AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

PEDRO ALMODÓVAR SANGRE EN SUS MANOS

JBN

29/06/2017

Grafica 'Pedro Almodóvar sangre en sus manos' Categoria 'Veganos' Palabra 'Toros'

CATEGORIA N° 35 VEGANOS y TOROS

En la nueva película de Pedro Almodóvar, Hable con Ella, por lo menos seis toros fueron torturados y matados para una escena de toreo. El dolor que se ve en la pantalla es real.

En julio de 2001, cuando Amnistía Animal, una organización española de protección animal, se enteró del tormento de estos animales en la película, lanzó una campaña de cartas y entabló una queja con el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. En la queja, Amnistía Animal afirma que las espantosas escenas violan un artículo de la Ley de Protección de Animales Domésticos de Madrid, que especifica que “la filmación para cine o televisión de escenas que incluyen crueldad, maltrato o sufrimiento requieren la previa autorización de las autoridades relevantes… y que las lesiones al animal deben ser simuladas”.

La compañía de producción de Almodóvar afirmó que, simplemente, se trataba de la filmación de una sesión de entrenamiento de toreo. Sin embargo, existen fotos en las que se ve a Almodóvar dirigiendo al matador durante la filmación. La compañía de producción, además, rechazó la ley de protección animal por supuestamente aplicarse solamente a “mascotas”.

Según Associated Press, un estudio reveló que el 20 por ciento de los toros son drogados antes de que entran a la corrida. De 200 toros, “uno de cada cinco habían recibido drogas antiinflamatorias, las cuales esconden lesiones que podrían quitarle la energía al animal”. Ex toreros han confesado que a los toros se les administra laxantes días antes de la corrida para debilitarlos, se les corta los músculos del cuello para evitar que levanten la cabeza por completo y, con frecuencia, se les unta vaselina en los ojos para afectar su visión.

No hay daño alguno en discutir el violento “deporte” o “arte” del toreo, de la misma manera que no es dañino hablar sobre incendios forestales. Pero pagarle a alguien para que algo así ocurra, como sucedió en la filmación de esta película, es éticamente indefendible. Cada año, más de 40,000 toros son bárbaramente matados en los ruedos de España. Ahora, la sangre está en las manos de Almodóvar.

Directores de Hollywood verdaderamente progresistas, como Wolfgang Petersen, Robert Redford y Terry Zwigoff, ahora utilizan técnicas digitales, animación electrónica, robótica, y otras alternativas. La falta de innovación de Almodóvar lo convierte en algo tan moderno como el Coliseo Romano.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017