AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

CÚRCUMA O TURMERIC ANTIOXIDANTES Y PROTECTOR

MARIO CHAVES

19/02/2017

Grafica 'Cúrcuma o turmeric antioxidantes y protector' Categoria 'Salud' Palabra 'Alimentacion'

CATEGORIA N° 44 SALUD y ALIMENTACION

Sus propiedades antioxidantes y poderes protectores

Desde hace algunos años hemos estado interesados en desarrollar un sistema cada vez más acorde con la naturaleza en lo concerniente con los hábitos alimentarios, especialmente buscando en las Tradiciones de los Nativos Americanos y de otras culturas milenaria como la Arya (Hindú), los “antídotos” para contrarrestar los efectos tóxicos de un mundo cada vez más envenenado.

Así nos encontramos con el Turmeric o Cúrcuma que por su sabor y color ha sido usado por miles de años. Aunque su uso tradicional ha sido como preservativo y colorante alimentario particularmente entre productos con tendencia a ranciarse como las grasas y aceites y como saborizante como el curry, las investigaciones modernas confirman el valor terapéutico de los Curcuminoides, las sustancias activas del turmeric y plantas relacionadas, especialmente en casos de dolor e inflamación, como poderoso antioxidante protector de los agresivos radicales libres, diabetes, problemas cardiacos, incluso cáncer y sida. En estas pocas líneas resumiremos los aspectos científicos más importantes hallados hasta la fecha.

En la National Library of Medicine´s Medline se encuentran cientos de artículos acerca del turmeric. A la fecha de nuestra pesquisa, Medline contaba con 193 artículos sobre el turmeric y los curcuminoides, de los cuales 42 hablaban acerca de su seguridad y toxicidad, 16 en su papel de antioxidantes, 34 sobre sus bondades contra el cáncer, 23 como antiinflamatorio, 5 como preventivo de problemas cardiacos y 3 más tratan de la posibilidad de que la infección por VIH no progrese a su estado clínico de sida. Adicionalmente, hay muchos estudios privados tales como el Reporte Sabinsa. Afortunadamente, usted no tiene que leer estos estudios ya que aquí los hemos referenciado en su totalidad.

Estamos muy contentos por los datos encontrados en dicha revisión científica ya que por muchos años hemos venido consumiendo cúrcuma en nuestra dieta, recomendado a los pacientes en sus dificultades de salud, así como enseñado a los asistentes del Seminario- Taller BioArmonía para una Vida Mejor que se imparte a escala nacional e internacional a las personas interesadas en reconocer las causas ocultas de sus dolencias y lograr una calidad de vida mejor.

Hoy contamos con 11 vitaminas que son esenciales en la dieta humana y otros nutrientes tan importantes como ellas. Para una óptima salud nosotros también necesitamos antioxidantes y otros factores complementarios como carotenos, bioflavonoides, cianidinas y ácido lipóico. Cientos de estas sustancias benéficas se encuentran en la comida y deberíamos sacar provecho de ello en pos de lograr una vida más larga y mejor.

Hay buenas razones para el consumo de los antioxidantes de manera rutinaria. Ellos trabajan sinergéticamente. Algunos antioxidantes reciclan otros nutrientes antioxidantes que se han oxidado a causa de los radicales libres. También difieren en su almacenaje y transporte. Algunos actúan primariamente en la fase acuosa del torrente sanguíneo, otros en partículas lipoproteicas de la sangre, otras a nivel de las membranas celulares, en el citoplasma celular, y otras a nivel del núcleo celular. Los antioxidantes varían en concentración y el nivel de acción de la prodigiosa vitamina E es por ejemplo, diferente al de la vitamina C. Realmente necesitamos consumir una buena cantidad de frutas y verduras para lograr unos niveles óptimos de los nutrientes antioxidantes principalmente los curcuminoides.

Un poco de Historia

La Curcuma longa, conocida también como turmeric es miembro de las Zingiberaceae o familia del ginger o jengibre ampliamente extendidas entre el antiquísimo pueblo Indo-Europeo por su color amarillo-dorado semejante a la luz solar. Esta cultura conocida como Arya rindió culto al sistema solar y atribuyó poderes protectores especiales a ciertas plantas, como el turmeric o cúrcuma, productor de tinturas amarillo-solares. El turmeric, mejor conocido en Sánscrito como Haridra, tiene una rica historia en India y se ha usado por 10 siglos en el sistema Ayurvedico de curación. Allí es conocido por 46 sinónimos, tales como Pita (amarillo), Gauri (brillante) y otros términos que significarían “noche”. Esta referencia puede provenir de una tradición que sugiere a la mujer casada aplicarse turmeric sobre sus mejillas al anochecer, como anticipación a la visita de la diosa Lakshmi. Esta costumbre, aún practicada en algunas partes de la India, es probablemente un remanente de la antigua tradición solar. El brillante color amarillo del turmeric indujo su uso comercial como agente colorante para diferentes artículos, incluyendo algodón, seda, papel, madera, comestibles y cosméticos.

En Ayurveda, el tradicional sistema curativo de la India, que quizás data de 6000 años de antigüedad, el turmeric se usa internamente como tónico estomacal y purificador sanguíneo; y externamente en prevención y tratamiento de afecciones de la piel. Medio gramo dos veces al día se toma en casos de flatulencia (gases) y dispepsias (indigestión). Se prescribe en enfermedades del hígado especialmente en ictericia, como también afecciones del tracto urinario. En catarros y resfriados crónicos se bebe previo calentamiento en leche. Mezclado con polvo de alumbre en proporción de 1:20 en problemas crónicos de oído. En afecciones dérmicas el jugo del rizoma fresco se usa para eliminar parásitos que infectan la piel, y el polvo de turmeric unido con aceite vegetal (preferiblemente ajonjolí o sésamo) se usa para suavizar la piel. En pénfigo (una enfermedad caracterizada por grandes ampollas en la piel y las membranas mucosas resultantes de quemaduras y comezón), una capa gruesa de aceite de mostaza y turmeric en polvo se aplica sobre la piel para aliviar el dolor y la inflamación facilitando su pronta mejoría. En sarampión y viruela la aplicación del turmeric ayuda el proceso de encostramiento. Mezclado con bórax como una pasta se puede aplicar turmeric para reducir la hinchazón de tejidos debido a la inflamación. Lavar los ojos con una mezcla de 1 onza de turmeric con 20 de agua puede ser de gran ayuda en casos de infecciones y enrojecimiento ocular. En nuestra experiencia ha sido formulado para afecciones propias del aparato reproductor femenino (flujos, endometriosis) como ducha vaginal, en todo caso de dolor (artritis) y para regenerar el páncreas en casos de diabetes. El turmeric o cúrcuma ejemplifica así cómo una hierba tiene aplicaciones clínicas a través de las edades.

El valor medicinal del turmeric encontró gran relevancia cuando se descubrió las propiedades antioxidantes de los compuestos fenólicos naturales. Así pues, el rizoma seco de la Curcuma longa con sus aplicaciones tradicionales como condimento, preservativo de alimentos y agente colorante, ha demostrado ser una fuente importante de compuestos fenólicos colectivamente denominados curcuminoides. Los curcuminoides se refieren entonces a un grupo de compuestos fenólicos presentes en el turmeric quienes son químicamente relacionados con el ingrediente principal: la curcumina. Son tres los principales curcuminoides que han sido aislados del turmeric: curcumina, dimetoxicurcumina y bidimetoxicurcumina. Todos ellos son los responsables del color dorado de las raíces del turmeric.

La estructura química de la curcumina fue determinada en 1910 por Lampe, se aisló en los 70s y en los 80s el uso médico potencial de los compuestos curcuminoides se estudiaron extensivamente. Las continuas investigaciones clínicas y de laboratorio demuestran que el turmeric y sus fenoles tienen unas propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias únicas. 1,3-7 El potencial uso en la prevención de cáncer y el tratamiento de los infectados por el virus del VIH son sujeto de intensas investigaciones tanto clínicas como de laboratorios.2,8,9

Este interesante descubrimiento sobre los curcuminoides, concierne también a los efectos tóxicos encontrados en los compuestos fenólicos sintéticos como el BHT y BHA, tan usados como preservativos en la alimentación “chatarra” (cereales, chicles, papas fritas, aceites, etc.) y que podrían ser reemplazados por los naturales no tóxicos de la cúrcuma.

Propiedades antioxidantes

Para explicar dichas propiedades es necesario comprender el papel del oxígeno en nuestro cuerpo. La disponibilidad del oxígeno es crucial en el metabolismo; sin embargo, éste tiene sus costos ya que se producen subproductos altamente oxidantes conocidos como oxígeno singulete y otras subespecies: superóxido, peróxido de hidrógeno, hidroxilo y peróxidos de lípidos, que se comportan como radicales libres causantes del daño en el ADN, proteínas, lípidos y otras moléculas fundamentales de la célula. (Ver folleto “Radicales Libres y Envejecimiento” de la Serie BioArmonía para una Vida Mejor)

Los procesos infecciosos donde participan los glóbulos blancos también generan estos residuos peligrosos para la vida celular; incluso, se dice que cerca del 5% del total de los radicales se producen en el funcionamiento normal mitocondrial (estructura subcelular que se considera la “batería” de la célula). El mecanismo inflamatorio de la infección microbiana es importante pero no debe mantenerse continuamente ya que genera procesos crónicos como artritis y su dolor asociado. Otra fuente de oxidantes producidos por el cuerpo es la enzima llamada Citocromo, quien se encuentra principalmente en pulmones e hígado, órganos que nos protegen de las toxinas procedentes del aire, agua y alimentos. Su funcionamiento es vital pero resulta inevitable la generación de subproductos oxidantes perjudiciales. Un exceso de metales como el hierro, cobre y sus sales pueden también generarlos. Personas que han recibido cantidades anormales de hierro, por ejemplo, presentan hemocromatosis como resultado de su acumulación, condición ésta que predispone a dolencias cardiacas y cáncer. Otros compuestos alimenticios como las grasas y aceites oxidados, entran como “caballos de Troya” produciendo problemas graves. Otra fuente significativa de oxidantes es el óxido de nitrógeno, un compuesto presente en el humo del cigarrillo y el smog. Estos oxidantes han sido implicados en cáncer, particularmente de pulmón e incrementan el riesgo de enfermedad cardiaca y derrame cerebral.

Así pues, los antioxidantes son importantes porque: pueden ser capaces de prevenir la formación de radicales libres e intervenir para neutralizar los ya existentes, por esta razón se les ha acuñado el título de “bioprotectores”. Hay compuestos naturales de plantas que protegen las células, tejidos y órganos del cuerpo de numerosas influencias internas y externas. Para ilustrar cómo los radicales libres hacen su trabajo destructor, la secuencia de cambios resultantes por shock térmico, radiación, quemaduras, etc. son los siguientes:

  1. Sensación de dolor

  2. Activación de la Fagocitosis (respuesta inmune de los glóbulos blancos) y la producción de los dañinos radicales libres

  3. Liberación del ácido araquidónico y la subsecuente producción de sustancias inflamatorias (prostanglandinas y leucotrienos) que promueven la producción de los radicales oxidantes

  4. Disminución de las fuentes corporales de antioxidantes como el glutatión

  5. Estrés oxidativo resultante de la pérdida de los mecanismos antioxidantes de defensa

Afortunadamente, muchas vitaminas, minerales, hierbas, y compuestos tales como los carotenos, flavonoides y fenoles tienen la habilidad de barrer o neutraliza los radicales libres. Los investigadores han demostrado suficientemente las propiedades de los curcuminoides para inhibir los potentes radicales superóxido e hidroxilo.1 La curcumina no solo previene la peroxidación lipídica sino que reconoce el fenómeno para neutralizarlo. 2,3 En un estudio en ratas la curcumina demostró su poder anti-peroxidación en células de hígado. Se comparó el eugenol del clavo de olor y el capsicum de la pimienta de cayena (un tipo de ají) con la curcumina encontrándose que ésta tiene un mayor acción. Igualmente cuando se comparó con la vitamina E, la curcumina presenta una eficiencia 8 veces mayor. La inflamación se asocia con el incremento de peroxidación lipídica por los radicales libres, quienes son generados en el hígado así como por el tejido corporal afectado. En modelos animales se ha demostrado que estos niveles disminuyen. 3,4 En cultivos hepáticos de rata y ratón en presencia de varias concentraciones de curcumina ciertamente se reducen los lípidos peroxidados. 4 La curcumina también defiende al ADN del daño en cultivos de fibroblastos (células del tejido conectivo). 5

Un importante corolario de la acción antioxidante de los curcuminoides es su potencial uso como aditivo natural de comidas previniendo la oxidación y rancidez de aceites y grasas durante el almacenamiento y calentamiento. 6,7. Así mismo, el uso del turmeric en la alimentación previene del daño tisular de los radicales libres. El análisis de la estructura química de la curcumina, el principal curcuminoides, y su actividad biológica, ha mostrado que la presencia de los grupos para-hidroxilo es esenciales para la actividad antioxidante de los curcuminoides. Hablando químicamente, los curcuminoides son compuestos fenólicos de los cuales se han reconocido inicialmente tres y recientemente un cuarto, la ciclocurcumina.2,8 La acción antioxidante es similar para los distintos tipos de curcuminoides.3

El productor de fitoquímicos, la Corporación Sabinsa ha demostrado que aun cuando los curcuminoides aislados tienen sus cualidades antioxidantes, ésta acción es superior si se encuentran en forma de complejo natural.9 En tubos de ensayo demostraron que la acción dependía proporcional a la cantidad usada, siendo la tetrahidrocurcumina la más efectiva, seguido por la curcumina y el bidimetoxicurcumina.9 (La tetrahidrocurcumina es un producto hidrogenado de la curcumina). Algo muy importante: además de los curcuminoides, el turmeric contiene un péptido soluble en agua con similares propiedades anti-radicales que se ha identificado como turmerina. Es un péptido no-cíclico de 40 residuos de aminoácidos y resistente a la acción proteolítica de enzimas como la tripsina y pepsina. Está presente en un 0,1 % y parece ser más potente antioxidante que los curcuminoides.11 La turmerina contiene metionina, un aminoácido rico en azufre y también reconocido antioxidante, que podría en parte explicar las propiedades del compuesto.

Resumiendo, el mecanismo antioxidante de los curcuminoides pueden incluir una o más de las interacciones siguientes:

  1. Intervienen sobre el ataque oxidativo restringiéndolo o previniendo que aparezca

  2. Barre o neutraliza los radicales libres

  3. Rompen la cadena de reacción oxidativa causada por los radicales libres

El turmeric y sus constituyentes, los curcuminoides y el péptido hidrosoluble, la turmerina, tienen propiedades antioxidantes efectivas, inhibiendo los daños de los radicales libres tanto en condiciones in vitro (en tubo de ensayo) como in vivo (en el cuerpo).

¿Qué evidencias científicas hay?

Muchos de los experimentos se han efectuado con el extracto seco, el aceite volátil y los principios activos, los curcuminoides. Los curcuminoides unidos se conocen como Complejo C3 que son más efectivos e involucra los diferentes compuestos y no la forma aislada.

Actividad Antioxidante

Complementando lo anteriormente dicho, la enfermedad cardiovascular consiste en el estrechamiento de la pared arterial por depósitos de placas de colesterol. Los estudios clínicos evalúan la peroxidación del colesterol como niveles de lípidos sanguíneos peroxidados. Cuando se suministra 500 mg de curcuminoides diariamente por 7 días a hombres sanos, los niveles de colesterol como de lípidos peroxidados bajan.2 Los autores del estudio sugieren el posible uso de los curcuminoides como preventivos de las enfermedades cardiacas.

Actividad Anti-Inflamatoria

Esta es otra propiedad biológica importante del turmeric, comparable a la acción de drogas fuertes como los esteroides y no esteroides como la indometacina y la fenilbutazona.3,6 Los curcuminoides bloquean las enzimas participantes de la síntesis de sustancias inflamatorias en el cuerpo derivadas del ácido araquidónico.7 Por ejemplo, inhiben la síntesis de varias prostanglandinas y leucotrienos inflamatorios.8-10 Esta actividad deriva de sus propiedades antioxidantes.11,12 Cuando las propiedades anti-inflamatorias de la curcumina se observó en un estudio doble ciego en pacientes con artritis reumatoidea, la curcumina produjo gran beneficio a todos los pacientes y sus efectos fueron comparables a los de la fenilbutazona, una medicina que frecuentemente se formula en estos casos como analgésica y anti-inflamatoria, pero que tiene efectos colaterales.6

Actividad Anti-cáncer

Recientes investigaciones muestran el papel del extracto de turmeric y los curcuminoides como agentes anticancerígenos –que previenen el desarrollo del cáncer-, y antimutagénico –que evitan que se altere el material genético ADN.13-16 La curcumina se evaluó en pacientes con cáncer bucal.17 Algunos pacientes respondieron dramáticamente en pocos días, mientras otros lo hicieron gradualmente. Cuando se probó con fumadores crónicos, la reducción de sustancias mutagénicas -que se evalúan en la orina,- disminuyeron en un 40% en 30 días de tratamiento. Así como también se incrementó la actividad enzimática detoxificante de mutágenos y carcinógenos de los fumadores.15,16

Otras Actividades

Estudios in vitro, muestran a los curcuminoides como agentes antimicrobianos. Entre las conclusiones están su papel inhibidor de bacterias gram positivas y gram negativas, hongos y el parásito intestinal Entamoeba histolytica.18 Los test de laboratorio exhiben la acción antibacteriana de la curcumina cuando se trata de bloquear la aflatoxina, una toxina del Aspergillus parasiticus, quien crece en comidas contaminadas o mal preservadas.19 La aflatoxina afecta ampliamente al hígado pudiendo resultar en cáncer. Por otro lado, trabajos realizados en Arabia Saudita en animales, encuentran al extracto etanólico del turmeric de gran ayuda en casos de úlcera y problemas de las vías altas gastrointestinales (citoprotector de la mucosa estomacal). 20

Una de las propiedades de los curcuminoides que reciben recientemente atención del mundo científico es el efecto anti-VIH demostrado tanto en laboratorio como en personas.21,22 Esta información se detalla más adelante. Por último, la curcumina se ha estudiado en relación con la droga antiarrítmica quinidina que supuestamente previene la isquemia cardiaca resultante de un infarto 16 y en el diseño de mejores remedios en la prevención de patologías posteriores a cirugías practicadas para restaurar arterias.17 La adición de turmeric a la nifedipina (un bloqueador de canales de calcio) usada en la angina y otras dolencias cardiacas, previene su degradación por la luz ultravioleta.10

En Colombia el uso del turmeric o cúrcuma ha estado limitado como condimento solo o en mezclas de curry. Terapéuticamente la hemos usado desde hace unos 12 años en nuestra consulta o consejería naturista con excelentes resultados, como los “descubiertos” por la ciencia moderna extractados en este artículo. El GIAT -Grupo de Investigación Agroterapéutica cuenta con el Tecnólogo Agroindustrial Luis Fernando Miranda que ha encontrado en pollos cuya alimentación ha sido complementada con el polvo de cúrcuma que estos crecen más rápidamente, sin las enfermedades comunes que las afecta y con poco tejido graso. Como colorante natural de la yema, estos huevos ya no serán tan alergénicos ni tóxicos y contarán con el “antídoto” natural contra el colesterol, que en tan altas concentraciones poseen; así mismo, grandes posibilidades han despertado las aplicaciones en animales que está llevando acabo el médico veterinario Sergio Gómez. A los interesados en participar en estas investigaciones o usar la cúrcuma como condimento alimentario preventivo de muchas dolencias, al final del artículo encontrarán la forma de contactarnos.

Actividades Anti-Inflamatorias del Extracto de Turmeric y los Curcuminoides

Todos hemos oído hablar de los peligrosos efectos secundarios de las drogas anti-inflamatorias esteroidales como la cortisona y aquellas otras no-esteroidales (NSAIDs) como la fenilbutazona y la indometacina. Los curcuminoides y otros constituyentes del turmeric han sido usados tradicionalmente en la medicina Ayurvédica como antiinflamatorio natural por siglos. El extracto de turmeric, así como su aceite volátil y sus principios activos se experimentaron en modelos animales de inflamación.1-3 En un estudio doble ciego en personas intervenidas quirúrgicamente se les proporcionó 400 mg de curcumina, 250 mg de placebo (polvo de lactosa) o fenilbutazona (100 mg), tres veces al día por 5 días consecutivos. Estos tres grupos padecían hernias o acumulación de fluido en el escroto. La curcumina resultó ser más efectiva de la fenilbutazona en su efecto reductor de la inflamación post-operatoria.4

En casos de artritis, la administración oral de 3 mg de curcumina por Kg de peso y curcumina sódica a una dosis de 0,1 mg/Kg inhibe la formación de artritis producida en ratas por la formalina.5 En otro estudio, la administración oral de 0,1 mg/Kg del aceite volátil aislado de la Curcuma longa también indujo una disminución de la artritis inducida en ratas.3 El suministro de 1200 mg/día por 5-6 semanas a 49 pacientes con artritis reumatoidea demostró en la curcumina una gran ayuda.6 Se ha evaluado su poder curativo en desordenes respiratorios 7, en condiciones inflamatoria de los ojos y conjuntivitis bacteriana durante 6 días con resultados sorprendentes. 8 Uno de los mejores mecanismos conocidos de su acción anti-inflamatoria es la inhibición de un grupo de enzimas coordinadoras del metabolismo del ácido araquidónico en el cuerpo.9 Este es un ácido graso insaturado presente en la grasa animal y precursora de las prostanglandinas. La enzima inhibida por la curcumina puede estar vinculada a la disminución de productos inflamatorios de dicho ácido, como las prostanglandinas, los leucotrienos y el ácido 5-hidroxieicosatetranoico.10-12 La curcumina tiene una acción similar a la aspirina y otros agentes anti-inflamatorios semejantes a la aspirina.13 pero hay una ventaja de la curcumina sobre ésta ya que inhibe selectivamente la síntesis de prostanglandinas inflamatorias, más no afecta la de las prostaciclinas.13 Estas son un importante factor preventivo de la trombosis vascular, y toda droga sintética diseñada como antiinflamatorio no se escapa a este efecto secundario desastroso.

Prevención del cáncer y su Tratamiento

Los carcinógenos son los agentes causantes del cáncer y provienen de diferentes fuentes como ciertas comidas poseedoras de aditivos, preservativos, colorantes, etc., contaminantes ambientales, químicos sintéticos, drogas farmacéuticas y cosméticos así como radiaciones provenientes del exterior y como las producidas por la vida moderna saturada de equipos electrodomésticos: Tvs, computadores, hornos microondas, celulares, cables de alta tensión, transformadores, fluorescentes, etc.,etc. (Ver folleto “Acerca de una Contaminación Invisible” de la Serie BioArmonía para una Vida Mejor)

La carcinogénesis implica diferentes vías. Muchos de estos agentes pueden tanto ser los iniciadores como los promotores del proceso. En muchos modelos experimentales así como en humanos tanto el turmeric como los curcuminoides han mostrado su valor inhibitorio. Por ejemplo, estos compuestos naturales adicionados en un 1% en la dieta diaria a ratones inhiben la acción cancerígena del benzopireno (un gran tóxico encontrado en el humo del cigarrillo) y que está implicado en cáncer de estómago y mama.1,2 El extracto de turmeric disuelto en agua ha inhibido tumores de estómago en ratones. 2-4 El carcinoma de colon ha sido bloqueado con el consumo de un 0,2 % de curcumina en su dieta diaria. 5,6,7 Una mejoría sin igual se ha observado en la sintomatología de cáncer de piel en 62 pacientes cuando se hacen aplicaciones tópicas de un 5% de curcumina.8 Experimentos en hámster con extracto de turmeric solo o combinado con el extracto de algunas plantas fueron efectivos en el bloqueo de tumores de la mucosa bucal producidos por nitrosaminas y nitroquinolina. 9,10

A 100 pacientes con cáncer oral se administraron 500 mg de curcumina 3 veces por día en 1 mes observándose resultados dramáticos tanto a corto como a mediano plazo. 11 En laboratorio se ha comprobado que el turmeric no solo disminuye la incidencia de tumores en estómago, duodeno y colon sino que también el tamaño es menor.12 Por todo lo que se ha demostrado, el turmeric se convierte en prometedor recurso dietario preventivo de muchas dolencias tumorales.13 Por otro lado, los curcuminoides han evidenciado su propiedad antimutagénica como en ciertos daños producidos sobre la medula ósea.14 En las pruebas realizadas en ratones estos han mostrado la excreción menor de metabolitos cancerígenos y mutagénicos siempre y cuando su dieta sea complementada con turmeric y curcuminoides.15,16,17-19 1,5 g/diarios por 1 mes suministrados a 16 fumadores crónicos en la India mostraron una apreciable disminución (40%) de metabolitos carcinogénicos y mutagénicos urinarios procedentes del tabaco.5,20

Para los que practicamos el Naturismo es importante conocer datos como que aquellos productos alimenticios -aminoácidos y otros derivados proteicos-, no sufren pirólisis como producto del calentamiento con su síntesis concomitantes de promotores de cáncer, mutaciones y diabetes; en otras palabras, la cúrcuma es un protector de los alimentos de ciertos cambios producidos por la cocción.15

Como aditivo alimentario protector se ha observado que la producción de la peligrosa aflatoxina presente en alimentos mal conservados es bloqueada completamente.21 El peligroso óxido nítrico proveniente de la contaminación aérea y productor de inflamaciones crónicas y promotor de cáncer y tumores (alteraciones graves del ADN) se ven in vitro neutralizadas en un 50% con el uso de la curcumina. Similares actividades a la cúrcuma se le ha encontrado a la vitamina C (ácido ascórbico).23,24

Como hemos visto, la cúrcuma es un potente inhibidor tumoral, agente quimiopreventivo del cáncer, anti-inflamatorio y antioxidante sin igual y...sin efectos colaterales.22

Turmeric y Sida

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se ha presentado como el responsable del síndrome de inmunodeficiencia adquirida o Sida, hipótesis oficial muy cuestionada desde sus inicios. (Como miembro del Grupo Internacional que pide el replanteamiento científico de la hipótesis VIH=Sida se sugiere la lectura del folleto “La Rebelión de los Heterodoxos: El Sida no es una Enfermedad Incurable” de la Serie BioArmonía para una Vida Mejor)

Durante estos últimos años nos hemos empeñado en compartir con los asistentes a BioArmonía las bases de lo que hemos denominado Nutrición Inmunológica término que ha ido poniéndose cada vez más de moda en círculos científicos. Aunque hemos considerado el sida un problema de “toxemia” y no algo puramente infeccioso y de transmisión sexual, sea lo que fuere, es importante resumir en las siguientes líneas lo más sobresaliente respecto a los grupos alternativos que buscan apoyar a los que han caído en la desgracia de ser rotulados como “sero-positivos”.

En la Conferencia Internacional sobre el Sida celebrada en San Francisco en 1994 se presento oficialmente por primera vez el trabajo de los curcuminoides sobre 18 voluntarios a los cuales se les suministró 2000 mg/día de curcumina por espacio de unos 127 días. El criterio comúnmente aceptado de contar los linfocitos se tuvieron en cuenta antes y después del experimento. El sistema inmune de los pacientes aquejados casi siempre se sitúa sobre los 200 por ml o menos. En el citado estudio se encontró un inusitado aumento de los valores: de 5 a 615 células/ml en los CD-4 (linfocitos ayudadores) y de 283 a 1467 células /ml para los CD-8 (linfocitos supresores).1 Experimentos desarrollados a partir de este estudio preliminar encuentran seguro el uso de la cúrcuma en tales pacientes y los investigadores intentan encontrar la respuesta al mecanismo de acción de esta sustancia natural. Se sabe que el virus es un parásito obligado que depende de una serie de enzimas para integrarse al ADN hospedero y más tarde autoreplicarse. Los científicos hablan de la importancia en esta infección molecular de la Integrasa, una enzima que pega materiales genéticos. En 1995 se publica un estudio donde se ve que la curcumina inhibe su acción.2 Otro laboratorio la encuentra responsable de romper el ciclo vicioso de las células infectadas con VIH.3 Este mecanismo parece estar relacionado con ciertos factores que las células infectadas producen, las citoquinas (factor nuclear kappa B, factor de necrosis tumoral e interluquina-1) quienes promueven el enganche del virus a la célula. La Universidad Rutgers encuentran in vitro que en ciertas células humanas a una concentración de 5 uM de curcumina se inhibe la producción de estas citoquininas. Por esta razón el autor del estudio sugiere a la cúrcuma como terapéutico potencial no solo como anti-citoquinina sino también como anti-inflamatorio ya que estas sustancias la potencian.

Las cualidades bioprotectoras del turmeric o cúrcuma descritas hasta el momento la muestran como un apoyo fundamental para el tratamiento integral de los “infectados”, sobre todo, sabiendo que su mayor problema es el de la infección (a diferentes niveles) por bacterias y hongos. Nuestra experiencia indica que el uso diario como condimento nutricional y complemento a una dieta natural, equilibrada y sana, es fundamental para eliminar los síntomas de los “contagiados” y sobre todo, como una respuesta menos agresiva a la terapéutica farmacológica de AZTs y otras verdaderas “drogas” supuestamente anti-virales responsables del genocidio oficial.

Seguridad de los Curcuminoides

Por centurias, el turmeric se ha usado como aditivo alimentario, agente medicinal y otras aplicaciones como las cosmetológicas. Tanto la OMS como la FAO la han aceptado y figura en sus listados de tinturas naturales para uso industrial.1,2 La FDA la tiene registrada como hierba segura: Safe (GRAS)-21 CFR 100.00 182.10 y 182.20 como condimento y saborizante.

La seguridad en el uso del turmeric y sus derivados ha sido probada en modelos animales, encontrándose que un 30 % de turmeric en la dieta de ratas no producen ninguna toxicidad.3 La toxicidad aguda en 24horas a dosis de 0,5 g, 1 g y 3 g/Kg de extracto de turmeric en un estudio de toxicidad crónica de 90 días no arrojó problemas.4 Es curioso anotar el incremento del peso de los órganos sexuales y un aumento en la movilidad de los espermatozoides. El Indian Journal of Experimental Biology, concluyó que el turmeric no es tóxico aún a dosis altas en animales de laboratorio.5



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017