La iluminación espiritual

La imaginación de un perrito

-Cuento zen con moraleja-

Tu imaginación puede funcionar como un infierno o como un cielo. A través de ella puede llegar la creatividad, pero también puede llegar la destrucción.

Cuento zen # 400

Cuento zen sobre la imaginación

Un señor va de cacería al África y se lleva su perrito Firulais para no sentirse solo en ese lugar. Un día ya en la expedición, el perrito, correteando mariposas se aleja del grupo y se extravía y comienza a vagar solo por la selva. En eso ve a lo lejos que viene un león enorme a toda carrera. Al ver que el león se lo va a devorar, piensa rápido que hacer. Ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos.

Entonces, cuando el león está a punto de atacarlo, el perrito dice:

¡Ah!, qué rico león me acabo de comer.

El león lo alcanza a escuchar y frenando en seco, gira y sale despavorida pensando, quién sabe qué animal será ese, no me vaya a comer a mí también.

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído la escena sale corriendo tras el león para contarle como lo engañó el perrito:

Como serás pendejo, esos huesos ya estaban ahí, además es un simple perro.

El perrito alcanza a darse cuenta del metiche del mono. Después que el mono le contó al león la historia de lo que vio, este último muy furioso le dice al mono.

Súbete a mi espalda, ahora vamos dónde ese perro a ver quién se come a quién.

Y salen corriendo a buscar al perrito. El perrito ve a lo lejos que se le venía el león nuevamente, y esta vez con el mono chismoso encima.

¿Y ahora qué hago?, piensa todo asustado el perrito.

Entonces, el perrito, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto, y en cuánto el león estaba a punto de atacarle de nuevo, el perrito dice:

¡Este mono perezoso!, hace como media hora que lo mandé a traerme otro león y todavía no aparece.

MORALEJA

En momentos de crisis, solo la imaginación es más importante que el conocimiento. Procura ser imaginativo como el perro, evita ser pendejo como el león, pero nunca seas como el mono de chismoso.

La mente posee la facultad de imaginar. Eso es bueno, es hermoso. Todo lo que es bello ha llegado a través de la imaginación: la pintura, la danza, la música. Pero también todo lo que es feo ha llegado a través de la imaginación.

Hitler imaginó a un mundo de superhombres y él creía en la estupidez que Friedrich Nietzsche había dicho: «Destruye a todos los que sean débiles, destruye a todos los que no sean superiores. Deja solamente a los superhombres sobre la tierra». Así que los destruyó. Solo imaginación, solamente imaginación utópica. Simplemente con destruir a los débiles, con destruir lo feo, destruyendo a los incapacitados, tendrías un mundo hermoso. Pero la destrucción misma es la cosa más repugnante del mundo.

Pero él estaba trabajando a través de su imaginación. Hitler es uno de los hombres más imaginativos. Y su imaginación se convirtió en algo tan fantástico y tan loco, que debido a su mundo imaginario, trató de destruir este mundo por completo. Su imaginación enloqueció.

La imaginación puede aportarte poesía, pintura, arte, pero también puede darte la locura. Depende de cómo la uses. Todos los grandes descubrimientos científicos han surgido a través de la imaginación, a través de la gente que fue capaz, que pudo imaginar lo imposible. Esas son imaginaciones de una gran profundidad.

A través de la imaginación se introduce la creatividad, pero también a través de la imaginación llega la destrucción.

La imaginación puedes emplearla incorrectamente, entonces te destruirá. Puedes usarla correctamente, y entonces surgen las meditaciones imaginativas. Empiezan con la imaginación, pero poco a poco esta se va volviendo más y más sutil. Y por último uno se desprende de la imaginación y te ves cara a cara con la verdad.

Comprueba lo que es posible a través de la imaginación. Por eso cuando un hombre le dice a una mujer «Eres hermosa», la mujer cambia de inmediato. Puede que no sea hermosa, simplemente común, pero ese hombre le ha aportado imaginación.

Ahora los psicólogos sostiene que si le dices a un niño: eres un inútil, eres un tonto, se volverán atontados. Les obligas a ser inútiles. Les sugestionas, haces que se imaginen que son unos tontos.

En la actualidad, y son datos científicos, los descubrimientos de la ciencia revelan que todo aquello que recoge la imaginación, se convierte en semilla. A través de la imaginación han cambiado generaciones enteras, épocas enteras, países enteros han cambiado.

Tu imaginación puede funcionar o bien como un infierno o bien como un cielo.