LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Home
Musica
Buscar
Top
+ Nuevo
Menu Movil
La inocente vaquita

LA ILUMINACION ESPIRITUAL - ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

NO CONSIENTAS QUE TE MONITORICEN

Patrocinio Navarro

7/13/2016

CATEGORIA: Sociedad

EL ALMA, NUESTRO LIBRO DE LA VIDA

El alma, nuestro principio vital, es inmortal por ser una forma de energía. Es por ello indestructible, pues Dios nos hizo espiritualmente a Su imagen y semejanza. Tras la Caída, debido a la Gran Rebelión contra nuestro Creador, las almas de los rebeldes se fueron – o nos fuimos-cargando y bajando de vibración por seguir actuando contra las leyes divinas hasta el punto de precisar un cuerpo físico, un soporte material que contiene a nuestra alma durante su tiempo terrenal. Pero el alma carece de tiempo por ser energía; es el libro inmaterial de la vida en el que grabamos instante a instante los contenidos de nuestros pensamientos, sensaciones, sentimientos, palabras y actos. Estos cinco componentes de nuestro vivir pueden estar a favor o en contra de la Ley de Dios. El estar a favor o en contra de Dios determina por ejemplo nuestros grados de salud, alegría, felicidad, pero además queda grabado en nuestro libro de la vida, el alma, que tendrá una determinada frecuencia vibratoria como energía que es.

Cuando las grabaciones contra la Ley, o energías negativas- también llamadas pecados- no son purificadas mediante el perdonar, el pedir perdón, el reparar en lo posible los daños causados, y el no repetir más lo mismo o parecido, esas grabaciones quedan como cargas en el alma más allá de la muerte física. Estas cargas son el punto de conexión con aquellas personas o aquellas almas iguales o semejantes en frecuencia, y por ese punto los más fuertes influyen sobre los más débiles. Estas influencias astrales las ejercen por vía telepática las almas atadas a la Tierra sobre sus afines en este mundo.

EL OTRO LADO

Al morir, el alma penetra en el “Más Allá”, yendo a aquellos planetas de energía correspondientes a su misma frecuencia vibratoria, correspondientes a su carga, o bien se quedan próximas a la atmósfera de este mundo. Aquellos que en este mundo viven sus vidas apegados a placeres, ansias de poder, envidian, codician, destruyen el medio ambiente, matan a sus semejantes humanos o animales, torturan, etc. no desean de ningún modo alejarse de la Tierra al morir. Como almas atadas a la Tierra, buscarán a personas encarnadas para seguir actuando como antes a través de ellas; personas afines a las que les resulta fácil inspirar telepáticamente para empujarles a realizar sus propios deseos, y hasta apoderarse de su voluntad si son débiles. De este modo, los llamados muertos pueden manejar a los humanos sin que estos se enteren, creyendo que las ideas que se les ocurren, los deseos que les empujan o los actos que realizan son por voluntad propia exclusivamente y no piensan que por la voluntad de quien tomó el timón de su alma desde el “otro lado” y se nutre de su energía vital.

Por eso es tan importante el ir superando todo aquello que nos ata a este mundo si queremos ir hacia mundos más elevados en los numerosos planetas de purificación o – si hemos superado lo humano- a los Cielos puros de donde partimos y donde se halla nuestro verdadero Hogar, que es la Casa del Padre que espera nuestro regreso con amor, sin castigos y sin preguntas.

DECORO, MODALES, ÉTICA, MORAL Y ESTILO

Los hombres de Iglesia y los que se les parecen en su manera de pensar, hablar y actuar, han sacado el Padrenuestro del Sermón de la Montaña, presentándolo a los creyentes únicamente para rezar. Más de uno dirá: ¿y para que sirve entonces esta oración sino para rezar? Justamente esta pregunta indica cuan alejados del verdadero cristianismo está el llamado occidente cristiano, principalmente porque los sacerdotes no enseñaron ni enseñan lo que contiene el Padrenuestro en su profundidad, sino que en la mayoría de los casos simplemente recitan esta excelsa oración como una letanía, al mismo ritmo veloz que sus creyentes bautizados.

Sin embargo, el Padrenuestro contiene una gran parte del Sermón de la Montaña, lo que en su conjunto es una enseñanza para ser realizada no recitada. Ya sólo cuando se considera la frase que dice: „Venga a nosotros Tu Reino y hágase Tu Voluntad“, que sin embargo los cristianos originarios rezamos: "Tu Reino viene y Tu Voluntad se hace", se descubre que las enseñanzas del nazareno apuntan hacia la fe activa, es decir hacia la realización, puesto que el solo creer y rezar no conducen a ningún sitio.

La Voluntad de Dios no tiene nada que ver con ritos y dogmas, sino más bien con el amor al prójimo, pero para los hombres de Iglesia que se denominan cristianos, el Sermón de la Montaña de Jesús es sin embargo una utopía. Esto quizás explique que el Padrenuestro se haya extraído del mismo, pero para los verdaderos cristianos es una enseñanza excelsa, que podría haber conducido a la humanidad a salir de la cárcel del ego y de la desesperanza cumpliéndola en la vida diaria.

Todavía se podría decir mucho sobre la confusión que las iglesias institucionales han creado en base a las enseñanzas de Jesús, pero sería desperdiciar el tiempo pues está emergiendo un nuevo tiempo: La Nueva Era de Jesús el Cristo, en la que el Sermón de la Montaña es la medida para la verdadera vida. Quien sin embargo tenga interés por informarse más sobre los intereses reales de las Iglesias y sus representantes, puede adquirir en muchas librerías la literatura correspondiente.

Volvamos entonces al Sermón de la Montaña y si lo desean vayan con todos aquellos que siguen a Jesús, el Cristo al nuevo tiempo. Comiencen, comencemos todos los que son de buena voluntad a elevar nuestra conciencia, a ampliarla, para que la luz del nuevo tiempo no sólo nos alcance sino que pueda resplandecer a través de nosotros. Es la luz del Sermón de la Montaña de Jesús. En el Espíritu de Jesús, el Cristo, ya ahora muchas personas pueden decir: ¡El Sermón de la Montaña se puede vivir!

Sean también ustedes parte de aquellos que junto a los muchos cristianos originarios, seguidores de Jesús de Nazaret, van dando los pasos hacia el nuevo tiempo, a los valores del Sermón de la Montaña de Jesús, que contiene la elevada enseñanza de conducta que nosotros se pueden expresar con las palabras: decoro, modales, ética, moral y estilo. Merece la pena leerlo de vez en cuando y preguntarnos dónde puedo acercar mi vida más a su realización, pues el Sermón de la Montaña de Jesús es el concepto para el nuevo tiempo, para la nueva era de Cristo, pues el Hijo de Dios, el Corregente de los Cielos, nuestro Redentor nos dijo: "Yo vengo pronto".

PARA TENER ASEGURADO EL ÉXITO EN TU TRABAJO

Nuestro comportamiento diario no solo tiene su efecto en nuestra alma y en nuestro cuerpo físico, sino que además impregna nuestro subconsciente, es decir nos permite poder concentrarnos mejor o peor.

Trabajar de forma concentrada, es decir concentrarse en el trabajo que estamos realizando ahorra tiempo y fuerza, además aporta seguridad interna y éxito. Si por ejemplo hemos acabado ya el trabajo que estábamos realizando, deberíamos relajarnos con algunos ligeros ejercicios físicos. Esto contribuye a que por unos minutos podamos liberarnos de los pensamientos sobre el trabajo que hemos dejado aparcado. Conseguir desconectar completamente por unos minutos nos supone un regalo de verdadera relajación. Después de esto podemos volver a concentrarnos en el siguiente trabajo y terminar en poco tiempo con aquello que, en caso de no trabajar concentrados, podría habernos costado el doble.

Nuestras fuerzas van allí hacia donde dirigimos nuestra atención. Atención dividida es fuerza dividida ya que no podemos abarcar ambas cosas completamente, porque en pensamientos hemos repartido nuestra fuerza en dos procesos de trabajo. A causa de ello provocamos una discrepancia, una escisión en el alma y en el cuerpo. Por eso da igual lo que hagan nuestras manos, deberíamos estar con todas nuestras fuerzas en el trabajo que las manos realizan.

Si afirmamos lo que hemos de hacer y concentrados nos orientamos a la tarea, tendremos el éxito asegurado. Quien puede concentrarse consigue seguridad interna y la seguridad interna repercute en lo externo, en la persona y en su relación con los demás. Quien ha conseguido seguridad interna es soberano, está por encima de lo cotidiano y a quien está por encima de lo cotidiano le sirven las fuerzas del Universo.

Puesto que todo es energía, la actividad que llevamos a acabo en cada ocasión, es un complejo de energía. Si fraccionamos este complejo a través de la concentración, veremos donde tenemos que empezar y qué hay que hacer para que tengamos un éxito seguro. Mediante una máxima concentración conseguimos confianza en nosotros mismos, puesto que en nosotros crecen fuerzas nuevas y poderosas. Nuestra memoria aumenta en capacidad y nuestra conciencia se amplia, porque la dispersión y distracción de antes, que causaron nuestra mala memoria, han desaparecido.

ir al home para ver nuestra portada semanalimprimir este articulo No consientas que te monitoricen de la categoria Sociedadir a la lista de maestros iluminados, colaboradores y amigos de nuestra webpalabra usada recientemente por los lectores de La iluminacion Espiritual

RELACIONADOS CON EL TEMA


LA ILUMINACION ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA
1997 - 2017