La iluminación espiritual

La doctora y el abogado
-Cuento zen con moraleja-

No engañen a una mujer preparada. Ella en libertad crece en potencial. No subestimen a las mujeres, ámenlas y respétenlas, de sus vientres nacemos todos.

Cuento zen # 177

Cuento zen sobre la mujer

Una Doctora se va a los EEUU. Como no puede ejercer legalmente su profesión, monta un negocio en el centro de New York y pone un letrero que dice: Le curamos cualquier enfermedad por $20 dólares, garantizado. Si no podemos, le damos a usted $100 dólares.

Un abogado gringo ve la oportunidad de ganar $100 dólares y entra a la clínica. El Abogado: Perdí mi sentido del gusto. La Doctora: Enfermera, tráigame la medicina de la caja #22 y ponga tres gotas en la lengua del Señor. El Abogado: Qué horror, esta mierda es Gasolina. La Doctora: Felicidades, ha recuperado su sentido del gusto. Deme $20 dólares.

El abogado se va molesto y vuelve una semana después, determinado a recuperar su plata. El Abogado: Perdí la memoria, no puedo recordar nada. La Doctora: Enfermera, tráigame la medicina de la caja #22. El Abogado: No joda, esa mierda es Gasolina, ¡me la diste la semana pasada! La Doctora: Felicidades, ha recuperado su memoria. Deme $20 dólares.

El abogado se va aún más molesto y vuelve una semana después, determinado a recuperar su plata. El Abogado: He perdido la calidad de mi visión, todo lo veo borroso, no puedo distinguir ningún detalle y los lentes no me ayudan. La Doctora, señor, para eso no tenemos medicina, aquí tiene un billete de $100 dólares. El Abogado: Te gané, no eres tan inteligente Doctora, esto es un billete de $10 dólares. La Doctora: Felicidades, ha recuperado su visión. Deme $20 dólares.

MORALEJA

La mujer ha seguido siendo poderosa, y existe una razón para ello. Lo femenino es más fuerte que lo masculino, lo blando es más fuerte que lo duro, el agua lo es más que la roca. Puedes preguntárselo a Lao-Tzu, que es un hombre de conocimiento, pero sabe. Y lo que dice es que si quieres ser infinitamente poderoso, deberás convertirte en femenino. Tórnate pasivo. Lo pasivo siempre es más poderoso, más fértil que lo activo, por eso el hombre no queda embarazado. Es un erial. La mujer tiene la capacidad de quedarse preñada. Es potencial. Lleva vida en ella; puede contener la vida. Y puede contener muchas vidas.

Por lo anterior deben recordar que no hay forma de joder a una mujer preparada. La mujer en libertad crece en su potencial. En libertad, habrá muchas mujeres preparadas, porque su potencial, es algo más grande y más elevado.

Por eso el hombre ha tenido miedo de la mujer a través de la historia porque sabe que en el fondo la mujer tiene un gran potencial. Ella entre tantas cosas puede hacer lo que un hombre no, dar a luz a la vida. La naturaleza la ha elegido para lo más grande, al hombre no. No subestimen a las mujeres, ámenlas y respétenlas, de sus vientres nacemos todos.