FRASES CHARLES DICKENS

FRASES Y CITAS CHARLES DICKENS

CHARLES DICKENS

FRASES CHARLES DICKENS

ESCRITOS CHARLES DICKENS

  • Si te corresponde, ámala. Si te hace daño, ámala. Si te rompe el corazón, ámala. Y si las heridas del corazón se hacen más profundas conforme crece y se hace más fuerte, ámala, ámala.
  • En una palabra, he sido demasiado cobarde para hacer lo que sabía que era correcto, al igual que he sido demasiado cobarde para evitar hacer lo que sabía que era incorrecto.
  • Miré a las estrellas y pensé en lo terrible que sería que un hombre las mirase en el momento de su muerte, y no encontrase ni ayuda ni compasión en tan brillante multitud.
  • Hogar es una palabra muy fuerte. Más fuerte de la que cualquier mago alguna vez ha dicho o a la que un espíritu haya acudido en respuesta al más poderoso de los conjuros.
  • La diferencia entre la construcción y la creación es que lo que se construye se ama después de ser construido, mientras que lo que se crea se ama antes de ser creado.
  • Nunca podría haber logrado lo que logré sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia; sin la determinación de concentrarme en una sola tarea a la vez.
  • La amé contra toda razón, contra toda promesa, contra toda paz, contra toda esperanza, contra toda felicidad, contra todo obstáculo que pudo haber.
  • El crédito es lo mismo que un pirata con dos patas de palo que acude a otro pirata con dos patas de palo para que de fe que su piernas son reales.
  • La comunicación eléctrica jamás será un sustituto de la comunicación cara a cara con alguien cuya alma nos alienta a ser valientes y verdaderos.
  • Dios sabe que jamás debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, ya que son la lluvia que barre el polvo cegador que cubre nuestros corazones.
  • El crédito es un sistema por el cual una persona que no puede pagar hace que otra persona que no puede pagar garantice que sí puede pagar.
  • Un hecho maravilloso para reflexionar es que toda criatura humana está concebida para ser un misterio indescifrable para cualquier otra.
  • La familia no son solo aquellas personas con las compartimos la sangre, sino también aquellas por las que derramaríamos nuestra sangre.
  • El hombre se siente afortunado si es el primer amor de una mujer. Una mujer se siente afortunada si es el último amor de un hombre.
  • Hubo un tiempo, largo y duro, cuando intenté olvidar lo que había desperdiciado y cuando era demasiado ignorante para ver su valor.
  • En una era tan utilitarista, más que en cualquier otro tiempo, es de gran importancia que los cuentos de hadas sean respetados.
  • Ocultar algo a aquellos a los que quiero no está en mi naturaleza. No puedo sellar mis labios allá donde he abierto mi corazón.
  • Cuando un hombre sangra por dentro, es peligroso para él, pero cuando ríe para adentro, es presagio de algún mal para otros.
  • A lo largo de la vida, nuestras peores debilidades y mezquindades suelen estar al servicio de las personas que más odiamos.
  • Concéntrate en todo lo bueno que te pasa, que a todos nos pasa mucho; y no en las desgracias, que a todos nos pasa alguna.
  • Espero que el amor verdadero y la verdad sean finalmente más fuertes que cualquier mal o infortunio que haya en el mundo.
  • Un sueño, solo un sueño que acaba en nada y que deja al soñador donde yacía. Pero quiero que sepas que tú lo inspiraste.
  • Espero que el amor verdadero y la confianza al final sean más fuertes que cualquier mal o des venturanza en el mundo.
  • Las mujeres siempre pueden decir las cosas con menos palabras, excepto cuando están furiosas. Entonces se explayan.
  • Existen sombras muy oscuras en esta tierra, pero por contraste, existe una luz muy brillante para ahuyentarlas.
  • Las cosas que nunca sucedieron tienen en ocasiones consecuencias tan reales como aquellas que se consiguieron.
  • Nadie que sepa leer mira un libro de igual manera que aquel que no sabe, aunque esté cerrado y en un estante.
  • El oro ciega más al hombre, destruye más sus valores y adormece más sus sentimientos que el humo del carbón.
  • Ten un corazón que nunca se endurezca, un temperamento que nunca se canse, y un tacto que nunca haga daño.
  • Saber demasiado es funesto para quien no sepa moderar su lengua. Es como un niño que tuviera un cuchillo.

30 a 60 FRASES CHARLES DICKENS

ESCRITO RECOMENDADO

CHARLES DICKENS

CUENTO DE NAVIDAD

CUENTOS