LA ILUMINACION ESPIRITUAL
HOME
+ NUEVO
BUSCAR
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

LA ILUMINACION ESPIRITUAL • ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES • DIOS TODO Y ETERNO: AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

COMO LLEGAR A LA ILUMINACION ESPIRITUAL

POR: JAN ANGUITA » GALERIA

COMO LLEGAR A LA ILUMINACION ESPIRITUAL

CATEGORIA: ILUMINACION

8/23/2016

¿Qué opinas de la iluminación espiritual?
¿Crees que existe?
¿Crees que es posible conseguirlo?

Personalmente, creo que sí es posible (principalmente porque creo que todo es posible). Pero también es cierto que, hasta hace poco, había una parte de mí que lo veía bastante lejos. En el fondo de mi corazón, me costaba un poco confiar en ello. Digo “hasta hace poco”, porque hace unas semanas leí un precioso texto de Kryon que cambió la percepción que tenía de este tema. Me di cuenta de que la iluminación espiritual quizás no está tan lejos como creía.

Simplemente hay un factor clave que estábamos olvidando.

El Gran Obstáculo para Llegar a la Iluminación Espiritual

El gran obstáculo para llegar a la iluminación espiritual es que estamos funcionando en modo de supervivencia. Estamos programados para ello de forma natural.

Estar en modo de supervivencia significa que estamos constantemente alerta por si se acerca algún peligro. Y no solo estamos alerta todo el rato, sino que es lo más prioritario para nosotros. Si en algún momento detectamos una posible amenaza, nuestra atención se centra en ella y olvidamos todo lo demás. Incluso aunque la amenaza sea muy pequeña.

Desde un punto de vista evolutivo, esto tiene mucho sentido. En sus inicios, la humanidad vivía en un mundo muy hostil para ella, y tenía que protegerse. Y era muy importante que este sentido de protección pasase por encima de todo lo demás. Cuando hay un peligro real que amenaza nuestra vida, lo primero es resolverlo.

Pero a pesar de su gran utilidad, el modo de supervivencia tiene dos grandes problemas: el primero es que ha quedado obsoleto y el segundo es que es incompatible con la paz interior.

En primer lugar, es cierto que, durante mucho tiempo, el mundo ha sido muy peligroso para la especie humana. Pero ahora ya no es así. Para la gran mayoría de nosotros, la vida ya no es una lucha por la supervivencia. No corremos prácticamente ningún peligro.

Pero seguimos pensando que sí. Creemos que el mundo sigue siendo un lugar hostil y que tenemos que estar preparados. Este es el motivo por el cual desconfiamos tanto de los demás y reaccionamos con gran energía ante cualquier cosa que consideremos un ataque. Aunque sea un simple comentario.

Es el modo de supervivencia funcionando a pleno rendimiento.

En algunos lugares lo llaman “el síndrome del hombre de las cavernas.” Seguimos viviendo como si en cualquier momento pudiera venir un león a comernos, y reaccionamos ante cualquier pequeño contratiempo como si nuestra vida estuviera en riesgo.

El gran problema de esto es que el modo de supervivencia es incompatible con la iluminación espiritual. No podemos avanzar mientras sigamos funcionando así. Estar en modo de supervivencia implica verlo todo como un posible peligro, mientras que estar iluminado implica verlo todo con amor.

El modo de supervivencia es algo muy primario. Es un proceso diseñado para que, en sus inicios, la humanidad pudiera sobrevivir. Pero ahora ya no lo necesitamos. Ahora ya estamos preparados para la siguiente fase de nuestra evolución.

Y la solución es muy clara: hay que apagarlo.

El Gran Paso para Llegar a la Iluminación Espiritual

Para poder llegar a la iluminación espiritual, tenemos que salir del modo de supervivencia.

En el texto que te comentaba al principio, Kryon pone un ejemplo muy interesante. Dice: imagínate que un día te cruzas con Jesús (o Buda, o cualquiera de los grandes maestros) y le dices: oye Jesús, qué ropa más cutre que llevas.

¿Cómo crees que reaccionaría?

¿Crees que se enfadaría? ¿Alzaría la voz y contestaría que la tuya lo es más? ¿Se pasaría días resentido, pensando en lo que le has dicho?

No haría nada de esto, ¿verdad? Simplemente te miraría con gran amor, y se sentiría muy contento de estar contigo.

Los grandes maestros se caracterizaban por haber salido del modo de supervivencia. Nunca se sentían atacados y nunca sentían la necesidad de defenderse.

Y esto es lo que tenemos que hacer: dejar de defendernos.

Cómo Llegar a la Iluminación Espiritual

Personalmente, creo que es una idea muy hermosa: vivir sin defendernos.

Evidentemente, esto no implica dejar de defendernos a nivel físico. Si nuestra vida corre peligro, lo lógico es protegernos de alguna manera (si puede ser, sin hacer daño a nadie).

Simplemente tenemos que dejar de defender nuestras ideas. Dejar de reaccionar con enfado y violencia ante cualquier crítica o situación que nos desagrade. Dejar de defender nuestro ego.

Es un bonito camino, ¿verdad?

Como casi todos los caminos de la vida, no siempre es fácil recorrerlo. Pero es un camino muy bien marcado, así que no tiene pérdida.

Dejar de defendernos.

Es el camino de la iluminación.


ir al homeimprimircolaboradoresEncuesta sobre nuestra web

RELACIONADOS CON EL TEMA "LA ILUMINACION ESPIRITUAL"

RELACIONADOS CON EL AUTOR "JAN ANGUITA"

IMPORTANTE: En este sitio no tratamos de convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo. En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. VER ADVERTENCIAS...

La espiritualidad no es un negocio y mucho menos una mercancía. No se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. No pongas tu espiritualidad en riesgo en manos de inexpertos, sigue a Dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado, es presente absoluto y vive.

COLOMBIA - ANTIOQUIA - MEDELLÍN

Subir al cielo