LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY FAMILIA VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS FAMILIA VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES SRI CHINMOY

FRASES Y CITAS SRI CHINMOY

VER ESCRITOS SRI CHINMOY

SRI CHINMOY

MAS FRASES DE SRI CHINMOY

  • El corazón, incluso sin mirar, lo ve todo.
  • Es mejor cometer errores que yacer inactivo.
  • Sólo hay una manera de llegar al destino: comenzar.
  • No hay forma de lograr la bondad sin ofrecerla primero.
  • Atesoro mis logros sólo cuando estos hacen prosperar a otros.
  • Mejorarse uno mismo significa ser un buen ciudadano del mundo.
  • Deja tras de ti no tus palabras sino tus hechos para la humanidad.
  • El amor es algo que nunca se interesó en aprender a juzgar a nadie.
  • No puede haber mente humana que no le dé a su dueño momentos duros.
  • Lo que la mente tiene no es más que una fluctuante lámpara de razón.
  • La perfección amanece mediante la práctica regular de una manera puntual.
  • Si no me acepto como algo imperfecto, ¿Cómo voy a trascender mis limitaciones?
  • La vida no tiene límites. Es la mente quien crea los llamados límites de la vida.
  • Nadie puede sobreestimar la belleza, el poder y el deleite de la autorealización.
  • Enriquece las vidas de los demás. ¡Mira! Tu corazón se ha vuelto infinitamente rico.
  • El ofrecimiento de nosotros mismos es el secreto sagrado de nuestra vida de felicidad.
  • Si el mundo va a cambiar, primero tendremos que cambiar nosotros en nuestros corazones.
  • ¿Qué es la mente humana si no un intento consciente y constante de búsqueda del confort?
  • Lástima, la mayoría de los seres humanos vive en el mundo de la personalidad insatisfecha.
  • ¡Decídete! ¿Qué es lo que quiere, dominar el ego o ser esclavo del ego? ¡Escoge lo correcto!
  • La satisfacción completa será totalmente nuestra, si dejamos que nuestros corazones nos guíen.
  • Sé dulce como una flauta cuando tratas con el mundo. Sé un trueno cuando tratas contigo mismo.
  • Sin duda triunfaremos en la vida, si consideramos cada dificultad externa como una oportunidad.
  • Para ayudar a otros a ir en la dirección correcta, primero debemos ir nosotros en esa dirección.
  • Cada buscador ha de darse cuenta de que está destinado a ser un viajero hacia la autorealización.
  • Cada alma tiene una manera única de difundir la Luz de Dios a través de lo largo y ancho del mundo.
  • La mente no puede, pero el corazón puede distinguir entre querencias externas y necesidades internas.
  • Todos vivimos una vida de imperfección. Por consiguiente, nuestra vida necesita constante reparación.
  • Si tu fuerza de voluntad concentrada está enfocada en tu destino, ciertamente alcanzarás el objetivo.
  • A lo largo de los años he tenido muchos jefes. Huelga decirlo, mi mente ha sido con diferencia el peor.
  • Las ventanas de nuestra mente han de ser limpiadas cada día si queremos ver la verdad a través de ellas.
  • Los viejos conflictos de la mente pueden ser conquistados únicamente por las nuevas soluciones del corazón.
  • Oh buscador, no estés condenado a la desilusión. ¡Mira! El soleado cielo de tu alma está haciéndote señales.
  • Ser un buen ciudadano del mundo significa que no sólo soy para mí mismo; soy también para el resto del mundo.
  • Sólo quedan dos elecciones en mi vida: mirar adelante, hacia mi destino, o mirar atrás, hacia el reino animal.
  • La aceptación de la responsabilidad no es la aceptación de una carga sino la multiplicación de la oportunidad.
  • Una experiencia interna es infinitamente más valiosa que la elevada sabiduría de otros impuesta sobre nosotros.
  • Si quieres triunfar en la vida en cualquier ámbito, debes entonces cultivar una concentración de filo de navaja.
  • La paciencia en presencia de abundantes obstáculos es el único camino para triunfar sorprendentemente en la vida.
  • En el momento que digo y siento que soy un eterno principiante, me convierto en el poseedor de alegría sin límite.
  • Haz emerger tus capacidades ocultas, no sólo para hacer algo grande, sino también para llegar a ser alguien bueno.
  • El poder del amor es extremadamente hermoso y fructífero. El amor del poder es extremadamente peligroso y contagioso.
  • ¡Concéntrate, concéntrate! Los pensamientos desalentadores, destructivos e inoportunos serán incapaces de capturarte.
  • Puesto que no hay nada inconquistable debemos atrevernos incesantemente a hacer lo correcto y a ser la persona correcta.
  • Nuestro persistente poder de determinación puede domar fácilmente a todos nuestros descarriados y renuentes pensamientos.
  • Las pequeñas cosas, más a menudo que las grandes cosas, están ayudándonos considerablemente a alcanzar nuestra perfección.
  • ¿Cuál es el indicador de la iluminación real? El indicador de la iluminación real es el incesante e insomne contentamiento.
  • Él acepto su vida, como un reto para sí mismo. No tuvo jefe externo que complacer, únicamente su propia aspiración interna.
  • Todo lo que necesitas quizá no esté delante a ti o a tu alrededor, pero todo lo que necesitas está ciertamente dentro de ti.
  • La vida le ha sido dada a cada ser humano para un propósito muy especial. Este secreto cada ser humano ha de descubrirlo por sí mismo.
  • ¿Quieres ser feliz? Entonces obliga a tu mente a estar dentro del respirar de tu corazón. Esta es la única manera de mantenerte feliz.
  • Durante mi profunda meditación pierdo todas las diferencias de mi mente, del mismo modo que un río pierde todas sus diferencias en el mar.
  • ¡Optimismo, optimismo! Mantén un profundo optimismo. Inclínate hacia tu Meta futura. Tu Meta no te fallará, y tú no le fallarás a tu Meta.
  • Aunque la espiritualidad necesita incesantemente iluminación, no debe eludir la diversión de corazón de niño en el camino hacia su destino.
  • Si podemos sumergirnos profundo en nuestro interior, en virtud de nuestras oraciones y meditaciones, Veremos claramente la paz viniendo a nosotros desde todas las direcciones.
  • Cuando apreciamos las buenas cualidades en la altura y la profundidad de un país, su alma obtiene la fuerza interna para despertar de nuevo a los miembros de su propia familia: sus habitantes.

ARTICULO RELACIONADO

VIGENCIA DEL ESPÍRITU VS VIGENCIA DEL CIENTÍFICO

SRI CHINMOY

LA ESPIRITUALIDAD Y LA CIENCIA

La espiritualidad necesita a Dios. Tiene a Dios. La ciencia no tiene un Dios. Y tampoco lo necesita.

Lo que resulta más chocante es que la ciencia es constantemente y perpetuamente puesta en tela de juicio por la ciencia misma. El descubrimiento científico de antaño palidece en la insignificancia ante el descubrimiento científico de hoy, mientras que la realización espiritual de Krishna, Buda o Cristo, resisten a la fuerza del desafío, externo o interno. Cierto es que la ciencia le ofrece al hombre todas sus necesidades prácticas. Igualmente cierto es que la espiritualidad le revela al hombre el sentido de su vida y el significado de su existencia en la tierra.

La ciencia condena al buscador espiritual acusándole de tener miedo de lo Desconocido. El buscador bendice la estupidez total de la ciencia y serenamente dice que no tiene ningún miedo de lo Desconocido. Él precisamente está enamorado de lo Desconocido y no puede evitar abrazar a lo Desconocido.

La ciencia depende del experimento externo. La espiritualidad depende de la exploración y la búsqueda interna. Un científico descubre el poder que muy a menudo amenaza incluso su propia vida. Un buscador espiritual descubre el poder que guía y moldea su vida hacia una vida de plenitud divina.

Ahora bien, ¿cuál debería ser la relación entre la ciencia y la espiritualidad? Debería ser una relación de aceptación mutua y entendimiento verdadero. Es una insensatez por nuestra parte esperar la misma verdad, el mismo conocimiento, el mismo poder de ambas, ciencia y espiritualidad. No debemos hacerlo. Tampoco debemos establecer la misma meta para la ciencia que para la espiritualidad.

Escuchemos el mensaje de la Materia a través de la voz de la ciencia. Escuchemos el mensaje del Espíritu a través de la voz de la espiritualidad. Por último, no olvidemos que la espiritualidad es el alma y la ciencia es el cuerpo.

LA CIENCIA

La ciencia ha logrado maravillas. No obstante, el alcance de su visión es limitado. Hay mundos más allá de los sentidos; hay misterios ocultos. La ciencia no tiene acceso a estos mundos; la ciencia nunca puede resolver estos misterios. Pero una figura espiritual puede fácilmente, con su visión interna, penetrar en estos mundos y sondear estos misterios. Y aún así, una figura espiritual es un auténtico idealista que no construye castillos en el aire sino que, mas bien, tiene sus pies firmemente plantados en la tierra.

La gente dice que la ciencia y la espiritualidad están siempre reñidas. No es necesariamente cierto. La ciencia desempeña su papel de una manera dinámica al interpretar lo inmanente de Dios. La espiritualidad desempeña su papel de una manera divina al interpretar lo trascendente de Dios. La ciencia trata con el mundo físico, mientras que la espiritualidad trata con el mundo interno y espiritual. La Mente es el estudiante y la Naturaleza el profesor de la ciencia. El Corazón es el estudiante y el Alma el profesor de la espiritualidad.

LA ESPIRITUALIDAD

La espiritualidad no va a ser hallada en los libros. Aunque exprimamos un libro no vamos a obtener espiritualidad alguna. Si queremos ser espirituales, tenemos que crecer desde dentro. Los pensamientos y las ideas preceden a los libros. La mente levanta a los pensamientos y a las ideas de su sueño. La espiritualidad despierta a la mente. Una persona espiritual es la que escucha los dictados de su alma y a la que el temor no puede torturar. Las opiniones del mundo son demasiado débiles para atormentar su mente y su corazón. Ella conoce, siente y personifica esta verdad.

¿Por qué necesitamos la espiritualidad?

Necesitamos la espiritualidad porque queremos ir más allá de lo finito para poder comulgar con lo Infinito. Esto no sólo es posible sino también inevitable, puesto que en nosotros hay un ser consciente que prevé la Realidad de Dios en su totalidad. La espiritualidad es una experiencia espontánea y nunca un conocimiento teórico. Esta experiencia es inmensamente práctica y podemos usarla de un modo consciente en todo momento de nuestra existencia terrenal.

LA ILUMINACIÓN

La iluminación abarca el mundo de la destrucción, el mundo de la posesión y el mundo de la tentación.

La compasión externa viene de la iluminación interna. Si uno está iluminado en su interior, automáticamente su iluminación se manifestará en la vida externa en forma de compasión. Primero viene la iluminación interna; luego viene la manifestación de esa iluminación interna en la vida externa. Esto es la compasión. Si alguien dice estar ofreciendo compasión antes de estar iluminado internamente, sólo está engañándose. Lo que llama compasión no es más que su forma inconsciente de mostrar apego hacia la conciencia terrestre.

Quien tiene sabiduría,
luz y deleite,
nunca estará atrapado
en la red de infelicidad del mundo.

No hay nada más bello sobre la tierra que la Luz-Paciencia de Dios.

Quieres ver la luz. Estás tratando de entrar en la inmensidad de esta Luz o estás tratando de hacer emerger la luz que ya tienes. ¡Maravilloso! Pero hay muchos que temen la luz. Dicen: “Sí, queremos luz”, pero en cuanto ésta viene a ellos sienten que van a quedar expuestos. Piensan que si pueden esconderse en una habitación oscura, estarán en posición de ver el mundo y dictar sus juicios, pero nadie podrá verlos. Esta es su esperanza. Por eso, sienten que su oscuridad es una especie de seguro y salvaguarda. Cuando la luz viene y está lista para entrar en ellos, sienten que todas sus debilidades y limitación, todas sus ideas y pensamientos negativos, quedarán expuestos. Pero la verdadera función de la luz no es exponer sino iluminar; transformar nuestros pensamientos negativos y destructivos en pensamientos positivos y afirmativos.

El tiempo se desmoronará pronto
si no empiezas a vivir
para la Luz-Satisfacción de Dios,
dentro de la cima-aspiración de tu corazón.

Cuando la luz entra en nuestra conciencia física, todo tipo de miedo está destinado a desaparecer.

En la vida espiritual queremos a Dios, pero en cuanto vemos un poco de Su Luz infinita nos sentimos sumamente asustados. Sentimos que toda nuestra imperfección va a quedar expuesta. En lugar de eso, siempre debemos sentir que la Luz de Dios está ahí sólo para iluminarnos. No hay límite para nuestro logro, no hay límite para nuestra realización, no hay límite para nuestra manifestación de Dios, porque la luz en nuestro interior estará constantemente guiándonos. Por tanto no tenemos que temer nada.

Viendo al corazón
rebosante de la luz del alma,
la mente se maldijo:
Oh, ¡por qué soy tan estúpida!
¿Por qué no visito a mi alma
cada día?

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020