LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

HOME EMISORAS ESPIRITUALIDAD BUSQUEDA DE LA VERDAD CATEGORIAS ESPIRITUALIDAD FRASES ESPIRITUALIDAD MENU PRINCIPAL

LEYENDA INDIA

02/06/2017

Leyenda india - JBN - leyes - indigenas (GAA # 2403)

LEYES - INDIGENAS

Indígenas de América

En las ceremonias de iniciación que se realizan en las ruedas de medicina de los indígenas de América, se transmite oralmente esta leyenda que es narrada por un curandero o chamán a modo de génesis y canon de medicina interna. El más anciano de los curanderos, mientras inhala hierbas aromáticas, sahumando el cuerpo del iniciado y frotando cristales de cuarzo para limpiar la periferia de su cuerpo energético, le narra la siguiente historia:

En la antigüedad, como el humano vivía en armonía con la naturaleza no existía la enfermedad. El Gran Espíritu soplaba como un viento fresco sobre todos los seres vivos, sobre todos los reinos que, como ya se ha dicho, vivían en armonía y paz. Pero llegó un tiempo en que el humano se apartó del sendero del equilibrio y comenzó a violar las leyes del Gran Espíritu, llegando incluso a matar por placer y no sólo por necesidad.

El más castigado fue el reino animal que exigió ante el Gran Espíritu una reunión del consejo de los reinos. Se reunieron, entonces, el reino mineral, el vegetal y animal con el Gran Espíritu. Los animales expusieron su dolor y las plantas su consternación por las faltas que se cometían contra ellos y el Gran Espíritu decidió que se castigaría al hombre por su soberbia y orgullo, dándole a cada animal la capacidad de crear una enfermedad específica que lo afectara.

Así, el venado, por ejemplo, provocaría dolor en las articulaciones; el sudor del caballo daría fiebres; la presencia del tigre desgarraría los músculos y el mono aullador movería a la locura. Como consecuencia, la enfermedad se extendió por el mundo causando inmensa pena entre los humanos que pasaron tantos sufrimientos y penurias que comenzaron a rogar al Gran Espíritu para que los sanara, sin recibir respuesta alguna. Finalmente, fueron tantas las oraciones y tantos los ruegos, pues era mucha la enfermedad y la muerte en el mundo, que el Gran Espíritu, viendo que la humanidad declinaba volvió a reunir al consejo de los reinos para exponerle el problema.

Entonces, tomando la palabra el reino vegetal habló y dijo que por cada enfermedad que provocara un animal, siempre habría una planta, tanto del mar como de la tierra, que sanaría ese mal. Y el tabaco, tomando la representación de las plantas, dijo:

Yo no curaré ninguna enfermedad especial, pero como líder de las plantas, cuando el humano me queme y ofrezca mi humo en ceremonias, sanaré su cuerpo luminoso, lo limpiaré de cualquier mal y elevaré sus plegarias para servir de vínculo entre él y el Gran Espíritu. Entonces, habló el reino mineral y dijo que las flores del reino mineral (las piedras, los cristales y las gemas), en acción conjunta con las plantas, sanarían las enfermedades originadas por los animales. Así, el cuarzo siendo líder de los minerales, tomó la palabra diciendo:

Yo al igual que el tabaco, no sanaré ninguna enfermedad en especial, pero a través de mi transparencia y perfección geométrica, limpiaré de todo mal, aportando luz y color al caos del espíritu del hombre y le serviré para que al contemplarme en profunda meditación, la resonancia de mi equilibrio sea su modelo para perfeccionarse a sí mismo y elevarse hacia el Gran Espíritu.

Esta leyenda es una muestra de las muchas referencias antropológicas que se han ido descubriendo a lo largo de los siglos. Así, en las bolsas de los curanderos momificados que se han encontrado en Perú, en Siberia o en los Alpes, se hallan, junto con las plantas medicinales, cristales de cuarzo y otros minerales típicos de cada zona.

FRASES DE JBN

«¿Sabía usted? Que el sol no hecha humo.»

«¿Sabía usted? Que Jesús fue vegetariano.»

«¿Sabía usted? Que Gandhi escribió a Hitler.»

«¿Sabía usted? Que los ciegos también sueñan.»

«¿Sabía usted? que los osos polares son zurdos.»

«¿Sabía usted? que los mosquitos tienen dientes.»

«¿Sabía usted? Que vivimos un presente absoluto.»

MAS FRASES DE JBN

MAS ARTICULOS DE JBN

FRASES DE INDIGENAS

Ningún registro devuelto.

MAS FRASES DE INDIGENAS

MAS ARTICULOS DE INDIGENAS


   HOME   PRINT   + NUEVO   BOLETÍN  

RECOMENDADOS

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

NOTA IMPORTANTE

En este sitio evitamos convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo (La existencia). En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. La espiritualidad te da la iluminación. VER ADVERTENCIAS...

La espiritualidad acá en este sitio web deja de ser un negocio y una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. Arriesgar tu espiritualidad en manos de inexpertos es inútil, sigue a Dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo, esta en tu interior. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado, es presente absoluto y vive.

Despertarse es la espiritualidad, porque sólo despiertos podemos entrar en la verdad y descubrir qué lazos nos impiden la libertad. Esto es la iluminación. Es como la salida del sol sobre la noche, la luz sobre la oscuridad. Es la alegría que se descubre a sí misma, desnuda de toda forma, esta es la iluminación. El místico es el hombre iluminado, el que todo lo ve con claridad, porque está despierto. La espiritualidad y la iluminación de Dios Todo sobre nuestra verdad y nuestro amor, libera el sufrimiento de otros porque las religiones sólo aportan poco o nada y alejan de la verdad última.

La iluminación simplemente significa el día en que te des cuenta de que no había nada que lograr, no hay ningún lugar a dónde ir, no hay nada que hacer. Ya somos divinos y ya somos perfectos tal y como somos. Ninguna mejora es necesaria, absolutamente ninguna. Dios nunca crea alguien imperfecto. Incluso si tú te cruzas con un hombre imperfecto, veras que su imperfección es perfecta. Dios nunca crea algo imperfecto.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del continuo conflicto interno y externo, sino también el fin de la horrible esclavitud del pensar incesante. ¡Qué increíble liberación es!

LA ILUMINACION ESPIRITUAL
COLOMBIA - MEDELLIN

1997 - 2019