LA ILUMINACION ESPIRITUAL

AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GRAFICOS | FRASES | INDEX
Home - La iluminacion Espiritual   Facebook   Twitter   Instagram   Pinterest   Blogspot   Ajedrez Paisa   Registro y Comentarios   Whatsapp   Buscador

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES



EDUCAR PARA QUE

12/05/2018

Educar para que - Patrocinio Navarro - conocimientos - educar (GAA # 120)

CONOCIMIENTOS - EDUCAR

SOBRE LA EDUCACIÓN

Existe un consenso generalizado que define el educar como el preparar para la vida. Pero el término “vida” resulta un tanto abstracto, porque ¿ se refiere a la vida social? ¿ a la vida íntima y personal? La definición sencilla parece satisfacernos inmediatamente. Sin embargo, educar no es únicamente hacer ese esfuerzo para que las nuevas generaciones se vayan incorporando a nuestro mundo y puedan coger un día eso que se llama el relevo generacional...No es solamente esto ni tampoco el aprendizaje de ciertas normas básicas y prácticas para la supervivencia en el medio... Todo eso no es nada si no va acompañado del encuentro del individuo consigo mismo desde una perspectiva más amplia que la que le proporciona su medio social, familiar, cultural. Porque es esa perspectiva justamente la que va da dar a su vida la consistencia necesaria para vivir correctamente los inevitables conflictos del día a día y poderlos superar con éxito y crecimiento interno, que en eso consiste la evolución humana. Educar sería entonces el preparar para facilitar la evolución de los educandos, pero tal cosa no es posible sin una ética social y espiritual. Y es aquí, al llegar a estos territorios, donde surgen las dificultades más serias.

Para comenzar, nos hallamos inmersos en una inmensa red de comunicación inmediata y tan abundante en informaciones, pensamientos y acontecimientos simultáneos en tiempo, espacio, o ambos a la vez, que resulta imprescindible preguntarse quiénes hay finalmente detrás de toda esa gigantesca maquinaria informativa que resultan los medios de comunicación, las Iglesias, los centros de enseñanza públicos y privados y, desde luego, la gigantesca industria cultural y religiosa que nunca pone el cierre.

No estaría de más en estas circunstancias preguntarnos qué intenciones tienen quienes educan, y tal vez quiénes educan a nuestros educadores. En todo caso, quienes educan ¿están ellos mismos preparados para semejante tarea? Porque educar para la vida en todos sus aspectos no es hacerlo para conformar mentes que acepten como normal esta existencia mezquina y sucedáneo de vida en que vemos desenvolverse al hombre común, al mediocre ciudadano medio, silencioso pagador de impuestos, sumiso y gris en casi todo, admirador de ricos y poderosos, atrapado en un trabajo al que suele odiar, y arrastrando una existencia programada para convertirle en consumidor compulsivo. Sin embargo, ver esto como algo normal suele ser el resultado que llamamos “educación”. Los educadores oficiales educan, precisamente, para obtener ese resultado.

Por tanto, estamos autorizados a cuestionarnos: ¿Están preparados para “educar para la vida” nuestros padres, nuestros llamados maestros y todas esas personas que andan por ahí con títulos que les autorizan a tan alta función ?... Si hemos de contestar a estas preguntas viendo el mundo que nos rodea y nuestros conflictos internos y externos que tan mal resolvemos, no tenemos más remedio que aceptar que no estamos preparados para la vida, y lo que es igual de tremendo: tampoco para la muerte. Y entonces?...Sin duda estamos preparados para consumir, obedecer y contemplar con diversos grados de indiferencia todos aquellos asuntos que se alejen de nuestro cotidiano centro de atención: nuestro ombligo, las necesidades que nos crea nuestro egocentrismo.

Tal vez para muchos responsables de educar ese es precisamente su triunfo, pues no otro resultado es el que buscan. Mas para los que creemos en un mundo mucho más perfecto habitado por seres mucho más perfectos, el resultado de la educación hasta hoy es altamente negativo a la vista del mundo que hemos construido entre todos.

En los hogares, los padres se muestran desconcertados sobre el cómo educar y con qué objeto. La familia moderna, en un proceso de transformación permanente, todavía está marcada mayormente por la estructura machista y paterno-céntrica. Y esto es una fuente de conflictos en los hogares.

Las escuelas, aún siendo como son de carácter intelectualista, no ayudan gran cosa en la tarea del desarrollo mental, y menos aún en la educación emocional integral; no proporcionan métodos que ayuden a analizar la realidad de un modo objetivo, creativo, crítico y abierto a la participación y mejoramiento del sujeto que estudia, en su triple dimensión: física, mental y espiritual. Se limitan a transmitir conocimientos “enlatados” y a inculcar el principio de autoridad y sumisión contrarios al espíritu de las nuevas generaciones, que no se acomodan a los sistemas escolares y simplemente los soportan. Y de momento aún estamos muy lejos de establecer siquiera acuerdos libres entre familias y escuelas para educar en una dirección común que aspire al equilibrio físico, mental y espiritual de los jóvenes.

Todo esto resulta hoy, sin embargo, prácticamente imprescindible a la vista del deterioro que sufre la convivencia en todos los órdenes, incluida la convivencia entre pueblos y culturas distintas, pero también la convivencia entre los propios miembros de la familia y los responsables profesionales de educar, los cuales, deberían ser, como los padres, modelo de virtudes. Aún estamos lejos de todo eso.

Con una educación correcta, a estas alturas ya seriamos capaces, como mínimo, de respetar la Naturaleza y a todas sus formas de vida, y desde luego, a las personas y todas sus formas de pensamiento, existencia, cultura y un largo etc. Con tal equipaje estaríamos listos para relacionarnos pacíficamente con nuestros semejantes y el mundo animal y serían imposibles guerras y desastres ecológicos. Con tal equipaje tendríamos sentadas las bases para vivir en paz. Mas no vivimos en paz. A niveles personales, nuestra conciencia nos avisa de nuestra falta de paz y armonía a través de enfermedades, acontecimientos fuertes, crisis diversas...Avisos del desorden. A niveles sociales ocurre lo mismo, solo que en mayor escala. Una discusión familiar un día cualquiera es a escala, un conflicto regional entre países, o, más gravemente, una conflagración.

¿Cómo evitar estas calamidades?

Hasta ahora no hemos sido capaces:

Ni una generación sin guerra, ni un día sin asesinatos, robos,
conflictos raciales, económicos, políticos, bélicos, prebélicos...

¿Es este el resultado de tantos siglos de educación humana, de tanto prepararnos para la vida?

FRASES DE PATROCINIO NAVARRO

«La entropía cósmica está, pues, destinada a un final feliz, a una utopía que incluirá a todas las formas de existencia.»

«Quienes viven con espíritu crítico necesitan librarse de sus sombras, pues necesitan la libertad como el comer o el respirar.»

«A través de la práctica meditativa, del trabajo y de la oración, realizados correcta, altruistamente y sin fanatismo ni sujeción a la letra.»

«El Papa Benedicto XVI en su mensaje de Año Nuevo, entre otras cosas dijo que el mundo estaba bajo la amenaza de un capitalismo desenfrenado.»

«Tendrán los materialistas razones objetivas para suponer que la materia es algo tan fiable como para edificar una civilización en su nombre.»

«Como ser vivo que es, La Tierra está rodeada de un aura o campo electromagnético que es consecuencia de sus movimientos internos y externos.»

«De estar despiertos, este distinguir entre los dos tipos de conciencia nos ayuda a percibir cada día la energía propia de ese día y vivirlo.»

MAS FRASES DE PATROCINIO NAVARRO

MAS ARTICULOS DE PATROCINIO NAVARRO

FRASES DE EDUCAR

«Tu silencio interno te vuelve sereno. Haz regularmente un ayuno de la palabra para volver a educar al ego. Practica el arte de no hablar.» Thich Nhat Hanh

«Para educar al campesinado, se necesitan tres cosas: escuelas, escuelas y escuelas.» Leon Tolstoi

«Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida.» Pitagoras

«Orine felíz, orine contento, pero hágalo adentro utilizada en los baños de las tabernas, para educar a los borrachos.» Refranes Colombianos

«Si el maestro no se educó a sí mismo, no puede educar. No constituye un tronco recto y lleno de savia, y el que se apoye en 'él crecerá deformado y torcido; terminará contrahecho.» Friedrich Nietzsche

«Prefiero entretener y esperar que la gente aprenda algo, que educar a la gente y esperar que se entretengan.» Walter Elias Disney

«Antes de casarnos tenía seis teorías sobre el modo de educar a los pequeños. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría.» Mahatma Gandhi

MAS FRASES DE EDUCAR

MAS ARTICULOS DE EDUCAR

NOTA IMPORTANTE

En este sitio evitamos convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo (La existencia). En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. La espiritualidad te da la iluminación. VER ADVERTENCIAS...

La espiritualidad acá en este sitio web deja de ser un negocio y una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. Arriesgar tu espiritualidad en manos de inexpertos es inútil, sigue a Dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo, esta en tu interior. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado, es presente absoluto y vive.

Despertarse es la espiritualidad, porque sólo despiertos podemos entrar en la verdad y descubrir qué lazos nos impiden la libertad. Esto es la iluminación. Es como la salida del sol sobre la noche, la luz sobre la oscuridad. Es la alegría que se descubre a sí misma, desnuda de toda forma, esta es la iluminación. El místico es el hombre iluminado, el que todo lo ve con claridad, porque está despierto. La espiritualidad y la iluminación de Dios Todo sobre nuestra verdad y nuestro amor, libera el sufrimiento de otros porque las religiones sólo aportan poco o nada y alejan de la verdad última.

La iluminación simplemente significa el día en que te des cuenta de que no había nada que lograr, no hay ningún lugar a dónde ir, no hay nada que hacer. Ya somos divinos y ya somos perfectos tal y como somos. Ninguna mejora es necesaria, absolutamente ninguna. Dios nunca crea alguien imperfecto. Incluso si tú te cruzas con un hombre imperfecto, veras que su imperfección es perfecta. Dios nunca crea algo imperfecto.

La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del continuo conflicto interno y externo, sino también el fin de la horrible esclavitud del pensar incesante. ¡Qué increíble liberación es!



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

COLOMBIA - MEDELLIN

1997 - 2019