LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY AMOR VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS AMOR VINCULOS RAPIDOS
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES ALEXANDER POPE

FRASES Y CITAS ALEXANDER POPE

VER ESCRITOS ALEXANDER POPE

ALEXANDER POPE

MAS FRASES DE ALEXANDER POPE

  • Errar es humano, perdonar es divino.
  • Los necios admiran, los sensatos aprueban.
  • Una verdad está clara: lo que es, es cierto.
  • El pueblo es una fiera de múltiples cabezas.
  • Haz bien tu parte. En eso reside todo el honor.
  • La mayoría de las mujeres no tienen ningún carácter.
  • Un hombre obstinado no tiene opiniones, sino éstas a él.
  • El estudio más interesante del hombre es el hombre mismo.
  • Todo nuestro conocimiento es conocernos a nosotros mismos.
  • Toda la naturaleza es como un arte desconocido del hombre.
  • Un partido es una locura de muchos en beneficio de unos pocos.
  • Las diversiones constituyen la felicidad de quienes no saben pensar.
  • La verdadera facilidad en el escribir deriva del arte, no del acaso.
  • Las palabras son como las hojas. Cuando abundan, poco fruto hay entre ellas.
  • Las historias están más llenas de ejemplos de perros fieles que de amigos fieles.
  • Gana riqueza y posición, si es posible, con gracia; pero si no, gánalos como sea.
  • No es tanto el estar exento de faltas lo que nos aprovecha como el haber sabido vencerlas.
  • No hay cristales de más aumento que los propios ojos del hombre cuando miran su propia persona.
  • Algunas personas nunca aprenderán nada por la sencilla razón de que lo entienden todo demasiado pronto.
  • La naturaleza y sus leyes yacían escondidas en la oscuridad: dijo Dios ¡que Newton sea! y todo se iluminó.
  • En el vasto océano de la vida de diversas formas navegamos, la razón es la carta, pero la pasión son los vientos.
  • La reputación es una vida imaginaria en la vida de los demás; una cosa fuera de nosotros antes de nuestra muerte.
  • Debe enseñarse a los hombres como si no se les enseñara. Las cosas desconocidas deben proponérseles como cosas olvidadas.
  • El que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera.
  • El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.
  • El hombre nunca debe avergonzarse de reconocer que se ha equivocado, puesto que hacerlo corresponde a decir que hoy sabe más que lo que sabía ayer.

ARTICULO RELACIONADO

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

REDES SOCIALES

VER BLOGSPOT VER INSTAGRAM VER TWITTER VER FACEBOOK VER PINTEREST

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2020