La iluminación espiritual

La historia de sansón y Dalila

-Cuento zen con moraleja-

¿Acaso Sansón pierde toda su fuerza si le cortan la melena? Desde la perspectiva del yoga el cabello es un simbolismo que representa tu energía corporal.

Cuento zen # 232

Cuento zen sobre la energía

Los israelitas fueron dominados por los filisteos y en ese entonces nació Sansón.

Sansón tenía una fuerza sobre humana lo que despertaba el temor y la envidia de los filisteos. Por lo que convencieron a una mujer muy hermosa llamada Dalila para que lo enamorase y así le robara el secreto de su fuerza.

Dalila al conquistar a Sansón le preguntó: ¿En qué consiste tu grandísima fuerza?

Sansón respondió: Te revelo la verdad Dalila, el secreto de mi fuerza está en mi cabello.

Al saberlo, Dalila llamó al barbero quien le cortó el cabello pensando que así perdería todas sus fuerzas.

Sansón fue capturado y atado a las columnas del templo. Sansón orando pronto entendió que la verdadera fuerza radica en el interior y no en lo exterior, así derribó las columnas del templo, demostrando que para la fuerza interior nada es imposible.

MORALEJA

¿Acaso Sansón pierde toda su fuerza cuando le cortan la melena?

Desde la perspectiva del yoga el cabello es un simbolismo que representa tu energía Kundalini, lo cual a su vez representa tu vitalidad, tu intuición y tu tranquilidad.

Si lo ves también desde una perspectiva histórica, en muchas culturas o religiones el cabello no se cortaba porque representa parte de tu esencia. Sin embargo, cuando te conquistaban o te esclavizaban te cortaban la melena. Simbólicamente, te separaban de tu registro, de tu historia, de tu ser.

Entonces, ¿Será que cuando te cortas la melena perderás tu fuerza?

Recuerda: Si tu potencial permanece en lo externo, tú permaneces impotente.

La fuerza interior está ahí dentro, y tú la buscas fuera. Está ahí dentro de ti y tú vas fuera. La estás llevando. El poder más supremo, lo Divino mismo, está en ti. Y tú estás buscando aquí y allá como un mendigo.

Tu personalidad es falsa. No eres realmente una persona. Tu identidad como persona de melena larga es solo una ilusión.

Cuanto más profundo entres en tu interior, más encontrarás lo universal. Tú eres todo el universo, igual que cada ola es todo el océano. Si te metes profundamente en la ola te encontrarás con el océano, no con la ola. Si te metes profundamente en tu interior te encontrarás con Dios, no con tu identidad.