humilde de espíritu.

OSHO

HUMILDAD VERDADERA

Humildad es la esencia de la austeridad y está siempre al principio, pero no hay principio ni final. Esto es bienaventuranza más allá de toda medida.

JIDDU KRISHNAMURTI

PENSAMIENTO DE HUMILDAD

Humildad es aceptar que Dios es todo, muy diferente a tolerar que es alguien pero cuando alguien personifique a Dios Todo y Eterno, perdónalo.

OSHO

LO GRANDE DE LA HUMILDAD

El sabio actúa sin proclamar resultados. Archiva sus méritos y no se queda arrogantemente en ellos, no desea demostrar su superioridad ante los demás.

JBN

HUMILDAD FALSA

La humildad está basada en la aceptación y no en el sometimiento, Jesús el Nazareno, el Cristo, un hombre que acepto la voluntad de Dios con humildad.

JEBUNA

HUMILDAD Y FLEXIBILIDAD

Dedíquese a construir y aportar, dejando de lado el ego y la rigidez. La humildad y la flexibilidad son valores necesarios en un mundo de mutaciones.

GONZALO GALLO

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

REDES SOCIALES

VER INSTAGRAM VER FACEBOOK VER TWITTER VER PINTEREST VER BLOGSPOT

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019