LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME MEDITACION ARTICULOS Y ESCRITOS PARA HOY FRASES DOBLES HD AMOR - ESPIRITUALIDAD MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS PALABRAS VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

VERDADERO O FALSO YO

25/06/2018

Dado que lo que predomina en el mundo -aunque sus días están contados- son los valores del ego: codicia, envidia, orgullo, indiferencia y la mentira.

Verdadero o falso yo - Articulos por Patrocinio Navarro

NUESTRA CONCIENCIA

La conciencia es la voz de Dios que nos hace sentir si lo que hacemos es correcto o incorrecto.

Si observamos nuestra civilización con objetividad vemos que existe una guerra diaria entre dos clases de combatientes. Unos vienen armados con las armas del ego, O FALSO YO y otros con la fuerza de la conciencia. Desde el mismo instante de despertar, ya comienzan los pensamientos a buscar su lugar en el campo de batalla tomando posiciones a favor o en contra de la propia salud, de la propia paz, de la armonía y del amor a los semejantes. En esta toma de posiciones, cuando el dominante es el ego o falso yo (que confundimos con nuestro verdadero ser), esto nos produce, ya desde la mañana, desasosiego, malestar, incertidumbre, y pensamientos y sentimientos en general poco favorecedores de nuestra salud, que nos roban la paz y en cambio nos empujan a cometer acciones cuyo resultado siempre es el mismo: dolor, malestar, enfrentamientos con alguien, pesares, cuando no sentimientos depresivos o de poca valía personal. En esto reconocemos que erramos al elegir el bando.

¿FALSO YO O VERDADERO SER? ESTA ES LA CUESTIÓN

En la otra parte del campo de batalla, se encuentra nuestra conciencia. La conciencia es la voz de Dios que nos hace sentir si lo que hacemos es correcto o incorrecto, si es que no nos hemos vuelto sordos a ella.

Los guerreros de conciencia libre, a diferencia de los siervos del ego, representan al verdadero ser que somos, y sus acciones tienden a conducirnos a la salud, la paz, la armonía, la unidad y el amor a nuestros semejantes, y a pensar en el “nosotros”, en lugar del “mío, mí y para mí”, que es el santo y seña del ego y sus servidores. Por sus frutos lo conocemos siempre, pero sus palabras pueden llevar a engaño, pues en ello son hábiles: son los escribas y fariseos de toda la vida, los defensores del intelecto pero enemigos de Dios y que una y otra vez vienen a tomar posiciones en el campo de batalla diario y atrapan a los que están en su onda para sumarlos a su bando, que no es otro que el bando de la oscuridad.

Herramientas de combate del ego son la mentira, el disimulo, el orgullo, la indiferencia y la violencia, entre otras. Porque el ego es taimado, sinuoso, rastrero, superficial, insolidario, y traiciona cuanto sea preciso con tal de obtener su propio beneficio. Desconoce el amor y lo confunde con sexo o interés personal. Solo da si recibe. Miente, y por medio de la mentira busca ventaja y provecho; es indiferente y con la indiferencia mantiene una distancia con sus semejantes, una actitud de no compromiso que busca eximirle del remordimiento y de la necesidad de pedir perdón. El ego no pide perdón, se hace el remolón, y si las circunstancias le obligan dice cosas como “lo siento”, pero eso no es pedir perdón. Eso es decir: “me molesta que me hayas cogido en falta”. Pedir perdón es pedir perdón, y ya está. Lo otro es orgullo con el que quiere aparentar la fuerza que realmente no posee.

El orgullo es una de las armas preferidas del ego. Con esta pretende dar de sí la imagen de alguien fuerte, de quien está por encima de las situaciones adversas, por más que en su interior esté muerto de miedo, pues el miedo es una de sus constantes que intenta disimular. Por ello pretende dar la imagen de que es el mejor, el que más sabe, alguien fuerte en quien se puede confiar, y no acepta crítica alguna por equivocadas y hasta malvadas que sean sus acciones. Y cuando no consigue su propósito, cuando la batalla se decanta francamente del lado de la conciencia libre, o alguien le desenmascara, el ego puede recurrir fácilmente a la violencia verbal o de hecho, pues la frustración no es soportada con facilidad por este enemigo de la verdad.

Al enfrentarse a la conciencia de lo justo -a la que en el fondo considera superior aunque detesta su existencia- quiere hacer creer a quienes le rodean que es alguien fuerte, bondadoso, desinteresado, afable, etc., imitando así taimadamente el comportamiento de un verdadero guerrero de conciencia libre, pero solo es una fachada para obtener ventajas mediante este engaño de lobo vestido de cordero. Como dijo Jesús el Cristo: sepulcros blanqueados.

En cambio, las personas de conciencia libre, los guerreros de la verdad, esgrimen las armas insobornables de la autenticidad, del pensar, sentir y actuar a favor de los semejantes. Un carácter noble y disciplinado, una actitud empática, dialogante y pacífica son no solo sus señas de identidad, sino una fuente de salud personal y fuerza emocional que convierte al guerrero espiritual en alguien a quien se quiere tener de amigo, vecino o compañero de trabajo.

Cada día al despertar, los primeros pensamientos ya nos indican de qué va a ir en ese día la batalla. De su resultado diario no solo depende la calidad de vida y pensamiento y las relaciones de cada uno con sus semejantes, sino que la suma de las energías dominantes en cada enfrentamiento entre el ego y el SER en cada uno determina también, como resultado final, la cantidad y calidad de energía diaria que el conjunto de esta humanidad emite al cosmos material y a Planetas astrales del Más Allá.

Dado que lo que predomina en el mundo -aunque sus días están contados- son los valores del ego: codicia, envidia, orgullo, indiferencia, mentira y violencia entre otros, podemos constatar que estamos ante una humanidad enfermiza o enferma en gran medida y que precisa sanar a través de las victorias personales de cada uno contra el enemigo común que impide la evolución hacia la verdad, la paz, el amor, la igualdad y la justicia, con la ayuda de Dios y la energía redentora de Cristo, nuestro hermano.

Articulo publicado por -La Iluminación Espiritual-
JBN - LIE

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
VER ESCRITOS Y GRAFICAS - EGO
GRAFICAS - PATROCINIO NAVARRO

IMPRIMIR
VERDADERO O FALSO YO


RECOMENDADOS

YOGA IYENGAR EXPLICADO DE FORMA SIMPLE

Yoga Iyengar explicado de forma simple en este artículo te hará entender porque este método es quizás uno de los más ejercidos y favoritos de todo el Yoga.

B. K. S. IYENGAR

EL INFINITO YO Y LA ENERGÍA UNIVERSAL

Durante mi experiencia cercana a la muerte, no había nada fuera de mi consciencia mayor porque yo era una con la totalidad de la hermosa energía universal.

ANITA MOORJANI

¿QUÉ ES EL YO?

El yo es causa de división, el yo nos encierra en nosotros mismos; sus actividades, por nobles que sean, son separativas y aisladoras, descomponen.

JIDDU KRISHNAMURTI

NO A LA INJERENCIA DE UN YO

En la conciencia unitiva no hay pensador, ni actor; en lo creativo, nadie actúa, todo se hace sin la injerencia de un yo, «se hace», es un acto total.

JEAN KLEIN

ÉL YO ES AL QUE DEBO APRENDER A PREGUNTAR

Cuando el yo pregunta a sí mismo, no hay respuesta verbal. Él yo es al que yo debo aprender a preguntar. Recibiendo la pregunta es en sí la respuesta.

CARLOS SILVA

AUTO-INDAGACIÓN DEL SER «YO SOY»

Yo soy, yo existo. Es la auto-indagación del ser y el conocimiento más natural. La sensación de existir se siente espontáneamente en ti como «yo soy».

MOOJI

YO SOY CONSCIENCIA Y MI PROPIO GURÚ

La consciencia «yo soy» es el único activo, es nuestro gurú, tenemos explotarlo plenamente para ir allá, a la Realidad, que nunca surge ni se sumerge.

NISARGADATTA MAHARAJ

LOS DOS YOS DE LA FELICIDAD

El psicólogo Daniel Kahneman da una explicación de que trata la felicidad en este artículo de los dos YOS de la felicidad. Es una interesante perspectiva.

DANIEL KAHNEMAN

YAMAS Y NIYAMAS LA GUÍA ÉTICA DEL YOGA

Patanjali 200 a. de C. Es el nombre más grande en lo que se refiere al mundo del yoga. Ahora trae en esta entrega, la guía ética del yoga: Yamas y Niyamas.

PATANJALI

LA ESENCIA PURA DEL YOGA

Para llegar a la esencia pura del Yoga debemos conocer las Seis Yogas de Naropa. Prácticas diseñadas para ayudar a realizar de forma rápida la iluminación.

NAROPA

SANAR A TRAVÉS DEL AGNI YOGA

El Agni Yoga de la energía ardiente enseña que podemos sanar a través del arrepentimiento con el análisis de las razones kármicas de la enfermedad.

AGNI YOGA

38 BENEFICIOS DEL YOGA

Si se toman regularmente las constantes cardíacas al realizar ejercicios de yoga se confirma que los 38 beneficios disminuyen el riesgo de ataque.

THICH NHAT HANH

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020