AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | FRASES | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2018 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

ESTOY ENLOQUECIDO Y ENLOQUECERÉ

JBN

05/01/2017

Grafica 'Estoy enloquecido y enloqueceré' Categoria 'Espiritualidad' Palabra 'Felicidad'

CATEGORÍA N° 75
ESPIRITUALIDAD Y FELICIDAD

Cómo mantener una mente sana

Si bien todo el tiempo se habla de la importancia de una buena salud física, con frecuencia olvidamos cuidar de nuestra salud mental, lo cual permite la acumulación del estrés, la tristeza y la inseguridad. En vez de reprimir tus emociones negativas, puedes adoptar medidas activas para conservar tu salud mental y mantenerte sano sin importar en qué momento de tu vida te encuentres.

Tomar el control de tu salud mental

  1. Empieza a tomar las riendas de tu vida. Mantener una mente sana en gran medida se trata de creer que tienes el control de tu vida. Si bien no es posible controlar todo, afrontar con calma los problemas y fijarte metas a largo plazo te darán un sentido de voluntad y control.
  2. Elabora una lista de las cosas que te hacen sentir feliz y seguro. Mantener una mente sana se trata de conocer tus necesidades y deseos y de creer que puedes satisfacerlos. Si bien es fácil quedar atrapado en las emociones negativas, debes recordar hablar de lo que te hace feliz. Tómate tu tiempo para escribir (no solo pensar) una lista de cosas que amas en la vida.
    • Piensa en lo que te relaja, las personas que amas, tus logros, lo que haces por diversión y los lugares en donde te sientes "como en casa".
    • Resiste las ganas de ser crítico. Solo piensa en lo que te hace feliz, ya sea que se trate de algo tan simple como un cupcake o tan complicado como tu profesión.
  3. Haz las cosas en las que eres bueno. Cuando sientas que estás a punto de colapsar, haz algo en lo que seas bueno para reforzar tu sentido de valor propio y propósito. De este modo, te demuestras a ti mismo que eres capaz de tener éxito y de controlar tu vida.
    • Busca un pasatiempo y dedica tiempo a practicarlo.
    • Estar orgulloso de ti mismo facilita tu trabajo y permite que tus logros sean más gratificantes.
  4. Identifica las situaciones que te vuelven "loco". Ya sea que se trate de la presencia de un colega o de las compras del supermercado al final del día, debes identificar los momentos en que te sientes abrumado y evita la situación la próxima vez que surja. •Si una persona en particular te hace la vida difícil, dile que realmente lo sientes, pero que debes irte o ve al baño por un momento.
    • Excúsate de las situaciones en donde sientas una preocupación o un estrés incontrolable, aún si estas son momentáneas.
  5. Recrea patrones positivos en tu vida. Por ejemplo, si detestas el ruido, las luces brillantes y los lugares abarrotados de personas, debes darte cuenta de que vivir en la ciudad no es el estilo de vida adecuado para mantener una mente sana. Por otro lado, si te sientes contento y cómodo cuando estás con tu pareja, recuerda la importancia de dicha conexión cuando surjan los momentos difíciles. Recrea los patrones que promueven tu salud mental y rompe con los que no generan lo contrario.
    • Aborda tu día desde una perspectiva personal. Piensa: ¿qué debes hacer para ser feliz? No te preocupes por lo que debes hacer para hacer felices a los demás.
  6. Nunca te compares con una enfermedad. No eres una enfermedad. En vez de decir "Soy bipolar", di "Tengo el trastorno bipolar". En vez de autodenominarte "un esquizofrénico", di "Tengo esquizofrenia". Al no dejar que un trastorno mental te defina, mantienes el control de tu vida y salud mental.
    • Tener una enfermedad mental no es culpa tuya.


LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018