AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

RELIGIÓN PROBLEMA IDEOLÓGICO QUE DIVIDE LA HUMANIDAD

ALBERTO ARCILA

19/02/2017

Grafica 'Religión problema ideológico que divide la humanidad' Categoria 'Religiones' Palabra 'Problemas'

CATEGORIA N° 52 RELIGIONES y PROBLEMAS

Problema ideológico que divide a la humanidad y sus consecuencias a nivel personal y social.

Existen, por lo menos, cinco ideologías religiosas fuertes en nuestro pequeño planeta: el budismo, hinduismo, judaísmo, islamismo, y cristianismo. Hay otras religiones pero sus argumentos ideológicos son menos conocidos, y no han tenido tanta influencia como las nombradas anteriormente. De estas religiones existentes la más antigua es el hinduismo, le sigue el judaísmo, después el budismo, luego el cristianismo y por último el islamismo.

Estas religiones son las que en la actualidad dominan a la humanidad en este pequeño planeta. Todas han tenido problemas y divisiones dentro de sus doctrinas y organización, pero la más dividida y fraccionada ha sido el cristianismo, pues sus 1.200 millones de adeptos están agrupados en miles de sectas que se contradicen en sus argumentos, pero todas coinciden en su fundamento que es el mismo: la Biblia.

Esto es curioso, porque ¿Cómo de un solo libro se pueden formar tantas sectas? La razón es que no fue escrito por un solo autor, ni en la misma época, por lo tanto es muy difícil que este libro pueda contener un concepto único. Cada quien escoge lo que mejor le parezca del argumento y crea una nueva secta con un argumento que contradice a todas las demás. Y lo más curioso es que cada secta puede demostrar y probar que su argumento está sustentado en la Biblia, en donde las demás sectas también fundamentan sus argumentos.

Aun así, los creyentes cristianos, creen que la Biblia es el único libro poseedor de la verdad absoluta.

Pero, cuando le preguntamos, también, a un creyente de cualquiera de las otras principales religiones que dominan a los habitantes de este pequeño planeta, que si la doctrina que practican contiene la verdad, este dirá que si sin dudar.

Esa curiosa actitud nos lleva a concluir lo difícil que va a ser el despertar de conciencia en este planeta, pues ninguna de estas ideologías religiosas va a aceptar que no son dueñas de la verdad. Seguirán creyendo apasionadamente que su argumento ideológico es verdadero y nada los hará cambiar de parecer.

Esta actitud mental y emocional de los creyentes religiosos se debe a un sistema psicológico aplicado por las religiones denominado: CONDICIONAMIENTO OPERANTE, más adelante veremos cómo funciona.

Cada ser humano que nace en este pequeño planeta es encadenado psicológica y automáticamente a la religión que practican sus padres, su familia y el medio cultural en que viven.

Sin ser una ley, todo ser humano es prácticamente un resultado del medio cultural en que nace y crece. Sin embargo, existen unas variantes en cuanto a permanecer o cambiar la ideología religiosa original, cada individuo puede tomar esta decisión en algún momento de su existencia.

Este esquema nos sirve de referencia:

Podemos ver en el esquema que hay una clase de humanos que son creyentes fijos desde que nacen hasta que mueren. Estos no se atreven a cuestionar su ideología religiosa. Unos por el temor de castigo engendrado por la misma religión, otros por la soberbia y la FALSA CERTEZA de creer que su religión es dueña de la verdad.

Las otras cuatro clases de creyentes si cuestionan su creencia religiosa original. Pero sus procesos toman diferentes caminos.

De estos procesos surgen tres clases de personas, o de actitud psicológica frente a las ideologías religiosas:

LOS CREYENTES. LOS ESCEPTICOS. LOS COGNOSCITIVOS

Los creyentes, como vemos en el esquema, podemos ordenarlos en tres clases: creyentes fijos, creyentes que mezclan ideologías, por ejemplo cristianismo y esoterismo. Y creyente que cambian su ideología original por alguna otra.

Los escépticos se pueden ordenar en dos clases: el escéptico negativo, que niega que la verdad exista y que si existiera el ser humano no tendría las capacidades para alcanzarla, y este es su mayor error; no confiar en sus propias capacidades.

El escéptico positivo, o agnóstico, que ni aprueba ni niega que la verdad exista. A este solo le falta aprender a usar bien sus capacidades para pasar de esa posición mental neutral a un estado psicológico cognoscitivo, o actitud mental cognitiva, abierta al conocimiento.

Entre el creyente, el agnóstico, y el cognitivo hay una diferencia: LOS CONOCIMIENTOS.

La base intelectual del creyente es la especulación, el misterio, la ilusión. Por lo tanto, su comprensión de las cosas es errónea.

La base intelectual del agnóstico es la incertidumbre, la deficiencia de conocimiento. Por lo tanto, no hay comprensión de las cosas.

La base intelectual del cognitivo es el conocimiento real. Por lo tanto su comprensión de las cosas es verdadera.

Los seres humanos no fuimos hechos para creer, fuimos hechos para adquirir conocimiento.

Una cosa es creer o no creer, otra cosa es CONOCER, SABER.

Solo tenemos que aprender a usar bien nuestras capacidades y adquirir CONOCIMIENTO REAL.

¿Qué es conocimiento real?

Los seres humanos adquirimos varias clases de conocimientos durante el desarrollo de nuestra vida: COMUN. PRACTICO. TEORICO. SIMBOLICO. FILOSOFICO. IDEOLÓGICO. CIENTIFICO.

El conocimiento común, el práctico y el ideológico, son los tres primeros conocimientos que adquirimos y los que más usamos en el transcurso de nuestra elemental existencia. El conocimiento simbólico, el teórico, el filosófico y el científico, lo adquirimos a través del estudio.

El conocimiento común es el que se refiere a las cosas que usamos diariamente o a lo que hacemos cotidianamente; que es esto, que es aquello, para que sirve esto o aquello, como se hace esto, como se llama aquello, etc. Este conocimiento nos sirve para desarrollar nuestra existencia en el medio cultural y político en que vivimos.

El conocimiento práctico es el que adquirimos cuando experimentamos las cosas, cuando aprendemos a hacerlas.

El conocimiento ideológico es el que nuestros padres, familiares y el medio cultural nos imponen. Cuando nacemos ya nos están esperando para ponernos las cadenas ideológicas de las tradiciones, creencias, supersticiones y religión del medio cultural.

La única manera de liberarnos de esas cadenas es cuestionando esas ideologías y adquiriendo conocimiento real.

¿Cómo adquirimos el conocimiento real y que es el conocimiento científico?

  • El conocimiento científico se diferencia de los demás por la rigurosidad de su método y por la confiabilidad de sus resultados.

  • El conocimiento científico aborda la realidad de una manera crítica, sistemática, ordenada y controlada, y, además, verifica sus conclusiones.

Ciencia es conocimiento, pero no todo conocimiento es ciencia.

El conocimiento científico tiene como objetivo la verdad como medio seguro de conocimiento humano.

Los seres humanos solo pudimos empezar a comprender las cosas a través del conocimiento científico. Antes, todo era especulación, fantasías, misterios, suposición. Y a través de esas especulaciones, misterios, ilusiones, fantasías y suposiciones se crearon las ideologías religiosas, creencias y supersticiones.

Gracias a la ciencia es que hemos podido comprender muchos fenómenos naturales, la vida, el cosmos, la historia, y, ahora, el surgimiento, funcionamiento y los métodos de las ideologías religiosas, su grave problema de incidencia en el aspecto intelectual y emocional del ser humano y en la sociedad. Además de su incidencia u obstaculización en la evolución del conocimiento humano, a través de la historia, hacia la realidad, hacia la verdad.

  • La base del conocimiento real es el conocimiento científico.

  • El conocimiento científico es lo que usamos para edificar conocimiento real en nuestra mente.

  • El conocimiento real desplaza ahora a la especulación, al misterio, al dogma, a la ilusión, a la fantasía ideológica.

El esquema mental humano antiguo es reemplazado ahora por un esquema mental basado en conocimiento real: la historia, la biología, la astronomía, la física, la genética, la psicología y otros conocimientos científicos son ahora la base del nuevo esquema mental humano. Pero ¿Cómo es que se sostienen aun esas antiguas ideologías religiosas en nuestra época de tanto conocimiento real e información científica?

Una razón es que, la religión utiliza inconscientemente un método psicológico llamado: CONDICIONAMIENTO OPERANTE. La religión aprovecha una necesidad del individuo, o algún problema sentimental, emocional, económico o de salud, para ofrecerle la solución milagrosa.

Después de manipular al individuo con el argumento religioso, y hasta haciéndole sentir culpable para debilitar su voluntad, le ofrece el cielo, la salvación, la salud, la riqueza, el amor y el perdón. Después le hace creer en el argumento como condición para que se cumplan todos estos premios. Más adelante, cuando ya está sometido, le aplican el temor a un castigo divino por si decide dejar la religión.

PREMIO Y CASTIGO, es el sistema del condicionamiento operante. De esta manera se puede mantener al individuo en la trampa y manipularlo como quiera. Pero la cosa es aún más complicada, porque también se le anula la capacidad de cuestionar, de dudar, de investigar, cosa que le anula la capacidad de razonar, de analizar, enseñándole que solo debe creer en lo que dice el argumento.

La única forma de escapar de la trampa ideológica religiosa es dudando de ella, cuestionándola, porque de la duda es que pasamos a la investigación, y luego al conocimiento. La otra razón por la que hay tantos adeptos en estas ideologías religiosas es porque les manipulan también sus sentimientos. Como ya vimos, la religión debilita la voluntad del individuo haciéndole sentir culpable, luego le ofrece los grandes premios y con esto equilibra sus sentimientos, creándole un sentimiento de esperanza, de alegría, que se manifiesta luego en emociones fuertes, en pasión, y de allí es que nacen los fanáticos religiosos.

Con todo este proceso psicológico y emocional aplicado al individuo es más difícil que pueda abandonar la religión, porque ha perdido, además de la confianza en su capacidad de razonar, también la confianza en el conocimiento científico, igualmente su criterio propio se ve afectado, porque ya no puede analizar individualmente y crear sus propios conceptos, porque el argumento religioso le dice cómo debe pensar. Y también pierde la capacidad de lógica, pues el argumento religioso le enseña que la lógica no existe, que las leyes naturales se pueden quebrantar mágicamente. Entonces ya no está la lógica para cuestionar el argumento; salvaciones eternas resurrección, ángeles, demonios, cielos, infiernos, personas que se convierten en estatuas de sal, asnos que hablan, diluvios universales, estrellas que caen del cielo a la tierra y demás fantasías, todo esto se puede creer porque ya no están los parámetros de la lógica para cuestionar estas especulaciones, ya es más fácil llegar a la esquizofrenia que a la realidad.

Como consecuencia de este proceso insano aplicado por las religiones a los seres humanos, la mente queda totalmente bloqueada, incapacitada para razonar bien, la confianza en el conocimiento científico es totalmente destruida, su criterio propio anulado, sus sentimientos manipulados, su lógica abolida, cualquier absurdo que el argumento presente como real se puede creer, ya no existe la lógica para cuestionar, para poner sus parámetros en el pensamiento, en la estructura intelectual del individuo.

El mundo especulativo es muy amplio, muy extenso, y el pensamiento humano allí no tiene límites, nos podemos perder en el amplio espacio de la ilusión, de la fantasía. Esa es la razón de tantos comportamientos anormales de los religiosos y desaciertos e injusticias cometidas por las religiones a través de la historia; pueblos sometidos, siglos de atraso intelectual, persecución a filósofos y científicos, apropiación del poder político o manipulación indirecta, juicios y ejecuciones injustas y muchas otras cosas que los religiosos creyeron estar

…Más allá de la difícil convivencia entre tantas ideologías humanas, a través del principio de la tolerancia, está la dicha de compartir unidos en un solo conocimiento: EN LA VERDAD... haciendo aparentemente bien. Todo porque creyeron ser dueños de la verdad.

En realidad, la verdad es justicia, es amor, es libertad.

Por favor ¡Despertemos! Busquemos la verdad, usemos bien nuestras capacidades, confiemos en ellas que confiando en ellas confiamos también en el Creador que es quien nos las hizo y nos las sostiene.

Gracias



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017